Los “walking simulator” y su belleza

Los “walking simulator” y su belleza

Recientemente descubrí que existía en Steam una etiqueta que, aunque en un principio me pareció obvia e innecesaria, realmente engloba y designa un tipo de juegos a los que recurro cuando “no me apetece jugar a nada”: los walking simulator.

La etiqueta walking simulator hace alusión únicamente a las mecánicas de juego, por lo que puede abarcar, además, muy distintos géneros. No obstante, a pesar de que una categoría tan global incluya juegos muy variados, la mayoría de estos títulos sí tienen en común, además de la pasión por los largos paseos, una incógnita, una historia incompleta que es lo que mueve al jugador a continuar andando, hacia delante, buscando un desenlace, la resolución de un misterio.

Efectivamente todos los juegos catalogados como walking simulator presentan la necesidad de caminar y explorar un terreno más o menos amplio, interior o al aire libre, para poder ir descubriendo la historia que, por lo general, se oculta bajo nuestros pies o en las paredes que nos rodean.

1287881 (Layers of Fear)

Una característica de muchos de estos juegos es la presencia de coleccionables. A lo largo de nuestro recorrido encontraremos una serie de objetos que, o bien son elementos necesarios para hacer avanzar la trama principal, o bien simplemente presentan historias paralelas o fragmentos de otras narraciones relacionadas de alguna manera con el entorno. De cualquier modo, esta mecánica de andar se verá recompensada con el descubrimiento de elementos (cartas, objetos, fotografías, etc.) que completen o complementen el juego.

Este tipo de juegos suele tener en común, además, la ausencia de enemigos o el hecho de que, en caso de haberlos, estos no plantean un enfrentamiento directo. Quizás haya que andar con cuidado (perdón por el chiste malo), tratando de evitar ser descubiertos y atrapados, como sucede en Among the Sleep, pero en ningún momento tendremos la oportunidad de hacer frente a las amenazas y luchar.

En algunos juegos habrá puzles o pequeños rompecabezas que debamos resolver para avanzar en la trama o acceder al siguiente mapa. Ese es el caso, por ejemplo, de The Vanishing of Ethan Carter que, si bien no se etiqueta como walking simulator en Steam, presenta todas las características anteriores. Otros títulos, sin embargo, no plantearán juegos de lógica tan claros y básicamente se construirán a través de nuestro recorrido a lo largo de todo el escenario (como sucede en Everybody’s Gone to the Rapture).

TheVanishingOfEthanCarter_featured.jpg(The Vanishing of Ethan Carter)

Pero lo que hace de los walking simulator juegos tan especiales es que se adaptan perfectamente a esas situaciones en las que queremos pasar el rato con una historia suave y un juego que no nos requiera más esfuerzo que la atención y las ganas de disfrutar del entorno y la narración. No son juegos de mecánicas complejas, no piden al jugador que repita un nivel hasta perfeccionar su técnica. Estos juegos son amables, remansos de paz (o de horror, dependiendo del título) que piden un papel más pasivo al jugador, y no demandan de él más que la voluntad de conocer una historia y disfrutar de la belleza de sus escenarios.

Para desconectar de la toma de decisiones, de las mecánicas imposibles y de los bosses infernales, los walking simulator ofrecen una narrativa atractiva y un cuidado en el entorno que hace de sus paisajes, caminos, habitaciones y pasillos algo maravilloso. Quizás porque no hay mucho más que hacer, el detalle de cada escenario se aprecia en mayor medida que en otros juegos en los que estamos saturados de información. En los walking simulator la estética tiene un papel muy importante y a través de ella se configura un entorno acorde con cada distinto tipo de narración.

Everybody’s Gone to the Rapture es un juego precioso, de trama confusa y poco clara que, sin embargo, merece la pena sólo por la sensación, al mismo tiempo tranquila e inquietante, que sus desiertas calles y silenciosos entornos naturales transmiten con el color dorado de la luz.

the_town_of_light-3225517(The Town of Light)

En The Town of Light el juego busca señalar y denunciar el precario trato que se daba a los enfermos mentales en el siglo pasado; las grises y asfixiantes paredes de un manicomio italiano nos transportan a un universo de locura muda y dolor enjaulado.

Lo mismo sucede con títulos como Layers of Fear Neverending Nightmares. Con la única mecánica de caminar por salas y pasillos, quizás evitando aquello que acecha en la oscuridad, quizás rindiéndonos a ello, estos dos juegos de terror sintetizan a la perfección la belleza del silencio y la soledad con lo terrorífico de la oscuridad y las sombras que acechan en cada esquina, como avatares de nuestros pecados y errores.

Los walking simulator ofrecen toda una variedad de temáticas, entornos e historias. Firewatch recrea un paisaje natural con un dibujo no realista y una narración bellísima protagonizada por personajes tremendamente humanos. Year Walk, por su parte, presenta el folklore sueco a través de breves historias que buscan enmarcar la noche de un protagonista que se adentra en los nevados bosques en busca de visiones de futuro. The Stanley Parable es un título excelente si buscamos un entorno más sencillo a cambio de una narración mucho más compleja e interesante.

screen8(The Stanley Parable)

Para esas veces en las que sólo queremos una historia o un entorno digno de spammear la tecla F12, los walking simulator ofrecen la calmada experiencia de caminar, por muy variados entornos, ofreciéndonos una narración a cada paso que damos. Con enemigos o sin ellos, con puzles que resolver o con una interacción mínima con el entorno, la característica que aglutina toda una serie de juegos de diversa temática es esta mecánica tan distintiva: andar, observar, escuchar, disfrutar. Los walking simulator son un paseo a través de una narración, pero un paseo por los pasillos, caminos y praderas más cuidados y sobrecogedores que podamos imaginar.

firewatch-3840x2160-best-games-game-quest-horror-pc-ps4-8462.jpg(Firewatch)

(Imagen de portada de Everybody’s Gone to the Rapture)

Cómprame un café en ko-fi.com

valkyriered
valkyriered

Filóloga que intenta hacer una tesis doctoral sobre videojuegos porque le gusta ser apalizada.

13 comentarios
adamantai
adamantai 23/01/2017 a las 10:58 am

No pude con Everybody’s is going to Rapture por el tedio que suponía desplazarse por el paisaje de una forma tan lenta y sosegada. Funciona las dos primeras horas, no las siguientes, y cuando has explorado el pueblo inicial y debes pasar a otros escenarios el juego empieza a hacer aguas estrepitosamente. Al menos es lo que a mí me pareció. De cualquier forma, me parece que hay excelentes ejemplos de Walking Simulators y me parece un género muy digno, que sustituye la tan establecida fórmula de los videojuegos de “matar para avanzar” por simplemente avanzar. Recomiendo también, en la misma línea, “Fragments of Him”, un peculiar walking simulator que sorprenderá por el uso que hace de los recuerdos y también su retrato de la homosexualidad, para mí, totalmente insólito en los videojuegos. Por lo demás, grandes recomendaciones y gran artículo para acercarse a uno de los géneros estrella del indie de los últimos años.

Flereous
Flereous 23/01/2017 a las 11:43 am

Gracias por no hablar del Gone Home, resulta ya cansino tener que defenderlo xD.

Otro par que no habéis mencionado: el Ether One (este sí que se centra más en los puzles) y el Virginia. Es un género muy agradecido que aprovecha las ventajas del medio para que vayas descubriendo la historia poco a poco. Su principal pecado es que a veces son demasiado parecidos entre sí – mundos vacíos, toda narración vía diarios/audiologs, etc. Pero bueno, teniendo en cuenta que suelen ser indies de presupuestos más modestos, se les disculpa un poco.

martattack
martattack 23/01/2017 a las 12:04 pm

Este es de mis géneros favoritos por la poca capacidad mental que requiere; estos son los típicos juegos a los que puedes jugar tras llegar del trabajo agotada y evadirte un rato de la humanidad.

Y bueno, aunque su género predominante sea el de puzzles el The Witness es mi Walking Simulator favorito del mundo entero <3

kain32
kain32 23/01/2017 a las 12:07 pm

he jugado a todos menos al the town of light. Gracias, ya tengo próximo WS al que jugar :). Hasta el momento mi favorito ha sido el everybody has gone to the rapture 😀

excel07
excel07 23/01/2017 a las 12:15 pm

Aunque sabía de la existencia de estos juegos, nunca me puse a buscar nombres y así poder jugarlos.
Lo único que eché en falta es que hubieras separado un poco más los juegos que son solo descubrir la historia e investigar (aunque tenga un poquito de suspense) de los que sí que son de sustos, ya que yo los de miedo no me entusiasman y aunque en algunos de tus ejemplos quedó claro qué tipo de juego era, en otros no tanto… Igualmente genial el artículo, me han entrado ganas de buscar juegos de caminar e investigar, ya que el único que creo que podría entrar en esta categoría (más o menos) que he jugado es el endless ocean, juego muy recomendado, por cierto, hasta aprendes cosas.

lostinlordran
lostinlordran 23/01/2017 a las 12:16 pm

Ya que no se ha citado Gone Home (posiblemente mi ws fav, y sí The V. Of Ethan Carter), una curiosidad: mientras que el segundo es obra de Adrian Chmielarz, conocido dev pro ‘simpático movimiento en favor de la ética en el periodismo de vj’, la obra de The Fullbright Company es como su antítesis (adulado por la ‘mala’ prensa sjw americana, queer, femenino, bonito, sencillo, etc., y, como dicen algunos, sólo ha sido adulado por su historia de ‘salseo’…). Luego resulta que TVoEC, detrás de su impresionante apartado gráfico, es un pésimo juego de puzles y detectives que falla en uno de los pilares en los que pretende asentarse: la narrativa. Por el contrario, Gone Home, como se sabe, narrativamente es extraordinario e influyente.

Esto solo es una curiosidad que quería compartir. El artículo me ha gustado mucho porque los (mal llamados) son uno de mis géneros favoritos y comparto con Valkyrie el placer que evocan al jugarlos. <3

valkyriered
valkyriered 23/01/2017 a las 1:46 pm

Voy de abajo a arriba jaja
@Lostinlordran, no he hablado de Gone Home porque personalmente no lo he jugado (aún) sin embargo sí conozco un poco el juego. Pero por eso precisamente no lo he mencionado y no puedo poner a defenderlo 🙁 No sé si Gone Home será un juego con temática policial, Vanishing es un homenaje al negro y, concretamente, al investigador paranormal. En lo que respecta a su género es un muy buen juego. Los puzles con sus historias a través de esos recuerdos fantasmales evocan a otros juegos de investigadores paranormales y, personalmente, su narrativa me parece muy buena. El final es una maravilla que pone el broche en un juego entretenido. Te deja con el culo torcido, en tu silla pensando: mierda. Ahora tendré que jugar el Gone Home, pero creo que son dos juegos algo distintos, aunque sólo sea en que uno tiene pretenciones sociales y el otro es sólo una historia de detectives sobrenaturales muy entretenida. Cuando lo juegue volveré a comentar, he oído muchas cosas buenas de ese juego y le tengo muchas ganas :3

@excel De terror son: Layers of Fear, Neverending Nightmares y Town of Light y Year Walk… no son de terror pero dan un poco de mal rollo. Town of Light por el tema del psiquiátrico y por cierta horrible muñeca y Year Walk quizás es un poco siniestro y tiene un susto o dos pero tampoco es de terror puramente dicho. Los demás son más bien de misterio 🙂 (The Vanishing of Ethan Carter tiene un único susto, muy gratuito para que vomites el corazón jaja).

A los demás muchas gracias por las recomendaciones, estoy llenando mi lista de Steam con nuevos deseamos :*

lostinlordran
lostinlordran 23/01/2017 a las 1:58 pm

Lo de TVOET es mi opinión, por supuesto; nada impide que se pueda defender con soltura, como has hecho. Y para no hypearte con Gone Hone, decir que es muy malo y que no merece la pena. XDD

Alejandro Suárez Mascareño
Alejandro Suárez Mascareño 23/01/2017 a las 2:24 pm

Mi experiencia con este tipo de juegos no ha sido muy extensa, pero siempre bastante extrema.

Mi primer contacto con juegos de este estilo fue con los juegos de Tale of Tales (no confundir con Telltale). Esta gente hace “experiencias narrativas” sin apenas mecanicas jugables, basado por completo en el ambiente que tratan de general. En su momento jugué dos, y me parecieron horribles.

Más tarde vino Dear Esther, y aun lo recuerdo como una de las peores experiencias que he tenido con un juego “competente” (dejo de lado juegos que ni funcionan y cosas así). De verdad, no fui capaz de acabarlo y eso que se supone que es cortísimo. No encontré nada que hacer, más que caminar de un punto a otro y escuchar una voz en off… Everygone’s Gone to Rapture creo que lo dejaré de lado (igual que Amenia 2) por ser del mismo estudio y tener un planteamiento parecido.

Pero luego vino Abzu (¿swimming simulator?) y al contrario que con los otros me pareció una de las experiencias más mágicas que he vivido con un videojuego. Del minuto uno hasta el final me pareció fascinante y me dolía dejar de jugarlo cuando algo me apartaba del PC.

Veo también que Oxenfree aparece en Steam como walking simulator. Aunque no estoy de acuerdo con meterlo ahí (lo relacionaría más con las aventuras de telltale), es otro que me pareció fantástico.

Quizá símplemente necesito tener algo que hacer (en Dear Esther no lo encontré) o algo que descubrir (tampoco, y en Abzu si encontré muchísimo).

valkyriered
valkyriered 23/01/2017 a las 4:14 pm

Desde luego, todas estas cuestiones son subjetivas, yo defiendo el Vanishing principalmente porque toca el género noir-sobrenatural que es algo que me apasiona. Me gustó mucho el final y me pareció precioso el juego en sí.
Ahora, tengo el Gone Home instalado, esta tarde lo empiezo y veremos… 😀

Darkor_LF
Darkor_LF 23/01/2017 a las 6:43 pm

Yo añadiría el No Man’s Sky. Al menos antes del último parche tocho, yo lo usaba de walking simulator

MonsWings
MonsWings 25/01/2017 a las 12:10 am

Me gusta mucho el artículo. No conocía este tipo de videojuegos pero me has dejado con ganas de probar alguno, especialmente Everybody’s Gone to the Rapture. No sé si dará miedo o no, pero a nivel profesional me llama mucho la atención, además de ue sé de un par de personas a las que les podría interesar, sin duda lo probaré y lo recomednaré 🙂

MonsWings
MonsWings 25/01/2017 a las 12:12 am

Me he equivocado en el comentario anterior, me refería a The Town of Light.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: