No es secreto para nadie que en los últimos cinco o seis años se han popularizado mucho a través de YouTube canales de gente que se dedica a grabar cómo juega a un videojuego mientras lo va comentando, llamados por lo general “Let’s Play -inserte nombre de videojuego aquí”. Hay también mucha controversia en torno a ellos, especialmente debido a la imagen que dan según qué autores que hacen este tipo de canales o a que no se entienda realmente el motivo de su existencia. ¿Para qué ver jugar a alguien un videojuego cuando lo puedes jugar tú mismo/a? (y en algunos casos ganar dinero por ello. ¡Inaudito!).

Yo iría más allá y diría que por el mismo motivo por el que se ve por la tele jugar un deporte que podrías jugar tú. O que no puedes, depende de tus circunstancias.

354450-youtube-youtube-play
Fuente. He aquí la causa de todo mal (?!?!?)

Hay muchos motivos por los que te puede apetecer ponerte a ver un let’s play o gameplay de algún juego. Y el primero de todos es porque te puede parecer entretenido. En mi experiencia personal lo veo como si fueran episodios de una serie de televisión, y realmente muchos canales que hacen series continuadas de un gameplay lo plantean de esta manera. En el fondo no es más que otra forma de entretenimiento, y está en la habilidad del jugador que te enseña el videojuego el planteártelo de forma interesante y atractiva, que haga por ejemplo los cortes en los momentos adecuados para mantenerte deseando que llegue la siguiente entrega o que veas sus reacciones en una determinada escena y empatices con ellas. Por supuesto si lo sobrecarga de comentarios a cada cinco minutos o se va por las ramas hará que pierdas el interés enseguida y pases a otra cosa.

Otro de los motivos por los que te puede gustar el ponerte a ver un let’s play es porque te enseña un juego del que, quizás, no hubieras sabido de su existencia si no te hubieras pasado a verlo. O por el contrario un juego que te parece interesante pero no sabes si te merece la pena comprártelo y jugarlo para tener una experiencia insatisfactoria. En muchos casos los let’s play han ayudado a videojuegos indies a que se hicieran lo suficientemente conocidos para que se aumentase el interés y hubiera más gente a que se decidiera por jugarlo, como el caso del famoso Undertale el año pasado (porque sí, Undertale ha estado hasta en la sopa, pero hay que admitir que es un ejemplo recurrente), que empezó como un crowdfunding y acabó siendo líder de ventas en Steam en octubre, y teniendo una popularidad que ni el propio creador se la imaginaba. Se han hecho muchísimos let’s play de Undertale, y una servidora se ha visto unos cuantos por diversión, antes y después de jugarlo. Y al contrario de lo que muchos dicen al hacer críticas del juego, eso no me ha arruinado mi propia experiencia con el juego, más bien al contrario, dado que no he visto dos experiencias exactamente iguales. Por supuesto sí que puede arruinársela a otras personas (¡spoilers!), más aún con gente en comentarios que te dice cómo tienes que jugar o qué hacer (y ya hay este otro artículo que habla de ello), pero es cosa tuya decidir ver un let’s play antes de jugarlo tú o no.

undertalescreening
“Ver a alguien en una pantalla de verdad te da ganas de animarle”. Alphys (y Toby Fox) saben de qué va el rollo.

También puede suceder que alguien haga un gameplay de un juego antiguo del que tú hayas oído hablar mucho pero que por alguna razón no hayas visto jugar nunca y te interese mucho ver cómo es. O puedes decidir verlo para, si lo has jugado, recordar cómo era y ver cómo es la experiencia para otros (y probablemente desesperar si es que no se le da particularmente bien). Entre otras cosas que a uno se le pueda ocurrir. A mí a veces me gusta ponerme el Let’s Play de Unravel de Cryaotic de fondo y lo miro mientras me pongo a hacer alguna otra cosa, ya que encuentro que el juego en general y la voz del muchacho en cuestión ayudan bastante a concentrarse. Hay bastantes inconvenientes también que pueden arruinar la experiencia. Como que los mejores canales que se dedican al let’s play, en mi opinión, suelen estar en inglés, y si no se está demasiado acostumbrado en comprender el idioma de oído puede ser un inconveniente para tu disfrute, porque te puedes enterar de poca cosa. Y otras cosas como lo puede ser la personalidad del youtuber en concreto, que los hay de todos los colores y para todos los gustos. Porque siendo sincera, PewdiePie no es para todo el mundo, incluso si se podría decir que fue él quien ayudó a que todo este rollo de los let’s play fuera popular (disclaimer: la autora sabe que PewdiePie no empezó toda la moda de los let’s play. Ya sabe que venía de antes).

maxresdefault
Markiplier, jacksepticeye y PewdiePie, para muchos/as la ¿Sagrada? Trinidad de los canales Let’s Play. Pero hay muchos más.

Para acabar, diré que en el tema de los let’s play quienes tienen mucha más visibilidad y visitas en sus canales son (para variar) hombres, la mayoría en la veintena, pero poco a poco hay mujeres que también se animan a mostrar sus propias experiencias mientras juegan, como PressHeartToContinue, o TheRPGMinx (en inglés ambas, si alguien conoce de algún canal similar en castellano que lo comparta en los comentarios). No es mala idea abrir la perspectiva hacia cosas nuevas, siempre que reporten algo positivo para uno. Y por supuesto, eso no te quita que puedas seguir jugando por tu cuenta como siempre. Muchos canales de let’s play proporcionan links a los sitios donde te puedes comprar e instalar los juegos que estás viendo.

Sea como fuere, hay muchos motivos, todos muy válidos, que te pueden llevar a ver a otro que no eres tú jugar a un juego. Y sólo tú decides cuál es el que te va. Igual que no hay una sola forma de jugar o disfrutar de un videojuego, con esto debería suceder lo mismo, además de que se debe reconocer la importancia que tiene como entretenimiento, y cómo se puede hacer de ello una experiencia para mejor poco a poco.