Valiant Hearts, el juego de acariciar al perrete

Valiant Hearts, el juego de acariciar al perrete

Ya he hablado que no todo Ubisoft es el demonio, y siguiendo esa tónica de Ubisoft Montpellier y el motor UbiArt, toca hablar de Valiant Hearts, un juego histórico ambientado en la Primera Guerra Mundial. En este caso, la estética que usa es estilo cel shading, que le queda muy bien, y hace que ese horror que fue la Primera Guerra Mundial se lleve algo mejor.

En este juego manejaremos a cinco personajes:

  • Karl, un joven alemán casado con la francesa Marie, con quien tiene un hijo. Los tres viven en la granja familiar con el padre de Marie, Emile, en Saint-Mihiel. Karl será deportado por Francia y reclutado forzosamente por el Imperio Alemán.
  • Emile, el padre de Marie y suegro de Karl, que será también reclutado, pero por el ejército francés.
  • Freddie, un estadounidense que está como voluntario en el ejército francés.
  • Anna, una estudiante de medicina belga, que participa como enfermera en el frente.
  • Y el más importante de todos, Walt, un doberman pinscher del ejército alemán que nos ayudará en nuestras aventuras.

El juego es una aventura gráfica point-click, con algunos puzles y minijuegos obligatorios, como las huidas musicales en coche. La mecánica principal es muy simple: en cada pantalla deberemos localizar los elementos necesarios para pasar de nivel y resolver pequeños puzzles. Si nos cuesta encontrar algo, o avanzar, se pueden pedir pistas cada cierto tiempo. Es sencillo y lineal, ideal para niños pequeños. Yo he jugado la versión de PS4 y no hay ningún problema con los controles, como podría parecer.

Una cosa que me gustó mucho del juego es su ambientación: la Primera Guerra Mundial, de la que apenas se suele hablar en videojuegos (el próximo Battlefield la tratará, aunque con licencias, como no incluir mujeres, o Rusia). Uno de los extras del juego es localizar pequeños objetos ocultos por el escenario, que nos darán información histórica sobre el conflicto, desde detalles ínfimos sobre abrelatas, a detalles de la vida en las trincheras, información de resultados de las batallas, o fragmentos reales de cartas. Todo esto, perfectamente documentado y usando referencias reales. Este mimo por el detalle hace que en algunos momentos resulte duro jugar, por la crudeza y horror que representó este conflicto. Participaremos en algunas de las batallas más conocidas y crudas, como la primera batalla de Marne, el asalto al Fuerte Douaumont que culminó con la batalla de Verdún, o la batalla del Somme. También sufriremos en nuestras carnes los primeros ataques químicos que se realizaron en la guerra.

b_2ubyuwiae2d3b

El juego en verdad va de acariciar al perrete. Fuente: captura propia del juego.

Y como en el caso de Child of Light, el juego está perfectamente traducido y doblado, por Amparo Ortega y Pablo Trenado (ficha completa de la traducción). En este caso, no habrá diálogos durante los niveles sino que se nos narrarán lo que les ocurre a nuestros personajes según cambiemos de nivel.

Además, como he dicho, el juego consigue ponerte los pelos de punta y llegarte  a la patata mediante los objetos que encuentras en el camino y por las acciones que llevas a cabo. Y ahora voy a entrar en el terreno de los spoilers, hablando del final, tras la imagen de las ovejas y terminan tras la foto del perrete

b_-18ijwuaaga08

En algunos puntos debes no ser detectado. Fuente: captura propia del juego.

Yo casi no termino el juego, porque la última misión que haces es la más dura: debes llevar a Emile a ser fusilado, tras haber matado a uno de los oficiales que ordenó la misión suicida de la ofensiva de Nivelle. Y tú lo sabes, y el juego te fuerza a ello: has vivido los horrores contemplándolos como espectador, pero ahora debes sufrirlo directamente muriendo. Yo paré el juego y tardé una semana en armarme de valor para continuar y poder terminar, porque el juego lo merecía.

b_vypk8xaaaimth

Y fin de spoilers. Fuente: captura propia del juego

El juego es breve, pero dura lo que tiene que durar. Y aprendes mucho acerca de la Primera Guerra Mundial, que te lleva a querer investigar más sobre el tema. Es muy simple también, pero lo veo ideal para gente pequeña, que jueguen con un adulto (tiene PEGI 12) y aprendan sobre el conflicto. Y tiene un perrete precioso. Lo podéis encontrar para PS3 (a 5 € en la Store), PS4, Xbox One y PC (a 15 € en estas plataformas). Aunque para PC esté en Steam, el préstamo familiar no funciona con él, ya que se accede desde UPlay y sólo deja jugar una copia por juego.

Cómprame un café en ko-fi.com

Darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

15 comentarios
Abejitx
Abejitx 05/09/2016 a las 11:45 am

A mi me encantó, me lo pasé entero viviéndolo al máximo…momentazos también de pena sobre todo al final.

Darkor_LF
Darkor_LF 05/09/2016 a las 2:44 pm

Leer los fragmentos históricos de las cosas da escalofríos con las cifras

lostinlordran
lostinlordran 05/09/2016 a las 2:02 pm

No me termino de creer esa vis indie de Ubi tanto con este juego como con Child of Light. Creo que fueron formas de subirse al carro de lo indie desde una cierta impostura. :S

Darkor_LF
Darkor_LF 05/09/2016 a las 2:47 pm

¿Indies? ¿Alguien lo ha calificado como indie? Yo los califico como bonitos y sencillos. De todas formas, Ubisoft Montñellier siempre ha hecho juegos un poco a su rollo, los de Montreal si que sorprende un poco el Child of Light

lostinlordran
lostinlordran 05/09/2016 a las 2:59 pm

No digo que tú lo digas, pero creo que siempre se les ha asociado esa etiqueta en base a sus valores de producción. El comentario me ha quedado bastante vinagre. Es un hecho que a muchísima gente le ha gustado y emocionado Valiant Hearts pero, como digo, yo no me lo termino de creer porque me parece que echa mano de recursos facilones y lacrimógenos.

Darkor_LF
Darkor_LF 05/09/2016 a las 3:08 pm

A mi me no dió esa sensación. También es fácil hacer algo sensiblero en ese contexto. Y también se nota que no está hecho bajo una perspectiva patriotica americana que asocio a los juegos de la Segunda Guerra Mundial, sino que es más “cercana”

lostinlordran
lostinlordran 05/09/2016 a las 3:57 pm

En This War of Mine tienes otra forma de presentar la crudeza de la guerra, también sin florituras propagandísticas, y plenamente integrada en las mecánicas jugables. Tampoco me entusiasma como juego, pero su propuesta me parece más honesta. En cualquier caso, no quiero desmerecer vuestra experiencia con este juego, que es lo que cuenta al fin y al cabo.

Darkor_LF
Darkor_LF 05/09/2016 a las 7:40 pm

Hay tantos juegos que quiero jugar y tan poco tiempo XD

illuminatus5
illuminatus5 05/09/2016 a las 3:25 pm

“Leer los fragmentos históricos de las cosas da escalofríos con las cifras”

La PGM no fue tan terrible por los números como por cómo cambió la naturaleza de la guerra, convirtiéndola en un proceso industrializado en el que por un lado metías gente y por el otro lado sacabas muerte. Fue horrenda por la interacción entre generales obstinados en sus propias ideas e inflexibilidad táctica y estratégica y los avances tecnológicos que se habían producido.

Así, aunque en realidad no hubo tantas bajas como en la SGM, la condición psicológica fue mucho más dramática y terrible porque las sociedades de los países implicados se volcaron totalmente: no existía el concepto de guerra total hasta entonces. Si le añadimos a eso lo prolongado del conflicto y el contraste entre las condiciones del frente y la retaguardia, la sensación de viaje de lo real a lo irreal, se comprende que el efecto psicológico fuera mucho más horrible.

Todo esto, por otra parte, sin menoscabo del hecho de que todo el mundo tuvo alguien en su familia que participó, con desigual suerte, y que hubo clases escolares enteras que desaparecieron.

Y perdón por el wargamersplaining.

Darkor_LF
Darkor_LF 05/09/2016 a las 7:40 pm

No entiendo que tiene que ver que las cifras de un conflicto me den escalofríos con que se hayan producido más o menos en una guerra u otra. Y si vas a responder a un comentario, hazlo al comentario, no al artículo general.

tenienteross
tenienteross 05/09/2016 a las 6:34 pm

Con este juego solo puedo decir que lloré CAPAZOS.

Me parece muy cierto también el valor educativo que tiene, como mencionas 🙂 Yo me dedicaba a leer todas las entradas que aparecían, y da una vista mucho más humana y directa de lo que fue esa guerra y sus horrores, lejos de lo que siempre nos enseñan sobre bandos y batallas/ganadores y perdedores. Te rompe mucho el corazón todo también, sí. Pero la idea de utilizarlo como herramienta para que los más jóvenes aprendan sobre el conflicto creo que es muy buena.

Pero sí, el juego va de acariciar al perrete porque es LO MEJOR DEL MUNDO <3

Darkor_LF
Darkor_LF 05/09/2016 a las 7:25 pm

Cuando lo descubrí estuve un minuto de reloj sólo acariciándole <3 <3

erebusamauro
erebusamauro 07/09/2016 a las 1:30 am

Le tengo ganas a este también desde hace bastante. Me gustan los alegatos anti-militaristas, y curiosamente, la IGM parece haber sido un campo más fértil para ese género que su sucesora incluso. Será por lo que ha dicho Iluminatus. Nadie se esperaba la IGM. La guerra era una cosa del pasado, se pensaban que iba a ser algo heroico y glorioso y se encontraron… bueno, con ESO.

Ana
Ana 20/09/2016 a las 11:32 am

Este juego es precioso, lo jugué en PS4 y me dejó rota, no recordaba llorar tanto con juego desde hacía tiempo :__

Delfar
Delfar 28/03/2017 a las 4:23 pm

Gracias por el artículo. El perrete es lo mejor, y los coches musicales si no los juegas tú… Es un juego muy chulo para ver como juegan y buscar soluciones en grupo.

Yo lo acabé este finde y tengo que reconocer que casi lo dejo a la mitad. Odio Ubisoft, Uplay y sus bugs horrendos: soldados que cuando les atacabas por la espalda les daba igual y se daban la vuelta y te mataban, objetos imprescindibles que se quedaban en el aire y no podía recuperar porque te había había matado el soldado inmortal, pantallas en las que te quedabas encerrado y no podías interactuar con nada, bosses finales que se negaban a morirse porque tirabas la dinamita haciendo un arco en vez de rebotando contra la caja aunque cayera en el mismo sitio y ni te mataban para volver a empezar… El segundo capítulo fue infernal…

Y la opción de mostrarme los fps, aunque a mí me importaba un huevo y que no conseguí desactivar no ayudaba nada.

Tengo que reconocer que el juego es muy bueno y por eso lo acabé, pero la experiencia en PC en steam (con el asqueroso uplay) fue un infierno y al no ponerme los logros en steam me quita las ganas de rejugarlo por completismo.

Al asesino del oficial lo maté con ganas, porque le tenía mucha manía al matarme varias veces al intentar volver atrás en busca de coleccionables. Y con todo lo que había sufrido Emile en la guerra no dudé en llevarlo al final de sus días para que descansara el pobre… Con lo que me costó resucitar a Karl con Anna, se lo había ganado el hombre tanto cavar entre misiles.

Espero que hagan más juegos como este, pero por favor, que no los haga Ubisoft.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: