Darkwood, en lo profundo del bosque

Darkwood, en lo profundo del bosque

El bosque es una de las localizaciones por excelencia del terror. A pesar de que un paseo entre los árboles pueda parecer apetecible a plena luz del día, la posibilidad de quedar solos bajo la oscuridad de las ramas no lo parece tanto. En la película La Bruja el bosque funciona como recordatorio permanente de que algo no anda bien, apareciendo en las escenas engullendo la casa de los personajes con su presencia malévola. En Bloodborne, en cambio, los habitantes de Yharnam se benefician de la naturaleza salvaje para esconder los secretos más oscuros y que sean las propias criaturas las encargadas de guardarlo.

Este, por supuesto, es también el caso de Darkwood, un videojuego independiente de terror creado por un grupo de personas a las que, insólitamente, no les gusta este género. Aunque lleva en early access desde 2014, no ha sido hasta 2017 cuando ha salido a la venta la versión finalizada. Resulta curioso que, a pesar de todo, Darkwood es genuinamente una de las cosas más terroríficas que he jugado en la vida.

WolfmanLa parte más llamativa y más cuidada de este título es su atmósfera. Todo el juego tiene un estilo pixelado y está animado de tal forma que no para de moverse, dando un aspecto táctil y musgoso. La naturaleza, especialmente agresiva, es la principal protagonista, todo está lleno de árboles, ramas, hierba, arbustos y setas que nos entorpecen el camino y nos envenenan. Los pocos vestigios de humanidad como pueden ser las casas, tractores o sembrados están rotos, llenos de óxido y no nos resultan apenas útiles. Darkwood no para de repetirte que no eres bienvenido aquí.

El aspecto gris y verdoso del juego (recuerda enormemente a Stalker, tanto la película como el videojuego) contrasta con la luz que lleva nuestro personaje, una especie de cono amarillo que además de marcar lo que estamos viendo, hace que cambie el paisaje. Es importante mirarlo todo, ya que podemos descubrir un cadáver o un enemigo que había pasado desapercibido entre la oscuridad. La luz también juega un papel vital en la jugabilidad debido al ciclo de día y noche: mientras haya sol tendremos que recolectar materiales y abastecernos con armas, mientras que después del atardecer nos esconderemos junto a alguna lámpara para evitar a los monstruos nocturnos. Resulta fascinante cómo el juego consigue que la primera parte sea frenética y ligera, mientras que la segunda se haga eterna porque tendremos que adoptar un rol pasivo.

20171227203059_1

A pesar de que los controles son sencillos (nos movemos con el teclado, y con el ratón dirigiremos la vista y gestionaremos el inventario) es un juego complejo. Los recursos escasean, nuestra mochila es pequeña y revisar el mapa es lento y nos deja desprotegidos mucho tiempo. Podremos craftear y comprar elementos, pero demasiadas veces tendremos que dejar atrás materiales. Moverse por el mapa es torpe y nada satisfactorio aumentando la sensación de vulnerabilidad y peligro, casi siempre es mejor ignorar las batallas y huir porque normalmente salimos perdiendo. Sin embargo, nada de esto es algo malo, al revés, ayuda a perfilar ese carácter sórdido y hostil que tiene Darkwood.

A lo largo de nuestra partida conoceremos personajes y podremos acceder a varios finales según las decisiones que tomemos, mientras vamos descubriendo la historia, y averiguando lo que pasó para que el mundo esté como está. Todo esto con una estética propia influida por la mitología eslava. Darkwood es un juego duro, terrorífico y obtuso en el que lo tienes que aprender todo por las malas ya que todas sus instrucciones son demasiado opacas. Y precisamente por esto es un excelente título para los fans del survival horror.

Cómprame un café en ko-fi.com

Kitttsune
Kitttsune

Ilustradora amante de los gofres y los gatos.

2 comentarios
BoKeRoN
BoKeRoN 29/12/2017 a las 2:46 pm

Recapitulemos:
– no es japonés +3 puntos
– es del este +1 punto
– Le ha gustado a kitsune, +6 puntos

Resultado : 10, GOTY

Kitttsune
Kitttsune 29/12/2017 a las 5:04 pm

Y salen furrys!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: