Hacía bastante tiempo que no jugaba a un otome, desde el Mystic Messenger en septiembre del año pasado si no recuerdo mal. A pesar de que me entretienen mucho y lo de tener señores virtuales guapos a los que tirarles los trastos me hace mucha gracia, no soy muy persona de otomes; sin embargo, me apetecía jugar uno a falta de poder jugar Hakuoki: Kyoto Winds. Y entonces por el chat de Todas Gamers empezaron a hablar de este. Me hizo toda la gracia y me puse a investigar de qué iba. ¿Viajes espacio-temporales para ligarte a los samuráis de la época del Sengoku? ¿Prota que no parece la muñequita sosa y sin vida que resultan ser casi todas las MC en juegos de este tipo? ¿Dónde tengo que firmar?

Ikémen Sengoku: Romances Across Time (en japonés, Ikemen Sengoku: Toki O Kakeru Koi) ha salido para plataformas móviles el 26 de junio de este año y está siendo un bombazo en Japón. Es del estudio CYBIRD, Inc., que también ha hecho otros otomes como Midnight Cinderella o Destined To Love, este último también de romances en el tiempo con los chicos del Shinsengumi. Este que analizamos hoy se centra en el llamado período Sengoku, o período de los estados en guerra, en el que Japón se vio sumida por años en luchas intestinas entre los señores feudales (o daimyos) por el poder. Más concretamente se centra hacia el final del Sengoku, en el incidente de Honno-ji, donde uno de esos daimyos, llamado Nobunaga Oda (conocido como el primero que intentó unificar Japón), perdió la vida después de que el lugar fuera sitiado (la Historia dice que se vio obligado a cometer seppuku por uno de sus generales). Pero dado que el propio Nobunaga es una opción de romance en el juego, está claro que la historia aquí es un poco distinta. Por no decir que se toman unas licencias brutales, claro, pero esto es un otome; no vengáis a buscar coherencia histórica aquí.

nobunaga
Como dos gotas de agua, ¿no creéis?

La MC (siglas para Main Character; en otras palabras: la protagonista) es una diseñadora de ropa novel que acaba de conseguir el trabajo de su vida en el Kyoto moderno. Pletórica, se va a celebrarlo haciendo un poco de turismo por Kyoto hasta que llega al susodicho templo de Honno-ji y se encuentra allí a un extraño hombre con bata blanca. De repente, se pone a llover, un relámpago cae entre ellos… y la MC viaja al pasado, dentro del mismo Honno-ji, justo a tiempo de impedir la muerte de Nobunaga, lo cual hace por total accidente ya que no tiene ni idea de quién es. Y así es como empieza todo.

No hace falta ni decir que las acciones de la protagonista (y del chico que también viaja en el tiempo con ella, como descubrimos un poco más tarde) alteran el curso de la Historia, provocando que la guerra entre daimyos dure más tiempo de lo estipulado. Nobunaga está fascinado con la mujer que le salvó la vida (y que encima le replica y no se achanta ante él) y, tras mucho insistir y varios encontronazos con otros personajes del juego, acaba reteniéndola en su castillo, nombrándola su chambelán y amuleto personal de la suerte.

Foto 15-7-17 12 48 12
No me queda claro si es una guía histórica o la Bravo Especial Señores del Sengoku.

Nuestra MC no es que esté muy contenta con ello, pero no le queda más remedio que ceder; el otro viajero en el tiempo, un estudiante de astrofísica que se hace ninja para sobrevivir en el período Sengoku, le dice que está estudiando unos fenómenos de apariciones de agujeros de gusano, y que uno de ellos va a volver a aparecer… dentro de tres meses, así que deben esperar hasta que aparezca para poder volver al presente, y la opción más segura para ella es permanecer en el castillo entre tanto. Y mientras esperan, le advierte que mejor no se enamore ni encariñe de nadie en estos tres meses. Advertencia que cae en saco roto porque aquí, señorxs, vamos a lo que vamos.

Desde que el prólogo termina podemos elegir ya la ruta del señor de la guerra con quien queramos vivir un apasionado romance. En el momento del estreno del juego tan sólo había tres: Nobunaga, Masamune y Yukimura, y el 15 de septiembre sacaron la de Ieyasu Tokugawa (sí, ESE Tokugawa); además hay un gran elenco de chicos guapos que esperan a que su ruta esté abierta en un futuro. A día de hoy me he hecho la de Yukimura y estoy en mitad del rejuego de la de Nobunaga; ésta última me está gustando bastante más que la primera, por paradójico que pueda resultar. La MC, en lo que respecta a protagonista de otomes, es un cambio refrescante: no tiene pelos en la lengua, no tolera mierdas de nadie y se opone a que gente como Nobunaga, que está acostumbrado a que otros se inclinen ante él y besen el suelo que pisan, hagan con ella lo que quieran (y esto, en la ruta de este último, se refleja bastante bien). No obstante en ocasiones de la historia y según la ruta que escojas, no está tan bien reflejado y la personalidad de la prota puede llegar a diluirse bastante.

choices
Pick your poison.

Ikémen Sengoku es un free-to-play con posibilidad de hacer compras más tarde en él. Dicho de otra forma, funciona de forma similar a juegos de este estilo: para avanzar en la trama necesitas tickets. Cada capítulo consta de 10 partes, lo que significa que necesitas 10 tickets para terminar un capítulo, y te dan 5 tickets gratis cada día. Y encima no son acumulativos (y lo aprendí a las malas) a menos que sean comprados con dinero real, con lo que avanzar en la historia se hace muy pesado y puede consumir la paciencia rápidamente. No obstante la historia es lo bastante interesante (y llena de cliffhangers) para que merezca la pena la espera, y hay veces que por recompensa diaria al entrar te obsequian alguno extra. Aún así, mi consejo al empezar a jugar es que no se gasten de golpe los tickets extra que te dan al principio, porque luego el resto del juego va a ser largo y los tickets escasean a no ser que quieras pagar.

Cada ruta tiene 10 capítulos sin contar el prólogo, y en el 10 se bifurca para escoger dos finales de ruta distintos, el Romántico o el Dramático. El conseguir uno u otro, depende de las elecciones que puedes hacer a lo largo de toda la ruta; cada respuesta, dependiendo de cuál sea, da más puntos románticos o dramáticos. No obstante, lo que de verdad importa es la suma de todos tus puntos: intenta conseguir la misma cantidad de puntos en ambos lados porque eso te dará bonus a la hora de poder avanzar (y también, si no tienes la suficiente puntuación general en ciertos momentos del juego, el juego no te dejará avanzar a menos que los consigas de otras formas. Es decir, generalmente pagando).

Foto 15-7-17 22 40 37 (1)
La interfaz del Ikémen Sengoku es bastante intuitiva y fácil de usar. Y te deja ponerte al chico que quieras en el menú de inicio para que te diga cositas según el momento del día. Incluso si no estás en su ruta.

Dentro de la historia están los llamados Love Challenges que necesitan ciertos requisitos para poder superarse y así seguir leyendo la historia. Cada cierto tiempo se te presenta un Love Challenge, de los que hay dos tipos: de vestimenta y de puntos de Gracia. Porque además de la historia principal hay varios minijuegos para complementarla, y uno de ellos es el de ponerle ropita y peinados nuevos a tu MC. Dentro de la ruta, habrá un momento en que te darán a elegir dos tipos de ropa, complemento o peinado. El Normal se puede pagar con dinero virtual (Oro, o Gold), y con el Premium te obligan a pagar dinero real (Monedas, o Coins), no obstante te dan también una variación especial de la historia más romántica y que se te guarda para poder ver las veces que quieras.

En cuanto a los puntos de Gracia, es un valor que se consigue a través de otro minijuego: el de Lecciones de Princesa (sic), que consiste en enfrentarte con otras MC en valor de su Gracia. Las puedes pasar con Buena o Excelente, y a mayor sea tu puntuación, más Oro ganas y también más puntos de Gracia (y también puntos para gastar en el Gacha Castle, que mencionaré más adelante). Cada vez que completes una Lección, el chico al que estés romanceando en ese momento te irá diciendo frases especiales con voz, y al terminar las cinco te dan un bonus de una frase especial. Estas Lecciones es mejor hacerlas aproximadamente cada 4 horas y las cinco de golpe, ya que entonces es cuando tienes la barrita al tope. En determinados puntos de tu ruta, tendrás que tener una puntuación específica de Gracia, o superarla, para poder seguir avanzando.

Por no mencionar el minijuego del Gacha Castle, que es una especie de lotería con piezas de puzle que se hace para que te den cosas para tu Castillo, una especie de casita de muñecas tipo Kokeshi muy cuca con sus complementos y demás, y los eventos del mes (que pueden ser de varios tipos, como motivo del cumpleaños de un personaje, de época del año, etc.), que te dan cosas extra para tu MC e historias especiales y fragmentos con voz de los personajes a quien escojas (y puedes escoger a quien quieras, además del personaje de quien estás haciendo la ruta… si bien para los principales hay muchísimo más contenido que para los demás, de momento). También por saludar a todas tus amistades dentro del juego tienes la oportunidad de ganar Oro cada día. En definitiva, un montón de actividades para que no te aburras luego de que te hayas ventilado todas las partes del capítulo que te tocan y que además te incentiven un poco a seguir jugando y leyendo cada día.

camelia
¿Sabíais que la camelia roja (tsubaki, en japonés) no sólo es llamada la Rosa de Japón, sino que además simboliza amor incondicional y pasión? Y después de esta información tan útil para vuestras vidas, podéis seguir leyendo.

Sí que es cierto que al principio entras en el menú y tantas cosas nuevas con florecitas de camelia roja (¡para variar, no es flor de cerezo!) y rositas cuquis pueden abrumar un poco, pero no se tarda tanto en cogerle una dinámica constante y acostumbrarse a ella. A continuación, voy a exponer puntos positivos y negativos que le encuentro a este otome:

+Ante todo, el juego es entretenido y se sabe vender bien: el mayor atractivo es su historia, la cual, si bien tampoco es nada del otro mundo, mantienen interesante y adictiva para tenerte bien enganchadx a lo que pase después. Tiene puntos de humor refrescantes de cuando en cuando que ayudan a empatizar con tu MC. Y entre medias tienes los minijuegos y actividades que te ayudan a completar la historia con un resultado más satisfactorio. Para mucha gente, que te den cosas monas para tu avatar es un plus también, y está bastante orientado a eso.

Foto 1-8-17 14 30 31.png
¿Mejor MC de la historia otometil? Posiblemente. Las perlitas que suelta a veces son oro.

+En general, y bastante más que en otros otomes, los personajes respetan bastante a la protagonista. Incluso Nobunaga, cuya ruta empieza con él tomándola como un amuleto de la suerte y una conquista más, acaba apreciando y respetándola sin sobrepasar los límites que ésta le marca. Hay consentimiento explícito y muy pocas escenas resultan forzadas o particularmente incómodas o desagradables, y en los escasos momentos que esto pueda ser así, la MC coge la sartén por el mango, demostrando que quien manda es ella. Nosotras.

+El juego está doblado en ciertos momentos; es el primer juego de móviles que hace esta compañía cuyos personajes principales tienen voces, un recurso que explotan cuando pueden (en los eventos, como recompensas entre otras cosas dan líneas de voz de personajes). Son en momentos muy puntuales y el juego te indica cuándo la siguiente línea de diálogo va a tener voz. También cuando se completa un Love Challenge o se aumenta la barrita de puntos que indica tu progresión en la ruta, o incluso como premio en ciertos eventos. Para quienes les guste oír a su maromo preferido decirle cositas tiernas (o no tanto), incluso si no se entienden ya que los diálogos vienen (obviamente) en japonés y en algunos casos no hay traducción disponible.

+El arte es muy bonito; dentro de la estética manga/anime que tienen estos juegos, es bastante agradable de ver, no es necesariamente acorde al tiempo histórico en que se mueven (aunque teniendo más componente fantástico que histórico, se pasa bastante por alto). Es un apartado bien cuidado, ya que esto no deja de ser una novela visual para ligar con chicos y te vas a pasar el 99% de veces mirando sus retratos. Claro está que tan sólo te enseñan a los protagonistas; los secundarios directamente son invisibles y, aunque parece una tontería, puede romper la inmersión. Además, la interfaz es muy intuitiva y agradable.

Foto 15-7-17 19 33 05
Eso sí, a veces las animaciones no cargan bien si hay un lag con tu conexión online y pasa… esto. Ahora la cara flotante os atormentará en vuestras pesadillas. De nada.

-De momento, muy pocas opciones de romance (aunque es lógico considerando que acaban de sacar el juego). Para quienes no les convenza demasiado ninguno de los cuatro disponibles, la espera para que abran las otras rutas puede ser larga. Recomiendo que se empiece por el romance de Masamune o de Nobunaga para un mejor primer contacto. Si eres de lxs que les encantan los tsunderes sin remedio, la ruta de Yukimura o la de Ieyasu puede que sean para ti.

-Como te descuides, te sacan los dineros con lo que sea bajo la premisa de sacar artículos especiales, o simplemente con la excusa de avanzar más rápido en la historia o de guardar fragmentos para leerlos más adelante, como en los Love Challenges. Si hay algún tipo de urgencia por leer, conseguir Gold por dinero real no es tan caro, pero si no, puede hacerse lento e incluso pillarte que cortan el capítulo en mitad de la mejor parte. Es un recurso habitual en otomes de móvil, para incentivarte a darles algo de pasta por el trabajo bien hecho (y si somos justas, en estos casos es bien merecido. En estas cosas mejor andarse con cuidado con cuánto se gasta, eso sí).

-Una vez más, los textos están íntegramente en inglés. Igual que la mayoría de juegos de este tipo. En un juego que es realmente una novela visual este siempre es un aspecto que puede echar para atrás a la hora de jugarlo para quien no domine mucho el idioma. Eso sí, la traducción es muy buena y en contexto es bastante fácil de entender, y no te da mucho tiempo a cansarte en cinco fragmentos de capítulo al día.

-Aunque las actividades extras como los eventos, Lecciones de Princesa y demás están para ayudarte a avanzar en la trama y a pasar el rato entre capítulo y capítulo, también pueden resultar un estorbo si no hay mucho interés en ellas. Personalmente a mí no se me hacen tediosas y dentro de una rutina se pueden incorporar sin mucho problema, pero es un punto negativo si no se quiere o se puede invertir tiempo en ellas. De nuevo, este es un aspecto muy típico en otomes de este tipo.

sasukewhy
Y luego está el típico problema de que la ruta del personaje que de verdad quieres romancear AÚN no está abierta y te ponen en el juego todo el rato pullitas.

En definitiva, si quieres probar con un otome de móvil y no te importa mucho el avanzar lento en la trama, este es una buena opción para empezar. Es divertido, entretenido y se disfruta bastante la lectura; que la MC tenga una personalidad más resuelta y sus comentarios mordaces a lo largo de la historia son definitivamente un punto a favor. Y, aunque con excepciones, los chicos y sus historias se acaban haciendo un huequecito por sí solos y eventualmente acabará habiendo un gran plantel para elegir, para todos los gustos. Lo que es seguro es que engancha un montón, y que con la tontería ya llevo como dos rutas y media en todo el verano. En dónde me he metido…

Foto 18-7-17 18 17 43
Buy Me a Coffee at ko-fi.com