El pasado fin de semana pudimos asisitir a la séptima edición de Gamergy, uno de los eventos más importantes del panorama del videojuego competitivo en España, y en el que se disputaron las finales, entre otras, de la Superliga Orange de League of Legends, Call of Duty o el torneo internacional Gamergy Masters de Clash Royale. Además, a nivel amateur se celebraron diferentes torneos incluidos en el Maratón Gamergy: Hearthstone, Call of Duty, League of Legends, Quake Champions… e incluso una competición Arcade donde demostrar nuestras habilidades al PacMan, Galaxian o al clásico Mortal Kombat. Júpiter Juegos aportó un espacio donde poder probar y competir en diferentes tipos de juegos de mesa: Star Realms, Carcassonne o Splendor entre otros.

Se habilitaron también algunos espacios para probar, sin necesidad de competir, algunos juegos y consolas como Arms y Splatoon para Nintendo Switch, Overwatch o Way of Redemption.

Hai Technology aportó realidad virtual, donde pudimos probar algunos juegos estilo survival o de naves espaciales. No había tenido oportunidad de probar esta tecnología hasta ahora y he de decir que la experiencia me encantó (admito que escogí el juego que ocasionaba menos mareos).

El plato fuerte del evento lo puso un estadio octogonal dentro del mismo pabellón, con capacidad para 3.000 personas, donde se disputaron todos los partidos de la Superliga Orange de League of Legends. Otra estructura importante, aunque de menor aforo, fue la habilitada para dar cabida al torneo Gamergy Masters de Clash Royale.

Octógono
Estadio donde se celebraron los partidos de League of Legends

Un total de 150.000€ fueron repartidos entre los ganadores de las distintas competiciones *chicos no os lo gastéis todo en las rebajas de Steam*.

Si eres aficionado a los eSports y la competición del deporte electrónico, este es tu sitio. Podrás competir hasta para poder sentarte y ver jugar a tu equipo favorito.

Pero.

Siempre tiene que haber un pero para todo.

Bueno, os voy a contar ahora mi perspectiva, como mujer, de lo que ha supuesto ir a un evento dedicado a los eSports en España. Porque, ¡sorpresa!, en los eventos de eSports existe discriminación.

Os pongo en antecedentes.

Me encantan los videojuegos y, por supuesto, los eSports. Me aficioné al deporte electrónico tras pasar horas y horas (más de las que me gustaría admitir) jugando a League of Legends. Me gustó, sobre todo, poder ver crecer y arraigar algo que a mí tanto me gustaba. Seguir todos los partidos de los mundiales, quedar con amigos en bares (sí sí, en bares de verdad, de los de la calle) para verlos y sobre todo, disfrutarlos. Total, que acabé viendo competitivo de cualquier juego, me lo tomaba como otro deporte más con el que pasar un buen rato.

Pero.

Otro pero.

Había algo en los eSports que no terminaba de encajar en mi cabeza y no tenía ni idea de qué era. Tuvieron que pasar meses hasta que me di cuenta de ello y pude ver la realidad de la situación (gracias, TodasGamers por abrirme los ojos). No sólo no encajaba en mi cabeza, sino que me entristecía; la escasa (o nula, en ocasiones) participación de mujeres a nivel profesional en los eSports.

Entré a Gamergy ilusionada. ¡Un evento de eSports! ¡Qué emoción! Me encantó, además, el diseño escogido para ilustrar el evento. Y digo ilusionada porque no sabéis (de verdad) lo difícil que es encontrar carteles o publicidad relacionados con videojuegos y que lleven en su impresión una mujer.

Foto principal
Ilustración a la entrada del evento

Poco tardó en cambiar mi cara en cuanto entré por la puerta del pabellón.

Señores por todas partes.

Imágenes gigantescas única y exclusivamente de señores que me miraban allá donde iba.

Señores
Señores impresos en un muro

Señores viendo competir a otros señores.

Señores 2
Señores mirando cómo juegan otros señores

Señores vociferando y golpeando cualquier cosa que tuvieran alrededor cuando al queco de su equipo favorito se le acababa la barrita de vida.

Señores insultándose y amenazándose porque esa ulti había ido a mala idea.

Señores flipándoselo mucho.

Señores haciendo que los eSports cada vez se parezcan más al fútbol.

Señores abrazándose de manera emotiva.

Señores haciendo cola para ver y tocar a otros señores.

Señores señoreando.

Espero que a estas alturas de texto ya hayáis comprendido cómo me sentí.

¿Por qué el título del artículo incluye la palabra “mixto”? ¿Desde cuándo es necesario incluir un término así para un evento abierto al público? Bueno, un evento puede tener las puertas abiertas para nosotras, pero eso no significa que una vez dentro, seamos bienvenidas.

Este hecho no es exclusivo de Gamergy ni mucho menos, por desgracia es el pan de cada día de los eventos Gaming y, por supuesto, de los de eSports.

Sólo espero que con este tipo de reflexiones todos nos demos cuenta de la situación, su gravedad y por qué es necesario actuar.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com