Fue el primer RPG del que tengo memoria. Quizá hubo algún otro antes, pero se perdió en las brumas del tiempo. Baldur’s Gate —la puerta, que no el gato, de Baldur— I y II y expansiones marcaron un antes y un después en los RPGs, por la historia, por el guión, pero a mi entender sobre todo por los diálogos. Esas perlas gloriosas que brotaban de la boca de Minsc, “huele como las nubecillas que salen del peludo trasero de Bubú”, nos hacían reír entre mazmorra y mazmorra.

minsc2.

Esa inteligencia 8 va a generar las mejores líneas de diálogo jamás concebidas.

(Fuente: Techinasia)

Baldur’s Gate es un juego a falta de una palabra mejor, viejuno: puede que sólo sea del 98, pero en mi alma sus orígenes se pierden en la noche de los tiempos. Se han hecho remasterizaciones, pero sigue siendo visualmente sencillito en comparación a productos actuales, aunque tampoco importa mucho. En mi opinión tiene el glorioso honor de ser el precusor espiritual de sagas mucho más modernas como Dragon Age.

La mecánica básica del juego es mazmorreo clásico DnD, el juego de rol, llevado a PC. Diría que voy a hacer spoiler, pero como el juego es del del 98, tampoco sé hasta qué punto. El personaje empieza en Candelero, donde vive con Elminster y su hermana postiza una vida idílica de felicidad ignorante haciendo el anormal y saltándose las clases —eres una Nini, chavala—. Y empiezan las muertes. A lo largo de la saga vamos descubriendo cómo la PJ es una de los múltiples Engendros de Baal, que decidió que puesto que iba a morir en la Era de los Trastornos, mejor fecundar a medio planeta a ver si así conseguía volver. Patrocinado por ClearBlue.

Durante nuestro trotar por el ancho mar nos encontramos con personajes míticos del universo de Reinos Olvidados. El mentado y poweroso Elminster, Drizzt Do’Urden —¿hay alguien que no le haya intentado matar?—, Jarlaxle… y para el dungeonero rolero supone una experiencia gratificante el poder interaccionar con The Drow Submissive Fantasy™.

Pues eso. Que escoges tu party de hasta cinco miembros y te vas por ahí a zurrarle la badana a quien te lleve la contraria. Objetos mágicos, sidequest y pequis a cholón. Y dragones, claro.

Durante el desarrollo del juego se abren opciones de diálogo que nos permiten acabar teniendo mejores o peores relaciones con los PNJs. Salvo que seamos muy, muy capullos —soltarle a Jaheira que su recién difunto marido era un loser de la vida, cosa que en realidad todas sabemos— continuamente, esto no dará demasiados problemas. Los PNJs además disponen de Tramas Con Puntos de Inflexión™, que dependiendo de cómo las manejemos pueden producir alteraciones en sus vidas y trágicas miradas al horizonte.  

Como TodasGamers está patrocinado por el Lobby Feminatsi, las condiciones de mi contrato me exigen que me queje de los personajes romanceables.  Aprovecho para hablar de Anomen Delryn, mi husbando favorito porque es un puto leproso. El chaval es un pobre niño rico de padre alcohólico y madre muerta, cuya hermana muere también porque su padre es un señor muy alcohólico y muy malo y NESESITAMOS comprender su TRAGEDIA interior. Yep, doble combo Mujer en la Nevera. El tío es un cretino integral que te trata a medias como un caballero siguiendo las normas de amor cortés y como un tontolhaba de marca mayor tratando de parecer el más listo del lugar. “Qué hermosa eres, ¿te he contado cuando le arranqué la cabeza a un dragón a mordiscos?”. Por esto es mi favorito, porque me recuerda mucho a la vida real.

Si te armas de paciencia y aguantas sus arrebatos emo —que son MUCHOS— sin mandarle a comerte el coño a tres tiempos, finalmente te pide SEPSO. La maravillosidad de este husbando es que para que Nazca El Amor™  tienes que soportarle. Porque es un imbécil. Luego es un imbécil enamorado hasta las trancas, pero esa imbecilidad no desaparece nunca, forma parte de su Yo Primordial. En determinado momento tu sangre baálica te la juega y te da un ataquito de algo parecido a licantropía; en el diálogo que salta a continuación el tío se ha cabreado contigo y te espeta que bueno, que porque sabe que has luchado con todas tus fuerzas contra el MAAAAAAL de tu interior, que si no… QUE SI NO QUÉ, MERMAO, QUE CON EL NIVEL QUE TENGO TE CALZO UNA HOSTIA DE IDA Y OTRA DE VUELTA.

6d9b00fbd6af8de65986cd7b702dfe

¿Crees que podrías dejar de quejarte durante CINCO minutos?

(Fuente: beamdogs.com)

Llama la atención la posibilidad de ver la mecánica de lo que ocurre. Puedes obviar o ver las tiradas y el uso de las normas en cada combate, lo cual imagino que a alguien le resultará muy interesante pero a mí me la trufaba hasta el infinito. Yo he venido aquí a ver bichos explotando en trocitos.

De este juego nacen otros, como el Icewind Dale —no merece la pena ni para usar la caja de tope de puerta— y el Neverwinter Nights —muy recomendable. Estoy haciéndole una review pero por ahora sólo diré una cosa: Old Owl Well—.

En resumen: el juego es maravilloso. Ya ha perdido, por el paso del tiempo, su espectacularidad, pero aun así es una delicia de diálogos que os arrancarán risas y sonrisas. Las expansiones en general son más flojillas, pero aun así os lo recomiendo desde el fondo de mi negro corazón.

Y recordad, debéis juntar vuestro grupo antes de continuar.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com