En defensa de Nintendo: razonar lo irracional

En defensa de Nintendo: razonar lo irracional

27/02/2017 | Pauler | 22 comentarios

Lo confieso, soy nintendera. Bueno, digo que lo confieso porque es una cosa que me encanta poner para dar dramatismo (¡ah, por fin confiesas, traidora!) pero lo cierto es que mi pasión por la gran N no es ningún secreto. Lo proclamo con orgullo a los cuatro vientos siempre que tengo ocasión y, cualquiera que me siga mínimamente en redes ya se habrá dado cuenta de que mi historia de amor con Nintendo se remonta más o menos a la era en que el neandertal se hurgó la nariz por primera vez descubriendo así los placeres mundanos*.

Me gusta Nintendo, y me gusta por razones muy concretas que puedo enumerar y explicar y desmenuzar y listar para goce de los más inquisitivos y empiristas. Puedo explicaros por qué me gusta Nintendo y puedo hacerlo pormenorizando, pero no he venido aquí a esto porque dar explicaciones sin que te las pidan es de ser un poco huevo de Twitter. Lo que quiero es más bien contaros por qué nos gusta lo que nos gusta y por qué es estúpido intentar convencer a otra persona de que se equivoca cuando decide gastarse el dinero en una consola que no es la que tú te comprarías.

Bien, antes de nada voy a contextualizar: llevo ya unas semanas asistiendo con pasmo a las reacciones de algunas personas cuando sale a colación el precio y las características de la Nintendo Switch. Los comentarios de los detractores oscilan entre el “es muy cara” al “los gráficos son de PS3” pasando por la de “solo 32 GB de memoria, vaya chufa”. Todo esto es legítimo y es más, yo soy la primera que no se va a comprar la Switch de salida AUNQUE NECESITO EN MI VIDA EL ZELDA BREATH OF THE WILD YO TE MALDIGO NINTENDO porque no me convencen las características y creo que Nintendo puede hacerlo, y lo hará, mucho mejor en unos meses. Por eso aclaro: no creo que la Switch no tenga defectos. Lo que me irrita son las comparativas, aparentemente razonadísimas y muy #científicas de la Switch con otras consolas para tratar de convencernos a todos de que es mucho más sensato por 300€ comprarse una PS4 (una consola, recordemos, que tiene ya tres años) o que comprarse la Xbox One de salida por 500€ en su día fue una mucho mejor decisión que comprarse ahora la Switch por 300.

Los argumentos van más o menos por estos derroteros: es que la PS4 y la Xbox One eran más caras de salida pero guau macho LA POTENCIA, LOS GRÁFICOS, EL ONLINE, LOS MOVIDOTES TOCHOS. Y claro, te dicen, no se puede comparar porque a ver, la Switch tiene gráficos de 2013, poca batería, poca memoria y todo el mundo sabe que Nintendo es muy poco de trv gamer como para gastarse esa pasta en sus consolas. Podría entrar a analizar esta crítica pero no lo haré porque para eso ya tenemos un programa del Pugcast donde debatimos largo y tendido sobre el tema. Lo que quiero es exponer por qué no estoy nada de acuerdo con este tipo de comparativas, y me parecen tramposas y autocomplacientes para los que las hacen.

Efectivamente, si intentamos defender la Switch y ponemos los números unos al lado de los otros las cuentas no salen: la pobre Switch palidece frente a sus vigoréxicas y ultra vitaminadas competidoras (perdón, no puedo evitar visualizar a Play y Xbox como a dos tochos puestos hasta arriba de esteroides en competición perpetua para ver quién hace más power snatchs). Pero sinceramente, comparar dos conceptos de consola tan rotundamente diferentes (Play y Xbox frente a Switch) basándose meramente en los numeritos de las características que proporcionan los fabricantes me parece un análisis muy pobre y muy alejado de lo que realmente ocurre dentro del cerebro de un ser humano cuando decide gastarse sus valiosos ahorros en algo de lo que quiere extraer, sobre todo, placer y diversión.

pane1

Nintendo Switch es la nueva consola híbrida de Nintendo, mitad portátil mitad sobremesa, que saldrá a la venta el 3 de marzo de 2017. Fuente: nintendo.com

Seamos honestos: las personas no nos compramos las cosas solamente porque, a un nivel meramente racional, tenga sentido comprarlas. Si este fuera el caso nadie compraría arte, ni merchandising, ni objetos de decoración,  ni coches de más de 20.000 € por poner una cifra de corte. ¿Quién necesita que su coche tenga tapicería de cuero, cámara trasera, climatizador o que sea descapotable? Exacto, nadie. A efectos prácticos, un coche de segunda mano de 3000€ te va a servir para lo mismo que uno nuevo de 50.000, para desplazarte y perder una cantidad obscena de dinero al año en mantenimiento y gasolina. Sin embargo el mercado automovilístico no para de vender coches con todas estas pijerías y muchísimas más, engordando los precios con complementos y cifras exaltadísimas de cilindrada, caballos y no sé qué millones de vainas más (odio los coches, en serio). ¿Y esto por qué? Pues porque nuestro cerebro es un órgano maravilloso y muy complicado, sensible a muchas cosas que tendemos a pasar por alto en nuestro afán de racionalizarlo todo. A nuestro cerebro le encanta ser estimulado con cosas bonitas, nuevas, excitantes. Los buenos diseñadores de producto lo saben, y por eso Nintendo vendió 100 millones de consolas Wii en todo el mundo entre 2006 y 2012. Porque no todo el mundo necesita que su coche vaya a 200 kilómetros por hora para sentir que la experiencia en la conducción ha valido la pena.

Donald Norman, experto en ciencia cognitiva, explica muy bien lo que pasa por nuestra cabeza a la hora de interactuar con los objetos cotidianos. En su libro Emotional Design: Why we Love (or Hate) Everyday Things Norman diferencia entre lo que él llama los tres niveles del diseño: visceral, conductual y reflexivo. El nivel visceral es el más primitivo y tiene que ver con nuestra percepción más inmediata de las cosas. Es lo que se podría llamar, la primera impresión: qué bonito es eso, qué original, qué chulo, qué nuevo, qué potente, cómo me pone ese click que hace cuando lo ensamblas, lo quiero. El nivel conductual tiene que ver con la usabilidad. Esta parte de la percepción se pone en funcionamiento cuando vemos al objeto en cuestión realizar su función o lo utilizamos con nuestras propias manos. Un diseño conductual bien hecho hará que utilizar el objeto en cuestión sea un goce y uno mal hecho hará que queramos tirarlo por la ventana. Un cuchillo muy bonito pero que no corta, por ejemplo, triunfaría a nivel visceral pero fracasaría estrepitosamente a nivel conductual. Por último, está el nivel reflexivo. Este nivel del diseño tiene que ver directamente con nuestra percepción racional del entorno y en especial con la percepción que tenemos de nosotros mismos. Está estrechamente relacionado con nuestras experiencias, nuestros valores, nuestros intereses y aquello con lo que nos identificamos**.

De los tres niveles, el reflexivo es el último que se activa pero fácilmente se convierte en el más determinante y al que más tiempo dedicamos, pues es la base de todas las discusiones absurdas a las que aludo al principio del capítulo. Cuando una persona se pregunta con genuino asombro cómo es posible que nadie se gaste su dinero en consolas de Nintendo (algo que leí por ahí y sinceramente, me entristeció un poco), lo que está haciendo en realidad es reaccionar a su propia percepción reflexiva de la compañía nipona. Esta percepción le dice que nada de lo que ofrece Nintendo tiene que ver con la imagen que tiene de sí mismo/a, ni con sus experiencias, ni con sus valores, ni con sus intereses. Además, racionaliza, la Switch no tiene un jandemorr agromenawer de 5600 GHz y los 34253 guachipawers que la Play sí tiene. Y una vez se ha encontrado este argumento el debate se queda en eso porque los números son fáciles de entender.

img_20170226_203846

Las tres teteras de Donald Norman: cada una representa uno de los tres niveles del diseño. De izquierda a derecha: reflexivo, visceral y conductual. Fuente: Emotional Design: Why we Love (or Hate) Everyday Things, Donald Norman.

No me engaño, sé que los números no mienten. Pero las personas sí, y mucho además. Por eso a poco que reflexiones te das cuenta de que la interpretación de este tipo de comparativas siempre tiene mucho sesgo y un cierto tufillo trv gamer que a veces acaba por desembocar en un pandillismo de lo más tontuno. A mí me encanta que exista Nintendo. A nivel visceral, me encanta el diseño de sus consolas. Son atrevidas, innovadoras y alegres. A nivel conductual, creo que Nintendo tiene la mejor jugabilidad del mercado y esto lo afirmo con rotundidad. Podéis discutirme si queréis, me encanta el debate, pero a día de hoy no he encontrado una experiencia que para mí sea más satisfactoria que la de saltar sobre un goomba con Mario o la de nadar con Link Zora. A nivel reflexivo Nintendo me habla en mi idioma: hace hincapié en las cosas que me interesan, apela a mi nostalgia, se compenetra con mis experiencias y en términos generales comulga con mis valores (dejemos el debate sobre la sociedad japonesa para otro artículo que no es cuestión de escribir aquí la Santa Biblia). Pero sobre todo me encanta que exista Nintendo porque ofrece algo diferente y se atreve a explorar el mercado y ponerse a prueba.

Me explico, Sony y Microsoft tienen un target muy evidente y hasta no hace mucho bastante acotado, y compiten casi en igualdad de condiciones a base de exclusivos. Su campo de batalla es el nivel reflexivo puro y duro, pues las diferencias entre ambas son anecdóticas si las comparamos con las que pueden tener con consolas de Nintendo. En este terreno compite y creo que sale incluso ganando el PC, pues la forma de jugar en consola y PC en los últimos años se ha igualado hasta el punto en que prácticamente son indistinguibles. El PC tiene además la ventaja de que bueno, es un PC, hace muchas más cosas además de petarte la mente a juegos ultra chetos. Y en el otro extremo del espectro tenemos a Nintendo, que hace su movida y no entra en una batalla que sabe que no puede ganar, pero a cambio ofrece tecnología innovadora, juegos exclusivos de calidad intachable y un gameplay óptimo. Nintendo sacrifica potencia y gráfica, de acuerdo, pero es que eso ya lo ofrecen otros sistemas. ¿Para qué queremos 80 consolas iguales que ofrezcan lo mismo? Sinceramente, no entiendo las críticas a Nintendo por ir a su aire cuando precisamente lo único interesante del libre mercado es la variedad de opciones. Algo que, por cierto, cada vez es más infrecuente en el panorama económico actual.

En definitiva, que comparar una consola híbrida cuya intención no ha sido ni será nunca maravillarte con los gráficos y los renders en tiempo real, con otras consolas que buscan y están concebidas exactamente para lo opuesto y llamarla timo, me parece injusto. ¿Creo que pagar 300€ por una consola con gráficos de 2013, poca memoria de almacenamiento base, pocas horas de autonomía y pocos juegos de salida es caro? Sí, lo creo. ¿Creo que pagar 300€ por una consola que me gusta, con potencial, con juegos que me interesan, de una compañía que siempre me ha  ofrecido buenas experiencias, juegos inmejorables y una usabilidad de 10 es caro? Pues sinceramente, no. Me he gastado más pasta en reparar mi coche basurilla de segunda mano para que pueda pasar la ITV y como experiencia ha sido bastante decepcionante, no creo que la Switch pueda hacerme sentir que he invertido peor mi dinero que esto.

En conclusión, que yo sí entiendo por qué os gastáis el dinero en Plays y “equisboxes” aunque no lo comparto y ni borracha me compro una (lol), y me frustra ver tanta incomprensión hacia los gustos de los demás, tanta autocomplacencia con los propios intereses y tanto ataque a Nintendo cuando hoy por hoy es la única empresa que no ofrece exactamente lo mismo que un PC  bien equipado. No digo que Nintendo no tenga sus defectos, sus maniqueísmos monopolistas desagradables y sus decisiones sin sentido que no gustan a nadie, pero esto no hace que me gusten más Sony o Microsoft ni creo que eso vaya a pasar nunca. Así que sí, soy nintendera y me encanta que otros seáis sonyers y xboxers porque enriquece el mercado y oye, en la variedad está el gusto.

*Dramatización. Esta información podría no ajustarse a la realidad.
**Fuente: Emotional Design: Why we Love (or Hate) Everyday Things. Donald A. Norman, Basic Books, 2004.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Cómprame un café en ko-fi.com

Pauler
Pauler

Tengo carnet de friki pero también de moderna. Me verás deambulando por FNAC o Ruzafa adquiriendo cultura y saqueando buffets gratuitos. Los videojuegos ocupan un lugar en mi Top 10 junto a la música, los libros y las tostadas con tomate.

22 comentarios
Chuck Draug
Chuck Draug 27/02/2017 a las 11:38 am

Yo, como ya comenté precisamente en el post del podcast que mencionas, veo lo que quiere hacer Nintendo, el público que busca, los juegos que ofrece… y sin embargo, igual que me pasa con otras consolas de Nintendo en estos últimos 10 años, no consigue ese punto que me diga «me la compro». Claro que PS4 y XBox One tampoco han conseguido llamarme (yo estoy con una 360 y el PC tan contento). Será que con el tiempo soy más selectivo con unos y he dejado de ser el público objetivo de otros (aquí Nintendo).

Pero sí es verdad que hay una manía de machacar y comparar lo que saca Nintendo. Nintendo no busca eso: busca reafirmar su identidad, y con cada consola y juego propios lo demuestra. ¿Que toma decisiones que hacen arquear una ceja? Claro. ¿Que su consola podría ser más potente? También. Y es verdad: si no lo hacen es porque no lo necesitan.

Sin embargo, somos tan competitivos, tan de medirnos los egos que da igual que Nintendo quiera ir a su bola, tenemos que meterla en el mismo saco que Sony y Microsoft porque patata.

Y no sé… prefiero saber que no soy el público objetivo de Nintendo y saber que quien sí lo es lo disfruta a ser partícipe de una guerra absurda.

Maurhus (@BellesMauro)
Maurhus (@BellesMauro) 27/02/2017 a las 11:52 am

Joder, menudo golpe a mi punto de vista ;-; yo me he quejado mucho del apartado técnico de la Switch y aunque ya entendía que tiene otras cosas que ofrecer, juegazos, no había pensado en lo que dices de la libertad y las opciones que ofrece el mercado. Que el precio sea inicial y de los componentes por separado sea competitivo ya es otro tema y cómo la caga últimamente Ninty con cada comunicado, tela. Enorme artículo, bicis>>>coches.

Kitttsune
Kitttsune 27/02/2017 a las 11:56 am

Me encanta todo esto muchísimo y le tengo mil ganas a Switch :__

BoKeRoN
BoKeRoN 27/02/2017 a las 12:10 pm

Yo creo que, precisamente, si te gusta nintendo, es el momento de apretarle las tuercas y no darle jaboncito.

Es que son muchas cosas. No ya las especificaciones técnicas de la tablet por 300 pavos. Es el multiplayer. Los DLC para incluir niveles de dificultad que deberían estar desde un principio. Es sacar IP nuevas cada 15 años y estirar el chicle del resto de sagas. El online de pago con juegos de Super Nintendo y Nes PRESTADOS. ES NO HACER UN METROID COMO DIOS MANDA DESDE HACE EONES echa espuma por la boca.

Yo soy un puto enfermo, y como por suerte me lo puedo permitir, tengo la PS4, la Xbox One y un PC tocho (Plot Twist: no cambio el PC por todas los consolas del universo) y he buscado una excusa activa para ver con buenos ojos la Suich.

No la encontré. Ni en lo técnico, ni el catálogo, ni nada.

Líbreme dios de decir a nadie que juego o consola comprarse. Pero si levanto un furioso puñito contra la Bula papal que los nintenderos ofrecen a nintendo por los siglos de los siglos en nombre de la “identidad” el “feeling” y que si no te gusta nintendo “no tienes corazón” (eso me lo han dicho mucho a la más mínima crítica. Claro que me lo dicen de otras cosas. Darkor me lo dice mucho.)

Vamos, que es muy gracioso que un nintendero llame fanboy al resto de usuarios, cuando no existe mayor fan, más indulgente y más dispuesto a hacerse el ciego que un nintendero.

Marthis
Marthis 27/02/2017 a las 12:59 pm

En un Play se puede jugar a Pokémon, Zelda o Kirby? Entonces no queda otra que comprar la Switch.
Nintendo no necesita super gráficos para que los fans de sus franquicias les compremos consolas, Nintendo nos pone una pelota rosada que absorbe enemigos y con eso somos felices. Los videojuegos no necesitan muchos gráficos para ser entretenidos, necesitan movilizar las emociones y Nintendo eso lo hace de forma excelente.

Quebrant
Quebrant 27/02/2017 a las 1:14 pm

No conozco a nadie que se compre una consola por los teraflops. Eso siempre se acaba mencionando en los debates, pero las consolas se compran por los juegos, como es lógico. Y las competidoras de Nintendo tienen un ritmo de lanzamientos mucho mayor. Lanzamientos que quizás no te interesen, pero es lo que hay.

Nintendo hace unos juegos maravillosos, pero unas consolas que pese a tener las mejores intenciones, sólo consiguen limitar sus posibilidades. Menor potencia, menor capacidad de almacenamiento, arquitectura distinta… todo esto se traduce en no poder seguirle el ritmo al mercado actual y por supuesto, acabar perdiendo el apoyo de las thirds. ¿Importa esto? Depende, si sólo te interesan los juegos de Nintendo no vas a tener ningún problema. Pero si pretendes participar en la generación actual te renta mucho más una PS4.

En definitiva. Yo mismo soy nintendero como el que más. He tenido todas las consolas porque amo sus juegos tanto como los aman ellos mismos (y esto no se nota en ninguna otra compañía tanto como en la gran N). Así que la Switch no será una excepción. Pero pienso que la principal innovación de la consola responde a una necesidad que no existe (cuando salgo de casa es para hacer cosas que no son jugar a videojuegos), que la oferta de salida no es nada atractiva, el ritmo de lanzamientos a largo plazo no parece prometedor, y en general, la mayoría de críticas que está recibiendo no sólo me parecen legítimas, sino totalmente acertadas. ¿Es hipócrita criticarla por eso cuando sus competidoras también salieron algo flojas? Puede, o puede que no, si tenemos en cuenta que Switch pretende competir hoy con unas consolas que llevan años con ese mal arranque superado.

Sam_G_G
Sam_G_G 27/02/2017 a las 1:34 pm

Yo no puedo juzgar a nadie, el año pasado ahorré y me gasté 800€ (sí mamá, fueron 800€) en un PC MASTER RACE OVER 9000 to reshulón pa mi chabola, y lo hice (y me dolió hacerlo) porque quería jugar a determinados juegos que eran exclusivos de PC y a otros que no siéndolos me son más cómodos jugarlos con teclado y ratón. Además, también lo hice porque en STEAM y demás plataformas me puedo comprar juegos más baratos y así evito caer en la piratería.

También tengo por casa la Xbox 360 y la PS3 que me compré de segunda mano. De Nintendo solo tengo portátiles (Game Boy y NDS) con pocos juegos pero que he disfrutado muchísimo. De la PS2 no hablo porque tengo chorrocientos juegos. Y me encanta tener variedad, saber que pudo pasar de una a otra consola disfrutando lo mismo, sin importar los gráficos o la potencia; todo depende de si me dejan libre el salón o si de mi hermano está o no con el ordenador.

No me considero ni tru gamer, ni master race, ni nada de eso; es más, estos conceptos los conocí hace unos años. Me gustaría que pudiéramos debatir sobre videojuegos y consolas de forma sana, sin tener que salir en defensa de nadie ya que no se atacaría a nadie, pero a día de hoy lo tenemos complicado.

Se supone que hemos venido a esto de las consolas a jugar, y al final parece que acabamos jugando al Abogado del Diablo.

GloomyMonday
GloomyMonday 27/02/2017 a las 2:23 pm

Yo también estoy hasta las narices de que los fps, la resolución y demás movidas se tengan más en cuenta que la calidad de los propios juegos… Basta ya, leñe.

Calculin
Calculin 27/02/2017 a las 2:36 pm

Quiero casarme con esta entrada.

(Aunque la salida sin navegador, Netflix, ni consola virtual de Switch me parece la gran cagada, pero caerá en navidades igual)

Darkor_LF
Darkor_LF 27/02/2017 a las 2:54 pm

¿Cómo va a ser mejor Nintendo y la Switch si no tiene ni Ratchet and Clank, ni Final Fantasy IX ni la Boy Band?
Empieza a prender una antorcha, para no perder las costumbres

El Alcalde
El Alcalde 27/02/2017 a las 3:36 pm

Mucha gente olvida que el Gaming es un lujo, no una necesidad básica, porque si hablamos de la entretención hay maneras mas baratas de hacerlo.

Cómo lujo a veces no es del todo coherente, (como hay odio aquí por los coches haré una analogía de coches) yo tengo un dodge dart del `70 se que no tiene el mejor rendimiento de gasolina o que su motor es el mas potente, pero es el coche que me gusta, porque es un lujo que quiero darme, al igual que la ropa que me compro o ciertas cosas que como con cero valor nutricional, no todas tienen que tener una respuesta lógica solo nos tienen que divertir o hacernos sentir bien.

Y te faltaron los flufliflop de potencia jajajaja.

inestableyvolatil
inestableyvolatil 27/02/2017 a las 4:16 pm

Ains… No me gusta nada que este sea el debate rodeando a Nintendo. Porque sí, tienes razón. En parte. Por supuesto que la discusión nunca debería estar en los megahercios y los teraflops. Por supuesto que Nintendo no compite con las otras consolas en potencia y gráficos y etc… Pero es que eso yo ya lo doy por sentado, y me parece bien. Entiendo que todavía hay demasiados cuñaos quejándose de gigas de RAM para que el argumento esté tan obsoleto como me gustaría pero… A Nintendo hay que criticarlo por otras cosas.

Dices que Nintendo está ahí haciendo cosas distintas, y no es cierto. Han salido Marios y Yoshis y remakes y remasteres que parece que estén tomando ejemplo de Call of Duty para sus últimos años de lanzamientos. Cada vez tienen menos y menos juegos porque se empeñan en crear Hardware raro que a nadie le interesa intentando convencerse de que el bombazo inicial de la Wii implica que no fue un error de planificación, aún después de enterrarse en shovelware sin ningún juego medio decente a mitad de vida, cuando todas cogían ya polvo en estanterías.

Yo no me compré una PS4 antes que una Wii U porque tuviera más números, la compré porque tenía más juegos. La compré porque Yoshis Woolly World, Paper Mario color Splash, Starfox Zero, New Super Mario U, Devil’s Third, Project Zero, Kirby’s Rainbow Curse etc. eran entregas clónicas en sagas que no parecen ser capaces de rescatar del tedio.

Incluso juegos que he disfrutado en la consola como Mario 3D world, Pokken, Toad Treasure Tracker… No están a la altura de ser los únicos juegos que Nintendo pueda poner en su consola. Y digo esto porque la Wii U ha muerto en 5 años de forma bochornosa, y temo que la Switch pueda correr el mismo destino. Por qué? Porque repite muchos errores. Tiene un hardware raro para el que no podrán adaptar los juegos de las otras consolas, los third party ya ofrecen poco soporte (aún no han ni confirmado que Skyrim vaya a llegar en su edición especial a la consola, juego del 2011) y EA solo ha confirmado que llevará el FIFA, y veremos si no es un port de la versión de iOS y Android…

La lista de lanzamiento de Switch es deprimente, porque Zelda, al que tengo muchas ganas, sale para Wii U, y esa es la versión que compraré. Durante meses Switch va a tener muy pocos juegos dignos de mención (en cuanto a justificar nuevo aparato de 300 pavos), y Splatoon y Mario Kart son solo los juegos de Wii U vendidos de nuevo para que tengan otra oportunidad. Solo Mario Odyssey se puede considerar vendeconsolas, y que pintaza que tiene. Pero sale en Navidad!! Y todo esto sin mencionar el precio desorbitado de los accesorios (como los 70 euros del necesario mando normal, o los 30 para poder tener el chisme que es igual que el que viene con la consola pero con un agujerito para poder cargar los mandos mientras juegas), o el sistema online de pago que te va a “alquilar” juegos de NES y SNES durante un mes… Nintendo no sabe lo que hace, o lo que queremos. Da un paso adelante y dos atrás, siempre, y necesita un cambio de estilo.

Siento mucho el tochaco, pero adoro a esta compañía como a un hijo y no me está dando más que disgustos!! 🙁

go0ns
go0ns 27/02/2017 a las 4:20 pm

Fanboys hay en todos los lados. No entiendo es manía de intentar ver quien tiene los peores fanboys porque lo peor es ser fanboy de algo y punto, fanboy en el mal sentido. Igual que para algunos Nintendo es un ser perfecto de luz y cobre lo que nos cobre siempre esta justificado, para otros sony es mil veces mejor y que juegazos y todos hardcore y true gamers y nintendo es para niños, etc. Y gracias a esto te encuentras a gente que tiene todos los COD diciendo que nintendo abusa de refritos, y gente diciendo que el online del mario kart es suficiente, pe.

Yo me considero fan de nintendo y como muchos otros fans soy perfectamente consciente de que no hace todo bien y no hace todo como nos gustaría, su estrategia de comunicación no es la mejor, el online D:, política de precios y mil cosas más. Pero si soy fan de nintendo es porque el cariño y la jugabilidad que les ponen a sus juegos me parece única y que solo ellos pueden hacerlo, igual que solo Blizzard es capaz de sacar juegazos que juntan un montón de cosas ya vistas, pero coño es que las juntan muy bien y así con cada compañía.

Nintendo es buena en hacer juegos de nintendo y muy buena y hay gente a la que nos encantan ese tipo de juegos. Yo tengo la switch reservada no por su catalogo de salida, sino por lo que esta por venir. Llevo con sobremesas de nintendo desde la n64 y todas me han encantado, me da lo que busco y para todo lo demás tengo el PC. Pero si tuviese el tiempo necesario también trendría la PS4 y la ONE, porque me gusta jugar, pero me llama más el zelda que el horizon zero dawn y no pasa nada.

En resumen, que no añadiría ni un punto al artículo pero me apetecía daros la chapa. 100% de acuerdo.

Álvaro
Álvaro 27/02/2017 a las 7:15 pm

Sinceramente, a mí más que comparativas y demás, lo que me ha gustado siempre de las consolas han sido el catálogo de juegos y qué me ofrece, y la verdad Nintendo como compañía siempre me ha gustado, pero por ejemplo pillé la X box 360 en vez de la wii porque no me llamaba la atención. El único fallo técnico garrafal que he visto es que para descargarte juegos en digital tengas que pillarte microsds porque, je, el Dragon Quest Heroes por ejemplo ya no cabe dentro de la consola.
El problema que le estoy viendo a la nintendo switch viene más por decisiones de la compañía, y es que… por qué leches van a subirse al carro de poner DLCs?? Yo todo ilusionado con el Zelda y pum, a pagar más cosas (y, para colmo, online de pago). La verdad es que llevo mucho alejado de las consolas porque no me gusta esa corriente de pagar por DLCs que a veces son chorraditas o pluses que antes lograbas currándotelo y desbloqueándolo, y la Switch me llamaba la atención tanto por su diseño como porque, carajas, es Nintendo, no me cobrará por tontadas… Y ahora se me están quitando las ganas de todas todas…

pavifather
pavifather 27/02/2017 a las 8:13 pm

Buenísimo artículo (me parto el culo con el jandemor agromenawer)
Hace dos años, cuando estaba a punto de comprarme mi primera consola, cometí el error de intentar elegir entre PS4, Xbox One y la Wii U y acabé llegando a la conclusión de que Nintendo no era una opción, era otro tipo de entretenimiento (para el que ya no tenía más pasta, todo sea dicho).
Es innegable que con la Switch han cometido algunas cagadas, pero para mí queda compensado de sobra por el concepto de la consola. Sony y Microsoft parece que se enzarzan cada vez más en una batalla de penes mientras Nintendo va a su puta bola. Y sí, las otras tendrán unas especificaciones técnicas del copón, pero hay cosas que hoy en día sólo veo que da Nintendo.
Todo esto bajo la perspectiva de una que tuvo la Game Boy Color y ahí se acabó la relación con Nintendo por causas ajenas a mi voluntad. Pero ya llevo un tiempo queriendo volver a Nintendo y todo por el maldito Splatoon, que considero que es uno de los conceptos de multijugador más guays que se han hecho últimamente.

danirubioc
danirubioc 27/02/2017 a las 11:15 pm

Hola, me llamo Jose

(“Hola José”)

Yo no me he comprado ni una sola videoconsola desde la Máster System II. Ni un solo juego de esos que cada uno te cuestan 70€. Ni, por supuesto, ningún mando, sensor de movimiento, gafas vr, etc. Pero ha cambio cada cuatro añitos me gasto como 2.500€ en un PC, juegos en CDkeys y STEAM. Creo que suelo hacer esta inversión porque temo a la muerte y, de paso, para pasarme a los consoleros y sus chichigráficos por el forro de las pelotas y que me dejen comprarme la Switch tranquilamente.

P.D. Las revisiones del coche también me duelen más.

P. Dro
P. Dro 28/02/2017 a las 8:08 am

Bueno… Poco después de que el neardental aquél se hurgara la nariz ya se empezó a discutir si era mejor el Spectrum o el Amstrad…. O Atari o Amiga… y ahí seguimos.

Mis dieses, Pauler, por hacer pedagogía. Yo habría pasado de explicar nada 😂.

Borja (@rotatingboy)
Borja (@rotatingboy) 28/02/2017 a las 11:30 am

Enhorabuena por el artículo. Me ha parecido brillante, tanto por el enfoque como por el estilo.
Ahora bien, yo como Nintendero esta vez voy a intentar aguantar un tiempo (en principio largo, no sé si lo conseguiré) antes de subirme al carro de Switch.

El motivo está escondido en el último párrafo: creo que Nintendo lleva dos generaciones sin un rumbo claro en sobremesa, donde toda la innovación se queda a nivel de marketing y apenas trasciende a la experiencia jugable. Desde mi punto de vista, las propuestas de hardware de N, que son su primera declaración de intenciones donde nos dicen que no quieren parecerse a las demás, hablo de wiimote en Wii y tabletomando en Wii U, no han sido los puntos fuertes de prácticamente ningún juego de calidad (sí, me vienen a la cabeza algunas excepciones como Zack&Wicky en la primera y ZombieU en la segunda). Esto, que puede parecer una tontería, ha forzado a las consolas de N a jugar a algo que no saben, a tener que hacer power snatchs sin los esteroides suficientes para ello, generando la “morralla” que había en el catálogo de Wii y los “refritos” del de WiiU.

Claro que ahí quedan las exclusividades de N (y otras) como elemento diferenciador, que a pesar de que me encantan, creo que han dejado de ser novedosas desde hace ya tiempo. Quizá de todo lo que he podido jugar durante los últimos años –aviso, no es mucho– únicamente me han sorprendido en este sentido Mario Galaxy, The Wonderful 101 y Splatoon. Todo lo demás, me ha parecido en mayor o menor medida continuista o muy similar a lo que podría haber jugado en otras plataformas (y esto no significa que no haya juegazos en esta categoría, únicamente hablo de originalidad).

Ahora en Switch ¿los Joy-Con servirán para algo más que el piedra-papel-tijera? ¿Veremos a la Nintendo imaginativa con propuestas innovadoras o cumplirán el expediente con las reediciones que toquen? ¿Se esforzarán en que las third parties entiendan y se tomen en serio la propuesta de la consola? Mientras descubro las respuestas, me queda mucho por jugar en 3ds, WiiU, PC…

Person
Person 28/02/2017 a las 11:35 am

En mis tiempos mozos, cuando la chavalada era o Nintendo-fan o Sega-fan, había esa especie de rivalidad tontuna en que si tenías una Master System ay de ti que se te ocurriera tocar un mando de la NES, y cuando la pobre Sega murió irremediablemente (y yo era un Sega fanboy pero de los obsesos con MegaCD y todo) mi paso siguiente fue la Play (la uno, claro, con su diseño bastante mierdoso).
Luego me convertí en un Sony-fan de los que pseudo-odian la Xbox en un ciclo sin fin.

Por suerte en cierto momento se me pasó la tontería y me hice con una Game Cube, que me parecía una consola increíble y que además se destacaba de las demás por sus mini CDs y unos juegos molones y diferentes a los que ofrecían las otras consolas.

Así que sí, entiendo que Nintendo ofrece otras cosas, ofrece una diversión distinta en cuanto a la consola de sobremesa (en portátiles siempre será la reina), pero también hay que ser consciente de que la Wii fue regularcilla, la WiiU (personalmente) me parece un fracaso brutal, y ahora la Switch me da la sensación de que va por el mismo camino. Ojalá me equivoque, porque siempre es genial que haya más consolas que eviten la oligarquía, pero por ahora ya no es solo que sus apartados técnicos sean un tanto ridículos para hoy en día, si no que el catálogo de juegos es, bueno, casi inexistente.

Cuando puedes contar con los dedos de una mano las grandes novedades de salida de una consola, es muy mala señal.

Qué ojo, cuando salió la PS4 su catalogo era de risa y encima tenía un precio obsceno, pero en este caso Sony ya tenía detrás su Play3 con su catálogo casi infinito de juegos y una enorme popularidad, mientras que Nintendo saca la Switch tras la WiiU y su chascazo.

Todo será cuestión de ver cómo se desarrollan los acontecimientos y de si Nintendo se pone las pilas y saca una mejor versión de la consola (por lo menos en cuestión de duración de batería), porque por muchísimas ganas que pueda tener de jugar al Zelda, por ahora no me vale la pena el gasto ni de lejos.

Artemis
Artemis 28/02/2017 a las 12:19 pm

Independientemente de la potencia técnica de cada consola, Nintendo siempre me ha ofrecido algo que el resto de las plataformas me lo han podido dar contadas veces: unos juegos exclusivos que hablan mi idioma, que me enamoran, que tienen ese “toque” que otras empresas no tienen.

Para mí una consola es el medio que utilizo para llegar a los juegos. Por lo tanto, una consola me va a conquistar antes por su catálogo que por su potencia. Y aunque me gustan mucho las entregas de otras sagas (Persona, Final Fantasy, entre otros), es Nintendo la que siempre hace temblar mi cartera.

Att: una persona que se compró el Fire Emblem Awakening medio año antes de tener una consola.

Reno (@Ralbarn)
Reno (@Ralbarn) 28/02/2017 a las 12:35 pm

Nintendo es necesaria, es la lucha contra el movimiento del mercado hacia los infinitos juegos de acción en tercera persona. Quien haya sentido lo que sentimos muchos con sus juegos, quien haya pasado horas disfrutando de Splatoon o Super Mario 3D World sabe que te da cosas que no encontrarás en otras plataformas, por mucho que lo intenten (que no lo hacen). Pero cada uno que disfrute con lo que quiera, desde luego. Enhorabuena por el artículo.

Antz
Antz 01/03/2017 a las 3:39 pm

👏👏👏👏👏👏

Gran articulo.
Me lo voy a copiar en el movil para enseñarselo a todos los que me critican por ser fan de nintendo.
Cuando presentaron la Switch lo primero q tuve q escuchar fue q si los graficos eran malos, q si el online era pagando. Yo les respondia q lo unico q me importaba es q es region-free, q sale un nuevo Xenoblade y el Dragon Quest 11.
La gente seguia en sus trece hablandome de los graficos de play y yo les respondia q para graficos ya tengo el pc. Que si el online es de pago: no suelo jugar online, por horarios de trabajo no suelo coincidir con ningun compañero cuando estoy jugando…Que si la bateria es muy corta: cuando se va a apagar por la bateria te guarda la partida automáticamente!!! (Algo de lo q me entere ayer y me encaaantaaa)
Siempre me suena a que la gente lee las cosas en internet y cuando le rebates sus frases lapidarias con un poco de sentido comun les da un pantallazo azul en el cerebro.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: