Final Fantasy X: Tidus

Análisis de personajes: Tidus, de Final Fantasy X

Análisis de personajes: Tidus, de Final Fantasy X

No hay nada más subjetivo que un producto de ficción. Nuestros gustos y vivencias determinan lo que nos va a gustar un personaje. Incluso el estado de ánimo que tengamos en ese momento condiciona si alguien nos caerá mal o le querremos proteger con nuestra vida. Así pues, hemos decidido inaugurar una serie de análisis dobles sobre un determinado personaje. En cada post, dos autoras aportarán sus visiones sobre un mismo personaje. Amor, odio, su evolución, qué nos gusta, qué nos hace odiarlo… Porque cada una opina distinto y las ficciones siempre transmiten cosas distintas.

Así pues, os dejamos con el primer análisis, de los que esperamos que sean muchos más. En este caso, estamos Mirandaikon y Darkor para hablar de Tidus, el protagonista de Final Fantasy X.

Tidus es un niñato, por Darkor_LF

Muchas veces quiero volver a verme Soldado de Invierno, porque es la película de la trilogía del Capitán América que menos veces he revisionado. Voy a buscar el DVD, lo saco de la estantería, voy a coger el disco y es entonces cuando me topo con la cara de Sam y dejo la caja en su hueco de la estantería. Por algún motivo, Sam me cae mal, y hace que ver esta película me dé muchísima pereza.
Algo por el estilo me pasa con Final Fantasy X y Tidus.

Disfruté Final Fantasy X en su momento, no me pareció mal juego pese a que creo que no me caía bien casi ningún personaje. Con el paso del tiempo, me he ido reconciliando con ellos (sobre todo con Yuna) y me gustaría volver a jugarlo. Y entonces me acuerdo de Tidus.

Creo que Tidus es el personaje que peor me cae de toda la saga y hay un listón alto de odio, pero con él es algo superior. Al contrario que con Sam, que no soy capaz de decir que me chirría, con Tidus tengo el recuerdo grabado a fuego: es un niñato insoportable. Es cierto que no deja de ser un adolescente, pero es que no puedo con sus quejas continuas sobre Jecht, su padre.

Jecht era un capullo insufrible con un ego del tamaño de Sinh que acaba por ser una figura paterna ausente que define totalmente la personalidad de Tidus, que se basa en que su padre no le hacía casito.

Final Fantasy X cuenta una historia dura, como todos los Final Fantasy, llena de traumas, muertes, pérdidas y sufrimiento. Y para mí queda eclipsada por las necesidades de Tidus de que su padre le dijera qué guapo era. Lo que más me fastidia es que, para generar más drama, la madre de Tidus y pareja de Jecht muere cuando este desaparece (por coger frío probablemente), y su pérdida es eclipsada por Jecht. Probablemente mi percepción esté difuminada por los recuerdos que guardo del juego. De verdad que me gustaría volver a jugarlo, pero es que no soy capaz ni de buscarlo en una tienda para ello, porque lo único que viene a mi mente es Tidus llorando porque su padre nunca le dio una palmadita en la espalda. Es fascinante cómo un solo personaje puede estropearte todo lo demás.

Tidus como herramienta narrativa, por Mirandaikon

Antes de comenzar a escribir sobre el polémico Tidus tengo que advertir que no lo hago desde la mejor de las perspectivas. Final Fantasy X es uno de los pocos de la franquicia al que no le tengo cariño alguno, nunca me ha terminado de convencer como obra completa y nunca lo he vuelto a tocar desde que lo jugué por primera vez a su salida. Dicho esto, solo me queda por hacer algo que creí que nunca pasaría: defender a su protagonista.

Hay muchas cosas que Tidus es y no es y es importante dejar claras algunas de ellas. Tidus es, por ejemplo, un niño malcriado, una persona inmadura e ingenua y un error de diseño de vestuario. Y dentro de lo que Tidus NO es, es el protagonista del juego.

Al decir esto es imposible no referenciar la discusión de cómo Yuna es la verdadera protagonista de la historia, pero en este caso quiero desviarme por un camino un poco más técnico. Uno de nuestros errores al analizar un videojuego a veces (y tengo que admitir que esto me pasa mucho más de lo que debería) es que queremos realizar esta exploración consciente desde la teoría narrativa de otros medios, como el audiovisual clásico o el texto escrito, y es que el análisis del videojuego es tan reciente que no nos queda sino aprovechar estas herramientas heredadas sin darnos cuenta de que un videojuego tiene capas que estas otras formas de contar historias no tienen, siendo la que nos concierne mucho más para explicar a Tidus la del verdadero protagonismo del juego de rol: el personaje como inserto en el mundo virtual del que está siendo testigo.

Para Tidus, que poco ha visto del mundo fuera de su burbuja de blitzball, todo lo que observa en sus viajes por Spira es nuevo e incomprensible, un mundo basado en la literal renovación cíclica de su sociedad cada vez que la entidad conocida como Sinh inevitablemente regresa y arrasa con todo a su paso, debería ser impermisible y sin embargo sus habitantes están tan acostumbrados que la cultura refleja comunidades enteras basadas en el ciclo de destrucción, duelo y reconstrucción al que se ha resignado. Para nosotres como jugadores este hecho es tan inadmisible como para Tidus y las mismas preguntas que se hace en voz alta son las mismas que nos estamos haciendo para nuestros adentros mientras continuamos la trama.

Aquí es donde comienza el rol de Tidus no como cualquier otro personaje del juego, sino como una herramienta de la narración para ayudarnos a entender un mundo tan poco usual dentro del género y como tal, no solo cumple su cometido, también es mucho más eficiente que cualquier otra forma de contar la historia.

Es a través de sus ojos ingenuos que la crisis recurrente a la que están sometidos los habitantes de Spira parece intolerable y es gracias a su inmadurez emocional que somos incapaces de aceptar que el matrimonio en este escenario tenga tan poco que ver con el amor. Son precisamente sus denominadores como niño terco y malcriado las que nos llevan por caminos tan diferentes a los que, según se nos informa, la historia del mundo ha transitado y los que culminan, sin arruinar nada de la trama, con el rompimiento del ciclo de destrucción y renovación cataclísmica.

Claro que podemos discutir otras partes de Tidus que tienen mucho más que ver con los niveles alegóricos de la historia, como su relación con su padre o su romance con Yuna, pero estos son elementos que cualquier otro personaje más maduro y centrado pudo haber protagonizado de manera más efectiva, sin embargo, ¿habríamos podido entender el mundo de Spira de la misma manera con otro personaje? Lo más probable es que sí, pero como un puro experimento narrativo de una forma de arte que apenas estaba en su adolescencia, tengo que admitir con pesadumbre que Nomura se salió con la suya esta vez.

Cómprame un café en ko-fi.com

mirandaikon
mirandaikon @gera

Cocinera e investigadora, obsesa del análisis de cultura pop; vive en Guadalajara, México, enseñándole a la gente a no terminar como ella.

Darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

2 comentarios
pickman
pickman 14/07/2019 a las 10:16 pm

Confirmo una vez más que soy el único bicho viviente que le tiene cariño al niñato…
Estoy de acuerdo al 100% con que durante las primeras etapas del juego se hace cargante hasta decir basta, pero es uno de los pocos protagonistas de un FF cuya evolución me resulta coherente y positiva.
Narrativamente, cumple su función de contrapunto a la historia de Yuna, la hija de otro padre ausente que, a diferencia del suyo, sí era digno de emulación y de afecto (que se lo pregunten a Auron).

Axelia Martell
Axelia Martell 27/07/2019 a las 2:49 am

Efectivamente, Tidus es el medio para introducir al jugador en Spira. Es el recurso narrativo del extranjero, un clásico, metes a alguien que no tiene ni idea de los usos y costumbres del lugar para que dicho personaje y el espectador se enteren a la vez.

Tifus cumple esta función maravillosamente. No necesita ser el protagonista de la historia, le basta con ser un barco en el que navegar.

Y sobre los daddy issues, pues la verdad es que me parece que está muy bien llevado pues *dentro SPOILERS* precisamente Jecht trata tan mal a Tidus para que le mate cuando viaje a Spira y el sueño de los oradores termine.

FFX es puto brillante.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: