Hace ya 6 años, en 2011, conocíamos uno de los videojuegos indie más emotivos y populares del panorama. To The Moon se estrenaba el 1 de noviembre de ese año en Steam y Kan Gao, de Freebird Games, nos contaba una historia que para muchos fue difícil de olvidar.

Este año volvemos a revivir la historia de la mano de X.D. Network, que nos trae To The Moon a nuestros móviles IOs y Android.

En To The Moon nos intentaremos poner en la piel de dos doctores cuyo trabajo consiste en cambiar los recuerdos de sus clientes: personas en su lecho de muerte que quieren “cumplir” algún deseo, aunque sea solo en su memoria. La Dra. Eva Rosalene y el Dr. Neil Watts usan una tecnología que les permite entrar en la mente de sus clientes, ver sus recuerdos e interferir en ellos según lo que su cliente les haya pedido que hagan. Así, estos podrán disfrutar, aunque sea durante poco tiempo, de las sensaciones de haber tenido su vida soñada, aunque ésta solo exista en su cabeza y no sea real.

PAGAN
Ni a mí por aguantarte, querido.

Al comienzo del juego, los doctores llegarán a una casa alejada del mundo en la que vive Johnny, su cliente actual, cuyo último deseo es viajar a la luna. Para conseguir cumplir su último deseo, Eva y Neil tendrán que viajar desde los últimos recuerdos de John hasta sus memorias infantiles. Gracias a este viaje, durante seis episodios, reviviremos parte de la historia de Johnny y su mujer, River, que será fundamental para entender por qué nuestro nuevo cliente quiere viajar a la luna.

luna
Pues nada, al lío.

Hay algunos detalles que me han encantado del videojuego. Primero, y de esto nos hablará Artemis en otro artículo, la mención de los Trastornos del Espectro Autista. No jugué a To The Moon en su momento, así que para mí fue toda una sorpresa. Eso sí, dejaremos este tema a Artemis para que nos cuente cómo se representa a las personas TEA en To the Moon con sus errores y aciertos. Aunque la verdad, se agradece ver un poco de diversidad en videojuegos, todo sea dicho.

Neuro
¿Cómo trata el juego el Trastorno de Espectro Autista?

Por otro lado, tanto el arte del videojuego como la música son dignas de mención. A nivel visual, el paisaje alrededor de la casa de John nos acaba cautivando y, personalmente, el diseño de River me parece precioso. Es un personaje al que he terminado teniendo muchísimo cariño y del que me gustaría saber más.

Con respecto a la música, volvemos a encontrarnos con la maravillosa Laura Shigihara, que junto con Kan Gao crean una atmósfera musical ideal para To The Moon. Hago especial mención a la canción Everything’s Alright, una de mis favoritas del videojuego.

musica
Una vez acabamos el juego, podemos acceder a la BSO <3

Sobre la jugabilidad… To the Moon es una novela gráfica con la que interactuamos lo mínimo: podemos movernos, tocar algunos objetos y hacer puzles. Nuestra interacción con el juego no es nada complicada y nos facilita seguir la historia sin dificultad. En mi caso, esta no ha sido ninguna sorpresa. Sabía a lo que iba y, la verdad, en ese aspecto he agradecido que el juego me deje disfrutar de su punto fuerte sin tratar de liarme: yo llegué a To the Moon para viajar a otro mundo y conocer una historia, y eso es lo que hecho, sin sobresaltos.

puzle
Puzles sencillos y para toda la familia.

Creo que el principal problema, y por el que hay personas a las que no les ha llegado el juego, es que no tomaremos decisiones importantes que puedan cambiar el destino de los protagonistas. Simplemente, seremos lo que son los doctores: meros observadores que deben hacer su trabajo e irse.

Ver el juego desde este punto de vista puede ser problemático, porque estamos conociendo una historia con la que, como jugadores, queremos empatizar. Personalmente, he querido sumergirme en la historia y no he podido hacerlo del todo. Si la duración del juego es de 4.5 horas, he de decir que me faltan algunas horas más de historia para lograr empatizar. Me ha faltado algo más. No he terminado de sumergirme del todo, aunque la historia sigue pareciéndome preciosa.

Precisamente, poniendo esta sensación en común con otras jugadoras, como Artemis, hemos llegado a la conclusión de que hay diferentes puntos de vista desde los que ver el juego. Por un lado, podemos entender que nuestro papel es el de los doctores y llegas para hacer tu trabajo e irte. En ningún momento los personajes se paran a saber más de lo necesario sobre Johnny o River. De hecho, ya le puntualizan al mismo John que van a ser lo más cuidadosos posible con su privacidad. Lo que quiere decir que van a ver los recuerdos que necesiten para hacer su trabajo. Ni más, ni menos. Sin embargo, como jugadores, si el juego nos cuenta una historia, queremos sentirnos inmersos en ella. Sentir lo que sienten los personajes. Y en este caso, se nos hace complicado sentir lo que sienten River y John. Aunque por supuesto, esto depende mucho de cada persona, y quizá vosotros hayáis tenido una percepción diferente.

Es cierto que, aunque el juego nos cuenta una historia, nuestros personajes no son sus protagonistas. Los doctores Rosalene y Watts afrontan las diferentes situaciones teniendo en cuenta que Johnny es un cliente más. En este aspecto, nos enfrentamos a las constantes bromas de Watts (señoro donde los haya) y los intentos de Rosalene por ser más respetuosa.

Untitled-1
Qué cansancio, chico.

Aunque me haya costado empatizar con parte de la historia, no podemos negar que es emotiva, pero las referencias constantes a  Crepúsculo, Dr. Who, Plants vs Zombies, Pokémon, Power Rangers, Dragon Ball o Street Fighter han hecho que termine sintiéndome mejor en los momentos más tristes. Las referencias a modo de chiste acaban siendo un soplo de aire fresco para que la historia del juego no nos deje con un sabor de boca melancólico.

Crep
Bella, ¿eres tú?

En Android, To The Moon está disponible en Google Play por 4.69€. Además, el juego cuenta con un sistema de guardado con códigos QR (además del sistema normal), por lo que puedes recuperar tu partida generando un código que luego podrás escanear dentro del juego en otros dispositivos.

guardado
Podemos generar nuestro código QR y escanearlo cuando necesitemos cargar nuestra partida.

En resumen, si buscas historias y un juego tranquilo con el que relajarte sin muchas dificultades, To The Moon es para ti. Sin duda, es un juego del que podemos sacar mucha más chicha y esperamos poder hacerlo en próximos artículos.

Por ahora, nos quedamos con una reflexión final:

“El final no es más importante que ninguno de los momentos que llevan a él”

Gracias a X.D. Network Inc por facilitarnos una copia para hacer nuestra reseña.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com