izneo, continúa la evolución del entretenimiento

izneo, continúa la evolución del entretenimiento

Desde hace ya algún tiempo las consolas no se limitan a ser simplemente un aparato que sirve solo para jugar. En las últimas generaciones, la presencia de un navegador de Internet se hizo algo casi imprescindible (excepto en la Switch, que seguimos esperándolo, Nintendo qué te pasa), así como los reproductores multimedia, las galerías de capturas, la propia tienda online, e incluso aplicaciones externas que nos permiten reproducir música, programas, series o películas, siempre por streaming y bajo demanda. Todo esto consiguió que nuestras videoconsolas se convirtiesen en potentísimos centros de entretenimiento en los que podíamos concentrar casi la totalidad de nuestro ocio, al que solo se le escapa una cosa: los libros y los cómics.

Seamos realistas, leer en una pantalla de 24, 32 o incluso 50 pulgadas es algo que suena formidable, pero la realidad es que es algo horrible que tiene más probabilidades de terminar en dolor ocular que en éxito. Y por ello el paso lógico en todas las consolas fue el de ignorar completamente ese tipo de entretenimiento, en su momento no tenía futuro e implantarlo ahí sería una pérdida de tiempo y recursos porque tendría poquísimos usuarios, sobre todo si además tenían que convencer de su uso a las plataformas de pago, así que se limitaron a su utilización en otros dispositivos no destinados a los videojuegos, como móviles, tablets o ebook, en los que era más sencillo leer.

izneo.jpeg

Entonces llegó Nintendo y se sacó de la manga la Switch, su consola de sobremesa con opción portátil y con una pantalla con una resolución mucho mejor que la de sus anteriores consolas de bolsillo (leer en una DS, 3DS, PSP o Vita era una opción si te arriesgabas con la instalación de homebrew, pero tenía una resolución tan escasa que te quitaba las ganas, sobre todo con los cómics). Se volvió a abrir de par en par una puerta que se veía prácticamente cerrada: la lectura usando una videoconsola como plataforma. La primera aplicación en lanzarse a la piscina fue InkyPen, y ahora también se ha unido izneo, que es de la que os vengo a hablar hoy.

izneo es lo que coloquialmente podríamos llamar “un Netflix de leer” unido a una tienda online normal y corriente. Con eso creo que todo el mundo entiende ya el funcionamiento de la aplicación, pero ya que me estáis leyendo os lo voy a explicar detenidamente. Estamos ante una app de descarga gratuita que podéis encontrar en la Nintendo eShop, aunque también tenéis su versión para Android e iOS, además de poder entrar directamente desde vuestro ordenador a su versión web. Esto es importante porque todas sus aplicaciones cuentan con una sincronización completa, y puedes ir intercambiando las plataformas para adaptarte a tus propias necesidades (o a la escasez de batería de alguno de los dispositivos).

64LVjWNMmW_EYW2YxOIH4leYebsvzKbx.jpg

¿Y qué es lo que podemos leer? En general los títulos que podemos leer son principalmente cómics americanos, europeos, manga y webtoon, pero entre unos y otros también podemos encontrarnos con algunas novelas y libros de arte. Abarcan todo tipo de géneros, desde humor a terror, pasando por ciencia ficción o fantasía, y entre sus editoriales podemos ver nombres de la talla de Dark Horse, Glénat, Titan, Archie y muchos más. Todo ello sin dejar de aumentar su catálogo, porque hay vida comiquera aparte de Marvel y DC, y es muy entretenida.

En cuanto a los precios, ahí ya nos encontramos una gran diversidad, aunque en general no resulta caro. Para empezar, tenemos disponibles varios cómics completamente gratuitos, que nos sirven para probar la aplicación, ver si está todo a nuestro gusto y, por qué no, engancharnos a alguna nueva serie. Luego, podemos usar dos opciones de pago: compra o suscripción. Los precios de compra por norma general oscilan entre 0,99€ / 1,99€ / 2,99€ / 4,99€,  puede haber precios más altos (dependiendo de la editorial) pero siempre son un 30% más baratos que su versión impresa. Sin embargo, si preferís la suscripción, tendréis acceso ilimitado a unos 1.500 títulos por 6,99€ al mes, pudiendo cancelar y retomar la suscripción cuando queráis, con un simple par de clics. Además, con esa suscripción podéis seguir usando la opción de compra en el resto de los productos disponibles.

19pH9rggEwlhvbkf3bQOzHjicfnIJJWk

Como véis, todo esto no está nada mal, pero… ¿qué tal va la aplicación? Personalmente, cuando la descargué lo hice un poco desconfiada, pensando en que los controles podrían ser molestos o que la letra sería demasiado pequeña. No obstante, lo cierto es que me sorprendió, y la app de Switch me parece que aprovecha perfectamente las dimensiones de la consola y su navegación. Te puedes mover por todas las secciones de la tienda utilizando los joystick y el teclado táctil en las búsquedas, y durante la lectura puedes ver la doble página entera, que de tamaño se hace un poco pequeño (aunque no imposible de leer) pero te deja ver el dibujo completo, o hacer zoom y adaptarlo al ancho de la página, que nos deja un formato de letra más típico y agradable. Habría estado bien que tuviese la opción de lectura por viñeta, pero por el momento sólo tenemos las dos opciones anteriores. Quién sabe, quizá en una actualización futura.

Además tiene unos controles muy sencillos, que se limitan a dejar que se deslice la página con cualquiera de sus joystick, o la cruceta del mando izquierdo, y poner y quitar el zoom con el botón A, sin complicaciones ni extras. Como plus, tengo que añadir que los cómics no van en streaming, como pasa con algunas aplicaciones de móvil, sino que descargas todos los que quieras (o los que te entren en la memoria) y te los llevas, sin necesidad de depender de Internet mientras los estás leyendo. En definitiva, a mí me ha gustado mucho tanto su catálogo como su fluidez, y me parece una aplicación muy recomendable. Aunque teniendo en cuenta su descarga y sus cómics gratuitos, ¿por qué no lo probáis, lo veis con vuestros propios ojos y salís de dudas?

Cómprame un café en ko-fi.com

Nix

I run on coffee, sarcasm and lipstick. Hace años le vendí mi alma a Bioware y me convirtieron en la Shadow Broker. Tengo un papelito que dice que soy N7, pero no quieren darme mi propia nave. Me gusta llevarle la contraria a la gente y por eso soy una Inquisidora enana y pelirroja.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: