Los mejores momentos videojueguiles de 2018

PLAY OF THE YEAR 2018

PLAY OF THE YEAR 2018

2018 se ha despedido ya de nosotras, y ha estado cargado de grandes momentos en los juegos que hemos disfrutado durante el año pasado. No solamente han sido jugadas destacadas de Overwatch o logros; también hemos vivido en nuestras propias carnes cosas que no pensábamos que iban a pasar, como que finalmente Kingdom Hearts III salga este año. Así que un grupo de redactoras nos hemos unido para recordar grandes momentos que nos ha dejado 2018.

Aonia Midnight

Llegar con un punto de vida al refugio o que una bala perdida incendie todos los bidones de gasolina que teníamos preparados para tratar de conseguir una medalla de Supervivencia en Left 4 Dead; lograr por fin conseguir todos los malditos logros de One way to die, después de años con el juego instalado; o quedarme atrapada en una textura, que mi pareja venga a buscarme y se quede también atrapado en Hunted: The Demon’s Forge. Aunque, sin duda, una de las mejores anécdotas que tengo este año es estar terminando The Wolf Among Us, al que le había puesto un parche con subtítulos en castellano, y que, de repente, se pusiera TODO en alemán. Me quedé tan impactada que no sabía ni qué responder en los diálogos. Menos mal que podía pausar el juego y que tenía un traductor a mano.

Dichosos parches de idiomas… (captura de Aonia)

¡Oh! Y, cómo no, haber tenido la oportunidad de jugar una de las demos de Kingdom Hearts III en la Madrid Games Week, aguantando las lágrimas y el temblor de manos. ¡Qué ganas de que salga!

Darkor

Podría destacar grandes momentos de este 2018, como encontrarme con la sorpresa de que Dust: An Elysian Tale fuera un juego de furros, motivo que aprovechó Ajolote para terminar de aposentarse en el Pugcast. También está el haber podido terminar la partida de Final Fantasy XII, tras once años desde la muerte de nuestra PlayStation. Y siguiendo con Final Fantasy, pues me he vuelto a pasar el IX, bueno, técnicamente hablando, porque me queda meterme en el Lugar de los Recuerdos y me da pereza, pero me sé demasiado bien todo lo que pasa. Fuera de los RPG, este septiembre me encontré con un juego de gestión, género que me gusta y estresa a partes iguales, aunque esto último no fue el caso de Megaquarium, un juego sencillo y relajante. Como relajante fue volver a jugar al No Man’s Sky, que sigue siendo lo mejor para desconectar y perderse paseando.

Y para 2019… se supone que sale Kingdom Hearts III, y cuando me lo consiga creer, será cuando me ponga a chillar.

Dunkel

Mis mejores momentos, o por lo menos aquellos por los que seguro que recordaré 2018 desde el punto de vista “videojueguil” creo que comienzan con el hype enorme que sentí a principios de año por un juego que llevaba esperando desde 2017, Vampyr. Y es que tenía dos puntos a favor muy grandes, una desarrolladora de la que siempre espero grandes cosas y vampiros. Podéis tirarme cosas de vampiros a cualquier hora y en cualquier formato, por favor.

Everybody knows that you’re a vampire… (imagen de Vampyr Wiki)

Otro de los títulos que tengo que destacar este año, que además tenía pendiente en mi librería desde hace mucho tiempo y que me dolerá la boca por recomendarlo, pero no puedo dejar de hacerlo, es Hellblade: Senua’s Sacrifice. No esperaba que me fuese a calar de una forma tan profunda y pufff, vaya si lo ha hecho. JUGADLO.

También recordaré este 2018 por SIMULACRA, un juego de terror distinto a lo que estaba acostumbrada. Recuerdo estar tumbada en la cama y tirar el móvil literalmente porque escuché que alguien tocaba en la puerta, ¡y el sonido real provenía del videojuego! Sin duda, ha conseguido que ahora cada vez que la pantalla de mi teléfono se queda congelada inconscientemente me aleje de ella por lo que pueda pasar.

Kaals

Pues los mejores momentos de este año los he pasado jugando a Pokémon Sol. Me he reído y divertido mucho y me ha dejado muy blandita; pero el momento con el que me quedo es cuando pude atrapar a Mimikyu. Una de las razones por las que tenía ganas de jugar a una de las dos ediciones (Sol/Luna) era por este peculiar Pokémon; por razones se ha convertido en mi favorito y cuando descubrí que tendría que avanzar casi medio juego para poder capturarlo fue un poco frustrante, por suerte el juego es muy fluido y eso hizo que me pareciese lo suficientemente ameno como para no tirarlo por la ventana.

Creo que la primera vez que apareció salvaje fue siendo el jefe que derrotar en una de las zonas y me sentí un poco frustrada porque era un Mimikyu hembra y no podía capturarlo (al ser un jefe de zona, hay que derrotarlo). Así que una vez derrotado, me dispuse a capturar a mi Mimikyu hembra a toda costa. Más de dos horas me llevó encontrar uno. Dos horas de darles palizas a Gastlys, Haunters, Golbats, Klefkis y Mimikyus macho; porque yo quería una señora, no un señor. Que, encima de tener un porcentaje muy bajo de aparición (un 5% por lo que leo) los únicos que aparecían eran Mimikyus macho, y ya estaba pensando en que el único Mimikyu hembra existente era el que había derrotado y me parecía muy injusto.

Finalmente hizo su aparición estelar y conseguí atraparlo. Para no arriesgarme, utilicé una ocaso ball, que son poké balls especiales para atrapar Pokémon en zonas oscuras y durante la noche, así que con un lanzamiento fue mía. Lo más bonito de todo es que Mimkyu resultó ser un Pokémon mejor de lo que esperaba y que al salir al combate, cuando la ocaso ball se abre, sale una animación en verde y bueno, el verde es mi color. Así que podríamos decir que fue una captura perfecta (?). Quizá os parezca trivial pero, si jugáis a Pokémon, ¿vais a decirme que nunca habéis sentido esa pequeña euforia al atrapar a vuestro Pokémon favorito? Pues es exactamente eso.

Parece adorable, pero es un pokémon muy fuerte y algo difícil de atrapar (imagen de Wikidex)

Meren Plath

Sin duda uno de mis mejores momentos ha sido iniciarme en el Overwatch. A pesar de ser al principio tremendamente torpe, me las he apañado para acabar siendo una jugadora competente que varía entre tanques y defensa, siendo mis preferidos D. Va y Rein, como avanzadilla y parapeto del equipo, así como Brigitte, Moira, Lúcio y Zenyatta como healers y defensa. Sí que es cierto que soy main Brigitte y D. Va pero he tenido grandes momentos con Ana (¡¡¡yo acertando con alguien que lleva un arma de fuego!!!), con Lúcio, con Moira (poniéndome literalmente las botas a pesar de perder) e incluso con Soldado 76 a pesar de que apuntar no es lo mío. Overwatch me ha traído muchísimas alegrías y satisfacciones y un buen puñado de jugadas destacadas: algunas hechas conscientemente, otras de pura chiripa.

También ha sido el año en el que me jugué Skyrim Y ME LO ACABÉ al 78% de los logros después de 178 horas en las que he conseguido más títulos que la Duquesa de Alba, además de buscarme a una husbanda con la que no me puedo casar y dedicarme a las misiones secundarias porque la historia principal ya tal.

Yeah, yeah, FIRE (captura de Meren)

MissFreakAlice

A pesar de que este 2018 he estado más bien alejada de los videojuegos, he podido sacar ratitos para poder jugar un poco a títulos modernos y, sobre todo, a títulos viejunos. Empecemos por los modernos. Tyranny, el juego que casi consigue que tire el PC por la ventana porque no entendía la sublevación de mis personajes contra mis órdenes hasta que descubrí cómo se dan las órdenes correctamenteEn segundo lugar vienen dos juegos de BioWare que me han robado el corazón para pisotearlo y destrozarlo en cachitos pequeñitos: Dragon Age: Inquisition y Mass Effect 2. En ambos he vivido la curiosa experiencia de asustarme con la sombra de mi propio personaje y ponerme a atacar a la nada, pero también he vivido la dolorosa experiencia de encariñarme con los personajes solo para verlos sufrir. BioWare, por favor, para.

Ahora es el turno de un gran juego, un poco viejuno ya, Final Fantasy Tactics Advance. Al empezar a jugar dije que no me iba a enrollar en conseguir todos los oficios y 33 horas de juego después lo único que he hecho es conseguir casi todos los oficios de todas las razas. Las prioridades claras y el café oscuro. También he podido disfrutar de un poco de sufrimiento en The Legend of Zelda: Oracle of Seasons, juego al que estoy jugando junto a mi pareja. Somos un gran equipo hasta que nos perdemos en las mazmorras y cada uno decide que su ruta es la mejor y acabamos muriendo miles de veces haciendo el juego cien horas más largo de lo que debería. Por último, mención especial a Los Sims 4, ese juego que en realidad es un vórtice temporal que hace que las horas pasen como segundos y no sepa cómo he empezado a jugar a las 19:00 y cuando he mirado el reloj eran las 02:00 y lo único que he conseguido hacer es a mi sim y su casa.

Naitmarr

Haber jugado por fin a Shadow of the Tomb Raider al mes de habérmelo comprado y, tras un ratito de juego, descubrir que tienes los trajes de juegos antiguos como skins (¡con los gráficos de por aquel entonces y todo!)… Tener Oxenfree lleno de glitches y pensar que es del propio juego hasta que, tras dos horas de partida, por fin comprobar que no, que es cosa del PC (bueno, sí, fue divertido, ¡sin tanto glitch incluso como que le faltaba algo!)… Olvidar y recordar intermitentemente que Kingdom Hearts III es algo que va a pasar… ¡Descubrir la existencia de Manual Samuel! Regalo con éxito asegurado, eso me divertiría hasta a mí, que me estreso con nada… ¡Ah! Y Butterfly Soup. El juego entero. No ha habido juego este año que satisfaga mis deseos de experiencias ASMR más que este. ¡Es tan bonito…!

Thebedisburning

Año de Nuestro Señor 2018, Milenio 3 —018.M3—. Juego a un videojuego de Warhammer 40K y, por primera vez en la vida, me gusta. Estoy dispuesta a defender a muerte Space Marine (Relic Entertainment, 2011). Nada más que añadir, Señoría.

Me gusta y me gusta mucho (captura de Thebedisburning)

También he abierto una cuenta en Twitter para recopilar todas mis fotos de baños de videojueguitos, llamada @ingametoilets, y que es como un poco otro de los highlights de este año en cuanto a momentos reseñables.

Y no podíamos acabar este repaso del año sin un vídeo que recoge de manera exhaustiva diferentes logros, conferencias, fails variados y un gran abanico de situaciones que nos han ocurrido jugando. ¡Disfrutadlo!

Y ahora os toca a vosotras, ¿cuáles han sido vuestros momentos favoritos en videojuegos de 2018?

Cómprame un café en ko-fi.com

Meren Plath
Meren Plath @serendipia_s

Todo necesita una historia adecuada. Altanera, preciosa y orgullosa como Red. Vivo por y para Zelda y Link y los Asesinos, entre otras muchas sagas. Defensora y difusora de la palabra de Bastion y Transistor. Productora de memes y the finest shitposting. Pa' mala yo.

Aonia Midnight
Aonia Midnight @AoniaMidnight

Curiosa, reflexiva y torpe // Palomitas y cerveza // Mi mente está llena de mundos en los que evadirme de la realidad // Nothing is true, the cake is a lie

Darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

Dunkel
Dunkel @dunkel217

Acaricio gatitos durante el día. Horror addict. Diseño y desarrollo de videojuegos.

Ka'alshya
Ka'alshya @Kaalshya

• It's pronounced Kaeelshia • N7◢ • I yell at everything • Depressed • I have a Guinea Pig and I love Mimikyu • Writer • Paramedic • Please: don’t explain me my own text • My text, my rules •

MissFreakAlice

Amante de los juegos, la comida, la cerveza y los animales. Mi planeta no me necesita, así que me quedo aquí escribiendo y jugando.

Naitmarr
Naitmarr

Comiquera wannabe, trve gamer girl y parte de esta movida porque oye, qué pasada.

thebedisburning
thebedisburning @thebedisburning

Juego a cosas y le hago fotos a los baños. Hablo mucho del Warhammer, en D&D siempre interpreto clérigos y en el fondo soy Legal Buena. El tatuaje de la Marca del Forastero no me ha dado ninguna habilidad.

1 comentario
Rena
Rena 04/01/2019 a las 3:16 pm

Me ha encantado el artículo con las experiencias de cada una y no hay mejor modo que acabar así un año, la verdad. Muchas gracias!!!✨

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: