Mi hermosa experiencia de ser streamer

Mi hermosa experiencia de ser streamer

Voy a confesar una realidad incómoda: no soy buena jugando a videojuegos.

Bueno, tal vez esto no sea cierto del todo. No soy buena jugando a algunos videojuegos. Me desenvuelvo bien en los videojuegos de plataformas, puzles, ingenio, estrategia y en los de lucha, los RPG y los hack and slash. Pero los shooter y los que requieren sigilo y sincronización no se me dan tan bien.

C8_6CU4XcAEL3RH.jpg

Con Horizon Zero Dawn tengo un trauma, porque lo adoro como juego, pero el sigilo es muy necesario, para mi pesar

Y, sin embargo, no me considero buena jugona y, hasta hace poco, me ponía nerviosa jugar delante de alguien con quien no tuviera confianza por miedo a los juicios. Porque, desde que me abrí a la comunidad, percibo que, en general, a las mujeres se les exige una perfección absoluta para ser consideradas jugonas dignas. Un hombre puede jugar a un solo género y, aunque no tenga el nivel de competidor, no se le cuestionará por su afición. Pero de una mujer jugona, para considerarla válida, debe conocerse al dedillo todo videojuego existente, haberlo completado al 100% y, además, ser capaz de completarlo en nivel pesadilla. Y por miedo a ser avergonzada, no me sentía cómoda jugando delante de desconocidos.

No obstante, pese a mi habilidad indigna de competición, adoro los videojuegos y éstos forman parte de mi vida. Además de jugarlos y vivir aventuras apasionantes, me gusta comentarlos con amigos, intercambiar recomendaciones y descubrir juegos nuevos. Adoro fijarme en los aspectos creativos de un juego, en su narrativa, su estética. Me he enamorado de personajes, me han inspirado en mis obras artísticas. Me gusta esa parte de la comunidad en la que te sientes comprendida por otros que comparten tu misma pasión y con quienes estableces una conexión. Y por ello me empezó a atraer la idea de retransmitir mis partidas en directo.

Empecé a ver a Felicia Day retransmitiendo Life is Strange. Me gustaba repasar el juego a través de la experiencia de ella, que lo iba descubriendo con su entusiasmo y sentido del humor característicos. Tiempo más tarde, la vi retransmitir su partida a Rise of the Tomb Raider. No se le dio especialmente bien y se atascaba en muchos puntos, pero lo interesante era el humor con el que se lo tomaba y el cariño con el que lo recibían sus seguidores. Y yo, movida por la curiosidad y animada por conocidos y amigos, decidí iniciarme en el mundo de los streamings.

La verdad es que hay cierta valentía a la hora de mostrarte jugando, más aún si eres mujer, puesto que se espera de nosotras una perfección absoluta e inmaculada. Para que se nos tome en serio, debemos demostrar un conocimiento exhausto de todos los videojuegos existentes y, además, ser excelsas en ellos. Y es que en el tiempo que llevo en Twitch, he comprobado cómo las streamers, al igual que las jugadoras en general, están en constante tela de juicio: son criticadas o bien por su aspecto físico, o por su forma de jugar, o por la ropa que llevan o por el simple hecho de mostrar su rostro. De hecho, es más habitual una streamer que reciba críticas por aprovecharse de su sensualidad que un streamer que promueva el alcoholismo (el clásico juego de tomarse un chupito por cada muerte en Dark Souls) o el acoso.

C9AqQaqW0AE9d7D.jpg

Harding reflexionando sobre la deshumanización que conlleva la idealización

Además, En una partida en directo, expones tu manera de jugar, tus derrotas, tus reacciones ante ellas. Y todo ello, crea un espacio de vulnerabilidad.

Llevo unos 10 meses retransmitiendo y debo decir que los streaming se han convertido en una experiencia muy positiva en muchos sentidos. La primera vez que retransmití un juego fue el verano pasado con Dragon Age Inquisition. Desde entonces, en mis directos se ha ido creando un público que, aunque no es numeroso, es muy fiel, me da bastante cariño y me ha ayudado a descubrir una parte de la comunidad jugona mucho más positiva.

Me han visto hacer jugadas muy torpes y frustrarme repetidamente en un encuentro de Horizon Zero Dawn o de Left Behind. Me han consolado en las escenas más duras de The Witcher 3. Me han animado a seguir intentándolo contra ese dragón rebelde que me había eliminado a todo el equipo en Dragon Age Inquisition. Todo mi público ha visto mis imperfecciones como jugona y, en vez de juzgarme, me ha ayudado a ver que no es necesario hacer una partida perfecta para pasar un buen rato. Incluso ellos me han confesado lo mal que se les da un juego o la infinidad veces que han tenido que repetir esa misión en la que se veían atascados. En varias ocasiones, algunos espectadores me han enviado propinas para colaborar en mejorar mis streamings, gracias a las cuales los Reyes me trajeron una PlayStation camera y he podido adquirir juegos nuevos para compartir en futuros directos. Con el tiempo, me han acabado acogiendo en el programa de afiliados de Twitch, y no podría estar más contenta.

En definitiva, los streamings me han ayudado a mejorar mi autoestima y no sólo como jugona. Como artista, me está ayudando a hacer que mis partidas sean un pequeño espectáculo ameno. Me ayuda a trabajar mis capacidades de improvisación cuando me encuentro atascada en una parte o un bug me bloquea la partida. He podido crear un espacio con un ambiente muy agradable, en el que procuro que mis espectadores lo pasen bien. Y, al mostrarme en público y en directo, me animo a estar más cómoda con mi aspecto y mi voz. Yo soy de las que se maquilla para un directo y no me avergüenzo de ello (además, el maquillaje resalta la expresividad). Me gusta celebrar mi belleza, crear maquillajes inspirados en algún personaje del juego y me animo a trabajar en la vocalización. Una vez tuve una alergia por todo el rostro y no me sentía cómoda con mi aspecto para encender la cámara, pero lo acabé haciendo para demostrarme a mí misma que no era para tanto. Expliqué a mis espectadores lo que me había pasado, y recibí muchos ánimos. En el siguiente directo me preguntaron si mi piel estaba mejor. 

Gracias al streaming me logré quitar ese miedo a que me miren mientras juego y a ser juzgada. Me siento afortunada por haber dado con un público que pertenece a ese lado de la comunidad que valoro por encima de los jugones tóxicos. Un público al que no le importa si me atasco dieciocho veces en un combate de Horizon Zero Dawn, que no juzga mi físico si aparezco con la cara roja como un tomate o al que le da igual que ponga los juegos en fácil. Lo único que esperan de mí es pasar una hermosa velada virtual  conmigo mientras me ven disfrutar de un juego. Y nada más.

Si tras este artículo tienes ganas de venir a mis veladas virtuales en Twitch, los miércoles noche y los domingos tarde y noche me verás en mi canal.

C54UpM4XMAAUCe2.jpg

Aviso: en mis directos cuento chistes peores que los de Geralt. Aviso 2: Geralt va sin armadura en mis streamings por petición popular. No quiero sustos luego.

Cómprame un café en ko-fi.com

LauraLuna
LauraLuna

Modelo pin-up, aprendiz de actriz y jugona adorable. El mando de mi Play sabe a pan que habla.

22 comentarios
Chuck Draug
Chuck Draug 12/05/2017 a las 12:14 pm

Aún me estoy acordando del robot lanzamisiles tan puñetero de tu último streaming del Horizon. El ver esa frustración ante un jefe difícil… es fácil verse reflejado en ello, porque nos pasa a muchos. Ya el atreverse a mostrar ese enfado (que es algo natural, por mucho que alguno quiera censurarlo), el insistir, el mejorar, el seguir adelante y hacerlo público en tu streaming es un avance.

Sigue habiendo mansplainers, machitos con el ego subido, gente que viene a hacer exámenes a las mujeres solo por retransmitir sus partidas… Y sin embargo, ahí estáis, seguís retransmitiendo, demostrando que os gustan los juegos, que no necesitáis ser expertas para pasar un rato divertido y compartirlo. Y ojalá ese valor, ese seguir adelante y el compartir tus alegrías, tristezas y enfados con gente que te ve jugar.

Y servidor se cansó de los streamings de chupitos de Team Four Star con Bloodborne, Dark Souls o Nioh (y prefiero con mucho sus Nuzlockes), igual que no soporto a los graciosillos que ponen a su novia, que no sabe jugar, para que se rían de ella y así extender estereotipos que huelen a cerrado, y contra los que siempre os alzáis y demostráis lo rancios que son. Acabas haciendo criba con muchos streamers y, curiosamente, actualmente veo más retransmisiones de mujeres que de hombres (de hecho, de estos solo sigo los de TFS y en diferido y que no sean juegos de beber), aunque apenas comente en ninguno. Supongo que porque con los vuestros al menos tengo un rato divertido que no huele a cazalla.

Así que… Zoorizon este domingo, ¿no? 😛

LauraLuna
LauraLuna 12/05/2017 a las 4:41 pm

Por supuesto, este domingo hacia las 20:00 toca Horizon Zero Dawn <3

dunedonut
dunedonut 12/05/2017 a las 12:38 pm

Me alegro de que te haya servido,me he sentido identificado mientras leía tu artículo, porque a mí me pasó algo parecido con el teatro.Y aunque todo aquello haya quedado en poca cosa, al final ,lo importante no es cómo de bien o mal te sale todo, sino lo que aprendes por el camino: a valorarte a ti mism@.

abejitxmeri
abejitxmeri 12/05/2017 a las 1:27 pm

Pues voy a empezar a seguirte! 😀

Mafi
Mafi 12/05/2017 a las 2:25 pm

Que envidia. Yo estuve stremeando unos 3 meses y lo tuve que dejar. Me pasaba mas tiempo baneando que jugando.
Como no ponía cam, cada uno se montaba su película de las razones. Entraban tios random a decir alguna guarrada y se iban… En general, nadie hablaba del juego, todo era crítica hacia mi persona. Y al final me cansé y lo dejé…

Misao
Misao 12/05/2017 a las 2:31 pm

Pues me parece genial! Y oye, que la cuestión es disfrutar los juegos, seas un pro, normal o manca como yo.
Me encanta lo de Geralt sin armadura por petición popular X—D

Antwan (@hekatome)
Antwan (@hekatome) 12/05/2017 a las 6:57 pm

Gracias Laura por escribir este artículo y compartir tu punto de vista y tus impresiones como streamer.

Sólo discrepo en un punto: creo que te subestimas cuando comentas que no eres buena jugando a videojuegos. A veces te atascas, a veces te cuesta pasar de un punto porque te matan 20000 veces. Como todos. A lo mejor no eres capaz de pasarte un juego en la dificultad máxima en menos de X horas y sacar el 100% de los logros. Como la mayoría de nosotros.
En cualquier caso da igual. Como bien dices “no es necesario hacer una partida perfecta para pasar un buen rato”, lo importante es que has hecho de tu stream un sitio muy agradable, manejas bien a los trolls (bendita paciencia que tienes!), sabes conectar con tu público, y tal vez por eso tienes tantos “habituales”. También tienes un horario muy regular, lo que hace fácil seguirte (Nathanias, un streamer de Starcraft 2, hacía mucho hincapié en esto cuando empezó a compaginar su actividad de caster con la retransmisión de sus propias partidas).

Con tu permiso me quedo con la frase: “Me gustaba repasar el juego a través de la experiencia de ella, que lo iba descubriendo con su entusiasmo y sentido del humor característicos.”. Explica muy bien mi relación con respecto a tu playthrough del Witcher 3. 🙂

¡Hasta el siguiente stream!

Evimel
Evimel 12/05/2017 a las 10:20 pm

Hola Laura,

me siento muy identificada contigo, soy mujer y apenas estoy dando mis primeros pasos en este mundo tan interesante. Me alegro encontrar a otra mujer que le apasione esto porque la verdad hasta ahora es un mundo muy masculina en donde cuesta encontrar otras mujeres que les guste este mundo.

Te empezare a seguir en Twich para aprender truquitos.

Saludos

LauraLuna
LauraLuna 21/05/2017 a las 6:45 pm

Ni que yo fuera una experta 😛 Pero me honra mucho que otra gente se sienta conectada conmigo en esta vivencia 🙂

araq1983
araq1983 13/05/2017 a las 8:28 am

A mi me mataste cuando en Twitter comentaste lo que un iluminado te dijo un día por Twich: “Para jugar a The Witcher hay que saber mitología nórdica o escandinava”.

LauraLuna
LauraLuna 21/05/2017 a las 6:45 pm

Ese tío está en mi top 10 personal de cretinos

Hombre Rata (@ratonga)
Hombre Rata (@ratonga) 14/05/2017 a las 7:12 pm

Me cago en la puta… ¿ese colgante es del fate of atlantis?

A veces me gustaría ser mujer para poder ponerme ese tipo de complementos y que me queden bien xD

LauraLuna
LauraLuna 17/05/2017 a las 1:29 am

Es ése mismo Sí. Y te lo puedes poner igual, no creo que le importe a Nur Ab Sal 😛

KamulSilver
KamulSilver 19/05/2017 a las 1:15 pm

Todo esto me ha recordado a un hecho que vivimos hace relativamente poco los chicos de 3PV en su primer streaming de Silent Hill 2. Era la primera vez de Valkyrie paseando por el pueblo de la niebla maldita, y antes de poder jugar estuvieron ella y sus socios peleándose con la configuración del emulador de PS2. El caso es que estaba ella, tan tranquila, paseando por los tétricos pasillos del apartamento del principio, mientras los demás la animábamos y comentábamos tranquilamente en el chat, cuando de pronto aparece un ‘listo’ que tiene el siguiente feliz comentario: “Qué jugadora tan nefasta, a estas alturas ya debería haber llegado al hotel (o sea, pasarte el juego en 2 horas), pésima jugadora”.

La reacción inicial fue de indignación, precisamente por lo que dices: esta obsesión enfermiza que existe entre los ‘trvgueimers’ de juzgar a toda mujer con un mando con lupa, como si fueran unas intrusas dentro de su afición favorita. Pero desde el momento en que todos los del chat, incluídos los chicos de 3PV, empezamos a hacer chistes con lo de “jugadora nefasta”, hicimos dos cosas de las que nos sentimos muy orgullosos: primero, nos pusimos todos de parte de Valkyrie, y festejamos su supuesta poca habilidad jugando, y la aún menor necesidad de que fuese una pro; y segundo, le quitamos poder de influencia a un payaso que sólo comentó una vez para desacreditar a una chica a la que no conocía de nada sólo por cometer el sacrilegio de ¡oh! ser mujer y ¡oh! jugar a un juego de culto.

Desde ese día Valkyrie es, para todos nosotros, desde el mayor cariño, la “Jugadora Nefasta”. Tal y como aconsejó Tyrion Lannister, hemos convertido un insulto en un escudo, para que nadie tenga los huevos de volver a agredirla con él. Y, lo más importante: todos disfrutamos de dichos streamings, con risas, conversaciones interesantes, y dando nuestros mayores ánimos a jugadores que disfrutan siéndolo y no presumiendo de serlo.

Y, por mi parte, estoy más que encantado de haber descubierto tus streamings, espero seguir siendo un permanente en ellos y verte disfrutar de lo lindo y compartir momentos y conversaciones interesantes 🙂 Y, desde ya, te pido perdón si alguna vez digo algo indebido, se me escapa alguna ironía o meto la pata con lo que sea, que soy un tío ultra-torpe y muy dado a eso XD.

¡Nos vemos en el siguiente!

juncalalvz
juncalalvz 21/05/2017 a las 12:00 am

Hola! Me ha encantado tu artículo… Hace nada he dado el salto con la ps4 a la nueva generación y la verdad es que me llama la atención a eso de stremear… Ahora, si tantos problemas hay ya solo siendo mujer no me imagino sin tener labia o gracia xD… Aconsejas tener antes experiencia de algún tipo? (YouTube o algo así?)

Saludos y sigue así!

LauraLuna
LauraLuna 21/05/2017 a las 6:44 pm

Lo primero, sobre todo, es que te sientas cómoda a la hora de compartir tu experiencia ante un público que, en ocasiones, es desconocido. Yo he tenido experiencias negativas, pero para mí está pesando más positivo. En YouTube tendrás menos público y en tus primeros Twitch, a menos que tengas una comunidad de seguidores previa, también tendrás poquitos espectadores, así que como quieras. Sobre todo, lo primero es que te sientas cómoda tú.

alejandromp3
alejandromp3 03/06/2017 a las 11:54 pm

Aùn no termino de agarrarle cariño a esta nueva tendencia de los streaming, pero quien sabe, un dìa de estos tal vez me gustaria verte jugar a algo, aunque debo decir que para yo ver jugar a alguien, tiene que ser algo que me gusta, y por ejemplo the Witcher y Dragon Age no son muy de mi agrado, pero si te veria jugando al Horizon o.. “Venetica”.

Saludos.

LauraLuna
LauraLuna 05/06/2017 a las 2:00 pm

Pues los lunes de 17:00 a 19:00 estaré con Horizon…

pockydementa
pockydementa 28/08/2017 a las 7:19 pm

Guau, a mí a veces me gustaría hacer streams, pero la idea me asusta un poco…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: