Hoy voy a hablar de un juego que me robó el corazón, el alma y todo mi ser. El motivo es que representa mi visión de la vida. La primera vez que oí hablar de él no podía creer que existiera un juego así. “Parece hecho a medida para mí” es lo que se me cruzó por la cabeza. Sé que este juego tiene ya algunos años, pero para mí sigue siendo maravilloso.

No sé cómo se llama esta categoría de juegos consistente en manejar al personaje y dedicarte a explorar el mundo y todo lo que éste tiene que ofrecerte. Lo pondría en el mismo género que el Shadow of the Colossus, aunque en éste último haya combates.

journey-game-screenshot-20
Acabo de empezar y me dicen que tengo que llegar hasta allá arriba. Menudo pateo me espera.

Lo creó That Game Company (sí, se llama así) y sólo estaba disponible para PS3, la consola de SONY. Menos mal que tengo mis recursos: para poder jugarlo le “pedí prestada” la PS3 a mi hermano (nunca lo supo porque estaba de viaje) y alquilé el juego en el GameStop de mi antiguo barrio. Tras haberlo jugado sólo puedo decir una cosa. ¡Es un sueño hecho realidad! Me da igual sonar ñoña. AMO ESTE JUEGO. Algún día podré costearme una PS4 y rejugarlo allí, que sé de sobra que también lo sacaron. Ojalá las videoconsolas no costasen más que el alquiler.

El mundo en el cual se desarrolla esta maravilla tiene un colorido excepcional. Es como estar inmerso en un cuadro de acuarelas. Recorremos un vasto número de paisajes: un desierto con sus preciosos tonos rojizos y amarillos, el cuidado detalle de sus dunas; altas y escarpadas montañas cubiertas de la nieve más blanca; cavernas profundas con tonos azulados y sombríos. Los efectos visuales y de sonido al caminar son una gozada. ¡Es que te crees que estas pisando la nieve al oír cómo cruje bajo tus pies! En definitiva, el mundo habla por sí solo. Contemplarlo es un deleite para la vista.

La jugabilidad es excepcional. Tienes libertad para moverte y saltar por donde te dé la gana y explorar las ruinas y demás escenarios hasta aburrirte. Tu personaje puede incluso planear y volar gracias a unos glifos o letras mágicas que vas recolectando. Esto te otorga el poder de resonar con los mecanismos antiguos que hallamos en las ruinas y activarlos. Al hacer estos… ¿mini puzles? liberamos más trozos de tapiz que, tras hacer resonar de nuevo, nos crean un camino por el cual proseguir nuestro viaje. En esto consiste el juego en sí, en un viaje épico hasta la cima de la lejana montaña que ya se nos muestra nada más empezar. Recorreremos escenario tras escenario maravillándonos con los lugares que se nos presentan, obtendremos trozos de tapiz, nos abriremos paso entre las ruinas descubriendo más sobre la civilización perdida de la cual procede nuestro personaje… Si queréis saber más, JUGADLO.

Al que le parezca aburrido explorar en solitario, le traigo buenas noticias. A tu partida se pueden unir puntualmente otros jugadores durante algunos niveles. Aunque no puedes comunicarte con ellos como en la mayoría de juegos cooperativos, existe la opción de emitir un sonido o resonar como hacemos con los trozos de tapiz. Con esto es suficiente para hacerte entender y guiar a tu compañero hasta esa esquina oculta donde hay un secreto, el mecanismo que activa la salida de la zona, etc. De hecho, opino que la falta de comunicación verbal hace más interesante la interacción entre jugadores ya que, al verte obligado a emplear las herramientas del propio juego, en ningún momento dejas de estar inmerso en su mundo.

Barrens_2P_Flight_Run3
Oye tú, espérame que no te puedo seguir el ritmo.

El personaje que manejamos es un ser vestido con una túnica/capa color carmesí con capucha, cenefas doradas y una cinta con glifos bordados en su espalda cual fular. De su oscuro rostro sólo distinguimos los ojos y sus piernas son simples palos de forma triangular. Su capa ondea al viento y los glifos inscritos en ella brillan cuando usamos el poder de resonar. Durante el transcurso de la partida y tras completar el juego y sacar algunos logros secretos este atuendo se ve modificado, pero eso ya lo iréis descubriendo.

journey_hoodedfigure
Hola, soy tu personaje. No tengo género y ni falta que me hace.

Para terminar voy a hablar de la banda sonora compuesta por Austin Wintory. No podéis no tenerla. Punto. Se compone de 18 piezas tocadas magistralmente que cuentan una historia. Es inspiradora, nostálgica, maravillosa, te pone un nudo en el estómago, te hace llorar, soñar y sentir libertad todo a la vez (especial mención al tema I was born for this). Tal es su grandeza que fue la primera banda sonora en la historia de los videojuegos en ser nominada a los Grammy, toda una proeza en mi opinión. Además de esto, ganó en los premios DICE, Video Game Awards y BAFTA. La música de este juego es la principal responsable de sumergirte en el mundo con ayuda de los escenarios que, sí, son preciosos y te hacen quedarte absorto contemplándolos, pero ella nos envuelve y nos eleva a lugares donde jamás creímos llegar.

En resumen, la confluencia de la música y los escenarios hacen de esta historia una experiencia preciosa y única al igual que la vida. Porque de eso va Journey: es una metáfora de la vida. Y tenéis que jugarlo para comprenderlo, es tan perfecta en su sencillez que no me dan las palabras para describirlo como se merece.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com