Reseña de Sonic: La película

Reseña de Sonic: La película

Paramount decidió que la mejor forma de celebrar San Valentín para los segueros era estrenando la película de Sonic. Algo que parecía que no iba a pasar nunca, porque las adaptaciones de videojuegos van siempre igual: alguien compra los derechos, se oyen rumores durante un tiempo, la gente empieza a mover papeles para hacer ver que trabaja, cambia la propiedad de los derechos, rumores, silencio, otra vez rumores… La historia de siempre, cuyo punto final suele ser o que se olviden de la película, la cancelen de forma oficial o que salga adelante. Y la racha que hemos tenido en esta última parte no ha sido la mejor, que sabemos a lo que vamos cuando toca adaptación por Hollywood de algo. El caso de Sonic no iba a ser menos: en 2013 Sony compró los derechos, en 2016 contrató a Jeff Dowler para dirigirla, pero Sony abandonó el proyecto y Paramount compró los derechos en 2017. En 2018 se inició el rodaje. Entre medias, los vaivenes de nombres e ideas que se lanzaban de vez en cuando para demostrar que se estaba en el proyecto. Nada fuera de lo normal en proyectos de esta clase.

Y entonces salió el primer tráiler el 30 de abril de 2019.
Y llegaron las risas ante el horror cósmico del diseño de Sonic.
Porque alguien decidió que la mejor opción de diseño (que ya se olía con el primer póster en diciembre de 2018) era un Sonic más ¿realista? Cuando se vio la reacción del público, la respuesta no se hizo esperar: a cambiar el diseño y reanimar el personaje entero. Por ello retrasaron el estreno de la película, además de forzar a trabajar 17 horas diarias toda la semana al estudio de animación, Moving Picture Company. Para luego despedirles por su gran labor. Antes de Navidad. Porque la explotación laboral en el entorno artístico es una lacra que se solucionaría acabando con el capitalismo y socializando los medios de producción.

Vuelvo a la película. El cambio de imagen del erizo tuvo mejor acogida, usándose un diseño más acorde a la imagen actual de Sonic. No tanto para contentar a los fans, sino porque si algo no está roto, no lo arregles. Sonic: La película ha combinado actores reales y animación, como ya hiciera ¿Quién engañó a Roger Rabbit? o Pokémon: Detective Pikachu. Así que en la parte humana tenemos a James Marsden, como Tom Wachoswky, el protagonista humano; a Tika Sumpter como Maddie Wachoswky, la secundaria; y a Jim Carrey como el antagonista, el Doctor Robotnik. Hay que mencionar a Ben Schwartz como la voz del erizo en la versión original.

Se puede jugar a las siete diferencias

¿Qué nos encontramos en la película? Pues una película de orígenes básicamente. Sí, otra más. En este caso tenemos a Sonic, que es puesto a salvo en la Tierra (en la localidad de Green Hills), solo, tras el ataque de unos equidnas a su aldea. Entonces la película da un salto de diez años y nos muestra como Sonic ha sobrellevado este aislamiento. Un poco regular, estableciendo una relación algo creepy de observador de la vida de los Wachoswky. La película comienza mostrando de lo que es capaz de Sonic con su velocidad supersónica y que conozcamos un poco mejor a Tom (el sheriff local) y a su esposa Maddie (veterinaria) en menor medida. Entonces Sonic provoca un apagón con su poder y el gobierno de Estados Unidos manda a investigar al Dr. Robotnik como medida desesperada ante algo que no entienden. Desde aquí, la trama sigue los esquemas tradicionales, sin salirse mucho de lo que esperas en una película de orígenes con unos personajes muy definidos en su papel: el científico loco malvado, el poli bueno, el bueno que ha vivido solo los últimos años, la side-kick… Lo que no es malo, salvo que te cuenta la historia de siempre y no puedes esperar mucho por esa parte.

Tengo que destacar la relación de Maddie y Tom, que son un matrimonio que se quiere y hablan entre ellos, porque no es imposible mostrar relaciones amorosas bien llevadas en pantalla. Las actuaciones no están mal, sólo tienen un problema: Jim Carrey. Porque es imposible competir en una película en la cual a Jim Carrey le han dado libertad. Así que tenemos un Robotnik que se muestra sobrio en la mayoría de momentos, salvo un par de escenas donde le dieron vía libre al actor (“Tienes esta música y tienes este escenario, improvisa”). Hay pocos actores que sean capaces de hacer las actuaciones corporales que hace Carrey. Como digo, no toda la película es histrionismo, sino que sucede en momentos puntuales, cuando toca, lo que es complicado de medir a veces y aquí está todo bien medido.

La película en general es solvente y su mayor lacra es que es una película de origen y dedica la mayor parte de su metraje a presentarte a Sonic y sus poderes, pero sin desatarlos. Los momentos de acción están muy bien puestos y funcionan muy bien, pero quedan relegados al tramo final. La película no tiene mal ritmo pero queda lastrada por la presentación, donde también se nota que está muy enfocada a todos los públicos, por el humor y la dosificación de la violencia. Así en ocasiones el tono puede resultar algo infantil, pero que no afecta mucho, salvo en los tacos. En cuanto a los temas, pues teniendo en cuenta la vida solitaria que ha llevado Sonic, os podéis hacer una idea de los mensajes que lanza la película.

¿Es una buena adaptación? Está Sonic y está Robotnik. Y hay equidnas. Y en un momento salen anillos. Esto y unos cuantos guiños nada más. La película es más tomar el personaje y la idea detrás de los juegos que adaptar ningún juego en concreto. Lo que está bien siempre que no explotes a tus trabajadores. Quizá al final este sea el camino para tener películas de videojuegos decentes, tomar aquellos elementos característicos y adaptarlo al lenguaje audiovisual no interactivo. Mejor que tratar de replicar las cosas, confiando en que esto te salve la película, incluso sin tener un buen guión. Aquí tenemos un caso bastante solvente que no es la mejor película, pero con el listón que tenemos en adaptaciones y similar de los juegos, no está mal. Yo sólo espero que haga buena taquilla y continúen haciendo películas donde me den más acción y menos presentaciones. Y que mantengan la relación Maddie y Tom, que son muy majos y bonicos.

Cómprame un café en ko-fi.com

Darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

3 comentarios
Zak
Zak 18/02/2020 a las 10:51 am

Vivo por que en una secuela a Sonic le de por buscarse en google y llegue a devianart…

Darkor_LF
Darkor_LF 18/02/2020 a las 10:58 am

«¿Qué es esto de furryaffinity…?»

dioars
dioars 20/02/2020 a las 12:55 am

Ay no sabía del despido de los animadores, que rabia que da!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: