Ciel Fledge, la niña se me hace mayor

Ciel Fledge, la niña se me hace mayor

Hace muy poquito tiempo Hideo Kojima y su BB nos hicieron plantearnos cómo es eso de cuidar (más o menos) a un niño y que nos preocupemos por el bienestar de un pequeño a nuestro cargo. Sin embargo, ¿qué pasaría si no hablásemos de un bebé dentro de un bote, sino de una niña relativamente normal? ¿Seríamos capaces de criar a una niña de diez años y ayudarla a encauzar su futuro? ¿Y si además esto sucediese en un mundo bastante más diferente del que conocemos? Pues a esto nos responde Ciel Fledge: a Daughter Raising Simulator, un juego de Studio Namaapa que saldrá en Steam el próximo 21 de febrero de 2020. 

press05

Nuestra historia comienza en un futuro muy lejano, en concreto en el año 3716. La humanidad se enfrenta a su aniquilación casi absoluta (para no perder la costumbre) tras el ataque de un malo malísimo llamado Gigant hace muchos años. La Tierra es un páramo hostil con pocos recursos y muchos enemigos, así que un montón de gente ha tenido que sacarse las castañas del fuego para sobrevivir. Y quien dice un montón, dice que básicamente lo que queda de la humanidad ahora está viviendo en el aire. Sí, en serio, en el aire. Resulta que lo que se les ocurrió para sobrevivir a esa casi extinción fue crear unas arcas que sobrevolasen la Tierra a una altura que les permitiese seguir teniendo oxígeno y a la que los monstruos de la superficie no podían llegar. Que son muy malos, pero listos ya no tanto. Sin embargo, en cierto momento Ark-5 es atacada y cae en la batalla. Los humanos de las otras arcas salen en busca de supervivientes, con pocas esperanzas de encontrar a alguien después de la caída a la superficie y, casi como un milagro, encuentran a una niña. Aquí es donde entramos en juego, porque esa niña es nuestra futura hija. ¿Cómo? Pues resulta que en esas arcas no hay niños sin casa, ni orfanatos, ni nada parecido, porque si hay alguna criaturita sin padres se la encasquetan al primero que salga en la lista. Y ahí estás tú, que hasta ese momento ni se te había pasado por la cabeza tener una mascota, teniendo que encargarte de la crianza y el futuro de Ciel (que así se llama, a menos que le modifiques el nombre), porque tienes la ¿misión? de estar con ella hasta su mayoría de edad, unos larguísimos 10 años.

press00

Tu tarea principal en este juego es, fundamentalmente, apartarte y ser un personaje secundario. La protagonista de esta historia es Ciel, tú solo te dedicas a intentar encauzar su vida lo mejor que puedas. Esto ya plantea un problema de entrada, porque con ello disminuye tu inmersión, perdiendo gran parte de esa empatía necesaria para que te preocupes de la niña. Es tu hija, sí, pero la mayor parte del tiempo no pintas nada en su vida. Me explico, nada más empezar te dicen que tienes que encargarte de planificar sus horarios, que van a ser claves para su educación y la parte rol del juego. Cada día puedes mandarle hacer una sola cosa, que va desde asistir a diversas clases que aumentan sus stats (imaginación, carisma, fuerza, inteligencia o espiritualidad), a quedar con sus amigos para aumentar su amistad con ellos, ir de compras a la ciudad o incluso enviarla a la superficie a patear culos. Todo esto equilibrando los días de descanso, porque a la niña eso de ir a clase tres días seguidos le parece mucho esfuerzo y necesita descansar, y si ignoras su necesidad se va a quedar en casita durmiendo. Nos ha salido un poco vaga y, aunque la comprendemos y la queremos igual, podemos echarle la bronca por ello. 

press08

En general, las mecánicas del rol son el núcleo del juego, pero todo se sostiene en forma de visual novel en la que van enlazando la historia, tus interacciones con Ciel y su día a día en el colegio y la ciudad, porque a pesar de tener un trasfondo de ciencia ficción en realidad se centran más en lo cotidiano (con algunas excepciones importantes, eso sí). La guinda del pastel, que personalmente me resultó un poco amarga, la tienen las batallas. De vez en cuando aparecen ciertos desafíos en forma de minijuego, unas peleas por turnos en tiempo real que van a daros más quebraderos de cabeza que lo de tener que mandar a la niña a música y a gimnasia en la misma semana. El tutorial que te explica el funcionamiento de las batallas puede llegar a abrumarte por la cantidad de información que te dan, sobre todo porque no todas funcionan igual y las explicaciones son un poco reguleras. En realidad, reduciéndolo a lo sencillo para que me entendáis bien, en las principales lo único que tienes que hacer es usar las cartas que te dan para unir varias y realizar un ataque. Estas cartas son unos rombos de colores con un símbolo dibujado, tienes que clicar en las del mismo color para acumularlas y poder usar la acción correspondiente. Un poco como un Candy Crush, pero con tortas y más complicaciones.

press12

En definitiva, es un juego cuchísimo y Ciel es la mejor niña (que no lo digo porque la haya criado yo), no obstante cojea en algunas de sus mecánicas quizá por querer abarcar demasiado siendo un título tan pequeñito. Es un juego lento, y si no os gusta este estilo de juego no os recomendaría que os acercaseis a él, pero si habéis jugado alguna vez a Princess Maker o Magical Diary quizá queráis darle una oportunidad, porque cumple a la perfección su función de entretener.

Copia de prensa proporcionada por PQube, ¡muchas gracias!

Cómprame un café en ko-fi.com Become a Patron!

Nix

I run on coffee, sarcasm and lipstick. Hace años le vendí mi alma a Bioware y me convirtieron en la Shadow Broker. Tengo un papelito que dice que soy N7, pero no quieren darme mi propia nave. Me gusta llevarle la contraria a la gente y por eso soy una Inquisidora enana y pelirroja.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: