Simon, The Sorcerer: walkmans y mazmorras

Simon, The Sorcerer: walkmans y mazmorras

¡Ah! ¡Los maravillosos 90! Sé que siempre vuelvo a ellos pero es que… ¿Qué puede haber mejor que una década donde algunos periódicos regalaban videojuegos?

Recuerdo que la flamante caja, en la que predominaba el verde y el violeta, era algo así como una edición especial que regalaba la prensa que compraba mi padre, rigurosamente, cada domingo. Recuerdo quitarle el precinto y leer la parte de atrás. Prometía grandes aventuras, un mago adolescente y un perrito cuqui llamado Chippy. Lo demás ya corrió a cargo de mi imaginación porque ya os podéis imaginar los píxeles de 1993.

Esta aventura gráfica en 2D de tipo point & click fue, en parte, la que hizo que me enamorara de la literatura de fantasía, que me interesara por autores como Tolkien y que incluso, años más tarde, reconociera otras pequeñas parodias literarias que incluye.

Os voy a presentar a Simon, the sorcerer. Por suerte no llegaron a traducir el título al castellano, y este mes de abril cumplió 25 años, haciéndole una puesta a punto considerable, mejorando la que era ya una excelente aventura, y añadiendo extras como:

  • Opción de jugar en el modo original retro, incluyendo el puntero en forma de flecha.
  • Animaciones más rápidas y nuevos iconos.
  • Nuevo modo gráfico HD en alta resolución.

Pero vamos a empezar desde el principio. Simon es un adolescente que se sienta en su cama, a leer sus revistas, con música de fondo mientras su perro no deja de pedirle casito. Al final, como todos sabemos que estos pequeños peludos siempre ganan la batalla, se levanta y sale en dirección al desván de su casa. Allí encuentra a Chippy escondido en un viejo baúl y dentro de este un libro. Después de desempolvarlo y leer que se trata de un antiguo libro de hechizos, lo tira al suelo con la característica intensidad adolescente y aquí empieza la magia.

Simon The Sorcerer en la casa de Calypso

Del libro emana una luz brillante y ahí mismo, en el viejo desván de la casa de Simon, se abre un portal al mundo mágico. Y cómo no, si hay un portal interdimensional, hay que cruzarlo. Simon aparece en un altar de piedra, con su buena túnica morada y su buen gorro puntiagudo, lleno de estrellas y ribetes dorados, al más puro Rincewind, justo en el momento en que unos goblins, ataviados con unas armaduras muy coloridas,  están invocando comida. En una escena muy cómica, una huida pixelada y todo muy a lo Terry Pratchett, da inicio la verdadera aventura.

Nos encontramos en la cabaña del mago Calypso, que ha desaparecido misteriosamente, y allí encontramos una nota que nos explica que debemos salvarlo a él y al mundo mágico del malvado hechicero oscuro conocido como Sórdido. De ahí en adelante solo nos queda recopilar todo aquello que podamos meter en nuestro sombrero de mago, que por todas es sabido que en los sombreros de mago cabe desde un cerdo hasta una escalera de mano pasando por un frasco lleno de potaje de ciénaga o el anillo único.

Simon The Sorcerer y Golum Reunión Fans de Tolkien

Nos iremos paseando por todo el mapa, que por suerte, en el momento en que hayamos visitado una vez todas las localizaciones, nos podemos teletransportar entre ellas sin tener la necesidad de dar vueltas y más vueltas por todos los cruces de camino que nos encontramos en el bosque.

Las localizaciones son clásicos de las historias de fantasía: el herrero, la taberna donde encontramos toda clase de personajes, la tienda con un tendero bicéfalo, una mina de enanos, la guarida del dragón, un dragón rojo que duerme sobre una montaña de riquezas, o un acantilado donde una extraña criatura deforme está intentando pescar y que nos habla vagamente de un anillo y sobre una reunión de fans de Tolkien. Para mí en ese momento no tenía nada demasiado sentido, ya que tenía unos 9 o 10 años, pero cuando lo jugué de nuevo para celebrar el 25 aniversario me di cuenta de que reconocía la gesta del mago adolescente en obras como el Hobbit o Jack y las habichuelas mágicas.

Los subtítulos en español son una delicia y fueron adaptados a la perfección para los tiempos que corrían y el humor ácido con el que se nos presenta al impertinente Simon. Una de mis referencias humorísticas favoritas es en el momento en el que el protagonista se encuentra con un espeleólogo pedante, que se las da de ser mundialmente reconocido, y Simon hace mención a Marta Sánchez, porque sí, porque son los 90 y porque puede (esperé ansiosa que sonara el Desesperada, pero no).

Simon The Sorcerer y Marta Sanchez

Cualquier cosa que podamos recoger os aseguro que servirá para cualquiera de las absurdas misiones que debemos ir cumpliendo para poder llegar a Sórdido y acabar con él, no sin antes pasar penurias y echarnos alguna que otra carrera al más puro estilo mago de Ankh-Morpork.

El apartado musical era sencillo pero identificativo del lugar donde estabas, cosa que también ayudaba un poco a situarse en el mapa. En la edición del aniversario tenemos cuatro opciones de música: música estéreo remasterizada, original en MT-32, general MIDI o AdLib; y en lo que a traducciones se refiere, tenemos múltiples idiomas (todo incluido y sin pago adicional) como voces completas en inglés, con la opción de añadir subtítulos en español, inglés, francés, italiano, ruso y hebreo, y voces completas en alemán o solo subtítulos.

Las aventuras de este mago acabaron conviertiéndose en una saga de, nada más y nada menos, cinco entregas, a cada cual más loca. Desde un Simon impostor hasta una línea temporal que implica extraterrestres, hay para rato con este muchacho, aunque no os hablaré de las cuatro que siguen a la primera, que es a la que hay que felicitar por sus 25 años bien cumplidos, sino que tendréis que ir al Pugcast de esta semana y escucharnos hablar largo y tendido de esta aventura gráfica y sus fantásticos golpes de humor.

Simon The Sorcerer La Taberna

En Steam encontraréis dos ofertas, una con el primero y otra que incluye también el segundo a un precio bastante razonable. Así que si os animáis después de este artículo y del podcast… ¡Que la magia os acompañe! (¿O no era así…?)

Cómprame un café en ko-fi.com

Chi Skywalker
Chi Skywalker

Pelirroja mestiza, hija de la isla del oso, amante de la fuerza y basura rebelde. Juego, escribo y leo cuando me da la vida.

2 comentarios
Rena
Rena 06/06/2018 a las 12:42 pm

Los pelos de punta con este juego, qué recuerdos de cuando ni había ordenador en mi casa antes de los 2000, teniendo que ir a casa de mis tíes a jugar… te oí todo en el pugcast y AAAAH <3

Zak
Zak 06/06/2018 a las 8:24 pm

Aaaaaah! Adoro este juego!!! Muchas gracias por recordármelo, ni idea de que estaba una nueva versión en Steam.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: