Hoy vuelvo a hablar de Final Fantasy IX (esto va para muy largo y lo sabéis), en este caso, voy a ampliar un poco más lo que conté del personaje de Freija Crescent en el post sobre Garnet. Con spoilers, para variar.
Como ya comenté, Freija es una guerrera dragontina. Nunca se dice explícitamente en el juego, pero se da a entender que es una guerrera importante y respetada, como cuando la dejan participar en la Danza del Remolino de Cleyra, el respeto con el que se dirige a ella el Rey de Burmecia, o el luchar codo con codo con Beatrix en igualdad de condiciones. Y como buena guerrera, sigue siendo fiel a su país y sus gentes, aunque lleve tiempo alejada de él, como bien se muestra cuando corre a Burmecia por la ruta más peligrosa y corta sin dudar. También es una persona que demuestra ser “noble” ya que no duda en proteger a la gente de Cleyra, pese a no tener ningún tipo de vinculación directa con ellos, sólo por ser parientes lejanos.

20160526221635_1
“Si no le importa, guerrera desconocida” Fuente: Captura propia del juego.

Todo esto que he contado se ve durante el primer y segundo CD cuando se producen los genocidios contra Burmecia y Cleyra por parte de Alexandria, perpetrados por Brahne y Beatrix, con Kuja malmetiendo por detrás. De hecho, la segunda aparición que tiene Beatrix en el juego es como responsable de comandar la masacre de Burmecia. Desde este momento, Freija guardará un odio (bastante razonable) hacia Beatrix y Alexandria, juntado con algo de culpabilidad por haber fallado en la defensa de su pueblo y de proteger al débil. Y entonces llegamos a uno de los momentos que es un punto de inflexión en varios personajes, que coinciden ser los tres soldados: Beatrix, Freija y Steiner.

El momento es en el cual a Garnet la acaban de extraer los espíritus de invocación y está desmayada y con el resto sin saber si logrará despertar. El grupo se encuentra en ese momento en inferioridad numérica, atrapados en los aposentos de la Reina Brahne, cuando aparece esta con Beatrix. Y es aquí donde empiezan a surgir las preguntas que han estado cristalizándose en Steiner y Beatrix, como ya dije: ¿A quién debo mi lealtad? ¿Debo permanecer siempre fiel a ella? ¿Aunque esté errada totalmente? ¿O debo lealtad al débil? Aquí cada uno de los personajes reacciona de una forma: Beatrix abandona su lealtad hacia una reina a la que ha visto ir descendiendo a la locura y tomar decisiones equivocadas, para defender la esperanza de futuro que representa Garnet; Steiner vuelca toda su lealtad hacia la princesa a la que ha jurado proteger tras ver que su superiora ha empezado a cometer errores que no debería; ¿y Freija? ¿Qué hace Freija?

20160530231116_120160530231121_1

20160530231124_1
La definición de molar. Fuente: Capturas propias del juego.

Freija es el personaje que menos relación guarda hacia Garnet, sólo se han visto brevemente en Lindblum durante la Gran Cacería, donde Garnet les pone somnífero a todos en la comida. ¡Y es hija de la asesina de su pueblo! Le podría dar la espalda fácilmente, pero Freija es una guerrera y sabe que debe proteger a los débiles. Y es cuando decide dejar de lado cualquier posible venganza y ayudar a Garnet, aunque sin perdonar a sus enemigos por lo hecho. Freija aparca su venganza para ayudar al débil. Porque es una guerrera y debe ponerse del lugar del desprotegido y desvalido, del oprimido. Lo que hace es muy similar al proceso que siguen Steiner y Beatrix también, pero con la diferencia de que Freija no llega a cambiar su lealtad. Freija siempre ha sido fiel al mismo principio, defender al débil. Lo que hace especial este momento es como Freija es capaz de permanecer fiel a sus principios, y aparcar su venganza (no olvidarla, cuidado) por seguir ayudando al débil. Porque los verdaderos guerreros siempre permanecen del lado del débil.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com