Tu primer telediario 100%, ¿propaganda?

Análisis de Not For Broadcast

Análisis de Not For Broadcast

¿Alguna vez has pensado cómo se monta un telediario más allá del plató? ¿Quién es el maestro o equipo detrás de las cámaras? ¿Quién decide cuándo se enfoca al presentar, por cuánto tiempo o cuándo interesa ver la cara de poquísimo interés de su interlocutor? Pues hoy, EN EXCLUSIVA, tengo la respuesta a todas estas preguntas: 1) Sí, lo has pensado, ya está, lo sé, no preguntes cómo y 2) Tú. ¿Qué? ¡Sí! Ahora puedes serlo tú gracias a NOT FOR BROADCAST.

Gracias a la amabilidad de NotGames de mandarnos una clave, hemos podido probar el early access, que a la vez es el primer capítulo de Not For Broadcast, un simulador de realizador de televisión. Empezamos siendo un pringado que tiene que cubrir una sustitución exprés de un compañero y desde ahí nos quedaremos con el puesto. No cubriremos todos los programas del canal: formamos parte del turno de noche y esencialmente nos encargaremos que el noticiario National Nightly News salga perfectamente y guste tanto a la audiencia, como al jefe, como a fuerzas superiores en el nuevo paradigma político. Además, tendremos momentos fuera del trabajo en forma de texto con varias tomas de decisiones, relacionadas con varios de los acontecimientos retransmitidos por la NNN, casi todas de carácter más individual. Por ahora.

Vamos a lo nuevo que trae este juego: la simulación de realizador, más conocido en esta casa como el que pone el plano bueno (aunque en realidad haga mucho más). Antes de nada, tendremos que encender todo y coger el teléfono que están a la izquierda y a la derecha de las pantallas de los controladores respectivamente, para después bajar y escoger los 3 anuncios que se retransmitirán en los diferentes cortes. Aunque podamos controlar muchas cosas con el ratón, es mucho más recomendable familiarizarse con los controles del teclado según aumente la cantidad de funciones simultáneas. Lo principal es controlar cuál de las 4 pantallas es la que se retransmite en las televisiones. Será bastante importante saber en qué momento conectar justo con el reportero cuando esté listo y no limpiándose los mocos; y en las entrevistas variar entre quién habla y quién escucha para que la audiencia no se aburra viendo el mismo plano. Después aprenderemos a utilizar el censurador para callar cualquier palabra malsonante antes de que llegue a las pantallas de los hogares (siempre se emite con varios segundos de retraso, así que podremos poner el pitido encima siempre a tiempo). La única excepción donde sí tendremos que utilizar el ratón sí o sí es en el control de las interferencias, donde iremos moviendo una palanquita para que las interferencias no se lleven el programa por delante.

eljuguitoDEFINITIVO

Te contratan para limpiar y te ponen a retransmitir, ¿es esto quizá ilegal?

Si esto os parece bastante complejo, no os quiero decir lo que ocurre en el tercer capítulo. Pero es esa complejidad la que me tenía pegada a la silla, atenta. He disfrutado mucho estas fases porque tenía que poner todos mis sentidos para tener todo en cuenta. Pero tampoco estamos solos: en la primera retransmisión tendremos al anterior compañero guiándonos vía teléfono, y si crees que podías haberlo hecho mejor, puedes repetir el nivel. Al final de cada retransmisión tendremos un informe general de nuestra actuación, los puntos fuertes y débiles, las subidas y bajadas de audiencia. Y durante la propia retransmisión, en las secciones especiales como entrevistas o reportajes, debajo de las cuatro pantallas hay una luz que indica cuál es la más apropiada. Sí, es complejo y es sólido, no es difícil porque sí y no se ríe de ti por que no lo hayas hecho del todo bien o es la primera vez que tocas un sistema como este. Da mucho espacio a la mejora, a la repetición y la ayuda y retroalimentación que da al final de cada noticiario son más que bienvenidas. Las diferentes secciones de la tabla de controles se muestran de forma escalonada, permite aprenderlo todo paso a paso. No hay una forma concreta y determinada de editar el noticiario perfecto, existe también espacio para dar tu propio sello e incluso inclinar un programa hacia direcciones (políticas) distintas.

Otro detalle, este más para dar de comer a nuestra curiosidad, es el modo biblioteca, llamada en el juego Rushes Room. En este podremos no solo ver nuestras propias retransmisiones, sino todas aquellas conversaciones que se quedan silenciadas por no haber sido seleccionadas para transmisión o porque justo estabas recibiendo una llamada telefónica. No solo soy una curiosa y me ha encantado poder mirar más el detrás de las cámaras o las conversaciones entre los anuncios, sino que también me llaman la atención los juegos que utilizan vídeos con actores más allá del trabajo de voz, como por ejemplo Her Story. Con esto se puede ver el buen trabajo que hacen todos, cómo mantienen el tono de parodia en los noticiarios y en los anuncios sin ser exagerado, o las pequeñas situaciones más cotidianas donde se puede ver la relación entre los dos presentadores y la regidora. Esta parodia se presenta junto a un nuevo clima político cercano al distópico, donde el comerse a los ricos se convierte en el movimiento número uno del nuevo partido ganador, y los ricos no se irán sin protestar. No obstante; en este primer capítulo la crítica política solo está enseñando la patita, hará falta ver cómo se desarrolla en los siguientes capítulos. Quizás es la parte que más me flaquea, pero me gustaría darles el voto de confianza porque esto depende más de cómo lo desarrollan.

Rushesroom

Jenny, Jeremy y Megan, respectivamente, el trío que levanta el noticiario noche tras noche

Las fases de texto, por otro lado, son mucho más largas de lo que me esperaba. En un momento pensaba que eran pequeñas situaciones para descansar entre programa y programa, que nos presentan la situación personal del protagonista, pero te pueden presentar más de tres pequeñas situaciones seguidas o solo un texto en relación los sentimientos del protagonista sobre cómo avanzan los acontecimientos. Esto también sirve para ver cómo avanza la situación política de forma temporal: en total pasan como 100 o 115 días, los cambios que van ocurriendo a nivel personal y político no son inmediatos, y estos nos afectan en nuestro día a día. En la página de comentarios y feedback de Steam he visto esta parte fuertemente relacionada con e inspirada en Papers, Please y no podría estar más de acuerdo. Otro aspecto también entre noticiario y noticiario es la paga para mejorar ciertos aspectos de nuestra mesa de control o ponerlo más bonito. De esto no puedo hablar tanto porque solo me ha salido una vez en todo el juego, así que me toca decir lo mismo que en la crítica política: necesitaremos ver cómo se desarrolla para ver si vale o no este pequeño mercado.

texto1nfb

¿Cómo? ¿Que soy una persona con familia? ¿Que tengo PROGENIE?

Esto es solo un primer contacto en forma de early access, así que si lo probáis y comentáis en su página de Steam lo más seguro es que lo tengan en cuenta. Recientemente (a fecha de 10 de marzo) actualizaron la página con las fechas aproximadas de las actualizaciones y de los siguientes 3 capítulos que completan este videojuego, si se mantiene estaremos en la mesa de controles hasta 2021, sin haber determinado todavía sobre qué meses. Dentro de las cosas que más me interesa que cambien y de las que no me he quejado previamente está que en el modo Rushes Room no se pueda rebobinar ni dar más rápido, y me alegra mucho que vayan a agilizar eso. Parece que sí van a dar cuenta de lo que hemos estado decidiendo a lo largo de los capítulos, aunque varias de nuestras consecuencias se vayan mostrando poco a poco, la única descripción para el Capítulo Final es “los jugadores se enfrentarán a las consecuencias de sus actos”, así que olvidaos de decidir porque sí.

Para concluir, este primer acercamiento se me ha quedado corto. No en el mal sentido, tengo ganas de más. Not For Broadcast nos muestra un nuevo tipo de simulación sólido y complejo, pero que nos sigue recordando que el protagonista forma parte de su mundo turbulento y lo que decida fuera y dentro del trabajo puede rebotar en cualquier momento. El trabajo actoral mantiene el aire de la parodia en orden, y en general es bueno. Eso sí, el juego está completamente en inglés, tanto texto como audio, aunque si sirve de ayuda todos los diálogos están subtitulados. Yo le seguiré la pista hasta que salga completo, así que si me encontráis despierta por la noche es que tengo un noticiario nocturno que editar.

De nuevo, gracias a NotGames por la clave.

 

Cómprame un café en ko-fi.com

kelerele
kelerele

"No estoy muerta, estoy en alguna mazmorra de parranda. O escribiendo, que quién sabe con estos tiempos". Me puedes encontrar como @anus_kele en Twitter.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: