Tras el lanzamiento de lo nuevo de Ubisoft, For Honor, he decidido rescatar de mi biblioteca de Steam un predecesor: el indie Chivalry: Medieval Warfare.

Chivalry: Medieval Warfare es un videojuego de acción multijugador desarrollado por el estudio independiente Torn Banner Studios con el motor gráfico Unreal Engine 3, y lanzado por primera vez el 16 de octubre de 2012. Este juego comenzó originalmente como un mod para Half-Life 2, bajo el nombre de Age of Chivalry, título que se publicó finalmente de manera independiente.

El juego, ambientado en la Edad Media, se desarrolla en primera persona, aunque también es posible cambiarlo a tercera.  El modo multijugador permite enfrentarnos en equipos de hasta 32 jugadores, y en un total de 6 modos de enfrentamiento: Objetivo de equipo, Captura de bandera, Duelo, Rey de la colina, Último equipo en pie, Todos contra todos y Equipo contra equipo. El modo de juego más completo es el de Objetivo de equipo; en él se nos asignará una misión, por ejemplo, quemar una aldea o asesinar a la familia Real, mientras que el equipo contrario tratará de detener que eso ocurra.

captura
Jugabilidad en primera y tercera persona

A medida que progresamos con los personajes, subiremos de nivel, e iremos desbloqueando nuevas armas hasta completar un total de 60 disponibles. El nuevo armamento conseguido no tiene por qué ser mejor que el que ya teníamos, y podremos adaptarlo, mejor o peor, a nuestro estilo de juego. Existe por tanto cierto equilibrio entre nuevos jugadores y veteranos, ya que no se premia en exceso a aquellos que llevan muchas horas jugadas.

El combate se lleva a cabo, principalmente, cuerpo a cuerpo, aunque existen otros recursos, tanto ofensivos como defensivos, que mejoran la experiencia, como son las ballestas, catapultas, o cubos de aceite hirviendo.

Existen 4 clases de personajes, que podremos escoger desde nuestro inicio en el juego, cada una con unas características diferentes. El arquero ataca distancia, y juega, fundamentalmente, un papel de apoyo al equipo. Dispone de un arma de mano, por lo que también es posible atacar cuerpo a cuerpo con él, lo que hace que no sea tan vulnerable. El “hombre de armas” (man-at-arms en su versión original en inglés), o infantería ligera, permite esquivar ataques y realizarlos con gran velocidad, por lo que manejarlo bien requiere bastante habilidad. El caballero es la unidad con más poder defensivo del juego, y esquivar ataques consume menos energía que en el caso de otras unidades. Esta ventaja se contrarresta con una baja agilidad y velocidad de ataque. Por último, la vanguardia, cuya habilidad principal consiste en una “carga”, en la cual esta unidad adquiere una velocidad considerable con la que, junto con su arma, es capaz de embestir al oponente. Pese a ser una unidad cuerpo a cuerpo, la vanguardia tiene un gran alcance con sus armas, pudiendo causar un daño importante.

carga
Clases de unidades disponibles

En el juego, existe una nación ficticia llamada Agatha, sumida en una guerra civil entre dos bandos: los Caballeros de Agatha (color azul) y la Orden Masón (color rojo) disputándose el control de la región. El jugador puede elegir entre una de estas dos facciones, pudiendo cambiar de equipo en cualquier momento de la partida, en caso de que el número de jugadores de cada equipo sea equilibrado, o los equipos no estén completos.

A nivel técnico, este juego no parece destacar (sobre todo en determinadas animaciones), debido en parte a las limitaciones del motor con el que ha sido desarrollado. No obstante, Chivalry es capaz de suplir esta carencia con un acabado artístico impecable; texturas, paisajes y unos efectos sonoros reales, aplicados a choques de armas y armaduras, gritos de guerra o cercenaciones de extremidades (esto último resulta demasiado realista a veces). Con este juego una puede realmente trasladarse al centro de una épica batalla medieval: vísceras, sangre y gritos de dolor invadirán nuestras pantallas. Otra característica que hace aumentar el realismo de este juego (así como su dificultad), es el fuego amigo: es decir, es posible causar daño a nuestros aliados.

pain
El sufrimiento es muy real

La jugabilidad es simple y realista: no existen rachas de asesinatos, “perks”, ni bufos con los que obtener ventaja. Se basa en la idea clásica del estilo arcade: es un juego fácil de jugar, pero difícil de llegar a dominar.

Actualmente, el número de mapas que ofrece Chivalry es de 15; número que se torna pequeño en comparación con la cantidad de mods hechos por usuarios y desarrolladores, y con los que podemos jugar.

Además de mapas, existen otros mods de juego especiales, por ejemplo, “Black Night”, en honor al Caballero Negro que aparece en la película Monty Python and the Holy Grail. Igual que el personaje al que hace referencia, este mod permite que los jugadores a los que se les ha cortado alguna extremidad (incluso las 4) puedan sobrevivir y seguir luchando. De hecho, tras perder la cabeza, aún nos restan 10 segundos de vida.

blacknight
Perder la cabeza literalmente

En uno de los mods más famosos incorporados hasta la fecha, podemos sentirnos como verdaderos caballeros Jedi, ya que ha incorporado sables láser en lugar de armamento medieval (con efecto sonoro de sable láser y todo).

Laser.jpg
Laser sword mode

Actualmente, este juego está disponible para  PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 3, Xbox 360, Microsoft Windows, GNU/Linux, Mac OS, por lo que no existe excusa alguna para no probarlo al menos.

En definitiva, se trata de un juego bien desarrollado, que a día de hoy aún cuenta con actualizaciones, fácil de jugar, muy entretenido y con un precio más que asequible.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com