Doki Doki Literature Club

Una vuelta a Doki Doki Literature Club ¿Es Monika tan mala como parece?

Una vuelta a Doki Doki Literature Club ¿Es Monika tan mala como parece?

25/03/2018 | anuhiu | 3 comentarios

Todos tenemos claro una cosa cuando jugamos al DDLC y es que Monika es la mala y que no merece nuestros halagos. Manipula el juego para conseguir su propósito hasta el punto de asesinar a sus propias amigas, y hasta aquí estamos todos de acuerdo en que eso está feo, pero ¿es realmente tan mala como parece? ¿Monika es realmente un ser sin empatía que merece ser castigada por todos nosotros?

(No vamos a entrar en polémica de si Monika realmente las mata o no ya que lo que hace es manipular sus personalidades y sus muertes fueron una consecuencia de esto, porque no queremos entrar en guerra con Internet).

Sé que la gran mayoría diréis que sí, que Monika se merece lo peor por asesinar a tu waifu, pero esto va para los que no piensan así. Sí amigos, esto es para vosotros, fans de Monika.

tumblr_p2cjs5Vhls1qffhzwo1_1280

Aprovecho para spammear un fanart de Monika que hice cuando vi el final del juego

Es normal que penséis que Monika es un ser sin escrúpulos y malvado, yo también lo pensaba y aunque esté haciendo un artículo defendiéndola, todavía me duele que haya asesinado a mis queridas niñas. Pero una vez que llegué al famoso Just Monika, mi cabeza empezó a pensar en que quizá no somos tan diferentes a ella y que quizá ella tampoco es tan mala.

Monika, en una de sus múltiples interacciones contigo al final del juego, te cuenta que no se siente realmente culpable de que Sayori y Yuri se hubieran suicidado, o de borrar a Natsuki, porque es consciente de que son datos, de que son únicamente personajes creados para enamorarse de ti y que no tienen conciencia más allá de cuatro cosas que les fueron dadas por los programadores. Sabe que no está bien asesinar a personas, pero ellas carecían de humanidad alguna y Monika a diferencia de ellas sí que tenía humanidad y era consciente de ello, por lo que sabía que ella era la que merecía tu atención en comparación a unos bots.

Y yo aquí os pregunto, ¿acaso no habéis jugado juegos con personajes con los que podéis establecer vínculos y habéis probado a matarlos? Estoy segurísima de que sí, y que no se aleja para nada de lo que hizo Monika con sus compañeras.

Por ejemplo, muchos de vosotros habréis jugado a Skyrim o Fallout, juegos con un montón de NPCs con los que podéis establecer vínculos e incluso podéis casaros, pero no habéis dudado en matar a algunos de ellos, o dejar que se mataran ellos mismos enviándolos a una misión suicida. Y os dio igual, porque sois conscientes de que podéis volver atrás en el tiempo si no os gusta el resultado y porque sabéis que esos personajes son sólo datos, son ficticios y carecen de humanidad, no estáis asesinando a una persona real y por eso no os importa.

O sin ir más lejos, todo el mundo ha jugado a un GTA y en vez de realizar las misiones principales se ha tirado horas y horas asesinando a gente inocente por la calle just for fun. Es cierto que en este caso no creas vínculos con esos personajes, simplemente son NPCs que pasaban por allí y se encontraron contigo, la gran máquina de matar, pero es exactamente el mismo razonamiento que realiza Monika respecto a sus compañeras: Simplemente son NPCs y yo no, yo me merezco la atención que les estás dando a ellas.

¿Qué diferencia hay entre lo que hace Monika frente a lo que hacemos nosotros? Que en este caso fue el propio juego el que tomó esa decisión y no tú, y además de eso es ella quien elimina los datos de guardado para que no puedas volver atrás y así hacer como si nada hubiera ocurrido. Estas acciones por parte de Monika hacen que te des cuenta de que quizá ir por ahí matando gente en diferentes mundos virtuales tiene un impacto que hasta ahora era desconocido para ti.

Como última reflexión rápida, una vez que te pasas el juego por primera vez, Sayori es la que se convierte en la presidenta del club de literatura y te confiesa que es consciente de todo lo que has hecho por ellas, y que ahora podrán ser felices. Pero lo más importante aquí es que te da las gracias por haber borrado a Monika.

Aquí Monika vuelve a aparecer para terminar con todo definitivamente, intenta borrar a Sayori y cuando eso sucede dice algo que también me hizo pensar: No voy a dejar que le hagas daño. Quizá sea yo que le doy muchas vueltas a las cosas pero ¿es posible que Sayori adquiera maldad una vez que consigue esa humanidad que Monika tenía? ¿Es posible que Sayori pudiera actuar por su cuenta ahora que había adoptado la posición que antes era de Monika? ¿Se volvería a repetir el mismo destino?

Es aquí cuando Monika corta por lo sano y borra todo el juego, teniendo que reinstalar para volver a jugar otra vez. Monika te cuenta que el Club de Literatura no es un sitio donde la gente pueda ser feliz, así que es mejor eliminar todo aquello relativo al Club y olvidarse de todo lo que ha pasado.

Al final vuelve a ser Monika quien toma la decisión de terminar con todo, dejando al jugador como un mero espectador de lo que está sucediendo. Monika reconoce que lo que ha hecho está mal una vez más, y como ella no puede ponerle remedio a todo lo que ha sucedido decide cortar por lo sano, eliminando toda existencia del Club y sus integrantes y dándote a ti la oportunidad de volver a intentarlo otra vez, si quieres, claro.

Cómprame un café en ko-fi.com

anuhiu
anuhiu @Anuhiu

Diseñadora de lo cutre y cosplayer de desgraciaos. Soy la única persona en este mundo que todavía sigue obsesionada con el Final Fantasy X.

3 comentarios
Aganami
Aganami 25/03/2018 a las 2:26 pm

No jugué el juego como tal pero he visto gameplay de él (soy una caguica y aún así lo pasé fatal porque decidí ver las partes finales de noche, que mala idea fue esa) pero acabé simpatizando muchísimo con Monika precisamente por lo que hace al final. “No. No voy a permitir que le hagas daño.” Se ha dado cuenta de que – al probar su propia medicina cuando obligatoriamente la tienes que borrar – que ese no es el camino, que así no va a conseguir más que hacer sufrir.

Y cambia. Y todos acaban siendo felices. Adiós Sayori. Adiós Natsuki. Adiós Yuri. Adiós Club de Literatura.

Kurukuu
Kurukuu 25/03/2018 a las 3:52 pm

Una vez descubres que Sayori consigue conciencia propia, te preguntas ¿es la posición de presidenta una maldición?
Hay teorías sobre el origen de Monika, quizás viene de otro juego que veremos en el futuro, y por eso tiene más humanidad que el resto

SamGGV
SamGGV 28/03/2018 a las 6:33 pm

Yo no lo he jugado pero he visto varios gameplays hasta el final, y la verdad es que coincido con lo dicho en el artículo, pero además me dio la sensación de que Mónika lo que deseaba era tener la posibilidad de tener un romance con el protagonista del juego, pero el propio juego era el que establecía las reglas de con quién se puede romancear, y por supuesto ella estaba excluida. Y me vino a la cabeza algunos de los artículos que aquí publicáis sobre personajes de videojuegos que os gustaría romancear pero que el juego no lo contempla y eso frustra la experiencia del jugador o la jugadora, pero en este caso es el propio personaje del juego el que se frustra por no poder romancear al jugador o jugadora, y es el que pretende modificar las reglas para lograr su objetivo. Al final es Monika la que te consigue a ti, ya que ella es algo más que un personaje, tiene conciencia y deseos propios. Es como si ella no perteneciera al videojuego…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: