La movida de los mods

La movida de los mods

Cuando empecé a jugar a World of Warcraft hice definitivo lo que antes era sólo anecdótico: me convertí en una jugadora de PC en lugar de consola. Esto tuvo sus implicaciones, con más nuevos juegos a mi disposición, por una parte; pero además conocer periféricos, mejorar mi ordenador y también descubrir el tema que nos ocupa: los mods. Un mod (o add-on) es una extensión, oficial o no, del software de un juego, que nos permite cambiar opciones gráficas, diálogos, objetos ingameReconozco que al principio era muy escéptica, pensando que era una manera de trampear los juegos y cambiar la experiencia con ellos. Sin embargo y para mi sorpresa, se han convertido en imprescindibles en algunos juegos, llegando a solucionar bugs que los desarrolladores no han juzgado adecuado eliminar (Bioware, te miro a ti). 

¿Y cómo hago para utilizarlos? En primer lugar, y por obvio que parezca, el primer paso siempre es informarse. Aunque hay aplicaciones para instalarlos, como es el caso del mismísimo Twitch (para algunos juegos, como es el caso de Minecraft), en otros casos no es tan sencillo y tendremos que modificar carpetas o archivos ocultos. Normalmente con bucear un poco en Steam o Google encontraremos instrucciones bastante detalladas sobre cómo instalarlos y también acerca de la solución de problemas que nos podamos encontrar durante el proceso. También está bien conocer cuántos recursos del sistema consume, ya que a veces corremos el riesgo de venirnos arriba y que nuestro juego tarde una hora en cargarse a base de tanta filigrana. Un extra es además saber cómo desactivarlos, porque algo que nos hace gracia o nos ayuda en un determinado momento puede resultar muy cargante si tras varias horas sigue dando la matraca. Esto ocurre mucho con los mods sonoros o con algunos gráficos, como la vez que convirtieron a todos los dragones de Skyrim en Fluttershy de My Little Pony

Pero, ¿qué nos aporta un mod? Podría pasarme un montón de tiempo intentando explicarlo, pero en su lugar he decidido que no hay nada como un buen ejemplo. Así que voy a hablaros de las extensiones más utilizadas de diversos juegos, basándome en mi experiencia con los mismos y los cambios que he introducido.    

  • Dragon Age: Origins, y su expansión Awakening – En su defensa diré que es un juego de hace más de diez años, lo cual implica que los gráficos se hayan quedado bastante añejos y Bioware haya corregido algunos de los errores cometidos en este juego en las entregas posteriores de la saga. Aunque el tema modeo es aplicable a todos los Dragon Age, en este es donde se nos hace más llamativo. A través de la página Nexusmods, tenemos muchísimas opciones desarrolladas por la comunidad, así como un instalador que organiza los que hayamos descargado y los añade a nuestro juego. Entre los que me gustaría destacar está el de añadir un slot extra para poder llevar al perro en tu equipo (ya que sus habilidades son muchísimo más limitadas que las de cualquier otro personaje); el de poder saltarnos la parte del Velo, que una vez jugada se convierte en bastante infumable en sucesivas partidas; y mi favorito personal: poder eliminar los cascos. No sé por qué, pero en toda la saga si hay algo horrible son los dichosos cascos, en especial los de mago. Y este mod me dio paz mental, y a mi guarda, la posibilidad de lucir pelazo.

 

Mi Guarda Gris casi se llama Sor Angustias por ese casco

  • Fallout 3 y Fallout: New Vegas – Hay varias opciones para introducir cambios, pero sin duda la más destacada es A tale of Two Wastelands, que fusiona ambos juegos y nos da la posibilidad de recorrer Yermo Capital, New Vegas y el desierto de Mojave; todo ello con nuestro mismo personaje sin necesidad de cambiar absolutamente nada, incluso pudiéndonos llevar compañeros con nosotros. Los hechos de New Vegas tienen lugar cuatro años después de la historia de Fallout 3, con lo que esta modificación mantiene la coherencia argumental y nos sumerge en un juego mucho más grande que cualquiera de los dos anteriores por separado. Como punto negativo tengo que destacar que la instalación de A tale of Two Wastelands es bastante más compleja de lo habitual (lógico, por otra parte), aunque en su página web oficial disponen de varios tutoriales y foros para la resolución de problemas

 

  • The Witcher 3 – Nuevamente, aquí está Nexusmods para suministrarnos todo lo que Geralt pueda necesitar. En este caso, la mayor parte de los mods que se emplean son para facilitar la experiencia a los jugadores, como es el caso de marcar todos los objetivos en el mapa, mejor botín de los enemigos que matemos o viajes rápidos disponibles desde cualquier punto del mapa. También hay gran cantidad de modificaciones gráficas, que incluyen cambios en skins para todos los personajes, y uno que me llamó particularmente la atención: Toss a Coin to your Witcher nos da la opción de hacer que esta canción se reproduzca en la introducción, en los créditos finales y que la toquen los músicos callejeros que nos vayamos encontrando durante nuestra aventura.

 

  • The Elder Scrolls: Skyrim – Si hay un juego en el que se hayan hecho mil cambios ha sido en este. Skyrim es un juego de 2012, y por mucho cariño que le tengamos, se agradecen muchísimo las mejoras gráficas en las luces y en la física del juego, que a veces era cuestionable cuando menos (cuántas montañas escalé en vertical a caballo, madre mía). También se han añadido gran cantidad de escenarios nuevos, aumentado el tamaño de las ciudades, e incluido nuevos NPCs o mejora de los anteriores con más diálogos. Porque, para qué engañarnos, escuchar la anécdota de la flecha en la rodilla cada vez que nos encontramos un guardia ya se nos hace un poco pesado. Me gusta destacar modificaciones del tipo de Moonpath to Elsweyr, que añaden cadenas completas de misiones, mejorando e incrementando nuestra experiencia durante todo el juego.

 

World of Warcraft es uno de los juegos que ha hecho de sus mods algo imprescindible

  • World of Warcraft – En este caso los add-ons se han convertido en un mundo aparte, tanto para el retail como para la versión Classic, llegando al punto en el que sin varios de ellos es muy difícil alcanzar un cierto nivel de maestría en este juego. Si hay un mod imprescindible si queremos jugar mazmorras o bandas, este es el Deadly Boss Mods (llamado comúnmente DBM). Nos marcará zonas de las que debemos apartarnos (incluyendo un sonido que no nos pasará desapercibido), habilidades del jefe al que nos enfrentamos, tiempo que va a tardar en ejecutarlas… Tenemos otros muchos que nos serán enormemente útiles, como ElvUI para modificar la interfaz; HandyNotes, que nos ayudará a buscar tesoros y rares; y el último más popular: RaiderIO, un add-on que te asigna una puntuación conforme tengas completadas mazmorras míticas de mayor dificultad. No está exento de polémica ya que, si bien es un buen filtro para seleccionar grupos de jugadores con los que completar contenido, hay quien lo usa de un modo un tanto elitista para solamente jugar con gente de una determinada puntuación para arriba.
  • Left 4 Dead 2 – Reconozco que mi conocimiento en este juego es más bien escaso, pero es obligatorio nombrarlo en cuanto a mods se refiere. La comunidad de L4D2 es creativa hasta decir basta, tanto que este año Valve ha reconocido su trabajo añadiendo una expansión completamente creada por los fans, The Last Stand, en septiembre de este año. Este DLC es completamente gratuito y aparece 11 años después del lanzamiento original del juego, con nuevas armas, enemigos y mapas en los que jugar. Un ejemplo perfecto de cómo la industria puede apoyar y reconocer a todos aquellos jugadores que tanto tiempo emplean en disfrutar y aumentar su contenido. 

La creatividad de la comunidad gamer es notoria, y la posibilidad de modificar nuestros juegos hace que muchas veces podamos disfrutar de ellos de un modo que a sus desarrolladores originales no se les había pasado por la cabeza. Podemos instalar dichos cambios con un conocimiento relativamente bajo, y lo que nos aportan desde luego los hace una opción más que apetecible para muchos jugadores. Aunque contamos con herramientas como la Steam Workshop, sería agradable ver que las desarrolladoras van tomando más en cuenta este contenido creado por los fans, así como dotarles de más y mejores herramientas para poder personalizar la experiencia de cada jugador y compartirla con la comunidad.

 

Cómprame un café en ko-fi.com

Alystrin
Alystrin @Alystrin

Asturiana. Hago cosplay de señoras con carácter regulín. Un día me dieron un mando y así me ha ido

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: