Tropico 6, samba y tiranía

Tropico 6, samba y tiranía

Penúltimo, coge un papel y escribe lo que te voy a dictar, mis súbditos merecen saber todas las cosas que hago en beneficio de nuestro país, de su bienestar y del de mi bolsillo. Pero no copies eso, hombre, táchalo y empieza de nuevo.

Residentes de este nuestro paraíso tropical, os habla vuestra Presidenta, esta vez preparando una segunda campaña en el mismo año para volver a gobernar con vuestro apoyo. No, no somos españoles, somos tropicanos con mucha democracia y Tropico 6 está de vuelta conquistando terrenos ya conocidos, las consolas, porque además de su salida en PC ahora también ha llegado a PS4 y Xbox One. Probablemente no sepáis ni qué es eso, no os preocupéis, confiad en vuestra Presidenta y os llevaré a la época de oro tropicana.

Tropico 6 Super-Resolution 2019.01.28 - 16.01.45.70.jpg

Quizá os preguntéis cuál es el trabajo de la Presidenta, mi trabajo, y por qué tengo derecho a controlarlo todo año tras año. Pues bien, os lo explicaré. Para empezar, por alguna extraña circunstancia, llamémoslo evolución o desarrollo de un nuevo juego, nuestra isla es ahora un archipiélago. Esto, como podréis imaginar, beneficia a nuestra economía porque la superficie en la que podemos construir es todavía más grande, lo que se traduce en más industria, más turismo, más exportaciones, más billetes llegando a Tropico y, sobre todo, más cosas que controlar para que todo vaya bien. Sin embargo también tiene su parte mala, porque tenemos que aumentar las carreteras, unir con puentes nuestras islas y asegurarnos de que todo está conectado y hasta el último tropicano puede llegar de una punta a la opuesta sin mucha dificultad. Eso se traduce en dos cosas: mucho transporte público y suficientes aparcamientos. Todo eso es muy caro, queridos tropicanos, y hay que equilibrarlo para no acabar con el país en la ruina o que vosotros acabéis necesitando construir vuestras propias chabolas cerca de vuestro trabajo, y por eso la figura de vuestra Presidenta es tan importante. ¡Os prometo prosperidad y una vivienda digna!

Tropico 6 Super-Resolution 2019.01.28 - 17.02.38.13.jpg

La política de este nuestro jueg- PAÍS, nuestro país, suele llevarse de forma muy amena, con humor, porque aquí somos gente muy sencilla que se toma la política en serio pero no quiere que esto la lleve a la tumba. Tenemos obligaciones muy reales, como controlar que todos los tropicanos tengan un puesto de trabajo acorde a sus estudios, incluyendo a la gente que no tiene ninguno, la creación de escuelas y universidades que ayudarán a desarrollar esos pequeños cerebritos y en un futuro llenarán nuestras calles de médicos, científicos o profesores, o incluso asegurarnos de que no nos ataquen las potencias extranjeras manteniendo unas políticas cordiales y unas exportaciones constantes. Y es que nuestro gobierno es muy largo y pasa por diferentes eras, empezamos en épocas en las que el trabajo manual era lo único que teníamos y vamos avanzando con la tecnología, llegando incluso a la posibilidad de tener nuestro propio programa espacial. Pero no podemos olvidarnos también de las guerras mundiales, guerras frías… un montón de sucesos históricos que intentamos que no influyan mucho en nuestra economía y desarrollo manteniéndonos como un país neutral. Más o menos. En Tropico nos preocupamos primero de nosotros mismos, aunque a veces hay que apoyar a alguna potencia para nuestro beneficio. 

Tropico 6 Super-Resolution 2019.01.28 - 16.57.12.88.jpg

Este es un problema que no suelen entender la mayoría de las facciones que forman nuestro país. Comunistas, capitalistas, revolucionarios, ecologistas, militares, religiosos… Todos tienen su voz y su voto, pero cada uno mira sólo por su ombligo y a veces me piden cosas que ni siquiera son buenas para ellos, así que me toca decidir si tenerlos contentos o velar por el bienestar de todos los habitantes. Por desgracia, eso me lleva a estar continuamente peleándome con Antonio el Capitalista, que el pobre no entiende nada de economía, qué se le va a hacer. Cuidaré de todas las facciones, ayudaré a todos los que las apoyan, pero por favor, quitadme a Antonio del despacho, que no son horas.

Aun así, mi empeño en convertir Tropico en un paraíso comercial y cultural nos ha llevado a una alianza que muchas personas consideran un tanto cuestionable: los piratas. Ellos nos ayudarán a traer dinero y monumentos a nuestras islas, convirtiéndonos en el destino preferido de todo el planeta. Sí, habéis leído bien, monumentos. Traeremos la Torre Eiffel, Stonehenge, la gran pirámide de Giza, todo lo que podamos desenterrar y trasladar será nuestro. No, la momia española no, esa dejad que la desentierren y la tiren al mar. Poco a poco los piratas evolucionarán y llegarán a convertirse en una cosa llamada “hacker”, que conseguirá más y más monumentos hasta conseguirlos todos. ¡Seremos los más cultos del planeta!

Tropico 6 Super-Resolution 2019.01.30 - 16.11.03.98.jpg

Todo esto que os he explicado parece muy complicado, sobre todo para vosotros, tropicanos. Sin embargo, como Presidenta yo cuento con una ventaja: las explicaciones de mi querido Penúltimo y los demás líderes de las facciones, además de múltiples cartas llamadas “tutoriales” que me guían en el día a día del gobierno. Todo ello manejado por una modernidad llamada “videoconsola”, en la que usando pocos botones y una rueda tengo toda la información y los movimientos al alcance de la mano. Al principio era escéptica, siempre había utilizado un teclado, pero la verdad es que ese nuevo manejo me da el poder absoluto sobre Tropico. Así, sin problemas técnicos, puedo limitarme a un gobierno que tiene una dificultad adecuada a la presidencia, sea novata o veterana, porque aunque lleguen tiempos difíciles siempre existe una posibilidad de arreglarlo todo. O casi todo. Y si no, siempre podéis rotar entre campañas y modos libres. ¡Viva Tropico! ¡Viva la Presidenta!

Cómprame un café en ko-fi.com Become a Patron!

Nix

I run on coffee, sarcasm and lipstick. Hace años le vendí mi alma a Bioware y me convirtieron en la Shadow Broker. Tengo un papelito que dice que soy N7, pero no quieren darme mi propia nave. Me gusta llevarle la contraria a la gente y por eso soy una Inquisidora enana y pelirroja.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: