Ahora que el chat de AOL nos dice adiós para siempre, y aunque probablemente nos dé un poco igual porque nosotros siempre hemos sido del team Messenger, es buen momento para inyectarnos un buen chute de nostalgia de la mano de Emily Is Away Too.

Ya hemos reseñado el primer juego en el artículo de Algunos Jueguitos Gratis escrito por Kitttsune.

Emily is Away Too, como en su primera entrega, sigue siendo un simulador de un chat AOL en donde podrás hablar con una chica llamada Emily, una compañera de clase de la cual estás enamorado.

En esta entrega seguimos anclados en los 2000, donde los chats reinaban entre los jóvenes y nos pasábamos los días personalizando nuestros estados, fotos de perfil y el tipo de letra que utilizábamos.

El propósito de esto claramente es que el jugador sienta nostalgia, que nada más abrir el juego vengan a tu cabeza todos aquellos recuerdos de la adolescencia que tenías bien guardados.

20171016150303_1.jpg
Como se puede esperar de una secuela, no todo es igual que en la primera entrega. Emily is Away Too trae cosas nuevas, y la más importante es que existe una chica más con la que poder conversar: Evelynn.

Así como Emily era el prototipo de chica bien, un tanto alternativa y enamorada de la música indie, Evelynn se presenta como todo lo contrario. La nueva compañera se presenta como una rebelde, amante del rock y el punk, que hace lo que quiere y con una personalidad más alocada.

Dada la existencia de dos personajes, ahora sí que tienes la posibilidad de elegir, porque esta vez las elecciones que hagas a lo largo del juego sí importan y determinarán si Emily o Evelynn es la chica de tus sueños.

Una de las cosas que Emily is Away Too añade y que le da un punto de inmersión a la experiencia es que ahora las chicas te pasarán diferentes enlaces de canciones a Youtube y Facebook, las cuales podrás explorar en cierta medida. Estas páginas son creadas de cero para el juego, teniendo una apariencia específica de la época. Por ejemplo, cuando te pasan un enlace de YouTube, verás la interfaz de YouTube en sus primeros años.

youtoob.png
Por si te apetece volver a ver los virales del 2006

Pero su efecto nostálgico no se produce solo por la interfaz y los sonidos acordes a los early 2000, sino también por su historia, que es la que hace que quieras seguir jugando. Y es que esta historia no tiene nada de especial, simplemente son las vidas de estas dos chicas durante sus años de instituto. Sus amores y desamores y cómo estás tú ahí para ayudarlas en lo que sea, porque son tus amigas y te importan.

Este argumento es probable que a todos nos suene porque todos hemos que tenido que ayudar a alguna amiga o amigo con sus problemas y no había más herramienta en ese momento que hablarlo por el chat. Y es aquí donde el efecto nostálgico se manifiesta a través del contenido del juego.

20170723003234_1.jpg
Vais a hablar mucho de música con las chicas

Emily is Away Too no es gratis, tiene un precio de 4’99€ en Steam y realmente merece la pena pagar por ello. No es un juego largo, unas dos horas aproximadamente, pero tendrás que jugarlo mínimo dos veces para poder desbloquear los dos finales de las dos chicas, así como descubrir los múltiples secretos que el juego esconde.

Porque pese a ser un juego sencillo, un simple simulador, Emily is Away Too añade una mecánica de iconos que puedes ir desbloqueando a medida que juegas, estos iconos desbloquearán chats nuevos con diferentes personalidades conocidas en el mundo de los videojuegos.

20170723010638_1.jpg
Siendo un miembro honorable de la comunidad de Overwatch

Para terminar, Emily is Away Too pone a la disposición de todo el mundo la web nostálgica que crearon expresamente para el juego. Aquí podréis visitar YouTube, Facebook, Steam, etc. tal y como eran en 2006, con una estética un poco más retro.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com