Cuando el humor te escupe en la cara

Cuando el humor te escupe en la cara

Cada cierto tiempo sucede, en las redes sociales, una historia que suele seguir el siguiente guión:

  1. Una empresa de periféricos publica un chiste machista de pésimo gusto.
  2. Las jugonas (algunas de ellas, clientas) lo ven y afean la conducta del social media torpe en cuestión.
  3. El social media (que no olvidemos que está dando la cara por la empresa) se defiende como un niño pequeño que se quiere librar de sus responsabilidades, con la consabida excusa de que «es humor».
  4. La empresa pide disculpas a regañadientes, no porque se haya dado cuenta de su error y porque haya reflexionado, sino porque tiene miedo de perder clientes.

¿Y cómo sabemos que estas disculpas no son sinceras? Porque pasado un mes o dos vuelve al paso 1 y repite todo el proceso.

crml22lxgaeszcb

Uno de los múltiples desaciertos de cierta tienda de periféricos

Los chistes detonantes de la polémica, además, brillan por su falta de originalidad. Cada uno de ellos puede englobarse en cualquiera de los siguientes tópicos:

El examen a la novia para ver si es digna. En este grupo entran los típicos chistes sobre el incalculable valor como pareja de una mujer que sabe relacionar el mando con su correspondiente consola y no cae en la clásica trampa sobre si el protagonista de Legend of Zelda se llama Zelda. Este tipo de chistes nos gritan que sólo podemos demostrar nuestra validez como jugonas si pasamos un examen ante el Tribunal True Gamer, que determinará si somos dignas o no.

La novia ideal. Aquí la empresa de periféricos comparte la fotografía de una chica canónicamente guapa, ligera de ropa y jugando a la consola. De ella, se da por sentado que sabe conectar cada mando a su respectiva consola, es una diosa del Overwatch y sabe cómo se llama el primo del vecino del que diseñó el bigote de Mario. Una vez más, se nos grita que sólo tenemos validez (como pareja, no olvidemos que la única función que tenemos es la de posible interés romántico) si además de apasionarnos los videojuegos somos guapas y con predisposición sexual.

La chica en lencería que despista a su novio jugón. Clásico entre los clásicos. En una tira cuyo argumento ha sido explotado hasta la saciedad, vemos a una espectacular joven en lencería sedienta de sexo que intenta distraer por todos los encantadores medios a un novio que la ignora para seguir concentrado en la partida. Esta viñeta acaba siendo coreada por una horda de comentaristas que presumen de las proezas sexuales con las que responderían a la chica en cuestión. Por supuesto, en este tipo de viñetas se da por sentado que siempre el novio es jugón y la novia tiene cero interés en los videojuegos.

La novia histérica que te rompe la consola y/o te impide jugar. Aquí entran fotos de consolas y videojuegos rotos por una novia que reclama su atención de manera violenta, o chistes sobre cómo un jugón que dedicaba ocho horas diarias a la consola ha visto su tiempo de ocio videojueguil reducido a una triste hora semanal, por culpa de su posesiva novia. Sobre este tipo de chiste y el anterior, no voy a entrar en esa cultura que presenta la relación de pareja como un castigo en el que debes renunciar a tus aficiones; daría para otro artículo extenso, pero sí haré un adelanto: si te sientes identificado con este tipo de chistes, porque para ti es un sacrificio dedicar tiempo a tu pareja, igual deberías plantearte tu relación. Por el bien de los dos.

Violencia de género física justificada. Ya sea usando el editor de personajes de Fallout 4 para contar una historia en la que el protagonista ha dado una paliza a su mujer por infiel, o robando una viñeta de una pareja acaramelada mientras uno está entregado a la partida y amenaza con “romperle la consola en la cara” a su supuesto amor como pierda. Sería gracioso si no fuera una situación que se diera, de manera mucho más seria, en la vida real y, pese a ello, se sigue viendo frivolizada.

Y todo esto es humor. Claro. Es necesario disfrutar de la vida y reír. Por supuesto. En las redes sociales las marcas no se deberían limitar a vender sus productos, sino que deben mostrar su lado humano, y no hay nada más humanizador que el humor. No lo dudo.

Pero hay algo que pasamos por alto.

