Slav Armada: Conquista el universo a base de vodka

Slav Armada: Conquista el universo a base de vodka

Tras el gran éxito del verano “My Horse Prince”, donde podíais ligaros a un caballo con cabeza humana, os traigo un nuevo boom para vuestros móviles, el gran “Slav Armada”, porque ¿quién no ha soñado alguna vez con la idea de conquistar el universo con un ejército de canis rusos puestos hasta las cejas de vodka? Lo sé, lo sé, es la fantasía de cualquiera, así que estáis de suerte porque por fin podréis hacerla realidad.

Pero antes de meternos en faena me gustaría hacer algunos apuntes sobre los grandes protagonistas de Slav Armada, esos canis rusos a los que me refería en el párrafo anterior, mejor conocidos como gopniks. Para los que desconozcáis el término, los gopniks son una subcultura surgida en Rusia en la década de los 80 que perdura hasta el día de hoy, y sus integrantes se caracterizan, principalmente, por beber vodka, fumar tabaco barato y reunirse en grupos en mitad de la calle con poses de “cangrejo” (lo que viene a ser estar en cuclillas). Estas posturas, provenientes de la cultura carcelaria rusa para evitar sentarse sobre el suelo helado, son uno de los rasgos más peculiares de los gopniks, además de su amor por los chándales (sobre todo si son de la marca Adidas), las boinas y el hard-bass.  

1.jpg

Slav Armada es un juego para móviles desarrollado por Pseudo Creations, perteneciente al género clicker, por lo que las únicas mecánicas que tendremos serán las de pulsar sobre la pantalla y esperar a que el propio juego incremente los recursos que necesitamos. Puede dar la impresión de ser un juego aburrido, pero os aseguro que en cuanto aparece en la pantalla nuestro gopnik en cuclillas con el himno de Rusia en estilo hard-bass tendremos la necesidad de hacerle bailar, de saber qué es lo que pasa si conquistas un país, y luego otro, y luego el mundo entero. Porque sí, esto va de conquistas y expansionismo, y para ello dispondremos de nuestro propio ejército, compuesto únicamente por gopniks.

¿Que cómo reclutaremos a estos increíbles soldados, decís? ¡Con vodka! (no sé qué esperabais). ¿Y cómo conseguimos vodka? Haciendo que nuestro gopnik baile (la lógica de este juego es maravillosa y me enfrentaré a todo el que diga lo contrario). Los movimientos de baile (básicamente dar patadas a un lado y otro) son automáticos, por lo que en teoría no tenemos por qué pulsar la pantalla para que se mueva, pero al principio van MUY despacio, así que mejor ponerse a conquistar países pronto y hacer compras en la licorería. Allí encontraremos habilidades y opciones muy útiles que podremos incrementar: aumentar la velocidad, la potencia del baile y la cantidad de horas que tu gopnik baila sin que tengamos que tener la app abierta. Además, en la tienda también podremos adquirir más gopniks, y la moneda de cambio en todos los casos siempre será la misma: botellas de vodka.

2.jpg

Para conquistar los distintos países necesitaremos cantidades determinadas de gopniks, desde 10 a 1 millón (que es lo que necesitaremos para adueñarnos de EEUU, país que en el juego aparece con el nombre de “Cerdos capitalistas”). Lo bueno es que no perderemos a nuestros soldados tras cada conquista, sino que siempre se quedarán ahí, sumándose a los nuevos que vayamos creando. Una vez lo consigamos, se nos recompensará con una pila de energía que doblará la cantidad de vodka generado por el baile de nuestro gopnik durante un breve período de tiempo (todo esto acompañado de hard bass muy a tope y gopniks gritando porque aquí hemos venido a ser INTENSOS).

Pero ahí no queda todo, porque una vez nos hayamos hecho con el dominio mundial podremos atravesar todos los horizontes, navegar hacia las nubes, dirigirnos a las estrellas… Así es, PODEMOS CONQUISTAR EL ESPACIO. Cada uno de los planetas de la Vía Láctea están disponibles para ser colonizados, y después de eso… ¿quién sabe? Todavía no he llegado ahí, pero necesito saber qué les espera a mis gopniks después de semejante logro. ¿Viajes interestelares? ¿La conquista de Andrómeda? ¿Un Mass Effect: Gopnik Version? Desde luego, si algo tiene el juego, además de ser bastante gracioso, es que engancha, así que yo seguiré incrementando mi ejército parar ver dónde acaba toda esta locura de vodka y hard-bass.

3.jpg

Si os pica la curiosidad o queréis probarlo, lo tenéis gratis en Google Play, allí lo encontré yo gracias a la recomendación de uno de esos amigos que desgra… digo, afortunadamente conoce demasiado bien mis gustos (sí, V, estoy hablando de ti).

Y eso ha sido todo, camaradas, no dejéis de bailar para conquistar el mundo.

¡VIVA EL VODK*se la llevan a rastras*

Cómprame un café en ko-fi.com

Laura Tejada
Laura Tejada @_LauraTejada

Escritora y creadora compulsiva de mundos imposibles. Vivo en un faro entre dos ciudades: una flota en las nubes, la otra está sumergida en el mar. Ad astra per aspera.

1 comentario
Zak
Zak 30/07/2018 a las 6:23 pm

Maravilloso ejemplo de que los videojuegos sí son arte.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: