Kingdom Hearts: Final Fantasy meets Disney (más o menos)

Kingdom Hearts: Final Fantasy meets Disney (más o menos)

En pleno boom por el lanzamiento del esperadísimo Kingdom Hearts III no solo todavía hay gente que jamás ha jugado a la saga, sino que aún quedan algunas almas errantes que ni siquiera conocen de qué va la mandanga.

Hace algún tiempo, mi compañera Darkor_LF escribió en esta misma web un conjunto de dos artículos explicando la loca línea temporal de Kingdom Hearts y ahora yo os voy a contar qué narices es este juego (100% libre de spoilers). Con un poco de suerte, alguna más caerá en el pozo.

Allá por 2002, Squaresoft publicó para PlayStation 2 el título Kingdom Hearts, resultado de una colaboración entre Square y The Walt Disney Company. ¿Qué significaba esto, así de primeras, que pudiera llamar la atención? El juego combina personajes y escenarios de ambas compañías, en otras palabras, tenemos un combo entre películas Disney y Final Fantasy, ¡vaya movida!

Lo primero que haremos nada más iniciar el juego será seleccionar un modo de dificultad que no se podrá cambiar en ningún momento a lo largo de nuestra aventura. La diferencia, como es habitual, radica en el daño que recibiremos tanto con nuestro protagonista principal como durante los viajes en Nave Gumi.

Aunque esto no será todo, en un momento determinado durante el inicio del juego podremos elegir nuestro punto fuerte y menos fuerte —en cuestión de Ataque, Defensa y Magia— e incluso la velocidad a la que subiremos de nivel a lo largo de la aventura, tras conversar con algunos de nuestros amigos en Islas del Destino, nuestro mundo de origen.

02

Sora, Kairi y Riku

Historia

La aventura comienza con Sora cayendo a un lugar conocido como Descenso al Corazón, una pequeña introducción en forma de sueño hacia lo que se nos viene encima. Ya con cara de WTF, qué hago aquí y qué quieren de mí, apareceremos en las Islas del Destino, hogar de Sora, Kairi y Riku; tres amigos que sueñan con salir de sus pequeñas islas y conocer mundos. De pronto, las islas son atacadas por la oscuridad y una serie de criaturas procedentes de las sombras. Nuestros amigos desaparecerán y Sora obtendrá un arma de lo más peculiar, la Llave Espada, la cual utilizaremos para defendernos de los extraños seres que están invadiendo nuestro hogar.

Tras una serie de acontecimientos, abandonaremos nuestro mundo y apareceremos en Ciudad de Paso. Será a partir de este momento cuando oficialmente iniciemos nuestras andanzas, tratando de descubrir qué está ocurriendo y cuál es nuestro papel como portadoras de la Llave Espada.

De este modo y acompañadas de Donald y Goofy, viajaremos por diferentes mundos, luchando contra los Sincorazón, sellando Cerraduras —lugares por donde se cuelan los Sincorazón en los diferentes mundos para tratar de sumirlos en la oscuridad— y buscando a las siete Princesas del Corazón, que aparentemente son la clave en todo eso de Kingdom Hearts.

01

Goofy, Sora y Donald, primer encuentro

Mundos

La mayoría de los mundos que visitaremos están sacados de las películas Disney, aunque algunos también fueron creados exclusivamente para el videojuego.

Islas del Destino. Hogar de Sora, Kairi, Riku, Wakka (Final Fantasy X), Tidus (Final Fantasy X) y Selphie (Final Fantasy VIII). Apenas aparecen al inicio del juego, pero servirán como zona de entrenamiento donde daremos nuestros primeros pasos antes de ponernos en marcha con la historia.

Ciudad de Paso. Una pequeña ciudad a la que van a parar todas aquellas personas que han perdido su mundo. Aquí conoceremos a los Moguris de Final Fantasy, Aeris Gainsborough (Final Fantasy VII), Yuffie Kisaragi (Final Fantasy VII), León (Squall Leonhart en Final Fantasy VIII), Cid Highwind (Final Fantasy), Merlín (Merlín el Encantador, 1963), el Hada Madrina (La Cenicienta, 1950), Juanito, Jorgito y Jaimito (Los sobrinos de Donald, 1938) y, por supuesto, a Donald y Goofy, nuestros inseparables compañeros de batalla.

03

Aeris, Cid, León y el trío protagonista

País de las Maravillas (Alicia en el País de las Maravillas, 1951). Algo ha ocurrido en Wonderland y la Reina de Corazones ha apresado a Alicia como única culpable. Nuestro deber será buscar una serie de pruebas que demuestren su inocencia, recorriendo lugares como el Jadín del té, el Bosque de lotos o el Cuarto misterioso y jugando con nuestro tamaño y nuestro entorno.

Coliseo del Olimpo (Hércules, 1997). Nuestra aventura en este lugar no nos llevará más tiempo del que queramos invertir ya que, a excepción de una pequeña pasada relacionada con la historia, la dinámica del mundo se centra en una serie de torneos. Podremos obtener diferentes Copas/Trofeos a base de combatir contra diferentes equipos de Sincorazón y otros personajes, como Cloud Strife (Final Fantasy VII).

Selva Profunda (Tarzán, 1999). Tras un combate de bienvenida contra Sabor, el leopardo responsable de la muerte de los padres de Tarzán, Tarzán nos ayudará a encontrar a Donald y Goofy. Una vez reunido el equipo, habrá que cumplir con pequeñas misiones.

Agrabah (Aladdin, 1992). Unos extraños seres, aka los Sincorazón están causando problemas en Agrabah mientras Yafar sigue con su plan de usurpar el trono a la par que trabaja con Maléfica en sus oscuros planes.

Monstruo (Pinocho, 1940). En un momento determinado de la historia, nuestra preciosa Nave Gumi es devorada por Monstruo, por lo que deberemos recorrer las laberínticas entrañas del gigante animal en busca de Pinocho y, cómo no, una forma de salir todos con vida.

08

¡Ah! ¡Un niño tiburón!

Atlántica (La Sirenita, 1989). En este mundo nuestro aspecto se adaptará al entorno, convirtiéndonos en una especie de seres subacuáticos de lo más divertido y, con ello, nuestra forma de movernos, ya que no corretearemos de aquí para allá, sino que nos moveremos nadando (evidentemente). Si no recuerdo mal, Ariel es el único personaje femenino que se unirá a nosotras durante el juego.

Ciudad de Halloween (Pesadilla antes de Navidad, 1993). Uno de mis mundos favoritos. El tema de la película adaptado al videojuego —el doctor Finkelstein crea un corazón (sale mal)— y la estética creepy de los personajes, junto a la posibilidad de formar equipo con Jack Skeleton… GOTY!

País de Nunca Jamás, (Peter Pan, 1953). ¡Piratas! ¡Piratas-Sincorazón! Nuestra Nave Gumi es abordada por piratas y deberemos explorar el barco para encontrar una salida y, en determinado momento de la historia, aprenderemos a volar —Piensen algo encantador… ¿Algo bello, muy hermoso?… ¡Puede volar! ¡Puede volar! ¡Voló!—.

07

La mejor caracterización

Bastión Hueco. Este mundo tiene la banda sonora más brutal de todo Kingdom Hearts y me batiré en un combate de Llaves Espada de gomaespuma con cualquiera que se atreva a negarlo. En este punto de la historia deberemos completar una serie de puzles, conoceremos a Bestia (La Bella y la Bestia, 1991) y descubriremos cosas muy, MUY importantes acerca de la trama principal. Determinadas escenas marcarán un punto de inflexión en nuestro camino y si no nos explota la cabeza, veremos que el final del juego está más cerca de lo que creíamos.

Fin del mundo. Un mundo creado cuando los Sincorazón arrasan con los demás, además de albergar la puerta al Reino de los Corazones. No hace falta tener muchas luces para deducir que hemos llegado al final del camino.

Extra: Bosque de los 100 Acres (Winnie the Pooh y el árbol de la miel, 1966). En este apacible mundo, desarrollado dentro de las páginas de un libro, no encontraremos Sincorazón alguno, sino que desarrollaremos una pequeña historia completando una serie de minijuegos.

06

¡Ven aquí y dímelo a la cara!

Personajes

En un videojuego como Kingdom Hearts hay personajes a patadas, tanto del universo Disney como de Final Fantasy, pero, como no me quisiera extender mucho y a algunos ya los he mencionado en los mundos en los que aparecen, iré un poco al grano.

Sora. Un chaval de unos 14 años alegre, optimista y extrovertido. Nacido en las Islas del Destino, es el portador de la Llave Espada y, aunque no tiene muy claro lo que eso significa, está dispuesto a poner su corazón en la tarea que le ha sido encomendada.

Kairi. Una alegre y simpática muchacha de 14 años que una noche apareció en las Islas del Destino sin recuerdos sobre su mundo de origen. No sabemos mucho más de ella, pero recorreremos cualquier mundo a nuestro alcance para encontrarla.

Riku. Un chico de 15 años con mucha confianza en sí mismo y que despierta la envidia de los demás dadas sus muchas cualidades. Amigo-rival de Sora, emprenderá su propio camino en busca de Kairi y será tentado por la oscuridad. Si Sora fuera Naruto, Riku sería Sasuke.

Donald. El temperamental pato, convertido en mago real del Casillo Disney. Su misión es cooperar con el portador de la Llave (si utiliza su magia para curarte en el momento en que lo necesitas —y no nada más curarte tú misma—, pide un deseo, es tu día de suerte).

Goofy. Capitán de los caballeros reales del Castillo Disney, este bobalicón será nuestro escudo siempre que lo necesitemos —y no se haya desmayado, dado que su arma es el susodicho escudo—. Conciliador y compasivo, su misión es proteger al portador de la Llave y, de paso, encontrar al Rey Mickey.

10

Eh, chicos… ¿Una manita?… ¿Chicos?

Por su parte, en cada mundo, contamos con la ayuda de un personaje que puede sustituir a Donald o Goofy, según nuestro propio criterio. Estos personajes serán: Tarzán, en Selva Profunda; Aladdín, en Agrabah; Ariel, en Atlántica; Jack, en Ciudad de Halloween; Peter Pan, en El País de Nunca Jamás; y Bestia, en Bastión Hueco. Eso sí, únicamente lo harán en su mundo de origen, es decir, no podremos utilizar a Jack en Agrabah ni a Ariel en Bastión Hueco.

Aunque sí podremos invocar a otros famosos personajes como Simba (El Rey León, 1994), Genio (Aladdín, 1992), Dumbo (Dumbo, 1941), Campanilla (Peter Pan, 1953) o Mushu (Mulán, 1998) en cualquier momento, independientemente del mundo en que nos hallemos. Cada cual posee una serie de habilidades únicas que durante un tiempo determinado nos serán más que útiles en la batalla. Estos personajes sustituirán a Donald y Goofy durante su estancia.

Sincorazón. Estos seres aparecerán allá donde vayamos. Hay gran variedad de estos enemigos a cada cual más letal. Cada tipo cuenta con sus puntos fuertes y débiles, así como sus propias formas de atacar y defenderse. Aprenderemos más sobre ellos conforme avancemos en el juego (y en la propia saga).

Asimismo, diversos villanos de Disney tendrán su propia presencia en los diferentes mundos que recorreremos. Cada cual con sus propias motivaciones, y su papel en la historia hará que nos enfrentemos en determinado momento a: Hades (Hércules, 1997), Yafar (Aladdín, 1992), Úrsula (La Sirenita, 1989), Oogie Boogie (Pesadilla antes de Navidad, 1993), Capitán Garfio (Peter Pan, 1953), Maléfica (La Bella Durmiente, 1959).

Jugabilidad

Kingdom Hearts es un hack and slash en tercera persona donde encarnaremos a Sora, el portador de la Llave Espada; mientras la IA, adaptable hasta cierto punto, controla a nuestros acompañantes. Aunque el juego bebe de algunos elementos de Final Fantasy —como las magias Piro, Hielo o Electro; algunos objetos como la Cola de Fénix; nombres de armas (como el Acero Chocobo) o enemigos— no optó por un combate por turnos.

El juego se basa en un sistema de desarrollo de habilidades, subida de niveles y puntos de experiencia, donde cada mundo viene determinado por un nivel de batalla para que sepamos a lo que nos vamos a enfrentar. Asimismo, podremos elegir qué habilidades pueden utilizar Sora, Donald y Goofy, adaptando la estrategia a nuestro modo de juego. Y, por supuesto, contaremos con habilidades compartidas para el trío protagonista.

Como en muchos videojuegos de este estilo, contaremos con una serie de accesorios que mejorarán algunas características del personaje al que se los hayamos equipado.

Debo destacar que la escala de dificultad del juego es bastante agradable y no hará falta forzar la subida de nivel, dado que según avancemos por la historia iremos ganando los niveles suficientes como para que los combates, especialmente los más fuertes, resulten un reto sin llegar a frustrarnos. Al menos la mayor parte del tiempo *se muerde el puñito para no hacer spoiler contando una anécdota personal con un boss en concreto*.

Si queremos exprimir Kingdom Hearts al máximo, cuenta con un par de misiones secuandarias y unos cuantos jefes secretos que nos harán sudar y cambiar de estrategia en más de una ocasión. Todo ello completamente optativo.

Quizás no tuviera logros, porque eran otros tiempos, peeero si completabas una serie de tareas, podías obtener un final diferente y era algo que marcaba la diferencia.

09

¡Pium! ¡Pium!

Nave Gumi

Por su parte, los viajes entre mundos supondrán un pequeño cambio, ya que pilotaremos nuestra propia nave en una especie de minijuego de lo más entretenido —tanto que en determinado momento nos dan la opción de realizar viajes rápidos y aun así muchas jugadoras optaban gran parte del tiempo por pilotar de un mundo a otro—. Desde una perspectiva en tercera persona, deberemos recorrer la distancia entre dos mundos defendiéndonos de numerosos enemigos y obteniendo piezas y objetos para rediseñar nuestra nave; porque sí, la nave es completamente personalizable. Hasta tal punto que encontraremos durante la aventura diferentes planos con diseños de lo más variopintos.

Diario de Pepito Grillo

Este diminuto personaje anotará en su diario todo aquello que sucede a lo largo de nuestro viaje. De este modo, si no jugamos de forma constante o no tenemos la mejor de las memorias precisamente, podremos hacernos una idea de dónde se quedó la historia durante nuestra última partida. Asimismo, recopilará una serie de documentos importantes que hallaremos en nuestro camino, así como información de los personajes que hayamos conocido en algún momento. También servirá de guía en la búsqueda de los 99 cachorros, los diferentes tesoros repartidos por los mundos e incluso los récords acumulados en los minijuegos.

“The closer you get to light, the greater your shadow becomes.”

Para terminar, podría hablaros de la cantidad de llaveros con los que cambian las características de la Llave Espada en combate y lo maravillosos que son los diseños pensados para cada uno —bueno, lo maravillosos que son los diseños en general y lo cuidados que están los detalles en el videojuego—, de la espectacular banda sonora, que aún hoy pongo de fondo mientras hago otras cosas, contaros pequeñas curiosidades o profundizar en los comandos y menús a modo de guía; pero considero que, con todo lo que os he contado, si no os tiráis directamente al pozo de Kingdom Hearts, ya no queda más por hacer.

Cómprame un café en ko-fi.com

2 comentarios
Darkor_LF
Darkor_LF 20/02/2019 a las 11:27 am

Bastión Hueco es el mejor mundo. Información, no opinión.

Aonia Midnight
Aonia Midnight 20/02/2019 a las 4:19 pm

Es genial en todos los aspectos. No se puede discutir eso <3

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: