El pasado viernes 5 de mayo fui al GGWP Bar & Restaurant en calidad de reportera dicharachera de Todas Gamers, para asistir a la presentación de Way of Redemption, la nueva creación de Pixel Cream, estudio español especializado en e-Sports, y que ahora pueden disfrutar gratis los usuarios de PlayStation Plus.

Imagen1.jpg
El equipo de Pixel Cream, al completo, que se mostró muy atento con los invitados mientras nos guiaban a través de la convulsa arena del volleyball de los dioses

Este nuevo título ganó el premio PlayStation 2015 y apuesta por un cóctel original y rocambolesco que mezcla volleyball, fantasía adulta, rol, MOBA y una estética muy similar a un World of Warcraft. Confieso que no soy aficionada a los juegos de deportes y que hace tiempo me alejé de la competición online, pero tuve una experiencia muy divertida con Way of Redemption, del que me atrajo su simpática propuesta.

En Way of Redemption encarnamos a un dios que ha abusado de su poder y que busca la redención a través de un torneo de volleyball. Podemos escoger entre diversas divinidades con reminiscencias de diferentes mitologías y folklores, con un abanico de trajes disponibles: Ylwa, licántropa nórdica y mi preferida; Rynosuke, el místico monje asiático; Darcey, la elegante vampiresa; Mendelae, la reina arácnida; Korban, el guerrero helénico; Pryckon, el adorable gólem; y Zythrall, el taciturna alienígena. El diseño de todos ellos está enfocado desde la fantasía de poder, tanto masculina como femenina y, aunque los personajes femeninos aspiran a la clásica belleza voluptuosa propia del género, se me saltaron las lágrimas al ver que no había féminas absurdamente sexualizadas. Cada personaje tiene una presencia imponente que lo identifica como un dios a simple vista, y el jugador se siente poderoso a su mando, como logra una fantasía de poder bien planteada.

Way Of Redemption 11.png
Mendelae, la temible matriarca

Cada divinidad cuenta con cuatro atributos (fuerza, agilidad, inteligencia, aguante), cuatro habilidades (dos de ataque y dos de defensa) y varios talentos entre los cuales deberemos escoger dos al final de cada asalto. Los campos de volleyball serán arenas con un diseño que nos transporta a una dimensión colorida, mágica y violenta y los partidos, supervisados bajo la mirada entusiasmada del Árbitro, contarán con añadidos que avivarán la tensión, como la posibilidad de bloquear la portería al dominar ciertas zonas del campo o la lluvia de meteoritos.

El modo de juego es multijugador local y online (cooperativo y competitivo), tanto para buscar desafíos en Internet o entre colegas en un mismo salón. Dos equipos compuestos por hasta dos jugadores cada uno se enfrentan en un partido al mejor de tres asaltos. Cada equipo tiene una barra de vida que disminuirá a medida que marquemos goles o ataquemos la portería del contrario con nuestros hechizos. La intención de Pixel Cream es fomentar la rivalidad sana mediante un juego apto para todo tipo de jugadores. Personalmente, no soy muy hábil en el género de deportes (ni siquiera en la vida real), pero no hallé dificultad a la hora de controlar las mecánicas y estrategias gracias al manejo tan sencillo que ofrece el juego, con lo que pude desenvolverme bien y me quedé con ganas de jugar más, puesto que la rapidez y fluidez con la que se desarrollan las partidas, junto con el aliciente de la competitividad, crean cierta adicción al jugador.

Way Of Redemption 10.jpg
Un volleyball que poco tiene que ver con los bikinis y las playas soleadas

Way of Redemption es un título lleno de jovialidad, con una fórmula muy original y que promete ofrecernos mucho más, puesto que Pixel Cream ha prometido nuevos dioses que escoger y nuevos escenarios. No obstante, ya asegura momentos jugones en los que lo único que importa es divertirse sin más trascendencia en un enfrentamiento donde, además de una buena coordinación con el compañero, prima la rivalidad, entendida dentro de un buen ambiente, mientras nos sentimos como dioses omnipotentes.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com