Un mokoko, dos mokokos, tres mokokos…

Farming coleccionista en Lost Ark, un nuevo nivel

Farming coleccionista en Lost Ark, un nuevo nivel

Aunque os llega ya, este artículo tenía pensado redactarlo cuando estuviera más avanzada en Lost Ark, con el personaje al menos a nivel cincuenta. Pero me he dado cuenta de que eso va a llevar más tiempo del que creía y los motivos de esto son el principal tema que aquí os trato.

Cuando pensamos en MMOs asiáticos siempre está presente el farmeo, es decir, tener que conseguir muchísimo de una cosa: ya sea mucha experiencia para subir el nivel de nuestro personaje, o muchísimo material de algún tipo, que es lo normal a nivel máximo cuando la experiencia ya no importa. No solo me refiero a juegos coreanos, el principal país generador de MMOs: Lineage 2, Tera, Arche Age, Black Desert, por decir algunos. También es un rasgo característico de Final Fantasy XIV, por desgracia. Un título increíble que ha conseguido batir récords con su última expansión Endwalker, pero que siempre ha pecado de necesitar un gran farmeo si quieres hacerte con ciertas piezas de equipo de nivel máximo. Una forma artificial de aumentar el tiempo que requerirías para conseguir cierto nivel de objetos en tu armadura, y así, por fin, poder adentrarte en la mazmorra más difícil del momento.

Lost Ark - Lista de recomensas por semillas de mokoko

Recompensas por semillas de mokoko encontradas por el mundo de Arkesia. Algunas son estéticas 🙂

Una de las cosas que esperaba de Lost Ark, y que casualmente me preguntaron en directo, es: ¿tiene mucho farmeo? Sorprendentemente, a niveles bajos no tiene. A niveles bajos me refiero a menos de 50. Lost Ark es un claro ejemplo de que matar muchos enemigos para misiones, o como una forma simple de conseguir experiencia, no divierte y las desarrolladoras lo saben por fin. Tanto la misión principal como las secundarias te dan objetivos fácilmente alcanzables, incluso con mucha gente en tu zona con ese mismo objetivo también. Tráeme dos de esto, mata uno nada más de aquello, ve hacia allí y ya no hace falta que vuelvas de nuevo a verme… Todo se hace rápido, ágil, avanzas por las zonas sin necesidad de profundizar, de aniquilar a miles. Que por cierto, la experiencia que dan los monstruos es mínima, ridícula, no merece la pena quedarte matando un poco más. Es que si quieres puedes limitarte a hacer únicamente la misión principal y conseguirás llegar igualmente a nivel cincuenta sin despeinarte. La chicha está en la cima. Es un juego que acaba de salir en Occidente, y apenas poco más de dos años en otras regiones, ya huele a World of Warcraft. El camino no es importante, no hay que machacar a la gente en la subida, sino en lograr que alcancen el máximo de equipo y en mejoras de habilidades.

Pero entonces, ¿por qué me está costando tanto tiempo llegar? Ah, porque han tenido a bien meter un nuevo tipo de “diversión”. Y te lo cuentan así, tal cual, en uno de sus tutoriales en los que te explican cómo conseguir semillas de mokoko u hojas del árbol del mundo. Desde la ciudad de inicio tienes a tu alcance una serie de coleccionables que, aunque no sean importantes, pueden darte ciertas recompensas interesantes. Cada mapa tiene un número de semillas de mokoko escondidas. Cada región cuenta con un tomo de aventurero en el que se listan los jefes de monstruos, comidas típicas, mazmorras, historias secretas, personajes a los que poder subir afinidad, etc. de la zona. El tanto por ciento de descubrimiento está medido y marcado en él. Sabes en todo momento cuánto llevas y cuánto te falta. Y os aseguro que algunas de estas cosas son imposibles de conseguir sin una guía de lo rebuscado de su planteamiento. Y yo lo quiero tener todo. Cueste lo que cueste. Y ya subiré de nivel otro día, u otro mes.

Por ejemplo, las historias ocultas. Son una nota olvidada en un arbusto que puede ser una carta o un suceso. Algunas están compuestas por varias de ellas, y para conseguir el coleccionable debes descubrirlas todas en un tiempo límite. Un encanto cuando no tienes claro dónde está escondida la siguiente y los monstruos no piensan ayudarte. O en el caso de la comida, hay exquisiteces que no se compran o recogen sin más, debes elaborarlas. Pues la más “interesante” hasta ahora fue hacer una galleta que se conseguía gracias al éxito de una de menor calidad que debes lograr anteriormente, que a su vez venía de otra que también obtenías por mera suerte, y que fallabas en la mayoría de los casos. Acababa acumulándose en mi inventario un montón de masa estropeada, que me había costado mis dineros, y encima ya no querían los mercaderes. Mala baba es poco.

Lost Ark - Historia oculta de El gran código de los mokoko

La historia oculta de El gran código de los mokoko narra cómo le pusieron nombre a los gallos del pueblo. Todo un honor para el pueblo mokoko

Así, lo que parecía una fácil subida a la deseada cima se ha convertido en un tremendo pozo de farmeo de coleccionables. Y además puedes conseguir jugosas recompensas por tus esfuerzos: plumas de resurrección, pociones varias, monturas exclusivas, cartas, más coleccionables… Algunos de estos items son bastante importantes para obtener las mejores estadísticas o beneficios en el juego (si eres muy hardcore y quieres rascar hasta el más mínimo punto de habilidad). Además obtienes experiencia pero de elenco, que es como se denomina al conjunto de todos tus personajes en el servidor. Con cada nivel de elenco obtendrás mejoras estadísticas para todos tus personajes, independientemente de su nivel y de si es con el que lo conseguiste. Porque el juego sabe que vas a hacerte más de un personaje. Vas a necesitarlo si quieres farmear a niveles altos o si vas a adaptarte a las necesidades del momento (la clase de moda) o a las de tu gremio.

Recuerdo cuando introdujeron los logros en el World of Warcraft allá por… hace muchos años. Era una bonita forma de tener organizados tus hitos, pero también podías presumir de ellos con un imponente título sobre tu cabeza o con alguna montura o mascota. Era solo una curiosidad, una forma de recompensar a los más aplicados o como recuerdo de lo que un día lograste y del que ya poca constancia queda al pasar el tiempo. Más adelante servirían para mostrar que podías realizar tal o cual mazmorra más avanzada, porque un título, recompensa de logro, señalaba que efectivamente habías superado las anteriores. Os aseguro que en aquellos inocentes inicios jamás hubiera pensado en que la cosa escalaría de tal manera que prácticamente medio juego de Lost Ark consistiría en obtener logros. 

He mencionado algunos de los que me absorben ahora mismo en el nivel que me encuentro, pero hay más esperándome adelante en mi camino y algunos necesitan de mucho farmeo del clásico: de matar muchos monstruos que no necesitas para nada porque no dan ni equipo importante ni experiencia significativa. Incluso hay una sección de recompensas únicas por avance exclusivas para los coleccionables, y solo he conseguido desbloquear dos puntos de esta lista, y fue cerca de los inicios. Además de que hay logros que te piden tener otros anteriores completos. Hay coleccionables en los coleccionables. Socorro. Os quise. Send croquetas.

Cómprame un café en ko-fi.com

Azka
Azka @AzkaLaura

Estudiando para hada madrina, que dicen que para estudiar nunca es tarde. Jubilada de los MMOs. Ahora llevando la magia gamer a las nuevas generaciones.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: