En 2005, Nickelodeon empezaba a emitir una serie llamada Avatar: La Leyenda de Aang. Creada por Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko, se sitúa en un mundo  dividido en cuatro naciones: los Nómadas del Aire, las Tribus del Agua, el Reino de Tierra y la Nación del Fuego. Según la nación, determinadas personas tienen control sobre el elemento “propio”, y las gentes de cada una de estas naciones tiene unas características físicas y de carácter relacionadas con dicho elemento. Dentro de este mundo, existe la figura de El Avatar, capaz de dominar los cuatro elementos, además del poder espiritual, y cuya existencia sigue un ciclo de reencarnaciones. En esta primera serie, nos encontramos con Aang, el actual Avatar que llevaba congelado 100 años y debe cumplir con su deber de Avatar, mantener el balance entre las cuatro naciones, roto por la Nación del Fuego. Esta serie tuvo mucho éxito, por sus personajes carismáticos y entrañables, además de una cuidada animación y mimo por el detalle (cada estilo de control se base en un arte marcial distinto). La serie de Aang terminó en 2008, y en 2012 se decidió hacer una segunda parte, The Legend of Korra, años después de la serie original, y centrada en Korra, la actual encarnación del Avatar. Esta etapa contó con cuatro temporadas y cuenta también con un buen plantel de personajes (con J. K. Simmons poniendo voz), una cuidada animación y una última temporada, que en vista de que estaba cancelada, tiran de Deus Ex Machina en plus de espectacularidad.

 

Y hecha esta introducción/presentación, necesario para convenceros de ver daros a conocer la serie y el contexto del juego, paso a hablaros del mismo.

El juego se sitúa en un momento indeterminado tras la segunda temporada de The Legend of Korra, en vista de la presencia de enredaderas en Republic City, donde se empieza con una secuencia de animación, con Korra rodeada de espíritus que la atacan. Empezaremos un breve tutorial in-game: esquivar, defenderse, pegar y pegar más fuerte. El resto lo aprenderemos por nuestra cuenta, con el síndrome Samus Aran: vamos a una semana atrás, donde tras un minijuego Korra es dejada KO y despierta sin poder usar ningún tipo de control. Iremos avanzando en los niveles consiguiendo poco a poco recuperar todas nuestras habilidades. Y aquí está el primer “fallo” del juego: la rejugabilidad forzada. Si queremos conseguir todas las cosas y todos los secretos, deberemos rejugar los niveles para obtenerlos.

En cuanto al tema de mecánicas y controles, es un hack and slash, así que solo deberemos memorizar cuántas veces pulsar cuadrado antes de ejecutar el aliento de fuego. Los controles se adaptan bien y el único fallo que hay es la cámara y el auto apuntado, que sigue la misma mecánica que en Kingdom Hearts: mejor que no lo uses y rotes la cámara a tu aire.
Por otro lado, el juego es corto. Muy corto. Yo en modo fácil (o casual ¬¬) me terminé la historia en una tarde. Una vez terminado, se te abrirá el torneo de Bending, que te permitirá desbloquear nuevos extras en la tienda. También tiene un minijuego con Naga al final de muchos capítulos de carrera y esquivar objetos en el camino, que se vuelve más frenético a medida que avances.

Terminando el apartado técnico, los gráficos son una especie de estilo cell-shading, pero poco trabajado, ya que las animaciones de personajes y demás son escasas. Por otro lado, los vídeos siguen el estilo de dibujo “tradicional” de la serie, con las características correspondientes.
Sobre la música, es una banda sonora bastante pobre, no en cuanto a número de pistas, sino en cuanto a variedad. Es cierto que usa temas de la serie que te llegan al corazoncito, pero poco más.

2696959-hdpvr2_20141018_194307

Poco más se puede decir de este juego en lo que ser un juego es, salvo la ambientación. La ambientación me hace dar chilliditos de emoción al jugar pese a lo vacía que acaba siendo: visitaremos cuatro lugares emblemáticos de la serie, pero por desgracia no nos encontraremos a otros personajes, salvo a Jinora, Naga y un breve cameo de otro personaje. Y aunque al principio te lo pasas pipa pegando hostias con el Earth-Bending, acabas por echar en falta a Tenzin, Asami, Mako, Bolin, Varrick, Zhu-Li, Beifong… Y acaba por ser una pena, porque es un juego que podría haber dado más de sí en ese aspecto, como también podía haber dado más en cuanto a variedad de diseños. En este aspecto el juego queda muy pobre y decepciona mucho.

Para el final he dejado el gran fallo del juego. No es que no esté traducido y doblado, que sería mucho pedir, sino que ni siquiera tiene subtítulos en inglés, así que más vale que tengas buen oído, o no te enterarás de nada.

¿Recomiendo este juego? La verdad, solo si eres fan de Avatar, sobre todo de Korra. Lo disfrutarás mucho, sobre todo cuando te fijes cómo varía la postura que tiene Korra según el control activo, pero queda escaso al final. Si lo localizas barato, como la oferta por 6€ en PS3, no está mal la relación calidad-precio.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com