Creo que a estas alturas todos hemos jugado a Undertale, y si no en mi opinión ya estáis tardando. Lo podéis comprar en su página web o en Steam. No voy a hacer una reseña de Undertale porque ya hay chorromil por todas partes, hoy vengo a hablar del fandom *música trágica*. Así que si no queréis spoilers no leáis nada más. Y si no os importa leerlos… bueno, no sé hasta qué punto entenderéis algo, pero el que avisa no es traidor (es avisador).

Undertale es un RPG del que se puede sacar bastante miga, teniendo disponibles tres finales distintos (bueno, con variaciones, pero más o menos). Jugué la primera vez tratando de saber lo menos posible del juego, así que no miré guías ni recomendaciones. Sabía que existía el final Pacifista, pero lo dejé para más tarde. Así que maté a unos cuantos enemigos para subir niveles y me cargué a los jefes que me caían mal. Creo que a Dogamy y Dogaressa, a Muffet, a Mettaton y a Asgore. Tras pasarme el primer jefe final seguí con la partida y bueno, obviamente salió ruta Neutral. Creo que fue lo mejor que podía hacer, porque ese final era muy soso y daba ganas de saber qué ocurriría «haciéndolo bien». El juego en muchas ocasiones te insinúa que tires por la Pacifista.

Así que eso hice. Empecé la partida de nuevo, no maté a nadie y conseguí el final bonito, todos somos amigos, etcétera. Con el contenido extra de esta ruta te enteras de parte del trasfondo, pero para completarlo necesitas terminar (o casi) el otro modo, la ruta Genocida. De hecho, yo pienso que en Pacifista vemos la parte cruel de Flowey, y en Genocida su lado más patético. Sin saber lo que pasa en Genocida es muy difícil que llegue a darte pena el bicho ese, o eso me pareció a mí.

Por problemas técnicos (¿podemos llamar problema técnico a lo manca que soy?) no completé la ruta Genocida. Soy consciente de que modifica el juego de manera que el final Pacifista real no me saldría nunca más, y entiendo que la gente me avise para que haga primero la Pacifista y así no perderme nada. Pero bueno, al final no hizo falta, así que acudí rauda a YouTube para que me contara el final que yo no me podía pasar (es que ni con guía ni nada, este juego es injustísimo).

Flowey
Este juego es tan meta que me quiero morir

Pero lo que de verdad no me esperaba eran los pesaos. Los de la vida real, quiero decir. Durante la ruta Genocida (bueno, y durante la Neutral también) los personajes te desaconsejan probar eso de destruir a todo el mundo, por aquello de no querer morir y tal. Aunque he de decir que Flowey está bastante empeñado en que sigas el plan. En cualquier caso, ¿qué gracia tiene obedecer todo lo que te dice un juego, si técnicamente puedes hacer lo contrario? Undertale juega mucho con esto, con dejar cosas a tu alcance y hacerte tener ganas de hacerlas. Para luego darte en la boca con que eres responsable de tus acciones. No sé, es parte de la chicha del juego, ¿no? Todo esto de hacerte sentir mal por algo que en otros juegos darías por sentado, como ganar experiencia. Pues bueno. Ha surgido, no sé cómo, una legión de fans moralistas y pesaos.

sHOULD BE BURNING
Los niños de Tumblr piensan lo mismo, pero al menos Sans tiene motivos

De verdad que me abruma la intensidad de su pesadez. Que si cómo vas a matar a los personajes, con lo majos que son, pudiendo no hacerlo; que si es inhumano (¿hola? ¿Separar la ficción de la realidad?); que si sigues jugando los personajes no será felices nunca, puesto que al dejarlo habiendo terminado Pacifista y no jugarlo nunca más no se repetirá su historia y no tendrán que pasarlo mal otra vez; que si eres mala persona por hacerles esto, que si patatín patatán. Yo sinceramente me quedé a cuadros. Avisarte del cambio irreversible es una cosa, pero juzgarte no irónicamente por matar personajes de un videojuego… No sé. Qué les pasa a los niños de ahora (digo agitando el bastón). Si nos ponemos especialitos, comprando el juego haces una copia de ese mundo y de sus personajes, con lo cual causas más sufrimiento innecesario a esos individuos a costa de tu diversión, como si de animales exóticos mal cuidados se tratara. Vaya con Toby Fox, fomentando la trata de personajes.

Además tengo una tendencia bastante autodestructiva mía que se basa en buscar todo lo que odio de un fandom y bañarme en el asco. Me comí tochos y tochos de Tumblr y de Reddit (y hasta en Twitter leí al respecto, pero eso no lo pedí, me llegó a mí) hablando sobre lo mala persona que era YO por explorar una parte de un juego que había puesto su autor ahí para que jugásemos. Mira, si Toby Fox no quería que lo jugase que no lo hubiera puesto. O que lo hubiera hecho DLC, que soy rata.

Sans

Así que me enfadé mucho con esta doble moral sobre matar personajicos de videojueguicos pero sólo en algunos y dije, ¿sabes qué? Me voy a jugar Skyrim en modo pacifista. Os presento a Cyl, la bosmer hippie. Iba a decir vegana, pero mira, si encima tengo que pasar de las armaduras de cuero o de las pociones de origen animal me mato.

20160618173730_1

Fuera coñas, me pareció divertida la idea de jugar a un juego como Skyrim, donde matar es muy, muy básico, en modo «pacifista». A ver los malabares que tenía que hacer para poder conseguir algo. Las normas que me puse fueron no matar nunca a nadie, ni a ningún animal o monstruo, ni tampoco llevar a un acompañante conmigo para que me defendiese (ya que sería muy fácil ir por ahí correteando con J’zargo y que lo destruyera todo él solito). Esto incluye cualquier invocación, así que nada de atronachs, cadáveres revividos ni familiares (el lobo este fantasma). Lo que sí me permito es usar la habilidad de los bosmer de poner de mi parte a un animal al día, pero sólo en defensa propia: si me va atacar lo hago mi amigo y salgo pitando. Espero que no me salga mal, que lo mismo pilla por banda a algún enemigo mío, lo mata y me cuenta en las estadísticas.

Así pues, ¿cuál es la esperanza de este pobre personaje en el mundo bárbaro que es Tamriel? ¿Qué me dedico a hacer? Para empezar, robar. Abrir cerraduras y robar de los bolsillos de la gente. Además tuve que ir a La Ratonera en Riften para unirme al gremio de ladrones y poder vender todo esa propiedad ajena, que no sé si lo recordáis, pero son unos túneles donde hay tres o cuatro señores que te atacan. Lo que hice fue ir corriendo, ya que el sitio es tan estrecho que el sigilo no me ayuda, y llegar a la puerta de El Jarro Ajado antes de que me destruyeran. Por suerte, los tres o cuatro enemigos de los túneles no son aliados entre ellos, así que se mataron mutuamente y creo que ahora mismo sólo hay uno suelto. Que me da igual, porque ya no uso esa salida, pero eh.

20160606020330_1

Total, que estoy en el gremio de ladrones, y tengo su armadura guapa, pero no me atrevo a hacer demasiadas misiones (que ampliarían la influencia del gremio, me permitirían vender objetos robados a más peristas y hasta me darían la ganzúa perfecta) porque me dan miedito. Probablemente las acabe intentando, pero es que con sólo sigilo y sin matar a nadie es jodido. Técnicamente se puede excepto la parte final de la historia del gremio, pero aún no me siento preparada.

Así que mi siguiente paso fue ir al Colegio de Magos de Hibernalia, quedándome sólo al principio, ya que no puedo ir a Saarthal y pasarme la primera misión porque implica matar a un draugr. O a unos cuantos, pero uno es obligatorio. Total, que he entrado para poder comprar hechizos de ilusión y alteración. Al menos con ilusión puedo hacer Amortiguar, que está bien para el sigilo.

Mi otra manera de hacer dinero es la herrería. Me quiero subir las habilidades de armadura ligera y dejar la armadura pesada para otro personaje (que me gusta a mí mucho esto de hacerme mil personajes y cada uno que tire para una cosa, por eso todavía no me he pasado la historia. Por eso y por tonta, pero no viene al caso). Pero es casi lo único honrado que hago. También recojo cosechas y se las vendo a los campesinos, o corto leña, pero esto da menos dinero. ¿Sabéis lo difícil que es ser pacifista Y cívica al mismo tiempo? Es imposible. O bueno, no, pero me aburriría como una ostra.

20160606034400_1

Así que voy deambulando de aquí para allá hasta tener nivel y habilidades suficientes para poder meterme en cuevas y pasármelas. Al menos las que no tengan jefe final al que debas matar sí o sí, porque claro. Tampoco sé qué otra cosa hacer.

Lo que sí es verdad es que ahora mis caminos de ciudad en ciudad son medio interesantes: ahora tengo que esperar a que pasen los bandidos (o los osos, o los dientes de sable) para poder pasar por donde sea. Y si los animales se pelean con los bandidos mejor para mí, porque así dejan un reguero de cadáveres de bichos de los que sacar cuero para hacer armaduras.

20160606012646_1

Por supuesto, el guardado rápido es mi amigo. Ya lo era jugando normal, pero ahora más. Cada dos por tres me encuentro con cualquier NPC que me mira mal y tengo que salir por patas. Que también debería dejarme pegar un poco, porque si no no hay quien suba restauración, pero no sé, la falta de costumbre. Yo antes lo destruía todo y aquí ni aunque quiera. Es más fácil pelear que no hacerlo, quién lo diría.

20160606011837_1
Con este probaba mil caminos y siempre me pillaba. Hasta luego Maricarmen

Y poco más. Esa es mi experiencia jugando Skyrim en pacifista. A ratos es divertido, pero en general es un tremendo coñazo. Acepto sugerencias de cosas que pueda hacer (agradezco que sean sin spoilers, que como ya digo ni siquiera me he pasado la historia principal todavía), porque de verdad que me he quedado sin ideas.

Lo que quería demostrar (aunque no sé yo si era por eso o por los loles) era que en Skyrim vas decapitando gente inocente y a nadie le importa, pero en Undertale matas a mamá cabra y se te vuelven todos locos. Vale que los personajes de Skyrim son insípidos en su mayoría y no les coges tanto cariño, ¡pero también tienes que elegir! Que sin matar a nadie no vas a casi ninguna parte, pues vale, pero por poder, puedes. Y sé de al menos una elección que sí que duele a muchos jugadores (ejem, cof, Paarthurnax). Que además, eso aquí, pero un montón de juegos no te dejarán hacer absolutamente nada sin matar a nadie. Lloremos por las víctimas del videojueguismo.

20160618173753_1
Eso sí, os juro que no sé de dónde ha salido esa única muerte. No sé si se cayó un bandido por un barranco o algo así, pero yo no hice nada, señor juez (y me da pereza empezar la partida de nuevo)

Buy Me a Coffee at ko-fi.com