El otro día estuve rumiando un artículo sobre cómo un personaje femenino no tiene la misma capacidad de decisión que una mujer en el mundo real y me di cuenta de que poco podía añadir al tema, así que en uno de esos momentos de divagación que mi mente tiende a sufrir, me dio por buscar ránkings de personajes en videojuegos. Y, bueno, ya sabemos qué es lo que predomina, ¿verdad?

Exacto, personajes masculinos. Y Lara Croft.

Hice una rápida búsqueda en Google y fui abriendo todos los enlaces que me encontraba (había algunos de los mismos sitios web con diferente año y me he decantado por escoger el más reciente) y he intentado hacer un ránking con los 10 mejores pero sólo me salen ocho posiciones (por número de apariciones). Aquí lo tenéis:

lista2
(Me he visto obligada a representar mi indignación).

En amarillo he señalado los personajes femeninos que han aparecido en todos los ránkings que he mirado (son 11, al final dejo los enlaces). Nueve personajes femeninos en una lista de cuarenta y cinco personajes. ¿Lo oís? ¿No? Pues yo sí. Es lo mucho que chirría esa desigualdad.

Porque, queridos, dice mucho que el único personaje femenino que haya aparecido seis veces en las listas sea Lara Croft; pero mucho más dice el tipo de personaje que se valora a la hora de hacer estas listas.

Necesitáis que os lo explique, ¿verdad? Analicemos. Lara Croft fue de las primeras mujeres en protagonizar un juego, ojo, he dicho protagonizar, que no aparecer; no cuento a los personajes femeninos que corren de un lado para otro detrás del héroe machito de turno a la espera de que éste se digne siquiera a mirarlas.

Lara Croft fue de las primeras mujeres en protagonizar un juego y en los primeros juegos, que yo recuerde, apenas hablaba, así que ha sido la única que ha aparecido tantas veces porque a) nostalgia (siempre la nostalgia juega un papel importante, asumidlo) y b) está buena. Simple y llanamente. Incluso en el primer juego tenía unas tetas que eran casi imposibles (y no, no porque fuesen picudas). Con el paso de los años los guionistas y diseñadores de los juegos han ido dotándola de más personalidad (sí, va con doble sentido) y una historia de trasfondo (llegando incluso a un reboot) y ha llegado a ser un personaje femenino importante por ello.

En cambio, Samus Aran (ese gran personaje que todos pensaron que era un tío pero NO), aparece tan sólo dos veces. Jill Valentine (joder, Jill, que se cargó a Némesis prácticamente sola), una única vez. ¡¡Pero si ni siquiera ha salido Peach!! Sale Mario con ocho malditas apariciones y a Peach, que prácticamente tiene la misma personalidad (en sus inicios), la dejáis a un lado, ¿POR QUÉ? ¿QUÉ OS HA HECHO? SI MARIO ES IGUAL DE SOSO QUE ELLA.

Ah, claro. Porque no es la protagonista. Ya. Pero Samus y Jill sí, pero se suda de su cara porque ~*TETAS*~. Porque no es nada femenino que una mujer coja una pistola y se líe a reventar al Covenant, por ejemplo. Claro que no. Es mejor que la mujer sea una Elika para su Príncipe de Persia, que únicamente está ahí para salvarle el culo y responder a los diálogos que él recita.

Ya me diréis a ver por qué no sale The Boss pero sí que sale Big Boss/Naked Snake cuando ha sido ELLA quien le ha enseñado TODO a él. Pero claro, ~*TETAS*~.

¿Y por qué no veo a Zelda? Joder, ella es una de las sabias de Hyrule, FORMA PARTE DE LA PUTA TRIFUERZA, NO ME JODAS. Ah, es verdad… ~*TETAS*~.

¿Y CORTANA? Sin ella, el Jefecillo Maestro no es casi nada. No hace falta que lo diga, ¿verdad? (~*TETAS*~).

Otra vez. Como siempre. Al final va a resultar que nuestra representación en el ámbito de los juegos es meramente visual. ¿PARA QUÉ VAMOS A DARLES PERSONALIDAD? PONLE UN BUEN PAR DE TETAS Y UN CULAZO Y QUE DIGA CUATRO TONTERÍAS Y YA TENEMOS AL PERSONAJE FEMENINO DE TURNO.

csbzjbhxeaeeamj
Productores, guionistas y diseñadores.

Además, me ha llamado mucho la atención el perfil de casi todos los personajes que han salido y hasta cierto punto me hace gracia. Porque son personajes fuertes físicamente, parcos en palabras, serios, algunos son hasta casanovas. POR FAVOR, QUE SE OS VE EL PLUMERO.

¿Vais a decirme, vais a ATREVEROS a decirme, que es que NO HAY personajes femeninos carismáticos? ¿Personajes femeninos que dan MIL Y UNA VUELTAS a varios de la lista? Encima tendréis los santos cojones de decirlo, porque sí, porque podéis, porque “¿Qué sabrá una tía de juegos, si las gamer girls sólo muerden el mando y su cable?“. Tomarporsacoya.

En esa lista que he subido hay treinta y siete personajes masculinos y nueve femeninos. Se lo comenté al resto de redactoras y algunas ni se lo creían (recuerdo por ahí un “¿PACMAN? ¿QUIÉN VOTA A PACMAN COMO UNO DE LOS MEJORES PERSONAJES DE VIDEOJUEGOS?” o algo similar [y no, no fue Rompe Ralph]); así que les pedí que me mencionasen personajes femeninos que se les viniesen a la memoria.

Salieron cuarenta y seis en un momento.

Cuarenta y seis personajes son muchos personajes para sólo aparecer nueve en esa lista, ¿no os parece?

Supongo que por el mero hecho de que el personaje esté provisto de ~*TETAS*~ ya es sinónimo de “PA QUÉ METERLO EN ESTA LISTA, JE, JE, JE“.

No valoráis los personajes femeninos de la misma manera que los masculinos. Las propias empresas de videojuegos DUDAN Y SE ACOJONAN cuando deciden apostar por un personaje femenino como protagonista porque, claro, se supone que el 99’99% de la gente que juega a videojuegos son tíos (ERROR) y claro, cómo vamos a poner a una mujer, que no los representa, jolines, que ellos no son seres con tetas y culos que dan mamporrazos a diestro y siniestro; pobrecitos, a ver si van a afeminarse y dejar de ser hombres fuertes y derechos. Que nosotros sólo vendemos súper soldados, o aventureros guays, o fontaneros que dan saltos y si comen setas crecen y si comen flores escupen bolas de fueGO SEA EN SERIO. PERO SI HAY INFINITOS MODS PARA QUE LOS PERSONAJES FEMENINOS APAREZCAN DESNUDOS, NO ME JODÁIS.

dede
He aquí uno de tantos miles de ejemplos.

Vosotros podéis ser representados en un maldito juego por un tío duro y nosotras tenemos que conformarnos con el secundario tetón que viste cuatro trozos de tela mal cortados para que se le vea el mayor porcentaje de piel posible, que se mueve contoneándose de un lado a otro como si no tuviera huesos en el cuerpo y que prácticamente no hace nada en el juego (ahora que lo pienso, igual se mueve así porque TIENE UN PUTO TANGA METIDO HASTA EL COXIS). Y ya, encima de tener que aguantar ese rol secundario, cuando aparecen secundarias EN CONDICIONES, NI LAS TENÉIS EN CUENTA. ES MÁS, si el personaje puede ser jugado tanto como hombre como mujer, DEFENDÉIS QUE EL PERSONAJE GANA MIL TRILLONES DE VECES MÁS QUE EN VERSIÓN FEMENINA. MUCHAS VECES SIN HABERLO JUGADO.

¿Y sabéis de quién es la culpa de esto? De los que compran los juegos. De parte de ese porcentaje del total que son hombres (de la edad que sea) y que denigra y acepta e incluso favorece que la mujer sea mostrada en un segundo lugar. Incluso tercero, dependiendo del juego. Y hasta ahora, nosotras nos habíamos callado, porque “eran otros tiempos” y no queríamos que se nos marginase porque jugásemos a videojuegos porque “no son cosas de chicas“. Porque no queríamos que cuatro babosos nos molestasen al jugar porque “JODER JODER JODER, UNA TÍA JUGANDO, JODER JODER JODER“.

Y las empresas lo han visto. Lo saben. Saben que hay más mujeres jugando de las que piensan; saben que estamos ahí, luchando (ahora sí, ahora podemos y queremos que nos escuchen); y como lo saben, se arriesgan más. No son muchas, pero ya es un paso.

Así que, dudebros y gentecillos que no sabéis aceptar que la mujer va subiendo puestos para sentarse a vuestro lado en el “trono” a comer Doritos (sí, nosotras también comemos Doritos, y Pringles, y Lay’s y Cheetos Pandilla); asumidlo. Las mujeres venimos pisando fuerte. Y nos gusta el olor a dudebro acojonado por la mañana, por la tarde y por la noche.

Temednos.

Fuentes:

Buy Me a Coffee at ko-fi.com