Bravely Default, o El Día de la Marmota hecho RPG

Bravely Default, o El Día de la Marmota hecho RPG

14/03/2017 | Aesidh | 10 comentarios

Hace meses me acordé de que había jugado Bravely Default, un JRPG por turnos del estilo de los primeros Final Fantasy (o eso es lo que dicen los entendidos) de Square Enix para Nintendo 3DS, allá por el 2014. Hace tiempo, también, que escribí sobre mi desencanto en el juego en sí, incentivada también porque no hacía más que leer alabanzas sobre él donde quiera que fuese. Y me pareció una ocasión tan buena como cualquier otra de rescatar la parrafada de opinión impopular que solté, aunque llevo tres años sin tocar el juego desde que me pasé el final. Que a todo esto no es ni el verdadero final, pero a ese punto no tenía ya paciencia para acabarlo como es debido.

Tengo que confesar que, con excepción de los Fire Emblem (y no es el mismo sistema, FE tiene bastante más componente estratégico), no había jugado jamás, hasta ese momento, a un JRPG por turnos. No he tocado un Final Fantasy en mi vida. Quizás, dirían algunos, es la razón por la que no he disfrutado Bravely Default como debería. Quizás sea demasiado tarde para mí para entender lo que un juego como este significa para otros porque no lo he experimentado, y probablemente, después de esta experiencia, nunca vuelva a hacerlo. Pero incluso sin las expectativas que otros tendrían de un juego así, yo lo encontré decepcionante de verdad.

Al margen de mi crítica, debo decir que BD tenía muchas cosas interesantes y realmente no es un mal juego, lo que no hizo más que aumentar mi frustración porque de verdad quería que me gustase. Tiene este diseño de personajes y escenarios adorable y cuidado que fue lo que de verdad me llamó la atención y me hizo querer probarlo. Tiene una banda sonora pegadiza y memorable. El sistema de clases (“trabajos”) me parecía interesante, cómo puedes combinarlo con el de tus otros compañeros para poder ganar batallas. Todo ello me gustó, y estuve enganchada al juego por un tiempo por esas razones. A pesar de que me costó muchísimo hacerme a él y me ofuscaba lo indecible, el sistema de combate en sí con el Bravely y el Default tampoco era horrible del todo y tuve momentos de pasármelo hasta bien.

descarga

Diferentes trabajos en el juego. Si es que MIRAD QUÉ MONO TODO. No entraremos en las evidentes diferencias de vestuario, eso para otro día (?)

Entonces, ¿qué está mal? Que falla en lo que hace que pueda disfrutarlo como es debido.

Falla en la trama, falla en los personajes principales y los secundarios, en el desarrollo del mundo (lore), en su rejugabilidad. Por supuesto que un buen juego no tiene por qué tenerlo todo para serlo, y hay muchos ejemplos de ello, sea oriental u occidental. Pero cuando fallan varios factores tan clave para el disfrute de una obra, empiezas a recular. Y bien, si por ejemplo la trama falla, siempre pueden salvarla los personajes. Cuando tienes personajes principales con su personalidad y su nombre y su trasfondo, lo mínimo que esperas es que tengan un desarrollo en la historia, que sean interesantes, que puedas identificarte con ellos. Hacerlos tuyos de alguna manera y poderte meter en una historia gracias a ellos. Y no he sido capaz. Lo he intentado, pero me ha resultado imposible. Y por ello y otras cosas que explicaré a continuación, para mí, no pasa de mediocre.

Los únicos principales que tienen cierta sustancia son Ringabel y Edea, y el primero es el prototipo de personaje pícaro y seductor con líneas que te hacen o poner los ojos en blanco o querer aporrearle la cabeza hasta morir, y que además tiene un pasado oscuro del que, sorpresa, no se acuerda, y de ahí su nombre (“Ring A Bell”, que se podría traducír a “Me suena (de algo)”). Pero al menos tiene un cierto desarrollo en personaje al final, que aunque tampoco sea mucho mejor se agradece un poquito. Edea me encantó en cuanto apareció, una chica de origen noble sin pelos en la lengua que se rebela contra lo establecido y decide unirse a la pandilla por cuenta propia. Aun así, no salvaría este apartado sólo por ella, porque hasta sus peleas con Ringabel me llegaron a parecer irritantes. Del tipo “los que se pelean se desean”.

En cuanto a los otros dos… bueno, soy incapaz de tragar a Agnès en su papel de chica santurrona y repelente (y el doblaje, además del constante “unacceptable” en la boca, no ayuda mucho). He visto mucho ese estereotipo de personajes “puros”, y me aburren hasta la saciedad, además de que no he visto desarrollo alguno en la historia por su parte. Y quien se supone que es el héroe principal, Tiz, no tiene personalidad y parece que su única motivación en la vida sea Agnès, después de haberlo perdido todo. Y es una lástima, porque aunque entiendo que en estos juegos se tira muchísimo de estereotipos (siempre se hace), no están bien llevados, tienen muy poquito carisma en conjunto y me hizo preocuparme muy poco, si es que me preocupé alguna vez, por ellos, por sus acciones y por lo que les ocurra en su viaje.

agnes-que

Condesa Agnès Limoncia. Cortesía de @mettachala ;D

Con todo, mi mayor queja va hacia la trama principal. Tras cierto punto, se alarga de forma innecesaria. A partir del capítulo cinco te encuentras con una especie de “reinicio” y tienes que hacerlo todo una y otra vez, durante cuatro capítulos más. Tienes que luchar contra jefes que ya te habías pasado, pero más fuertes; con cada “reinicio”, una historia que podría acabado de otro modo empieza a quedarse sin sentido. Desde luego desanima a cualquiera, que tengas que hacer lo mismo un capítulo tras otro porque parece que lo anterior no haya tenido relevancia. Un Día de la Marmota tras otro. Hay otras formas de generar dificultad y de plantear complejidad, y no es arrastrar la trama hasta lo inimaginable mientras metes entre medias cosas relevantes que podrías haber encajado de otra manera en la narrativa. Quizás de ser de otro modo incluso podría haber disfrutado más del juego, pero fue la gota que colmó el vaso.

Hay un final alternativo que fue el que nos llegó en la versión de occidente tras las quejas a Square Enix por esta “historia interminable”.  Este fue el que hice yo, y por supuesto se siente incompleto. Porque el final real significa luchar incansablemente hasta que el giro de tuerca en la trama que ya veías venir lo tienes encima y tienes que luchar jefe tras jefe tras jefe para salvar el mundo… o los mundos. Y llegado a ese punto, estaba exhausta a nivel emocional. No me importaba nada. Sólo quería que se acabase y guardar el juego en la estantería por siempre jamás. Y para jugar así, no merece la pena.

airy

Ais, hadas. Me encantan las hadas, ¿a vosotrxs no?

En verdad espero que la próxima vez que pueda jugar un RPG en una consola portátil no se haga tan frustrante. No sé cómo habrá sido la secuela, Bravely Second, y tras el mal sabor de boca con este no he querido ni hacerme spoilers siquiera. De verdad lo lamento, porque podría haber habido mil maneras de aprovechar un juego tan bonito en lo que concierne a lo audiovisual como este, y a mi entender no han sabido hacerlo.

bs_ancheim

Cómprame un café en ko-fi.com

Aesidh
Aesidh

Soñadora de día, insomne de noche. Teinómana, amante de los RPG y orgullosa de jugar al modo Casual.

10 comentarios
Pablo (@pickysaurio)
Pablo (@pickysaurio) 14/03/2017 a las 11:34 am

Lo de este juego se resume en que es una pena.
Es una pena porque la trama y el sistema de combates me gustaba (y la música era fabulosa). Porque el final yo creo que compensó en parte toda esa repetición (nunca nada podría compensarlo del todo, pero fue un combate final que me encantó). Porque la secuela desarrolla mejor sus personajes y aprende de (((EL ERROR))) del Default.

Pero es que reconozco que esta parte quema TANTO que no tiene sentido insistirle a la gente. Claro, siempre se puede “meter el turbo” porque al final cada bucle son “solo cuatro jefes”. Pero eso ya no sirve si el juego ha hecho que lo odies… como mucho, se puede intentar otra vez con la secuela: conozco a gente que se quemó con el primero pero disfrutó mucho el Bravely Second.

Yahlunna
Yahlunna 14/03/2017 a las 11:37 am

Oh dios, el maldito BD. Solo se salvaba el sistema de combate. Recuerdo jugarlo hypeado por la promesa de una historia inovadora en un mundo estilo FF3, y acabé encontrándome con unos personajes que merecen que les arranquen la cabeza a hostias. Los cuatro son insufribles y totalmente planos. Todavía los aguantaría si fuese porque la historia parecía interesante… Pero cuando te meten en los bucles esos chungos y tienes que repetir TOOOOODO el juego 5 veces más para una pelea final estilo “salbemo hel mundo kon hel poder del hamor” que no aporta nada a la trama… En fin, tengo claro que no pienso pillarme la secuela.

Chuck Draug
Chuck Draug 14/03/2017 a las 11:40 am

Precisamente leía y escuchaba a gente decir lo de «es muy Final Fantasy», pero tenía mis dudas. Y al margen, yo soy de los que veo esos diseños y tengo sentimientos enfrentados: tienen cierta dulzura, pero no me llaman en absoluto. Eso sí, no sé si se hará un especial tan extenso como el de Disgaea, pero estaría bien uno sobre estos diseños, porque hay unas diferencias de arquear la ceja fuerte.

Se agradece una opinión que vaya contracorriente y que esté argumentada. Lo de la repetición constante cansa si no hay un mecanismo que, realmente, te saque de la rutina o haya una justificación. ¿Entonces aquí no la tiene o, si la tiene, está muy pillada? Porque si encima hay un final alternativo y ni te anima a sacar el ¿real?… algo falla.

Antz
Antz 14/03/2017 a las 11:56 am

Yo soy al reves q tu. No suelo jugar a ningun juego de accion real.
Pero entiendo la frustacion q da este juego, si el dia de la marmota fuera una o dos veces vale… pero con tantos acabas cansandote de todo y eso q a mi me hacia gracia ver como cambiaba la personalidad de algunos malos.
De la historia te dire q al jugar al second me dio la impresion de q es un juego dividido en dos. Que no les dio para meter toda la trama en uno e hicieron dos juegos.
Aun asi, por turnos prefiero los Etrian Odyssey aunq no sean tan bonikos.

SGallardo
SGallardo 14/03/2017 a las 5:07 pm

Pues vengo a contraargumentar :3
Por supuesto, estás en tu derecho a que no te guste algo y si alguien se pica o se ofende o insulta que se lo haga mirar o que se dé de cabezazos contra una esquina. Que parece que ahora no se pueden tener opiniones, puñetas.
Sí es cierto que el mayor PERO de este juego es lo que sucede a partir de cierto capítulo. Una vez, vale, dos, bueno. Cinco como que no. Sobre todo por la sensación de no saber qué está pasando y si estás haciendo algo mal o podrías haberlo hecho de otra forma, y no es hasta el momento en el que te das cuenta de las alas cuando empiezas a ver la luz al final del túnel. Sin embargo, creo que no es tan terrible, me explico.
Y SPOILERS, POR SUPUESTO
Vuelves a “empezar” y parece que las 40 horas que llevas de juego van a repetirse ad infinitum, pero no es tal tragedia. En realidad en cada reinicio lo único que tienes que hacer es visitar los 4 templos, matar un bicho al que ya tienes dominado y despertar el cristal. Además todo esto puedes hacerlo con el sistema de encuentros desactivado. Realmente cada reinicio te lo puedes merendar en menos de una hora.
Todo lo demás que ofrece el juego en cada bucle es opcional y puedes pasar de ello, haciendo que la cosa sea menos repetitiva. Sin embargo, considero que esto ofrece más atractivos que otra cosa. Tienes que enfrentarte con los diferentes portadores de asteriscos, pero estos han cambiado su estrategia, son más difíciles. E incluso, en los últimos bucles, atacan en diferentes formaciones con diferentes sinergías. Esto te obliga a revisar tu estrategia, porque de pronto tu combinación infalible no lo es tanto y se queda en bragas frente a nuevos retos. Te obliga a pensar. Uno de las características de los RPGs por turnos es que llega un momento en el que te llegan retos aparentemente imposibles, y te obliga a pensar, a reestructurar y a planificar. Para muchos, este es el verdadero atractivo de los RPGs. BD lo cumple y sin pasarse de dificultad, sino dandote la dificultad justa para que te cueste, te tengas que adaptar y te sientas orgulloso. Y al siguiente!
Aparte de esto, BD te ofrece la posibilidad de revisitar personas y lugares, y ampliar el transfondo. En cada batalla contra los mismos jefes, bucle tras bucle, vamos descubriendo que son algo más que señores a los que pegar. Son personas con su pasado y sus aspiraciones, con sus virtudes y defectos, con sus relaciones interpersonales. En ningún juego he cogido tanto cariño a los “enemigos” como en BD y su secuela.
Los bucles no son más que una excusa para profundizar en el juego, y si no quieres hacerlo, continúa. Puedes ir directamente al final “falso”, que no recomiendo, o bien pasarte los cuatro bucles relativamente rápido pasando de las quest opcionales y de profundizar. Entiendo que pueda aburrir, yo mismo me tiraba de los pelos, hasta que empecé a descubrir los personajes y lo que me ofrecían estos bucles, y al final me quedé incluso con ganas de más desarrollo.
Respecto al sistema de combate, yo he jugado a un porrón de RPGs por turnos y creo que este es el que más me ha gustado. Es un sistema en el que te invitan a conocer al 100% las clases que estás usando ysacarles el mayor partido posible, te invita a buscar la combinación ganadora, que hay muchas y para todos los gustos, y te ofrece la posibilidad de jugar como tú quieras. El sistema de bravely y default además le da una nueva dimensión a la estrategia, porque puedes ser más agresivo o menos, o modificar totalmente el ritmo de la batalla. Eso es algo que no he visto en ningún RPG. Creo que este sistema tienen un componente estratégico muy chulo pero que necesita un poco de curro para conocer y preparar los personajes.

Y sí, Tiz es rancio y plano. Pero curiosamente me encantaba el doblaje de Agnes.

De todas formas, si una de tus quejas es el escaso desarrollo de personajes y lore (que no es tal ni de coña, creo), te invito a jugar al BRavely Second. Consigue solventar los errores del BD y continúa la historia, profundizando aún más en todo el transfondo de este mundo y sus personajes, tanto los viejos como los nuevos. Insisto en que pocos RPGs me han brindado lo que estos en cuestión de historia y transfondo y empatizar con personajes “buenos” y “malos”

Un saludo! 😀

elfangor
elfangor 14/03/2017 a las 8:26 pm

Yo no llegué a ese punto, lo que has comentado del pícaro y la noble me ponía de los nervios a cada frase que soltaban, y los otros dos son mas sosos que la sopa de agua. No sé como serán más tarde, y para gustos colores, pero a mí tanto estereotipo me suele repeler.
La historia me daba bastante igual, quizá porque no llegué a un punto interesante o algo, pero tras pasarme varios bosses me aburrí.
Lo curioso fue que le di muy fuerte a hacer el pueblecito para conseguir objetos, y lo tuve al máximo super pronto, y las conversaciones de “ay, mi pueblo, que está destruido. igual debería pensarme reconstruirlo” cuando lo había convertido ya en el centro comercial del continente como que se me hacía raro xDD

Bel el Escabel (@Bel_Arispocrita)
Bel el Escabel (@Bel_Arispocrita) 14/03/2017 a las 8:47 pm

Entiendo perfectamente el hastío. El juego como conjunto no es malo, malo, pero no pasa de un 6,5.
El sistema de combate es bueno y algo original, pero horriblemente fácil de munchkinear, los personajes son simpaticones pero tópicos, los escenarios bonitos pero limitados…
Y bueno, la infame parte de los bucles eternos…

Por suerte Bravely Second arregló muchas de las cagadas de Default, pero sigue sin ser un juego perfecto.
Aún así, se hace mucho más disfrutable sin tanta repetición obligada, así que recomiendo igualmente darle una oportunidad.
Nuevos oficios, algunos giros de guión inesperados (aunque tampoco no pasemos, es SE) y una historia algo más completa por lo general, con un mundo más colorido (aunque uno no pueda evitar preguntarse qué carajo pasaba en Default para que ni siquiera se mencionasen algunas ciudades consideradas como ultraimportantes, e incluso razas enteras).

Al final no es más que una saga de videojuegos que se intenta hacer querer, y yo he encontrado mayor diversión en hacer combinaciones de oficios absurdas hasta que funcionen que en seguir la trama como tal.
Dale una oportunidad a la segunda entrega, anda 😉

Person
Person 14/03/2017 a las 10:37 pm

La frustración es lo que hace que el juego se vuelva injugable.

Los personajes son adorables así que, claro, pensé en que tendrían un arco de transformación interesante e intenso. Pero vaya con mi error y a la porra mis esperanzas porque la cosa avanzaba y los personajes se quedaban en un rol absurdo y repetitivo.

Claro que luego piensas “bueno, el hada cabrona esta tendrá más miguilla, que ya se va viendo que tiene doble rasero…”. Pero entonces sale el reinicio, crees que va a molar pero no, y otro, y otro, Y OTRO y ya te dices pero para qué sigo jugando, si no siquiera lo estoy pasando bien.
Llegué hasta la bicharraca final, intenté matarla dos veces sin éxito, y como el juego no me aportaba ningún disfrute, acabé dejándolo muerto de asco en la estantería, incapaz de volver a tener ganas para pasármelo porque ya me daba muy igual.

Es una verdadera lastima, porque realmente me lo compré con ilusión, y como mínimo pensaba que serían un buen puñado de horas de alegría pero ni eso.

magiclolo (@TheMightyManu)
magiclolo (@TheMightyManu) 16/03/2017 a las 10:58 am

Yo no me lo terminé. No me gustaron nada los personajes protagonistas, se me hacía muy cuesta arriba todo

Yuee12
Yuee12 17/07/2017 a las 4:28 pm

Es un punto de vista interesante.
Yo empecé este juego porque un amigo me prestó su Nintendo DS, pero paré poco después por los exámenes y ahora planeo retomarlo.
Lo cierto es que me estaba gustando bastante: se me hacía entretenido, por lo menos en cuanto concierne a la historia (que no es una maravilla, pero es digerible) y más pudiendo pasar por completo del sistema de combate (que esté mejor o peor, no me atrae demasiado) al elegir la dificultad y quitar los combates al azar.
Así que no puedo dar todavía una visión entera, sino más bien unas primeras impresiones que espero complementar en cuanto lo termine; y he escuchado también que Bravely Second era mucho mejor. Ojalá sea así.
¡Un saludo!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: