Mario Kart 64

Pistas y circuitos en el mundo Mario, ahora en 3D

Pistas y circuitos en el mundo Mario, ahora en 3D

10/02/2018 | Rena | 6 comentarios

Año 1997. Nintendo 64 se encuentra como una de las consolas de sobremesa más queridas y conocidas entre la juventud. Los juegos de plataformas proliferan y por la esquina de la curva aparece rápido desde la SNES, derrapando con fuerza, un juego, hasta llegar a los días actuales con las mismas energías y velocidad.

¡Mario Kart 64 ha llegado y cumple 21 años! Mi yo del pasado, con 9 años, se veía disfrutando como una enana de este maravilloso juego.

¡Welcome to Mario Kart!

En Japón, se lanzó el 20 de noviembre de 1996; en EEUU el 10 de febrero de 1997 y en Europa el 24 de junio de 1997. Feel old yet?

Mario se ha visto envuelto en muchísimos universos donde no ejerce su primer oficio y se dedica a divertirse, porque todo el mundo se merece unas vacaciones. Con esta primicia se sacó el carnet de conducir joven y se juntó con sus compañeres, se subió a un kart y con el esperado 3D que trajo la gran N, pudimos correr en 16 circuitos distintos y combatir en 4 escenarios contra otres jugadores. Pese a llegar en inglés a España, no era un juego complicado ya que no tiene historia y tan sólo es seleccionar y apretar fuerte al botón de acelerar.

Para quien no haya jugado en su vida a la saga de Mario Kart, tu objetivo es quedar en primer lugar (tell me more juego de carreras) pero, si quedas al menos en uno de los 4 primeros puestos, te llevarás puntos de todos modos. Tras las 4 carreras de una Copa, se hará un conteo de puntos y se dará el trofeo a quien gane. Mientras estás en la carrera, unos objetos flotantes con forma de rombo y un signo de exclamación “?” te darán un objeto aleatorio que tienes que utilizar contra el resto para dificultarles el camino al primer puesto. También hay objetos de beneficio propio, como champiñones que te darán más velocidad.
Ahora entre tú y yo, si has jugado alguna vez, tendrás traumas con el caparazón azul que nació en este juego y ha persistido en el resto por lo macabro que es. ¿Verdad?

Player_Selection_-_Mario_Kart_64

¿A quién eliges? (Fuente)

He de decir que poder verles en este modelado 3D parpadeando los ojos y celebrando que les escogieras me llenaba de ilusión. Cada corredor tenía unas características únicas que les diferenciaban de los demás en cuanto a velocidad, aceleración, giro o peso, muy importante según el circuito. Peach, Toad y Yoshi eran los más rápidos, pero los más débiles y peores al tomar curvas, Mario y Luigi los equilibrados, y DK, Wario y Bowser los más lentos, pero los más seguros en circuitos más complicados. Una curiosidad es que en el juego en beta iba a llegar con Kamek en vez de Donkey Kong pero se acabó poniendo al mono, quizás por la llegada de su propio juego con Donkey Kong 64, que tiene su propio rap y aprovecho para enseñarte. Si tardabas mucho en elegir a tu corredor, Mario te instaba en inglés a seleccionar ya a alguien (qué poca paciencia, chiquillo).

mariokart64.png

Uno de sus circuitos básicos, la Pista Mario (Fuente)

Las carreras se dividían en 4 copas que, a su vez, estaban formadas por 4 circuitos. Al seleccionar una copa (Champiñón, Flor, Estrella o Especial, a cada cual más complicada y difícil) se jugaba sus mapas correspondientes. El juego además tiene 3 modos de dificultad que están divididos por cilindradas (50cc, 100cc y 150cc) y la diferencia radica en la velocidad de los adversarios, llegando a superar la velocidad de tu corredor constantemente. Una de las cosas que más rabia podía llegar a dar era que el adversario se pusiera detrás de ti, ya que tomaba ventaja de tu kart y aumentaba su velocidad, adelantándote sin piedad. Cuando jugabas, el primer contrincante que te adelantase ya sabías que iba a ser el desgraciao que te la tendría jurada durante el resto de la competición.

La posibilidad de dar un pequeño salto vertical con tu kart te permitía coger las curvas en derrape, aumentando tu velocidad al soltar el botón de salto y el stick, lanzándote con velocidad hacia delante. Podías mantenerlo durante un periodo de tiempo infinito pero había que calcular bien el giro, dependiendo de cada personaje, para poder explotar al máximo esta habilidad y no quedarte dando vueltas o hacer que tu kart resbale y pierdas tiempo. Existen 4 modos de juego para disfrutar de unas buenas carreras.

Mario Grand Prix
El modo clásico para 1 o 2 jugadores que es tal y como he estado explicado antes (no se puede para 3 o 4, lo sé porque mi prima no podía jugar con mi hermano y conmigo, so sad). Cuando completabas todas las copas en su máxima cilindrada, se desbloqueaba un modo “extra” donde podías hacer los mismos circuitos pero en modo espejo. Doble de locura, doble de diversión, ¿no? La pantalla te muestra la información de los 4 primeros jugadores que ganarán puntos, el número de vueltas que llevas y aún te quedan, el tiempo que llevas en carrera y un minimapa del circuito.

yoshi

¡Yoshi! (Fuente)

Contrarreloj
Este modo para 1 jugador era para quien se picaba de verdad y quería memorizar las carreras y rozar el filo de las curvas para apurar lo más posible. Sólo tienes 3 champiñones de velocidad, corriendo a 100cc e intentando batir tu propio récord para volver a superarlo una y otra vez. Lo divertido era que, si lo hacías, aparecía un fantasma de ti y así no parecía que jugabas solo podías sentir la competición contigo misme.

propia

Mira esa Peach corriendo justo detrás de ti maldita sea es tu propIA SOMBRA CUIDAO-

Modo Versus
Para 2 o 4 jugadores, tenías la posibilidad de elegir el circuito de la copa que quisieras y repetirlo cuantas veces quisieras. Eso sí, el resto de competidores desaparecía y era una pena. Un verdadero caos, era fácil confundirse y mirar el recuadro que no te correspondía, dándote cuenta de que estabas mirando al personaje que no era el tuyo. El minimapa desaparece, pero la línea horizontal central lo sustituye dejándote ver la posición de cada jugador simplificándolo en una recta. Esto no lo viven la gente joven de hoy día.

versus.jpg

Vamo a sé felise lo cuatro (Fuente)

Modo Batalla
Otro modo de 2 a 4 jugadores, pero esta vez para salseo y caña. Diferenciándose por completo del resto de modos, aquí tu único mérito es destrozar al resto para ser tú quien gane en un circuito cerrado y pequeño a elegir entre 4. Cada personaje tiene 3 globos (de colores, monísimos) atados a su kart y tendrán que explotar los del resto a base de golpes con objetos o tirándole por agujeros. Ganará quien quede únicamente en pie con al menos un globo.

batalla.jpg

Era divertido ver a los personajes de frente (Fuente)

Su banda sonora está compuesta por el famoso Kōji Kondō, junto a Kenta Nagata. Nos entretiene y divierte en cada carrera, dotando de una personalidad única a cada circuito. Una sonrisa me sale al escucharla al completo. Pusieron tanto cariño a los detalles que, si quedabas al final de una copa en 4 lugar, dentro de la suma de puntos, te daban un premio muy especial distinto a los de los 3 primeros puestos, que ganan un trofeo de bronce, plata u oro dependiendo del sitio en el podio. Los tres primeros tienen un tema de ganador, pero el 4 tiene un tema único.


Ahora voy a contar una anécdota de las mías para ir cerrando el artículo de uno de los videojuegos de carreras que más he explotado con mi hermano. Por motivos personales, la Nintendo 64 acabó en mi casa como regalo a mi hermano, junto al Super Mario 64 y posteriormente el Mario Kart 64. Al ser la consola “de él”, a mí me compraron un mando de color verde. Cada une jugaba, obviamente, con su mando.
Antes de la época donde comencé mi adolescencia con mis trastornos obsesivos, mi hermano y yo seguíamos siendo les mejores amigues y seguiríamos tocando todos los juegos que pasasen por nuestras manos juntes. Mario Kart 64 lo explotamos no sólo en el modo carreras, sino en el versus, contrarreloj contra el otre, batalla… y jugando a las casitas. Sí. Jugar a las casitas en Mario Kart 64. ¿A que no se te había ocurrido nunca?

¿Ves este mapa?

castillo.png

Castillo de Peach (Fuente)

Quien llegase antes, se quedaba con el castillo de Peach como la SEÑORA MANSIÓN donde vivir. La Pista Mario permitía salirse de la carretera, cruzar todo el prado de Super Mario 64 y llegar a la misma puerta del castillo, aunque se encontraba cerrada y no permitía hacer más que pasear y ser el uso decorativo extra. Bien. Mi hermano y yo abríamos el modo Versus, seleccionábamos esta pantalla y, como digo, quien llegase el primero se quedaba con este casoplón para vivir, coger cáscaras de plátano “para comer” y objetos bomba, a los que llamábamos “tartas o regalos”, llenando toda la entrada con ellos. Uno de los dos, el que perdía, debía quedarse con una esquinita que había tras un salto con rampa y velocidad, lejos del castillo. To triste.
Pasábamos las horas contando nuestra vida ficticia, decorando con platanitos la calle y haciendo dibujos en el suelo con los mismos, visitando al otre a su casa con un “regalo” tras el kart para dárselo y que “se comiera la tarta o plátano”.
También teníamos predilección por jugar a las casitas en uno de los mapas del modo batalla que tiene forma de parchís, con 4 bloques de colores. Cada une corría al color que le gustaba y ahí se aposentaba. “Iba de compras” cogiendo objetos y se dedicaba a criar plátanos. Maravilloso.

Otro modo de juego extra que inventamos era el de “mamá y papá”. Existe un mapa donde, en mitad de la carretera, se cruzan trenes que pueden atropellarte y ralentizar tu carrera para quedar en primer puesto. Sí, es lo que estás pensando. Estos trenes eran “mamá y papá”.

tren

Mamá saliendo del trabajo (Fuente)

Quien llegase primero se quedaba con el primer tren, el cual considerábamos mejor que el otro, y podía decidir si era la mamá o el papá (en realidad eran idénticos en velocidad y forma, pero esto es el poder de la imaginación, ¿vale?). Tú podías esperar a que pasase el tren que te pitaba para que tuvieras cuidao con no dejarte atropellar pero, si dejabas que siguiera adelante, podías meterte entre las vías e ir tras el vehículo a una velocidad lenta pero ininterrumpida. Aún recuerdo el sonido de las ruedas contra la madera de las vías que suena distinto a cuando conduces por la carretera del circuito. Nuestro juego consistía en ir persiguiendo eternamente estos trenes, dando vueltas en el circuito durante horas, contando las “historias” de ese día a nuestros respectivos familiares y, si habíamos hecho algo malo y se lo contábamos, nos “castigaban” los trenes siendo atropellados (por detrás, golpeándonos contra el mismo). También si íbamos a molestar al otre, podíamos ponernos en medio o incluso nos inventábamos riñas familiares donde si te portabas mal, debías dejarte atropellar o “suicidarte” poniéndote entre las vías siendo arrollado el kart por el tren.
Fueron unos tiempos idílicos. Llenos de magia y… casitas.

Juegos de casitas en un juego de carreras.
Te lo recomiendo.

Cómprame un café en ko-fi.com

Rena
Rena @bolverkr

Pasionaria del Tales of Symphonia. Sincorazón obsesionada con el número 11. hack//. You cannot oppose fate, so... Blame your fate! Creadora del Insolente Color Rosita.

6 comentarios
Pad-Land
Pad-Land 10/02/2018 a las 12:05 pm

He llorado de felicidad

Rena
Rena 10/02/2018 a las 7:34 pm

Oww <3

Victor Ruiz
Victor Ruiz 10/02/2018 a las 6:23 pm

Muy buen artículo, en mi caso nos juntabamos mis dos hermanos y un tío o un primo. Fué el juego que que más explotamos en el N64. Al caparazón azul le deciamos “saludito de duende”. Muy buenas opciones los modos extras que inventaron, el seguir a los trenes está genial.

Rena
Rena 10/02/2018 a las 7:34 pm

¡¡Saludito del duende!! xDD

Francescus
Francescus 20/05/2018 a las 11:33 am

Me ha fascinado el artículo.
No tenía ni idea de lo del cuarto puesto y mira que le eché horas a este juego.
Y mira que yo cuando estaba estresado simplemente me dedicaba a correr en la Rainbow Road, no sé que tenía esa pista, la juagaba entaba en “trance” y me relajaba, camino sencillo a una felicidad efímera.
Lo de los otros modos de juego me parece de una imaginación sublime, muy guay todo.

Mi enhorabuena.

Rena
Rena 20/05/2018 a las 2:00 pm

Ya ves, es lo que tiene pasar horas y horas en casa encerrada. Al final se te ocurren mil maneras más de jugar XD
Gracias 💛

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: