¿Cuántas de vosotras habéis pensado alguna vez en lo guay que sería tener vuestro propio planeta, montar una colonia y (sobre todo) gobernar controlando hasta el más mínimo detalle? No puedo ser yo la única… ¿verdad? Si sois de las mías, os va a interesar lo que os traigo hoy: una pequeña reseña de Aven Colony, un simulador de construcción de ciudades que saldrá a la venta el próximo 25 de julio en Steam, PS4 y Xbox One.

Mothership Entertainment nos trae la historia de Aven Prime, un planeta situado a años luz de la Tierra en el que comenzaremos a construir la primera colonia extrasolar de la historia de la humanidad. Allí tendremos que lidiar con los diferentes tipos de climas, problemas medioambientales, meteoritos e incluso aliens. Porque, al fin y al cabo, estamos en un entorno completamente desconocido y no todo va a salir como esperamos que salga. Esta demo nos enseña 4 misiones de juego: Holo-Sim 1, Holo-Sim 2, Vanaar y Sandy Gulch. Además, a eso podemos añadir el modo sandbox y su primer mapa, Sandy Gulch.

AvenColony (2)
Para empezar, nos ponen en Holo-Sim 1, un pequeño mapa que nos muestra el tutorial básico de juego. Es muy corto, y principalmente te enseña cómo moverte por el mapa, girar la cámara y todas esas pequeñas cosas que normalmente nos saltamos para luego preguntarnos cómo se hacía alguna cosa (e ir corriendo a preguntarle a San Google). Aquí también descubrí que se podía renombrar a los colonos, y eso fue el inicio de un futuro drama con Paquito 47, pero de eso hablaremos después.

El segundo mapa, Holo-Sim 2, es un tutorial un poco más avanzado, pero también cortito. En él nos enseñan las funciones y colocación de los edificios, las normas de construcción o la colocación de túneles (que más bien son simples aceras), entre otras cosas. Por ejemplo, nos enseñan que cuando pones una granja, tienes que tener en cuenta qué vas a plantar y dónde, si no quieres acabar con una cosecha de un melón al año. En general, los dos tutoriales son muy básicos, sobre todo para quien ya haya jugado a este tipo de juegos. Sin embargo, como son tan cortitos y ágiles, no te importará hacerlos ni pensarás que son una pérdida de tiempo. Pero si no los jugáis, acordaos de que una de las señoras jugonas de Todas Gamers os dijo que no os los saltaseis.

AvenColony (9)
Pasamos a Vanaar, primer mapa de juego y la colonia donde conocí a Paquito 47. Aquí nos presentan una zona del planeta verde, con algunas montañas y lagos pequeños. Un buen sitio para empezar, sin apenas problemas externos (como mucho un par de meteoritos o ataques de una especie de hongos alien llamados The Creep). Principalmente nos limitamos a gestionar a la gente, porque necesitan casa, comida, energía eléctrica, agua, y todas esas cositas que nos permiten seguir viviendo. Pero para ello tienen que trabajar. Y siempre vais a tener a ese colono quejica que va a liarla en todo lo que haga, como Paquito 47. Como os habréis imaginado, soy de las que pone nombres y los numeran dependiendo del trabajo que tengan, para tenerlos controlados a todos. Cuando todavía no llegaba inmigración a la colonia y tenía que tener a mis trabajadores repartidos por todas las instalaciones, Paquito 47 decidió por su cuenta cambiar su trabajo de granja por un nuevo y flamante trabajo en el generador geotérmico. Casi me mata de hambre a todo el mundo, pero eh, que al menos morían con las luces encendidas. Maldito Paquito 47.

AvenColony (6)
En Sandy Gulch, en cambio, nos sueltan en una zona árida con unas pequeñísimas zonas en las que puedes poner tus granjas o extraer agua, cosa que hace que tengamos que replantear completamente la estrategia de juego que habíamos utilizado en el mapa anterior. Sobre todo porque además en este mapa hay gusanos de arena gigantes que escupen ácido amarillo. Sí, algo parecido a los de Dune. Como veis, la cosa se va complicando. Nos costará más conseguir comida, tendremos que utilizar mucho las minas para poder usar zonas de intercambio y conseguir alimentar a los colonos, deberemos construir defensas para que no nos coman los alien y, aún así, nuestra colonia debe hacerse cada vez más grande. Pero en el fondo se resume a lo mismo, saber gestionar a nuestros habitantes para que no acaben muriendo y que todo se convierta en una colonia fantasma.

Hasta ahora habíamos visto los mapas que, aunque son bastante libres porque puedes hacer lo que te dé la gana, te van guiando a través de pequeñas misiones. Algunas sencillas, como puede ser aumentar el número de colonos, y otras más complicadas, como exportar cierto material que tienes que plantar, investigar, mezclar y fabricar. Pero por último, tenemos el modo Sandbox, que nos convierte en el caos más absoluto o el orden más ordenado… a costa del bienestar de nuestros colonos. Parece que nadie les advirtió de que no pueden fiarse de cualquiera para montar una civilización. Por suerte, en este modo podemos hacer todas las pruebas que hagan falta, todos los “¿qué pasaría si hiciese esto?” sin temor a estropear la partida con esa colonia tan bonita y eficiente que tenemos en el modo historia. Y no veáis lo que se agradece.

AvenColony (10)
En definitiva, si sois de ese tipo de gente que tiene 500 horas en juegos como Trópico (soy culpable de eso) y os gusta todo lo relacionado con los alien y la ciencia ficción, vais a necesitar mucho este juego. Sólo voy a añadir que, con lo que os conté sobre esta demo, tengo ya unas 20 horitas de juego registradas, con unas colonias preciosas funcionando perfectamente. ¿Y vosotras? ¿Creéis que podréis convertiros en la mejor gobernadora de Aven Prime? ¿Podréis controlar a Paquito 47?

Copia de prensa del juego proporcionada por Team17 Digital Ltd. ¡Muchas gracias!

Buy Me a Coffee at ko-fi.com