Análisis de Alephant

Análisis de Alephant

Alef es la primera letra del alfabeto hebreo, y es muda. Así comienza Alephant, un juego indie de puzles que nos lleva a descubrir un poco el funcionamiento de la letra alef que, aunque muda, adquiere sonidos al combinarse con los llamados niqud, los signos diacríticos que señalan las vocales. Los niqud se añaden a la alef para hacerla sonar de formas diferentes. Del mismo modo tendremos que conseguir combinar las alef que nos vamos a encontrar en los puzles. Debemos conseguir que nuestro elefante mudo hable con los bueyes y se comunique. Aunque esto pueda sonar complicado, no estamos aquí para aprender hebreo. Eso sí, como planteamiento es muy interesante y una excusa original para proponernos retos cada vez más difíciles. Hagamos que nuestra cabeza de elefante emita sonidos y socialice.

Alephant está formado por cinco niveles. En cada uno de ellos nuestro protagonista, un elefante desconocedor del idioma de los bueyes, deberá aprender a combinar la letra alef con un niqud o sus variables. Por ejemplo, en los primeros el diacrítico es kamatz, un símbolo en forma de T. Al acercar los símbolos kamatz que encontremos en los puzles a los alef, cumpliendo ciertas condiciones, ambos pasarán a formar una sola pieza. Así podremos mover no solo la alef que antes estaba sola, sino también las que aún no tienen su niqud, pues de otra forma es imposible para nuestro pequeño paquidermo.

Alephant - Conversación en el nivel Hiriq

Los escenarios son tableros de ajedrez de forma y tamaño variable en el que nos podemos mover como queramos, o mejor dicho, como podamos. Los movimientos estarán limitados por el número y tipo de signos que conformen el puzle. Y lo más interesante no es formar cada vocal correctamente, sino hacer que suenen. Es decir, una vez estén todas formadas deberemos activarlas, pasar por encima de cada alef con nuestro elefante. En caso de no poder hacerlo el puzle no se dará por completado. Me parece fascinante este aspecto que complica el avance cada vez más, junto con las mecánicas que se añaden con cada nivel.

Los niveles también se caracterizan por tener un color propio e ir acompañados por una melodía muy relajante. Y aunque las mecánicas tengan que ver con el hebreo, los puzles dentro de cada nivel no están numerados sino que tienen una letra de un alfabeto, pero no específicamente hebreo. Encontramos el latino en el primer nivel, griego en el segundo, fenicio en el tercero, árabe en el cuarto y hebreo en el quinto. Todo está relacionado, por supuesto. Por el tema de ser letras con orígenes e influencias comunes. Y es que nuestra A tiene el mismo origen que la alef, ambas vienen de la alp fenicia que simbolizaba una cabeza de buey (aunque en nuestra A acabó con los cuernitos hacia abajo). Una lección que tal vez no nos paremos a apreciar, porque los retos que nos propone el juego nos absorberán por completo.

Alephant - Puzle seis o wau del nivel verde segol

Cada nivel dispone de entre unos catorce a dieciséis puzles diferentes, y contienen la premisa o mecánica explicada al inicio del nivel, además de las ya conocidas en niveles anteriores. Aunque el juego está disponible tanto en español como en inglés esto hace más referencia al menú, pues las indicaciones que recibiremos se harán a través de pequeñas representaciones de nuestro elefante intentando interactuar con los bueyes. Esto, junto con el puzle inicial, nos ayudará a entender cuál es la mecánica introducida en esta ocasión, ya que aunque el teatrillo tal vez no sea muy clarificador, sí lo es el primer puzle por su simplicidad.

A medida que resolvamos los retos de un nivel las cosas se irán complicando. Además, por defecto, se requiere de un mínimo de puzles solucionados para seguir avanzando, tanto dentro de un mismo nivel como para pasar al siguiente nivel. No necesitamos solucionar todo completamente para desbloquear más, pero sí la mayoría. No obstante, si tememos atascarnos, cosa bastante normal, Alephant tiene disponible en sus opciones poder desbloquear todos los puzles. Comodísimo para poder seguir avanzando y hacer otros mientras enfriamos ese que se nos ha atravesado. No hay nada como volver más tarde con nuevas perspectivas. También podemos activar las pistas de los niveles secretos. Tomaos el juego como mejor os venga.

Así pues, os podéis hacer una idea de que poco os puedo decir de la duración, pues dependerá de vuestra paciencia, ingenio y, sobre todo, previsualización de movimientos. Yo misma aún me estoy peleando con los que me he ido dejando aparcados por darle preferencia a avanzar. Alephant es bastante difícil si os cuesta imaginar movimientos de varias piezas a la vez, y teniendo en cuenta que cada una puede tener diferentes funciones o movimientos. Pero si os gustan este tipo de juegos de puzles y queréis un reto dadle una oportunidad, porque tiene un planteamiento muy original con un diseño sencillo y claro, perfecto para este género.

Humble Bundle Instant Gaming

Cómprame un café en ko-fi.com

Azka
Azka @AzkaLaura

Estudiando para hada madrina, que dicen que para estudiar nunca es tarde. Jubilada de los MMOs. Ahora llevando la magia gamer a las nuevas generaciones.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%d