Hoy os traemos un juego que creemos que os puede encantar. De la mano de Daedalic Entertainment, a los que quizás muchos conozcáis por juegos como Deponia o Silence, llega el primer juego de Teku Studios, Candle.

20161109151645_1

Candle recuerda a las clásicas  aventuras gráficas point and click llenas de puzles que hemos de ir resolviendo para avanzar con la historia pero nada más empezar el juego nos sorprende, ofreciéndonos el control del personaje a través del teclado y aumentándonos las posibilidades de movimientos y acciones que poder llevar a cabo, un acierto en mi opinión.

20161109152301_1

El juego nos pone así en el lugar de Teku, un pequeño personaje que ha visto su aldea arrasada por su tribu enemiga, los Wakcha, y su chamán, Yaqa, secuestrado. Armado únicamente con su vela (y creedme, es mucho más útil de lo que pueda parecer), Teku se lanza, quizás un poco reticentemente, a salvar a su chamán de las manos de los Wakcha.

No os dejéis engañar por la posibilidad de que la historia de Candle pueda ser o no simplista y creedme cuando os digo que en cuando empecéis el juego os atrapará con fuerza debido a uno de los aspectos que más me ha sorprendido ver en esta clase de juego y más he disfrutado: La historia, tanto la trama general como cualquier descubrimiento que realicemos a lo largo de la misma (desde observar una gran estatua y descubrir qué se representa en ella a pequeñas interacciones con el mundo que nos rodea) no se nos presenta en forma de texto: nos será narrada. No solo eso sino que la versión española del juego cuenta ni más ni menos que con la voz del increíble Pepe Mediavilla, el cual os prometo os atrapará desde el minuto uno.

20161109152244_1

Otro de los aspectos que me atraparon desde incluso antes de abrir el juego es, evidentemente, el apartado gráfico.

Todo lo que veis en el juego son dibujos hechos a mano, pintados con acuarelas y posteriormente (algunos de ellos, como el protagonista), animados. Los que me conocéis sabéis que son las cosas como estas las que me enamoran en un videojuego y puede y solo puede que avanzase mucho más despacio de lo habitual en este juego debido a que no podía evitar pararme cada dos por tres a mirar los pequeños detalles, los colores, los trazos de pincel… En serio, mirad esos detalles, mirad lo llena que se ve la pantalla, lo viva que está.

20161109190419_1

Y esto nos lleva a otro apartado importante del juego: la mecánica del mismo.

Aunque ya lo comenté más arriba, este juego bebe de los clásicos point and click con un pequeño giro: Las acciones están totalmente controladas con el teclado. Eso, en mi opinión, provoca dos cosas: El juego pasa a ser mucho más fluido, al ofrecerte un control total del personaje y nos obligará a estar muchísimo más atentos a todo. Me gustaría poder decir que exagero pero no. De la misma forma que en los point and click es posible buscar con la ayuda del ratón los puntos clickables, este juego nos obligará a estar atentos a cualquier botón de acción que aparezca sobre nuestras cabezas. Parece sencillo, pero no lo es tanto, porque Candle nos ofrece la posibilidad de correr con nuestro personaje. Y mientras corremos estos botones no estarán disponibles así que inspeccionarlo todo se vuelve imprescindible. De la misma forma, como es habitual en estos juegos, tendremos objetos que llevaremos encima y deberemos descubrir cómo y cuándo usarlos, así como nuestra vela, la cual puede ayudarnos a descubrir secretos, a protegernos de seres con miedo al fuego o incluso a morir, si nuestros enemigos se ven atraídos por ella.

No os preocupéis, le pillaréis el truco rápidamente.

20161109183955_1

Esto nos lleva un poquito a la otra parte de la mecánica del juego: Los puzles.

No me entretendré aquí mucho ya que tratándose de este tipo de juego era más que obvio que parte de la forma en la que avanzaremos sería resolviendo puzles: es a lo que veníamos y creedme, algunos pueden ser extremadamente complejos, o requerir un tempo muy fino pero, ah, ¿y la sensación de orgullo cuando consigues por fin cuadrar los tiempos en uno especialmente difícil?

Mención especial a la banda sonora, obra de Pascual Gallego, la cual es el punto final requerido para meterte en la historia, preciosa, con unos toques muy tribales.

No sé qué más deciros, me ha parecido un juego precioso al que se le ha puesto muchísimo amor, mimo, cuidado y horas de trabajo y que proporciona una gran experiencia si, como yo, adoras los juegos 2D llenos de puzles. Así que si a vosotros también, haceos un favor: jugad a Candle.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com