Doki Doki Literature Club! y el problema con los simuladores de citas

Doki Doki Literature Club! y el problema con los simuladores de citas

Pongamos las cartas sobre la mesa: los simuladores de citas rozan la sociopatía. Si nos ponemos a pensar fríamente en ellos enseguida nos damos cuenta de que tienen una forma especialmente retorcida de entender las relaciones, la mayoría de las veces para “desbloquear” un romance tenemos que hacer justo lo que nuestro interés quiere; es decir, decir las respuestas que le agradan, hacer un regalo acorde a sus gustos, actuar acorde a su ideología, etc.

Sin embargo, su condición de videojuegos permite que podamos ignorar esto con facilidad, al fin y al cabo no dejan de ser ilustraciones, código y texto, somos perfectamente conscientes de que lo que está pasando sólo sucede porque tenemos una consola o un teclado en las manos.

Y a pesar de todo es un problema que lleva arrastrando este género desde casi sus orígenes, incluso en videojuegos que no son exactamente dating sim como Dragon Age o The Witcher. ¿No encontramos otra manera de tratar las relaciones románticas en videojuegos? Parece ser que de momento no. Pero sí que se puede criticar esta forma de entender el romance. Este es, por ejemplo, el caso de Hatoful Boyfriend, que parte de la mayoría de tropos del otome (juego protagonizado por una chica en el que puede tener una relación con varios chicos para elegir) para llevarlos al extremo y el ridículo. Otro caso es el de Emily is Away, que juega con la idea de que el jugador siempre consigue lo que quiere, o la ruta secreta y aún no publicada de Dream Daddy en la que el juego nos comenta lo conveniente que es encontrar a tantos padres solteros. Pero, sin duda, los que han llevado esta crítica más lejos han sido Mystic Messenger y Doki Doki Literature Club!.

20171223181839_1

La primera regla del club de la literatura es que no se habla del club de la literatura.

Mystic Messenger es un popular simulador de citas que se lanzó para móviles en julio de 2016. A pesar de que el juego se presente como un inocente chat grupal con el que conocer chicos (y chica) guapos, de vez en cuando le gusta romper la cuarta pared y recordarnos que es un videojuego y que además es consciente de ello. No sólo eso, sino que alguna que otra vez nos dirá que eso de ir de romance en romance a lo mejor no está tan bien. Doki Doki Literature Club! hace algo más parecido, pero de una manera mucho más agresiva, al estilo de otros como Stanley Parable.

Permitidme ser breve, pues cuanto menos sepáis mucho mejor. En este título nos pondremos en la piel de un estudiante de instituto (con nombre a elegir) que se apunta al club de literatura. Allí podremos escribir poemas, leer los de nuestras compañeras y, mientras tanto, enamorarnos de alguna de ellas. Su inspiración en el anime es más que evidente, tanto en la estética manga, como en los estereotipos usados: la tsundere loli, la chica tímida, la amiga de la infancia. Pero no os dejéis engañar por su aspecto dulzón y rosa, pues pronto descubriremos que tras las amplias sonrisas de Yuri, Sayori, Natsuki y Monika yace algo siniestro y retorcido, quizás aún más precisamente por esa ambientación tan familiar para cualquier fan del anime.

Porque es genial empezar un dating simulator e intentar conseguir a nuestro personaje preferido, pero ya no es tan genial cuando es el propio juego el que te intenta conseguir a ti.

20171223182654_1

Cómprame un café en ko-fi.com

Kitttsune
Kitttsune

Ilustradora amante de los gofres y los gatos.

12 comentarios
Álex Scientia
Álex Scientia 05/01/2018 a las 10:59 am

Llevo un par de meses con el Doki Doki instalado y aún no lo he jugado. Después de leer este artículo me temo que lo voy a tener que empezar hoy mismo. En exámenes. Maldita sea.

Rena
Rena 05/01/2018 a las 2:30 pm

Madre mia, lo has dejado ahí en plena tensión… Ya te vale.

Kitttsune
Kitttsune 05/01/2018 a las 3:45 pm

ahora lo tienes que jugar 😀

Arshimara
Arshimara 05/01/2018 a las 4:41 pm

El Doki Doki te deja lo-quí-si-ma!! Lo encontré por casualidad, recomendado pero pensando que era un sim más y nada más lejos de la realidad. Invito a todo el mundo a que le de una oportunidad, en serio. Es gratis, ¿qué tenéis que perder?

Pedro de Matos
Pedro de Matos 05/01/2018 a las 6:10 pm

Me lo recomendó un amigo. “No leas de qué va”, me dijo.
Terminé la primera partida y me dejó ROTO.
¡Qué mal cuerpo!
Juegazo.

anuhiu
anuhiu 06/01/2018 a las 8:35 pm

Sayori vive la lucha sigue

Pauler
Pauler 19/01/2018 a las 4:31 pm

Este cliffhanger es peor que el del último Pugcast D_____:

Kitttsune
Kitttsune 22/01/2018 a las 1:22 pm

Ahora lo tienes que jugar >:D

Ignis Dino
Ignis Dino 20/01/2018 a las 7:28 pm

Buen articulo! Aunque podría elaborarse más si entrase en terreno spoilers, se me ha hecho muy corto. Lo que más me extraña es que no haya más gente hablando de esto, siendo doki doki tan popular ahora mismo, su critica a la visual novel es algo que está siendo bastante ignorado.

Beautiful Glitch
Beautiful Glitch 21/01/2018 a las 3:09 am

ABSOLUTAMENTE DE ACUERDO. Lo que hacemos en Monster Prom es que siempre las 2 opciones pueden potencialmente tener éxito o fracasar. No hay una opción correcta que lo es por ser “aquello que el otro quiere escuchar”. Entendemos las funciones prácticas del sistema; pero efectivamente hay ahí un mensaje subliminal medio retorcido y manipulador (dile a la gente lo que quiere escuchar). En nuestro caso siempre hay 4 “outcomes” (opción 1 éxito, opción 1 fracaso, opción 2 éxito, opción 2 fracaso). La probabilidad de éxito o de fracaso depende más de cómo eres tú: tienes una serie de stats (FUN, BOLDNESS, CREATIVITY, SMARTS…) y cada opción está secretamente atada a uno de esos stats. Pongamos que una opción es de listillo o muy táctica o algo de tener cultura (SMARTS). Pues dependiendo de si tu personaje (tú) tienes SMARTS alto o bajo, tendrás éxito o no.

De este modo hacemos que la cosa vaya más de “sé fiel a ti mismo”. Es como cuando vemos que una broma nos hace mucha más gracia cuando la dice alguien que de entrada ya tiene gracia. Por duro que sea, ¡suele ocurrir! Cónocete a ti mismo y “play to your strengths”. Ya luego sí que es verdad que al final el resultado dependerá además de si tienes altos los stats que más le gustan al personaje que quieres romancear (al vampiro hipster le molará que tengas mucho SMARTS y CREATIVITY; pero a la fantasma fiestera que tengas montones de FUN). Entonces el macro trata de entender a la gente que te gusta y el micro de entenderte a ti mismo.

:v

Kitttsune
Kitttsune 22/01/2018 a las 1:24 pm

La verdad es que de Monster Prom tengo mogollon de ganas!!!

AlexSM
AlexSM 28/01/2018 a las 1:11 pm

Bueno… acabo de jugar a este juego, es la primera VN que juego en mi vida (así que la parte de crítica a la VN creo que se me escapa un poco). Pero creo que mi vida ya no va a ser igual… Mejor que cualquier AAA que haya jugado en los últimos meses (totalmente en serio).

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: