Hoy vengo a hablaros de un juego que en su momento se ganó los elogios de la crítica y que después de jugarlo, entiendo perfectamente por qué. Os estoy hablando de South Park: La Vara de la Verdad.

 Decidí jugarlo ahora porque: A) Van a sacar la segunda parte del juego, Retaguardia en Peligro, a principios de 2017 y B) A la salida costaba unos 60 eurazos que mi salario inexistente no quería dejar marchar.

Ahora que por fin lo tengo en mi poder (por 30€, que no son pocos en la meca llamada Steam) y ya lo he finiquitado, puedo decir con seguridad que es tremendamente divertido de jugar. A cualquier persona a la que le gusten los RPG por turnos le va a resultar gratificante, a cualquiera que le guste el humor negro propio de la serie le va a parecer desternillante, y me imagino que a los fans más acérrimos de los 4 bastardos de Colorado les parecerá un descojone imprescindible.

Tengo que admitir que, aunque me haya visto algún capítulo de la serie (y me haya reído cruelmente mientras lo veía), no soy una fan propiamente dicha de ella y por ello me he perdido algunos de los gags de la serie. De todas maneras, no hace falta saberte hasta el color de los calzoncillos del Sr. Esclavo para disfrutar del humor negro del videojuego. La sátira es el punto fuerte de South Park, y así se ha reflejado en el juego. Obviamente, si el humor crudo no es tu fuerte, no vas a disfrutar de algunas de las bromas y arcos argumentales del juego. Y hay algunas que en la versión sin censurar son muy crudas (dos palabras: sondas anales. Y ni siquiera es el peor arco). Aunque si no te gusta el humor crudo, probablemente no estés leyendo un artículo sobre South Park de todas las series posibles.

sp1
Es como tener SIDA, pero huargo

Por el lado de la jugabilidad… Si aquello que te tiene dudando sobre si comprártelo o no son los terribles antecedentes de videojuegos de películas y series… cómpratelo ya mismo. El sistema de batallas es divertido, un RPG por turnos ágil y entretenido. No te limitas simplemente a elegir la acción, tienes que clicar en el momento adecuado o pulsar las teclas correspondientes para atacar y bloquear. Los ataques tienen nombres y animaciones muy à la South Park, pero prestad especial atención a las magias y ataques especiales si queréis reíros. La magia de electricidad de Cartman es un buen ejemplo de ello. Hay cuatro clases: Guerrero, Mago, Ladrón y Judío; aunque al no haber restricciones de armas por clases, al final es más importante el equipamiento que las clases.

Fuera de las batallas hay cientos de coleccionables que rebuscar por el mapa del juego. Algunos están muy, muy escondidos y te dejan buen sabor de boca al encontrarlos.  Chinpokomones, amigos de Facebook, vagabundos… Hay de todo en la tierra del Señor, y de hecho podrás encontrar a Jesucristo por ahí. También hay un número considerable de armas y armaduras repartidas por todo el juego, personalizables con tintes (otro coleccionable más del juego) y parches que actúan como bonus de defensa o ataque.

sp2
¡Hazte con todos! (La broma era muy necesaria)

Una parte que me ha molestado del juego han sido los controles fuera de batalla. A medida que vamos aumentando las habilidades y magias, el sistema de elección de éstas se vuelve más y más engorroso. Si el próximo juego es parecido, espero que dejen personalizar las teclas de control. Otra parte menos atractiva del juego, a mi parecer, es la dificultad del mismo. Es uno de los únicos juegos que he logrado pasarme en difícil y aun así, algunas fases me han parecido demasiado fáciles (puede, solamente puede que los sangrados estén rotos.)

Si te gusta escuchar a la panda de Colorado hablar en la lengua de Cervantes, lo lamento por ti porque no está doblado al español. El subtitulado, sin embargo, es muy bueno y el resto de la interfaz está perfectamente traducida. El apartado gráfico es simple, pero muy acorde a la serie. Todo el juego es como estar en un capítulo de South Park, por lo que el estilo le viene como anillo al dedo por mucho que les duela a algunos jugadores.

 El juego es corto, muy corto, demasiado corto incluso. Llevo jugadas 18 horas y la historia principal y las secundarias están terminadas, teniendo la mayoría de coleccionables en mi poder. Seguramente, alguien con más habilidad en los videojuegos y menos complejo de sabueso a la hora de buscar coleccionables lo pueda completar en 15-16 horas tranquilamente. Eso sí, serán 15-16 horas muy satisfactorias. Y como ya he dicho antes, si eres un gran fan de la serie encontrarás mucho contenido (mirar en los armarios de la gente, descripciones, personajes, frases… todo salidito de la serie) que te alegrarán la vista.

sp3
Si hasta Call of Duty tiene zombis nazis South Park no va a ser menos

En definitiva, si te gusta el humor como tu alma (negro), los RPG por turnos ágiles y South Park, ya estás tardando en comprártelo, gilipollas.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com