La función del humor es hacer reír, si el humorista no es capaz de conectar con su público, igual no se debe a que su público sea una panda de amargados, sino a la carencia de gracia del humorista en cuestión. Es más, aunque se tratara de una panda de amargados, la misión del cómico sigue siendo la de quitarles la amargura, aunque sea durante un rato. Y, para que el humor funcione, es necesaria la citada conexión entre el humorista y su audiencia, conexión que, para que tenga lugar, depende de, entre varios factores, la empatía. El humorista, al hacer un chiste, busca la complicidad de su público, al cual debe conocer. Así, en la sección de humor de un periódico de izquierdas los chistes buscan la denuncia social y la crítica de la actualidad desde el punto de vista de la clase media/baja. En un festival infantil, hay que conocer qué tipo de humor gustará a los más pequeños y ser consciente de que los chistes adultos quedarán muy fuera de su alcance (y por chistes adultos no me limito a lo picante). Y en una publicación destinada a lectores españoles no funcionan esas gracias que quedan entre un grupo de amigos y que sólo entienden ellos porque hacen referencia a una anécdota que sólo han experimentado ellos.

Y he aquí el problema principal del humor machista (sí, machista; es importante llamar a las cosas por su nombre) del que hacen gala muchas tiendas de periféricos en las redes sociales. Demuestran que o bien no conocen a su público o ignoran a parte de él. Son chistes que buscan la complicidad de sólo un sector de sus clientes; los chicos jugones heterosexuales. Crean un espacio en el que sólo estos son bienvenidos y dejan fuera el resto de clientela o posible clientela. Cuando veo un chascarillo de estos resoplo, no sólo por la falta de originalidad de éste, sino porque es una piedra más en el muro que nos encontramos las mujeres jugonas en la comunidad en pleno siglo XXI. Estos chistes tienen el mensaje velado de que somos aún percibidas como intrusas, como las eternas novias de, no como camaradas.

Lo entendemos, queridas tiendas. Queréis ser cercanas, queréis ser cool y molar, dar una imagen fresca, resultar simpáticas. Y está genial. Pero sed más avispadas. ¿De verdad os compensa que con cada chiste de estos tengáis la fama de ser igual que el eterno adolescente gruñón y sucio que vive en el sótano de sus padres? ¿Os merece la pena que clientas, antiguas y potenciales, os miren con rechazo y que dejen de pensar en vosotros para hacer sus compras al verse insultadas? En lugar de escudaros en la socorrida excusa del humor, ¿no deberíais escuchar a quienes pretendéis atraer a vuestros escaparates?

Sinceramente, lo podéis hacer mejor. Estoy segura de que existen community managers competentes, con empatía y con más originalidad para crear humor que recurrir al manual rancio del cuarentón virgen que no se despega del mando. Seguro que sabéis conectar con vuestro público, crear un humor que nos haga reír a todos y en el que todos nos veamos incluidos e identificados. Os invito a que desterréis el estereotipo de gamer a quien dedicáis estos chistes que huelen a cerrado, y a que conozcáis a la comunidad jugona, tal y como es en el siglo XXI: plural, de todos los géneros y rangos de edad. Si hacéis este necesario ejercicio de empatía os ahorraréis malos ratos en las redes sociales, crearemos un mundo mucho más sano. Y todos saldremos ganando.

ctebgqpwiaaesvm

Este meme es un ejemplo de chiste con el que casi todo el mundo puede verse identificado. Critica el estilo de vida actual, que deja poco espacio para el ocio y va dirigido a todos los jugones, sin discriminar.

Cómprame un café en ko-fi.com

LauraLuna
LauraLuna

Modelo pin-up, aprendiz de actriz y jugona adorable. El mando de mi Play sabe a pan que habla.

18 comentarios
Morla
Morla 19/11/2016 a las 11:59 am

Buen artículo. Si siguen pasando estas cosas es porque aún a muchos la /idea/ de que entre su público pueda haber mujeres es tan alien que ni siquiera se les pasa por la cabeza. Y luego está el rebote que se pillan la mayoría cuando se te ocurre decir que quizás, quizás, ese “humor” no tiene ni puta gracia. Parece mentira que tengamos que estar explicando todavía que los videojuegos ya no son un nicho cerrado donde sólo cabía cierto tipo de jugador.

Glitched Ghoul
Glitched Ghoul 19/11/2016 a las 12:52 pm

Laura, eres la más mejor 💖💖💖

Av of Thrones (@All4Av)
Av of Thrones (@All4Av) 19/11/2016 a las 12:57 pm

Esto se arreglaría con contratar más community manager mujeres, que desgraciadamente son como las meigas en esta industría.

Foxnower
Foxnower 19/11/2016 a las 2:38 pm

Buen artículo. Desde que os descubrí ha pasado varias veces, y siempre con el mismo resultado: al poco de qué vosotras critiquéis el tuit en cuestión, desaparece. Por eso no entiendo ni esa manía por este falso humor (que no es sólo machista, es que a mi como hombre no me hace gracia) ni querer inculcar la noción de que la mujer es mala para el mundo gamer. Que vosotras jugáis mucho, os siguen muchas mujeres que juegan, y un mal tuit puede hacer perder mucha pasta a la empresa.

Branchala
Branchala 19/11/2016 a las 2:56 pm

Con lo bonito que sería que todo el mundo se concienciara de estas cosas… Pero en fin, tiempo al tiempo, y con paciencia quién sabe, con suerte, se puede ir arreglando, pasito a pasito, esta púrria que llena las redes sociales. Protestar, enseñar, corregir y concienciar, y tarde o temprano, la mejora se irá viendo. Que se vea así de bien reflejado en un artículo como este seguro que pueda ayudar.

Buen trabajo :3

Manu Franco
Manu Franco 19/11/2016 a las 2:56 pm

Muy buenas 🙂
Soy humorista profesional desde 2008 y profesor de un curso de iniciación a los monólogos cómicos.
Me gustaría debatir si fuera posible este tema por privado con la persona que ha redactado el artículo, dado que parte de lo que le enseño a mis alumnos y alumnas es “los límites del humor” y consideraría muy constructivo para ambas partes ver este tema desde los dos lados del “escenario”. ¿Sería posible?
Os agradezco mucho vuestro tiempo de antemano ^_^

Chuck Draug
Chuck Draug 19/11/2016 a las 3:52 pm

La viñeta de la pareja que “cariñosamente” le va a romper la consola en la cabeza me la trataron de justificar como que es algo que se dice en privado sin malicia… Es imposible verlo así cuando quien ha colgado esa viñeta ya tiene antecedentes poco agradables. Aparte, a mí esa actitud, aunque vayan sin malicia, no me agrada en absoluto, así que sumamos dos y dos…

Usar el humor para extender actitudes tóxicas. Pero claro, “es humor”, y luego se hace algún chiste criticando esas actitudes y FEMINAZIS TODAS. Solo falta que os culpen de su amargura y de que se hable de los “come-Doritos”… ah, no, que ya lo hacen, que ellos son los únicos que pueden protestar, que vosotras sois unas exageradas que buscáis atención.

Lo peor es verse uno mismo, o al menos su yo pasado, en muchas de esas actitudes que ahora son tan peligrosas. Y es curioso, hay algo en la parte final del artículo: ya no es solamente atacar a la mitad del público, tanto antiguo como potencial, es extender estereotipos denigrantes sobre los jugadores. Pero a ellos les ofende más que una chica juegue que verse en el sótano de sus padres. El orgullo machito ante todo.

Es muy difícil hacer reír, lo sabemos quienes lo hemos intentado (y muchas veces fracasado, otros han tenido más habilidad). Y hay cosas que, directamente, no son graciosas, sino dañinas y peligrosas.

FriKitty
FriKitty 19/11/2016 a las 5:59 pm

Voy a confesar que la viñeta (robadísima, sigh) de «te voy a partir la cara» me hizo gracia, pero no por las palizas en sí sino por el choque entre la cara súper feliz y ñoña que tenía el tío y el pensamiento violento. El contraste pues me dio risa. Por si os sirve, que yo recuerde era una pareja de dos tíos, o como mínimo la persona que «distraía» tenía una nuez bastante tocha. ¿Puede que me hiciera más gracia también porque no pienso que realmente haya tíos que le zurren a su pareja simplemente por distraerlo del juego? Me sonó a cuando le digo a un colega «te mato» por hacer un chiste malo, tan exagerado que no se puede tomar en serio.

Pero en general estoy bastante de acuerdo, porque por ejemplo el del Fallout sí me lo creo. Me creo (y ha pasado) que haya señores que apalicen a sus mujeres por una infidelidad. Así que hacer un chiste frivolizando algo tan real como que pica :T

El Vertedero (@vertederosotano)
El Vertedero (@vertederosotano) 19/11/2016 a las 10:01 pm

“No pero es que la libertad…” “No pero es que el humor…”. “No pero es que…”

De una tienda de periféricos espero que me venda periféricos. Para explorar los límites de la comedia, poner a prueba el buen gusto, y hacer uso de la libertad de expresión en virtud del “animus jocandi”, me voy a ver un monólogo a un teatro, a un bar. O juego al GTA V.

Pero de una tienda de periféricos exijo: periférocos y respeto. No ya respeto a las mujeres (que también, pero para eso os valéis vosotras sin ayuda de un indocumentado como yo), sino respeto a mí, porque no por jugar videojuegos considero que ejercer violencia sobre otros tenga justificación ni gracia.

Y me voy a mi cueva otra vez a llorar (si es que para cuatro ratos a la semana que me conecto no gano para disgustos).

bastienyaiba
bastienyaiba 20/11/2016 a las 6:19 pm

Ese tipo de humor rancio es mejor compartirlo en grupos muy concretos, o eso o reírte tú sólo, si sabes que alguien puede sentirse ofendido es mejor tirar por otro lado

truefaiterman
truefaiterman 20/11/2016 a las 10:01 pm

Lo más triste de esto es que muchos de los chistes que causan polémica (aunque no los que veo aquí de ejemplo, que son… demasiado, fin xD y más aún para ser los relaciones públicas de empresas) se pueden hacer más inclusivos y satisfacer más al mundo con solo cambiar un par de palabras.

Lady Cygna (@cygnathreadbare)
Lady Cygna (@cygnathreadbare) 29/11/2016 a las 7:12 am

@vertederosotano yo es que ni siquiera consideraría al GTA V machista. Al menos no en el sentido de estos tweets mencionados. Estos tweets tratan de llamar la atención de un grupo que aunque sea pequeño, es muy ruidoso dentro de las comunidades de juegos. GTA V es diferente en el sentido de que los GTA lo que hacen es parodiar la sociedad americana que se vende en los medios, se puede permitir faltar al respeto porque en parte de paso llama la atención sobre ello. Podrán hacerlo mejor o peor (y de hecho a mí no me han gustado demasiado nunca) pero el machismo que se ve en los GTA es solo una hipérbole de la imagen que EEUU se da de sí misma en el cine y tv. Si las mujeres en el cine y TV no estuvieran tan relegadas a ser un adorno y olvidadas al pasar los 35, los GTA no harían referencia alguna a ello. Son como South Park, vamos, al menos para mí. No creo que nadie sea machista solo por disfrutar de un GTA, porque sería como asumir que también se van a poner a robar coches.

Mientras que estos tweets son o bien demostrar que el autor es machista, o que considera que la parte de su audiencia objetivo machista es lo bastante grande para justificar estos comentarios, no se cual de las dos opciones es más grave.

KamulSilver
KamulSilver 27/02/2017 a las 12:50 pm

Llego tarde a este artículo, espero que me lo sepas perdonar XD.

No sé qué me preocupa más: la predominancia de ese humor rancio y claramente machista y reaccionario en los círculos gamers (y otros) o la obsesión generalizada que existe por sentir que estas reivindicaciones para contrarrestar el machismo inherente (ya ni siquiera eliminarlo, sólo equilibrarlo de manera justa) son vistas como un ataque perpetuo.

¿Recuerdas el debate que tuvimos LadyAvalon y yo en tu stream? Te lo resumo: hay personas en mi entorno (no voy a dar números ni nombres aquí por prudencia) que afirman estar hartos de ver cómo todas sus obras y géneros apreciados de ficción son tocados por “la mano negra del feminismo”. Son gente que sólo ven en la reivindicación de más diversidad femenina y de otros grupos de identidad sexual una suerte de inquisición de la moral que impone esos cambios para dejar contento a un colectivo en detrimento del otro. Vamos, justamente lo que la mentalidad machista lleva años haciendo en el medio, realmente. Son personas que, en definitiva, ven toda esta iniciativa como un ataque a su persona y su “ideología”, por llamarlo de alguna forma. Y son muchos, más de los que nos pensamos.

En el caso concreto de estas personas, su reacción no es sino una radicalización provocada por encontronazos con sectores muy concretos, minoritarios y para nada representativos de la reivindicación feminista en los videojuegos y el rol en general, que sí que contemplan su lucha como una suerte de cruzada en la que hay que quemar herejes. Problema: por ignorancia, miedo o puro odio, consideran que TODO el movimiento es así, y eso les genera un rechazo irracional de todo lo que conlleva esto. Y esto para mí justifica la existencia de estos chistes machistas de mal gusto: son su escudo contra una corriente de pensamiento que, por cerrazón, consideran su enemiga.

Y creo que ahí es donde está el problema. Hay gente que no quiere ser convencida. Hay gente totalmente segura de que lo que hacéis no es una labor sana, revitalizadora e importante, sino una argolla que queréis colgarle del cuello. Lo peor es que todo ese torrente de pseudo-argumentos escupidos desde el odio y la ignorancia encierran una suerte de verdad con la que sí estoy de acuerdo: que uno no debe crear o modificar un aspecto de una obra sólo por quedar bien con un colectivo. Uno debe hacerlo si realmente lo siente así, o si cree que dicho cambio puede ser positivo o aportar algo interesante. Es lo que me llevó a cambiarle el sexo a un troll de una historia mía que, en un principio, iba a ser masculino. Y creo que el cambio ha sido para mejor.

Es decir, estoy de acuerdo con eso… Con lo que NO estoy de acuerdo es con la forma. Con el enfoque que se le da a dicho argumento. Con que “el buenismo y el progreserío” lo están arruinando todo. Con que no es realista, con que es imposición, con que es dogma. No, no lo estoy. No es dogma, es algo necesario. Y, como tal, es algo que no se puede imponer, sino inculcar desde el respeto, desde la buena argumentación, desde la defensa de aquello que es justo y no envenena. Como lo que hacéis aquí. Como lo que haces tú en tu artículo.

Es un debate del que me estoy empezando a cansar cada vez más. Porque yo lo veo muy claro, y cada vez más gente lo ve claro, y vosotras lo véis clarísimo. Pero por culpa de este sector enquistado y encorsetado que se niega en redondo a verlo claro, no avanzamos.

¡Un saludo!

Ruluque
Ruluque 27/02/2017 a las 11:26 pm

Un artículo excelente y con unas reflexiones muy acertadas.
Es una pena que teniendo tanto humor en potencia para sacar punta y disfrutar de nuestra comunidad , sea tantas veces en ese tono.

Tengo que desahogarme y contar un incidente con Meristation ( ya a raíz de la viñeta sin humor de hoy )

Hace unos años hice un cortometraje para un concurso en dicha página , gané un viaje a Japón para ir al TGS. Todo fue prácticamente mágico y magnífico, pero no así lo relacionado con Meristation y en concreto con Nacho Ortiz.

Se suponía que haríamos de reporteros para la página. Con una enorme ilusión empezamos a entrevistar desarrolladores y fabricantes de periféricos. Tras filmar un poco de material , ilusionados fuimos a hablar con el equipo de Meristation sobre como enfocábamos el reportaje mi compañero y yo , se nos corto con un rotundo :

No , esto no nos sirve , vosotros grabad carne . Para eso va a ver la gente el reportaje ( risas varias )

Fue triste porque se nos corto bastante el rollo , al final pasaron totalmente de nuestro reportaje y nuestras ideas. Me arrepiento mucho de no haberlo terminado y presentar nuestro reportaje ,pero en ese momento no llevábamos un equipo en condiciones y decidimos dejar de hacerlo y disfrutar de la feria.

No tenéis más que poner TGS 2012 en Google y ya veréis que sale lo primero …

Hace años ya y quizás no venga a cuento , no me quejé en su día , no lo hice público , pero siempre me ha escozido y hoy con el temita de la viñeta me ha dado la cara el sarpullido.

Vuelvo a felicitarte de verdad por el artículo y porque cada vez sea más visible , reprochable y evidente este problema.

Ada Evans
Ada Evans 28/02/2017 a las 3:57 pm

Completamente de acuerdo. El humor con clichés rancios, pasados de fecha y podridos solo hace daño al Humor, con mayúscula.

Lo único a puntualizar: el CM no es el responsable de creación de contenido, el muchacho o muchacha crea o gestiona lo que el cliente le da. Si la marca desea con todas sus fuerzas la ranciedad, al CM no le queda más remedio que publicarlo en los perfiles.

isgonfer83
isgonfer83 27/04/2017 a las 11:26 pm

Qué bien escribís joder!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: