El pasado 5 de octubre llegaba a los móviles de Europa y Norteamérica el esperado Digimon Links, tras un año de andaduras por el país nipón. Tan solo quince días después, la página oficial celebraba (acompañado de un evento en el juego) la cota de los dos millones de descargas mundiales, quedando de este modo patente su éxito.

Pero, ¿en qué consiste Digimon Links?

La nueva app de Bandai es un RPG basado en el mundo digital que nació como conmemoración de los 20 años de la saga. El título tiene un esquema sencillo: farmeas para conseguir objetos (en este caso, “digievolution fuel”) que te ayudarán a lograr un avance progresivo hasta convertirte en el más poderoso entrenador digital.

Bien es cierto que al principio del juego te presentan una historia introductoria sobre que el mundo digital está en peligro y debes salvarlo, pero no tiene ninguna relevancia, más allá de dar un por qué al hecho de que entrenes digimons y ser una excusa para que te den al primero de ellos y comiences a luchar. Por tanto, a pesar de esta ligera trama, el objetivo del juego no deja de ser generar recursos para potenciar tu equipo.

Una vez se termina el tutorial inicial (advierto que es largo como él solo), tendremos tres digimons con los que comenzar nuestra andadura (el nuestro inicial y dos que nos regala Hina, la chica que nos guía durante el juego).

photo5805408961183197950
Hina, nuestra guía durante todo el juego

A partir de aquí deberemos ir mejorando nuestra granja (nuestra “base de operaciones”) construyendo edificios que tienen diferentes funciones con respecto al entrenamiento de nuestros monstruos digitales, y también decoraciones para darle nuestro toque personal. Estos son:

  • House. Aumentando de nivel este edificio se amplía el máximo de digimons posibles. Es el lugar donde se almacenan.
  • Meat Field. Granja en la que se obtiene uno de carne cada minuto, material utilizado para subir de nivel a los digimons (además de los combates).
  • Warehouse. Lugar de almacenamiento de la carne.
  • Lab. Lugar donde se crían a los digimons bebés hasta que llegan al nivel rookie (el mínimo para poder combatir).
  • Recruitment Notice. Tablón donde se anuncian los combates cooperativos.
  • Exchange. Edificio que nos permite intercambiar objetos de eventos.
  • Dojo. Sirve para intercambiar habilidades de digimons y mejorar su resistencia.
  • Restaurant. Cuanto más nivel tenga este edificio, mayor será la cantidad de “stamina” máxima que podremos tener.
  • Chip Factory. Edificio donde se almacenan e instalan los chips (objetos que aportan mejoras a los digimons).
photo5805408961183197933
Vista de la granja de Rena

Pero lo que de verdad importa en Digimon Links son los combates: con la opción de explorar podremos enfrentar nuestro equipo digimon a otros monstruos salvajes, con el fin de, como dije antes, farmear. Se trata de enfrentamientos por turnos de 3vs3, en los que podremos elegir entre tres ataques: normal, especial principal y especial secundario.

A la hora de elegir entre una de las tres opciones es importante tener en cuenta las debilidades y fortalezas del digimon enemigo. Aquellos con baja defensa son débiles ante los ataques normales, y aquellos con baja defensa especial, ante los ataques especiales (hasta aquí sencillo).

Dentro de los ataques especiales existen diferentes atributos. Cuando clicamos sobre un digimon en combate podremos ver a cuáles resisten (mostrados en rojo, que solo le harán un 50% del daño) y ante cuáles son vulnerables (con el icono en azul, y que les efectúan el doble de daño del normal). También existen ciertos estatus que afectan a los digimons, y que tienen el mismo código de color para conocer su debilidad o fortaleza ante ellos.

photo5805408961183197953
Un combate digimon. En orden de aparición de los atributos nos encontramos: neutro, fuego, agua, trueno, naturaleza, oscuridad y luz. Le siguen los estatus aturdir, bloqueo de habilidad, sueño, parálisis, confusión, veneno y muerte instantánea.

Durante el combate, algunos digimons a los que matemos irán soltando diferentes objetos: experiencia, cluster (el dinero del juego) o “digievolutión fuel”, el combustible que permite hacer digievolucionar a los digimons, y que tendremos que almacenar (en cantidades industriales) para poder avanzar.

Existen tres tipos de combate básicos: las advent quest, en las que conseguiremos “data fragments”, un tipo de combustible necesario para evolucionar al nivel mega, los “normal events”, combates normales de una dificultad más que asequible, que proporcionan clusters y combustible de bajo nivel, y los “daily events”, de los que se obtienen grandes cantidades de “digievolution fuel” de diferentes tipos según el día de la semana (Neutral los lunes, Fuego los Martes, Agua los miércoles, Naturaleza los jueves, Rayo los Viernes, Oscuridad los sábados y Luz los Domingos). Es importante tener en cuenta que el horario no se corresponde con el español, con lo cual los días transcurren de 16:00 pm del día anterior, a 16:00pm del día indicado (es decir, a partir del domingo a las cuatro se considera lunes, hasta las cuatro de dicho día, que pasaría a ser martes). Cabe destacar que cada combate costará una cantidad determinada de “stamina”, y que cuando se acabe deberemos esperar a que se recargue (podremos aumentar la cantidad máxima de “stamina” que podemos tener subiendo de nivel el restaurante de nuestra granja).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con la experiencia obtenida en los combates podremos subir de nivel a nuestros digimons (además de alimentándolos con carne obtenida de la granja), y una vez estén al máximo, podremos hacerlos digievolucionar, siempre y cuando tengamos la cantidad y tipo de combustible necesario.

Para obtener nuevos digimons debemos irnos a la opción de “capture”, donde podremos conseguirlos con digipiedras (método de pago, aunque haciendo misiones podremos conseguir algunas), en el que nos saldrán monstruos de diferentes niveles, incluyendo ultimates y megas, o bien con linkspoints, la opción gratuita, en la que nos darán “digibebés” que tendremos que hacer evolucionar en la granja antes de poder utilizarlos en combate.

Con estos puntos comentados tenemos lo que viene a ser el esquema principal del juego. Como pueden ver, a pesar de tener múltiples opciones no se trata de un juego complicado, y tampoco aporta nada realmente nuevo al género. Además, nos encontramos con un título al que aún le falta mucho por avanzar, pues hay incluso edificios como el coliseo, que aún no está abierto, o con misiones diarias que son exactamente las mismas siempre. No obstante, se trata de un juego cuanto menos entretenido y que sabe utilizar muy bien el factor nostalgia, el cual creo vital para el triunfo del mismo. Los gráficos están muy conseguidos, haciendo que veamos perfectamente a aquellos digimons de nuestra infancia que salvaron el mundo digital una y otra vez. Sin embargo, en esta ocasión se nos permite a nosotros ser los héroes, y, más importante aún que eso, somos los cuidadores de los digimons, aquellos que los crían y ayudan a mejorar y crecer. ¿Quién no querría darle su amor y cariño al dulce Patamon, y entrenarlo hasta convertirlo en el gran Angemon, y más? Este es el mayor valor del juego, y que, sin duda alguna, funciona.

 Buy Me a Coffee at ko-fi.com