El señor de la nocheeeeee, soy mitad hombre mitad animaaaal

Análisis de Summum Aeterna

Análisis de Summum Aeterna

La guerra de la luz contra la oscuridad es algo que hemos visto en infinidad de medios, y es un tópico muy recurrente en historias de videojuegos también. Normalmente, este tópico nos sitúa en el lado de los “buenos”, la luz, los paladines del mañana, etc, etc. Pero, ¿y si por una vez nos vamos al lado oscuro? Que ganen las sombras, para variar. Tendremos la oportunidad de explorar esa perspectiva en Summum Aeterna, un título derivado de Aeterna Noctis (y no, no tiene nada que ver con los choconiños). 

En este metroidvania de origen español encarnaremos al Rey de la Oscuridad. El monarca tiene su corte en la Ciudad Famélica, un lugar desierto y solitario que fue arrasado por una fuerza mayor, y que será nuestra base de operaciones durante todo el juego. Y es que la mecánica de Summum Aeterna es la siguiente: nos dedicaremos a explorar mapas para así poder erradicar la presencia de la Reina de la Luz, ya que nuestro objetivo es conquistar estas tierras. Nuestro protagonista tiene la sartén por el mango en este ciclo de poder, pero aun así se tiene que asegurar la continuidad de su reinado ante su enemiga. 

Accederemos a distintos lugares en los que hace falta darse de tortas de una forma que, a mis ojos, es bastante original. Y es que, aunque hay portales mágicos implicados, estos se abren con semillas. En nuestras incursiones encontraremos semillas que nos ayudarán a acceder a distintos lugares desde la tienda de Yado en Ciudad Famélica. La tienda de Yado será nuestra parada obligatoria cada vez que vayamos a la ciudad por ese mismo motivo. 

Nuestro primer contacto con las mecánicas de combate en los mapas vendrá de la mano de un tutorial en un mapa medio vacío donde se nos explicarán las bases de combate y movimiento. Para alguien que tiene dificultad coordinando muchas teclas a la vez como yo, esto es algo útil, ya que los metroidvania son algo que no suelo jugar mucho y algo de práctica siempre viene bien. En este tutorial andaba preocupada por morir, y para mi sorpresa, al morir la única consecuencia es que vuelves a tu palacio en Ciudad Famélica. 

El casoplón del coletas

Básicamente, tendremos dos tipos de mapas: donde combatimos y donde gestionamos nuestras estadísticas, semillas y armas. Ambos estarán conectados y se retroalimentan. En los mapas donde combatimos, iremos consiguiendo materiales y semillas. Los materiales nos servirán para mejorar nuestras armas en Ciudad Famélica, y así no morir en otros mapas con mayor dificultad y otro tipo de enemigos. Mientras que las semillas nos sirven para entrar a otros mapas. Y es que éstas son una movida.

En la primera llegada a Ciudad Famélica, se nos presentan varios edificios que podremos utilizar para mejorar nuestras estadísticas y demás. Tendremos un palacio, que podremos visitar, aunque al principio no haya mucho que hacer por ahí. También encontraremos en nuestras tierras una forja abandonada. Ésta se irá poniendo en marcha conforme desbloqueemos tipos de armas, y podremos mejorarlas con los materiales recolectados. Además, podremos probar nuestras habilidades con Dummytama, un pelele que nos pedirá de forma activa que probemos nuestros filos en su ser. 

Sin duda, dos de los lugares clave a visitar serán la Fuente de las Dos Coronas, donde podremos mejorar nuestras estadísticas y habilidades, y la tienda de Yado. Como ya he mencionado antes, en este establecimiento podremos combinar las semillas que nos desplazan a otros mundos, reciclarlas a cambio de materiales y acceder a otros mundos. Cada lugar que podemos visitar está representado con un tipo específico de semilla. Cada una de éstas tendrá una serie de desventajas y de ventajas para el Rey de la Oscuridad, lo cual quiere decir que cada vez que visitemos un mundo, éste tendrá enemigos y obstáculos distintos. Además, al combinar semillas tendremos la oportunidad de tratar de obtener la mejor situación para nuestro personaje. 

Dentro de cada mundo, tendremos distintos enemigos a los que slashear. También habrá una serie de mini-jefes y jefazos a los que destruir para poder, de alguna forma, ‘conquistar ese mundo’. Al avanzar, iremos desbloqueando cosas y sitios que visitar, lo cual ayuda a motivarnos para seguir. Además, tendremos una especie de mercadillo aleatorio donde podremos comprar cosas como nuevas armas o habilidades en algunas de las habitaciones de cada sitio. 

Nuestro Rey no le teme a nada

He de decir que, aunque el tutorial de combate está muy bien introducido y muy bien explicado, una vez llegué a Ciudad Famélica me costó unos momentos entender cómo volver a otros mundos a combatir. Y es que apenas se dan explicaciones sobre eso y resulta un poco frustrante. Pero, por lo demás, Summum Aeterna es un juego muy completo y muy en línea con lo que esperaba de un metroidvania. Tendremos varias melodías sonando de fondo cuando estemos en los diferentes mundos, y además están todos muy bien logrados con la temática que representan (los enemigos se adaptan a los medios, ya sea un mundo de hielo o el castillo de un vampiro). Además, tendremos la oportunidad de elegir entre 8 idiomas distintos para jugar, entre ellos el nuestro. 

También es digno de mencionar que el juego es divertido y tiene carisma. Sus personajes sueltan algún que otro chascarrillo que nos sacará una risa, y las ganas de superar ciertos mundos sin intentar que nos maten hará que nos den ganas de jugar muchísimas veces con tal de seguir avanzando. Así que si os gusta el género, y la temática presentada en Summum Aeterna, echadle un vistazo y animaos a expandir las tinieblas con el Rey de la Oscuridad.

Humble Bundle Instant Gaming

Cómprame un café en ko-fi.com

akusokozan
akusokozan @crisiscrisis_

Reina de la procastinación. Juego a cosas, escribo de cosas y leo sobre cosas. The Witcher 3 me absorbió el alma y desde entonces no he sido la misma.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: