Tomb Raider

Hablando sobre Lara Croft

Hablando sobre Lara Croft

Venga, voy a empezar bien: si no conoces el Tomb Raider, o el nombre de Lara Croft no te suena de nada, es que no eres una verdadera gamer.

Ahora en serio:

En 1996 salió a la venta un videojuego de plataformas para MS-DOS, PlayStation y Sega Saturn, llamado “Tomb Raider”, que triunfó tanto en ventas como en crítica gracias a su interesante historia, su gran jugabilidad, sus gráficos avanzadísimos —para la época—, su banda sonora atmosférica, el uso casi sin precedentes de cinemáticas pregeneradas para narrar la historia (lo que se conoce como Full Motion Video)…

Y un protagonista de género femenino.

El modelo original de Lara Croft constaba de 230 polígonos. En el juego aparece con la trenza recogida por lo mismo que Mario lleva mono y gorra, porque los gráficos por aquel entonces no daban para más.

El modelo original de Lara Croft constaba de 230 polígonos. En el juego aparece con la trenza recogida por lo mismo que Mario lleva mono y gorra, porque los gráficos por aquel entonces no daban para más.

Lara Croft evolucionó a partir de un “personaje masculino genérico con gorro y látigo” que fue variando —al ganar importancia los puzles sobre los tiros se decidió que pegaba más una mujer que un “héroe de acción”— hasta convertirse en una arqueóloga inglesa de familia adinerada. Según parece, jugando con las opciones de modelado, Toby Gard (el diseñador jefe) aumentó sin querer el pecho de Lara en un 150%, y el equipo de diseño decidió que así se quedaba. Ese incidente marcó la estrategia de marketing del juego incluso antes de que Sony lo aprobase.

Apostar por un juego con tanta calidad y tantos detalles innovadores “pero” con un personaje jugable femenino era arriesgado allá por los años 90. Sin embargo, el juego fue récord de ventas y Lara Croft se hizo tan famosa que trascendió la saga de videojuegos y saltó al cómic, e incluso al cine.

No quiero ser mala, pero aunque me niego a pensar que fuera el único motivo, el físico con el que fue diseñada tuvo bastante que ver con la fama que adquirió.

Ancho de cintura no compatible con la vida-check, ropa que ningún arqueólogo se pondría nunca para trabajar-check, piernas que salen de la cintura-check, cadera saliente como si fuera una draenei-check.

Ancho de cintura no compatible con la vida-check, ropa que ningún arqueólogo se pondría nunca para trabajar-check, piernas que salen de la cintura-check, culo saliente como si fuera una draenei-check.

Pero no el único, como digo. Porque con Lara pasó una cosa muy curiosa: aunque se ve que el personaje está sexualizado solo con echar un vistazo a su diseño, y en el fondo no es más que un hombre con cuerpo de mujer —para qué se iban a molestar en crear una mujer, si en los 90 todos sabíamos que solo éramos histéricas enamoradizas a las que había que rescatar—, no es cosificada nunca a lo largo de los videojuegos… precisamente por ser “un hombre con cuerpo de mujer”.

De hecho, se hizo tan popular entre mujeres como entre hombres justamente por eso: Lara no pertenecía a nadie; era rica, se dedicaba a lo que le daba la gana, no tenía ningún hombre en su vida y la trama de sus videojuegos no incluía ningún interés amoroso. Y si existe una fantasía de poder femenina, es precisamente la de ser libre del control masculino.

Las aventuras de Lara. Sin hombres. ¿Veis hombres en la portada? ¿Los veis en alguna portada de algún Tomb Raider? EXACTO.

Las aventuras de Lara. Sin hombres. ¿Veis hombres en la portada? ¿Los veis en alguna portada de algún Tomb Raider? EXACTO.

Desde el punto de vista de sus creadores, el propósito de Lara es obvio: gustar a los hombres.
Que de rebote guste también a las mujeres porque por fin aparece una mujer protagonista con un arco argumental que no incluye conquistar ni ser conquistada por ningún hombre, por mucho que quiera pensar bien, no soy capaz de creerme que lo hicieran adrede.

Evolución del diseño de Lara en los diferentes Tomb Raider.

Evolución del diseño de Lara en los diferentes Tomb Raider.

No solo porque conforme avanzaba la saga las proporciones del cuerpo de la protagonista se van cada vez más a tomar por saco —vale, a partir de Legends recuperan un poco la cordura, PERO POCO—, sino por el diseño y la psique de Lara tanto en los cómics como en las dos películas(1): Ella está ahí para poner poses eróticas con prendas minúsculas y poco prácticas, pegar un par de tiros, soltar una frase ingeniosa, y poner otra pose erótica.

Vas escalando una montaña y te puedes imaginar en cualquier momento mirando hacia atrás para enseñar culo y teta simultáneamente a un espectador invisible a tu espalda. Totalmente realista, la imagen. Claro que sí.

Vas escalando una montaña y te puedes imaginar en cualquier momento mirando hacia atrás para enseñar culo y teta simultáneamente a un espectador invisible a tu espalda. Totalmente realista, la imagen. Claro que sí.

Puede que no sea una lámpara sexy. Puede que no hable de hombres ni persiga la atención de ninguno —aunque en los cómics le ponen un exnovio que la traicionó y por eso ahora no confía en nadie, porque ninguna mujer fuerte puede serlo sin más, tiene que haber sufrido(2). Y si es por un hombre dan puntos extra—, pero eso no cambia el hecho de que a Lara la fabricaron hombres, para el consumo de hombres.

Porque se mire por donde se mire, solo un hombre le vería sentido a esta “pose de acción”.

Porque se mire por donde se mire, solo un hombre le vería sentido a esta “pose de acción”.

Teniendo en cuenta que muchas mujeres la usaron como referente de empoderamiento —incluso antes de saber qué significaba ese término, fijaos si fue revolucionaria—, el hecho de que fuera fabricada por hombres para hombres no deja de mosquearme. Porque Lara no solo fue un “personaje femenino fuerte”. Fue el primer “personaje femenino fuerte” sin intereses amorosos y protagonista de un videojuego —no un ‘escoja su héroe de entre todos estos’, ni un ‘personalice su héroe con nuestro editor’, ni un ‘cámbiele el género a su héroe’, no. ELLA era la única protagonista—, y nada menos que de una saga con 12 entregas, 20 años de antigüedad, y que sigue funcionando bien en el mercado a día de hoy. Y eso para mí, como mujer, es algo con mucho significado.

Claro que la historia está llena de cosas con significado para las mujeres que los hombres acaban convirtiendo en material para masturbarse. Imaginaos si encima ese algo, para empezar, fue creado con la intención inicial de serlo.

———————————————————

(1) Además de introducir al “exnovio” en las películas, también usan el topicazo “una mujer fuerte debe poner en ridículo a algún hombre a su alrededor demostrando que es mejor que él”. Porque a las mujeres “fuertes” en el cine las hacen con molde.

(2) Quiero mencionar que del arquetipo de “un personaje femenino no puede ser fuerte porque sí, tiene que serlo por haber pasado por una experiencia traumática anterior” tampoco se libra el reboot de 2013, por mucho que las proporciones y la ropa del personaje hayan mejorado.

 

Cómprame un café en ko-fi.com

9 comentarios
Chuck Draug
Chuck Draug 25/09/2016 a las 11:30 am

La verdad es que el artículo ha arrojado una luz sobre Lara que yo nunca había visto. No la de que es un personaje creado para que los tíos se hagan pajas con ella, o que sea “un hombre con cuerpo de mujer” (en el concepto que sea). Sino el tema del empoderamiento que supone, aunque haya sido algo tangencial o casual o el término que mejor lo represente, para las mujeres. Lo más próximo que había en su momento era Samus Aran, pero luego verla sin armadura era un trofeo, un caramelo, una sexualizacióin totalmente innecesaria. Y Samus no deja de ser otra “hombre con cuerpo de mujer”.

Y me ha gustado que remarques lo obvio en los juegos, porque a muchos se nos escapa por muy obvio que sea: Lara no tiene intereses amorosos. Yo tampoco creo que eso esté hecho adrede, ¿cuántos hombres no tienen intereses amorosos en la ficción? Volvemos a lo que decías de “hombre con cuerpo de mujer”, a que es un personaje creado con la visión del hombre aunque de rebote haya servido a las mujeres como imagen de empoderamiento pese a su descarada sexualización.

Lo del sufrimiento, y haciendo hincapié en el reboot, es muy, muy cierto. El juego llega a momentos en que es desesperante. Mira que me gustó (creo que es el Tomb Raider que más me ha gustado), pero todo el tiempo estás en plan “esto no puede ser, esto es pasarse ya”. Lo peor de todo es que, no sé dónde lo leí, el objetivo era que sintieras lástima por Lara. Vamos, que fueses una figura paterna sobreprotectora. Y eso me fastidia también, es que ya no es solamente “una mujer debe evolucionar a base de sufrimientos”, es ya un “y tú eres el papi que la protegerá”.

Pero ya digo, me ha gustado el post especialmente por hacerme ver a Lara Croft con nuevos ojos más allá de “creada intencionadamente para gustar a los hombres” y “se pasan con el rollo del sufrimiento en el reboot”.

Joselu
Joselu 25/09/2016 a las 12:09 pm

Buen artículo, pese a que contenga un error bastante notable. El primer personaje femenino protagonista de un videojuego y, además, fuerte e independiente, fue Samus Aran, de la saga Metroid, bastante anterior a Tomb Raider.

Chewrafa
Chewrafa 25/09/2016 a las 10:43 pm

Aquí uno que ha llegado leyendo acerca de la polémica más reciente para encontrarse un artículo interesante. Nunca me gustó Lara Croft, aunque sí sus juegos. No por el hecho de ser mujer, si no porque no lo parecía, y a nadie le importaba que sólo se mencionaran las tetas (y como adolescente pajillero yo también caí al principio, hasta que pude jugar bien los juegos). Siempre que se hablaba de Tomb Raider, inicialmente, era por tetas. Poligonales, sí, pero tetas. Y el segundo eran tetas también, vi a gente enterarse de que era rica al hacer el entrenamiento en la mansión (se nota que les interesaba el personaje ¿verdad?). Se comentaba mucho si le habían puesto más polígonos (a las tetas) y oí a gente en la época inicial de PS2 desear que le pusieran físicas (también a las tetas). Y a pesar de ser un par de tetas con pistolas (ese concepto inicial duró mucho mucho tiempo, les costó bastante darle algo más de profundidad y desarrollo) los juegos eran buenos y consiguieron a ese personaje femenino fuerte que mencionáis, aunque fuera de una manera totalmente casual y no intencionada.

Y ahora Lara, en los juegos nuevos, ya tiene a su figura paterna en forma de maestro al que admira. Ya la han normalizado, ya hay un hombre fuerte en su vida gracias al cual es quien es (¿os suena a algo parecido de la “prensa” deportiva las pasadas olimpiadas?). Y parece más delicada, sin dejar de ser dura, hábil, etc, pero en los dos juegos nuevos se retrata mucho más sus aspectos “frágiles” (ya ha dejado de ser un hombre en el cuerpo de una mujer, ahora es una mujer cliché y como tal el juego tiene que reflejar estos aspectos, por alguna razón que se me escapa). Me gustan los juegos nuevos, pero no me gusta la Lara nueva. No sé si alguna vez me ha gustado los conceptos del personaje con los que han ido jugando encarnados en ella (prefiero con mucho quedarme con Nariko, de Heavenly Sword).

Como nota final, decir que antes que Lara estaba Samus Aran, con una saga más longeva a sus espaldas y una gran independencia como personaje y sin intereses amorosos (al menos hasta donde he jugado). Creo que Lara ya quisiera parecerse a Samus.

Chuck Draug
Chuck Draug 26/09/2016 a las 12:51 am

Chicos, deberíamos hacernos un poco así, que se nos está yendo de las manos el mansplaining con el tema de Samus Aran, yo incluido.

Y por mucho que Samus estuviera antes, creo que el artículo ha dejado claro el impacto que causó Lara Croft, y en comparación es mucho mayor que el que jamás tuvo Samus, por las razones que sean.

Y no le desearía a Lara que pasase el calvario de Samus, ese personaje que viene y va, que Nintendo a veces recuerda y muchas veces olvida, y al que se cargó con Other M o “vamos a convertir a Samus en una mujer en una relación tóxica de dependencia con un imbécil que la maltrata”.

chewrafa
chewrafa 26/09/2016 a las 2:39 am

Parece que mi comentario acerca de Samus lo estaba escribiendo cuando Joselu estaba escribiendo el suyo, no ha sido insistir por insistir, ha sido coincidencia. Y sí, tienes razón, toda la razón: el impacto de Lara Croft fue mucho mayor que el que supuso el de Samus. Recuerdo que las campañas de publicidad de los TR fueron enormes, igual que la hipersexualización del personaje, mientras que Nintendo sacaba poco o nada en los medios (pero sí lanzaba juegos enormes como los Metroid de GBA), por lo que por ahí podría estar el porqué Lara llegó a todos lados y Samus se quedaba más en un rincón.

En cuanto a calvario, las dos han tenido su ración de “wtf?”, pero claro ahí depende de quien lo juegue. A Samus la dejé un poco de lado con los Prime, y con Lara me pasó en su época de PS2 y PS3, donde no conseguía ver nada interesante en los juegos.

inestableyvolatil
inestableyvolatil 28/09/2016 a las 1:32 am

Entonces, las dos tías fuertes independientes de los videojuegos han sido exterminadas no? Samus con Other M y Lara con el reboot?

Exterminar tal vez sea exagerar, (con Samus no, Other M es canon y ya no hay nada que se pueda hacer por esa trama) tal vez la situación de Lara esté mejor con el segundo juego, al que no jugaré hasta tenerlo en PS4. Para quien lo haya jugado, ¿que tal la historia? ¿Lara sigue dependiendo de figuras masculinas?

PD: Todavía recuerdo a los creadores del Reboot explicando como Lara es una protagonista a la que querremos proteger y la ostia a rodabrazo que me dieron ganas de darle por pensar que eso es un punto positivo.

freaktiful
freaktiful 02/10/2016 a las 2:47 pm

Dos cosas: Uno, me vais a perdonar por no haber tenido en cuenta a Samus. Se me había pasado TOTALMENTE. Debería haberla mencionado, porque tenéis más razón que un santo, es anterior a Lara. Lo que debería haber dicho es que en Samus no se hizo incapié en su género – no te enterabas de que era mujer hasta el final del juego -, así que no formaba parte de la estrategia de marketing (ahora sí, pero porque TETAS)- que Lara se hizo famosa por sus tetas, esto nadie lo niega u_u -. Pero se me olvidó tenerla en cuenta u_u Gracias por la corrección :3

La segunda, sobre el reboot: Dios me libre de decir nada malo de una Pratchett, pero aunque le intentan dar una personalidad real de mujer – a saber lo que es eso – a Lara, caen en muchos clichés, uno de los cuales he mencionado yo y otros mencionais en los comentarios (alquien por twitter comentó que igual hacía un post sobre la nueva Lara, yo no puedo decir mucho más porque no me terminé de jugar el juego). No creo que hayan exterminado nada, de hecho les aplaudo que “intenten” cambiar el cliché de “personaje femenino fuerte”, que en los noventa estaba muy bien pero ya cansa, pero la industria del entretenimiento aún tiene mucho camino por delante.

Gracias por la corrección y los aportes :3

Yuko Hoon
Yuko Hoon 26/10/2016 a las 3:50 pm

Yo nunca he jugado al Tomb Raider (esquiva los tomates) En parte porque nunca he sido buena en juegos de plataformas, por aquello de que mido fatal las distancias, y en parte porque me habían dado tanto la tabarra con lo de que “Lara es la primera protagonista de videojuegos” y con sus maravillosos “polígonos” que acabé por cogerle mucho, mucho asco. Debido a esto, no estoy muy puesta en la evolución de Lara Croft a lo largo de los años, así que por favor perdonadme si solo hablo de lo que conozco.

Y lo que conozco es el juego de 2013, no porque lo jugara yo, sino porque estuve viendo el stream de un colega que lo estaba jugando. Y sí, tengo que decir que todo el tema del sufrimiento de Lara era excesivo y en puntos llegaba a lo gratuito y a lo estúpido. La escena de “oh, pobrecita, que muere su figura paterna” estabamos todos haciendo chistes de lo obvio que era. Claro que aquello no era lo único que le fallaba al guión, y durante la inmensa mayor parte del stream no decir “debería estar muerta” desde prácticamente el principio del juego, hasta que empezaron a sacar la trama de Himiko, momento en el cual entré en rabia berserker, llamando de todo menos bonito al guionista antes incluso de saber de quién se trataba. Así que no estoy segura de si es cuestión de un intento de volverla más “segura” para el público masculino, de que Rhianna Pratchet y Susan O’connor no dan para más, o una combinación de ambas.

Por otro lado, también debería preguntarme cuanto de esto es culpa de Pratchet y O’connor, y cuanto del propio productor o de los directores del juego…

Forseti
Forseti 27/03/2017 a las 2:43 pm

Alone in the Dark. Nadie piensa en el Alone in the dark, donde queda Emily Hartwood. Vale que una vez salida de Derceto en coche debe pulirse el dinero de su tio en fiestas y alcohol, o morir trágicamente en un accidente de coche, porque nunca se habla más de ella… pero la primera vez que acabe el juego fué con ella

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: