MGS Peace Walker: 4 razones por las que jugarlo y 4 por las que no

MGS Peace Walker: 4 razones por las que jugarlo y 4 por las que no

Este 29 de abril se cumplen 8 años de la salida de Metal Gear Solid: Peace Walker en Japón, uno de los episodios más importantes de la saga y que, quizás debido a ser un juego de portátil (posteriormente también de PS3) y no tener numeración, no se le da el reconocimiento que se merece. Por eso estoy hoy aquí, para relataros sus bonanzas y sus desgracias: 4 razones por las que jugar a Peace Walker y 4 por las que no; que hacen un total de 8, que son los años que… Bueno, ya veis por dónde van los tiros.

Como es mejor terminar con un buen sabor de boca, empecemos por los contras:

1- Esas terribles, terribles boss fights

Los Metal Gear tienen por regla general una ristra jefes memorables, tanto a nivel narrativo como de jugabilidad, pero desgraciadamente no es el caso de Peace Walker. Prácticamente todos ellos son roboces tan carismáticos como una nevera (eso sí, con la voz de Miku Hatsune), tediosos hasta decir basta. Por si con eso no fuera suficiente también hay una serie interminable de batallas contra tanques, helicópteros y vehículos acorazados (¡a veces varios a la vez!) que me hacen querer proyectarme astralmente al infinito.

138743-metal-gear-solid-peace-walker-screenshot

Esta imagen me infunde TERROR (Fuente)

La cerecita sobre el pastel: todas estas boss fights tienen una duración media de entre veinte y treinta minutos, ya que la mayoría están pensadas para jugarlas en cooperativo online. En fin, una guarrada.

2- No sale Ocelot

¿Quién no ama a este truhán conspirador, a este insidioso briboncillo? Es el único personaje principal que hace acto de presencia en todos los juegos numerados pero en Peace Walker ni está ni se le espera. Si bien a la trama del juego no le hacen falta los treinta giros de guión que suele traer este hombre con su presencia, no deja de quedar esa espinita clavada.

3- Machistadas

Creo que no le descubro el mundo a nadie si digo que los Metal Gear son algo sexistas. Aunque a veces sorprenden para bien en este aspecto (¡Una mujer mayor pegando tortas! ¡Una señora con pelo en las axilas!), otras veces… pues bueno. El caso concreto de Peace Walker también es ambivalente, pero centrándonos en lo malo tenemos cosas como el poder verle la ropa interior a Paz en su introducción o poder tocarla sin consentimiento en una misión secundaria. Habrá a quien esto no le afecte demasiado, pero yo recuerdo una fuerte sensación de incomodidad especialmente cuando la presentan como una chica de 16 años, la edad que tenía yo al jugarlo.

paz

¿Es que a nadie le pareció mala idea? (Fuente)

4- Sin cutscenes

Ya sé que no se le pueden pedir peras al olmo, al fin y al cabo, este era en su origen un juego de PSP; pero aun así se echan de menos las escenas de vídeo. En Peace Walker la historia se cuenta casi íntegramente mediante el uso de tiras de cómic, ilustradas por dos artistazos como son Yoji Shinkawa y Ashley Wood: el resultado no está mal, pero cuando servidora recuerda la cinematografía de Snake Eater no puede evitar pensar cómo sería algo parecido con la historia de este juego.

Estos son, en mi humilde opinión, los puntos más sangrantes. Ahora viene lo bueno:

1- Es divertidísimo

Quizás con mi apasionada crítica a las boss fights de este juego haya dado la sensación de que el gameplay de este juego me parece un desastre, pero nada más lejos de la realidad: Peace Walker es sinónimo de diversión. Cuenta con un gran número de misiones secundarias de lo más variopintas, un metajuego absorbente de gestión de la Mother Base, posibilidad de jugar online (en los servidores de PS3 quedan cuatro locos jugando 24/7), horas y horas de casetes interesantes o tontísimos… En fin, que en apenas un par de meses le eché la friolera de 100 horas y de vez en cuando vuelvo para subir la cifra.

2- Kazuhira Miller

Si habéis cometido el error de seguirme en Twitter, sabréis que Miller es mi personaje favorito de la saga, todo gracias al pedazo de arco argumental que se marcó Kojima con la triada Peace Walker-Ground Zeroes-The Phantom Pain.

maxresdefault

¡Kaz! ¡Me gustas más que a un tonto un lápiz! (Fuente)

Miller, que en Metal Gear 2 y Metal Gear Solid era un personaje que ni pinchaba ni cortaba, adquiere relevancia en este juego como mano derecha de Big Boss. Este Johnny Bravo enamorado del libre mercado es el soporte constante de Snake, su tesorero oportunista y su amigo tontoguitarras; pero sobre todo es su hermano de armas. El juego logra trasmitirlo y Miller acaba por meterse en las entretelas de tu corazón, para bien o para mal (anda que no me atacó los feels MGSV).

3- Ellas

Un poco más arriba he hablado del sexismo en este juego, pero lo cierto es que uno de sus puntos fuertes son los personajes femeninos por su variedad y su carisma: Paz (chica idealista y soñadora), Amanda (revolucionaria sandinista decidida y resuelta), Cécile (ornitóloga francesa y algo pija) y Strangelove (científica con estilazo abiertamente lesbiana). Aunque en juegos posteriores apenas se las menciona, en este juego son parte central de la trama. También hay que destacar el esfuerzo que se ha puesto en escribir sus historias personales, relatadas en forma de casetes extensísimos (los mejores los de Strangelove sobre The Boss y los del tronchante/melancólico diario de Paz).

Mgspw092431

¡¡Es ella!! (Fuente)

Otro detalle que me sorprendió gratamente cuando jugué por primera vez es la presencia de mujeres soldado, con el mismo uniforme que sus contrapartes masculinas y las mismas capacidades. Además, es posible jugar como ellas en la mayoría de misiones secundarias. Por suerte esto se trasladó también a MGSV (gracias, Kojima).

4- La compenetración entre Peace Walker y MGSV

Ha llegado a mi persona que mucha gente ha jugado a MGSV saltándose Peace Walker. No pasa nada. No, en serio. Bueno, sí.

Hideo Kojima dirigió casi todos los Metal Gear pensando que iban a ser los últimos, así que la saga es un batiburrillo de retcons, lagunas narrativas y desarrollos de personajes sin pies ni cabeza, pero en el caso de Peace Walker se hizo con vistas a una continuación: MGSV. Esto hace que la progresión temática y de personajes tenga más sentido, lo que hace imprescindible jugar Peace Walker antes para un experiencia más completa. Por ejemplo, uno de los puntos centrales de este juego es la disuasión nuclear y los nacionalismos, área que se expande en The Phantom Pain con el ambicioso plan de Skullface.

En definitiva, Peace Walker es un peaje que hay que pasar sí o sí.


 

No sé si habré logrado convencer a alguien para que rompa su cerdito-hucha pero lo que sí sé es que Heavens Divide, el tema abanderado de este juego, es una de las mejores canciones para cantar en la ducha. ¡Felices 8 años, Peace Walker!

Cómprame un café en ko-fi.com

GloomyMonday
GloomyMonday

Bajista si la situación lo requiere.

9 comentarios
SamGGV
SamGGV 29/04/2018 a las 11:08 am

Pedazo de juego, este artículo sabe sacarle bien los pros y los contras.
Sobre las batallas contra vehículos admito que yo buscaba guías en internet de como realizar los combates sin matar a ningún soldado para terminar durmiendo al piloto y llevarme el vehículo a la base.
Además otro punto a favor es que el juego tiene dos finales (por lo que hay dos boss finales), mejora el sistema que ya se inició en MGS Portable Ops y culminó en MGSV, y tiene un modo de juego en el que luchas contra monstruos en una isla. Muchas horas hay que meterle para hacértelo al 100%.

GloomyMonday
GloomyMonday 30/04/2018 a las 11:56 am

Yo llegó un punto en el que renegué de las batallas contra vehículos… Eso sí, las de los bosses las hice todas (eran divertidas en online y todo) pero las de monstruos… Bueno… :’D

Rena
Rena 29/04/2018 a las 11:51 am

Vaya pedazo de artículo, me ha gustado mucho. Es verdad que Peace Walker se nota en su jugabilidad pero éste y Snake Eater son mis preferidos.
Sólo no estoy de acuerdo en Miller +_+ porque… PORQUE NO.
Ay mi Big Boss 💚

GloomyMonday
GloomyMonday 30/04/2018 a las 11:54 am

Me alegro de que te haya gustado! Big Boss tiene los mejores juegos :3

Rena
Rena 01/05/2018 a las 12:38 pm

Rena approves

thebedisburning
thebedisburning 29/04/2018 a las 1:54 pm

No pude terminar este juego porque mi Xbox murió antes y la verdad es que ahora mismo estoy muy triste. ¡Súper blesseadísima con este artículo, eso sí! Thxxx por hacerle un homenaje a este título 😘😘😘

GloomyMonday
GloomyMonday 30/04/2018 a las 11:52 am

Gracias a ti por leerlo ^^

Ana
Ana 05/05/2018 a las 3:13 pm

Ay, no llegué a terminarlo en PSP porque soy literalmente MANCA en este juego (aunque llegué casi al final), pero con este articulazo que te has marcado me has dejado al borde de las lágrimas. MGS es una saga muy importante para mí y, a pesar de que Kojima no es infalible, creo que todos los juegos son inolvidables.

Justo una de las cosas que más me gustaban de este juego, junto con Portable Ops, eran las escenas tipo cómic. De hecho, hay un cómic digital para PSP que narra la historia de MGS1 con este estilo y me muero de amor ❤️

¡Muchas gracias por escribir esto!

P. D. ¿Quién no ama a este truhán conspirador, a este insidioso briboncillo? –> ¿Estamos ante la mejor descripción DEL MUNDO?

GloomyMonday
GloomyMonday 10/05/2018 a las 4:04 pm

Me alegro mucho de que te haya gustado el artículo! :’D Jo, la verdad es que jugar a Peace Walker en PSP debe de ser una odisea ^^U

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: