La historia real de Five Nights at Freddy’s

La historia real de Five Nights at Freddy’s

A estas alturas es casi imposible, o mejor dicho muy difícil (para no caer en exageraciones) que alguien no haya leído, visto u oído hablar de Five Nights at Freddy’s. Pero si preguntamos acerca de su historia, aquí la cosa comienza a tambalear. Y es que los títulos de FNAF siguen teniendo a día de hoy múltiples teorías y misterios que son en gran medida parte del encanto de sus videojuegos.

En este artículo, trataré de aportar un poco de luz a la macabra historia que se oculta detrás de esta saga que revolucionó el género de terror en los videojuegos para que la disfrutes como si de una leyenda urbana se tratase. Así que, por supuesto, este texto contendrá spoilers de toda la saga.

Pero comencemos por el principio. En 2014 Scott Cawthon crea Five Nights at Freddy’s, un point and click de terror con un objetivo claro: sobrevivir al posible ataque de los animatrónicos durante 5 noches en las que trabajaremos como guardia nocturno de una pizzería. El videojuego se desarrolla en primera persona y su jugabilidad se basa en controlar elementos del medio como son las puertas de acceso a nuestra sala de control, las luces y las cámaras de seguridad. Todo ello gestionando muy bien la energía que empleamos en cada sistema, ya que a mayor uso, mayor consumo, y si la energía se agota todo dejará de funcionar y seremos asesinados.

Five Nights at Freddy’s 1 es por así decirlo el juego “padre” que da rienda suelta al resto de la saga. Pero la dificultad para entender la historia es el orden cronológico y cómo se relacionan entre sí los videojuegos: el primero sería el tercero, el cuarto sería una precuela a todos, el segundo se situaría entre el cuarto y el primero y… mejor deja que te cuente.

Five Nights at Freddy’s: más que un videojuego

Todo comienza en la Freddy Fazbear’s Pizza, una pizzería que en los ochenta triunfa con las funciones de una especie de robots gigantes con formas de animales que amenizan las veladas. Y este sería el escenario inicial con el que el videojuego Five Nights at Freddy’s 4 levantaría el telón de la historia y daría comienzo a lo que, a título personal, considero una maldición en esa pizzería.

El protagonista en este caso es un niño que le tiene verdadero terror a los animatrónicos. Tendremos que superar noche tras noche las horribles pesadillas que le causan. A medida que avanzamos y vamos superando noches, iremos desbloqueando pequeños minijuegos que, como en todos los Five Nights, a modo de 8 bits nos irán desvelando la verdadera historia que hay detrás. Y será ahí donde descubriremos que su hermano mayor y sus amigos se divierten burlándose de él por su miedo a los animatrónicos del restaurante llegando incluso a ponerse caretas de los robots para asustarle en repetidas ocasiones. 

Pero lo peor está por llegar: el día de su cumpleaños. La celebración, como no podía ser de otra forma, tiene lugar en la Freddy Fazbear’s Pizza. El hermano del niño y sus amigos deciden dar un paso más en sus macabras bromas y suben al niño al escenario, en el cual uno de los animatrónicos está dando su función. El niño, llorando, es obligado a meter su cabeza en la boca de Freddy. Las risas y burlas ensordecen cuando Freddy cierra fuertemente su boca con la cabeza del niño dentro. 

Five Nights at Freddy’s 2: la maldición continúa

Tras el accidente sucedido en la pizzería, cronológicamente daría comienzo Five Nights at Freddy’s 2. En esta ocasión, estamos en 1987 y nos metemos en la piel de Jeremy, un guarda nocturno encargado de vigilar el recinto gracias a unas cámaras de seguridad instaladas.

En este segundo título, a las cámaras de seguridad se le suma otro elemento clásico de la saga: las llamadas telefónicas de un anónimo para dar instrucciones sobre cómo funcionan las cosas y aportar información sobre los sucesos que han ocurrido en la pizzería. En este caso, tras el accidente sucedido con el niño, han decidido reabrir la pizzería pero han renovado los animatrónicos. Han añadido dos completamente nuevos: Ballon Boy y Puppet y para el resto de los nuevos animatrónicos se han basado en la apariencia de los anteriores: Chica, Bonnie, Freddy y Foxy. Todos ellos dotados ahora de un sistema de reconocimiento facial capaz de reconocer a las personas y así evitar accidentes. 

El problema surge por la noche. Cuando se supone que todo debe estar en silencio, son atraídos por el ruido asumiendo que hay gente con la que deben cumplir sus actuaciones. Y la única fuente de ruido que detectan es la sala de control desde la que Jeremy debe trabajar. La programación de estos nuevos animatrónicos no es tan sofisticada como cabría esperar y es esta misma la que les indica que tampoco puede haber nadie en el local a partir de las 12 de la noche. Con lo cual si te ven te reconocerán como un exoesqueleto, osea, como un robot fuera de su traje y tratarán de meterte en uno y devolverte a tu lugar. Para evitar este macabro resultado, a Jeremy le asignan una máscara de animatrónico, que podrá ponerse cuando los animatrónicos estén cerca, así le reconocerán como a uno más y no le atacarán. 

En este juego, todo se vuelve un poco caótico. Las llamadas que te hacen se empiezan a volver más confusas con el paso de los días. En una de ellas se menciona que han traído los antiguos animatrónicos al restaurante para implementarles los nuevos dispositivos de reconocimiento y así volver a incluirlos en el espectáculo. Con lo cual puedes tener nuevos movimientos nocturnos durante tu vigilancia (¡qué bien!). Al día siguiente, se nos informa de que ha habido un accidente del cual la persona del teléfono no termina de entrar en detalles: los animatrónicos están empezando a actuar de forma extraña, uno de los trajes del almacén ha desaparecido y la policía se encuentra investigando el caso. Debido a esto, el restaurante cerraría sus puertas y Jeremy sería trasladado en su último día al turno diurno. 

Los niños desaparecidos

Y llegamos por fin al juego que lo inició todo:  Five Nights at Freddy’s 1. Freddy Fazbear’s Pizza ha reabierto sus puertas, y tras lo sucedido en el 87 ha decidido descartar a los animatrónicos modernos (los que tenían el sistema de reconocimiento facial) y ha restaurado a los clásicos: Freddy, Chica, Bonnie y Foxy, y de nuevo encarnamos a un guardia de seguridad nocturno, Mike.

La mecánica se repite: aguantar noche tras noche el ataque de los animatrónicos. Pero lo interesante es la historia que podemos descubrir a través de las llamadas telefónicas y de los recortes de periódico que podemos encontrar en la pizzería. Al parecer, el restaurante ha sufrido algunos pequeños accidentes antes de nuestra contratación (¿pequeños? ejem…). El hombre del teléfono menciona “la mordida del 87”, en la que alguien del personal habría sido atacado por uno de los animatrónicos en su turno de día. El mordisco habría llegado incluso a dañar su lóbulo frontal.

¿Quizá se trate de Jeremy? ¿El anterior guardia de seguridad que en su último día fue trasladado al turno de día? Es mi suposición, ya que no se revela el nombre de la persona.

Pero esto no es todo, la peor parte que nos queda por saber es que, si leemos una de las noticias de los recortes de periódico que nos podemos encontrar en la pizzería, descubriremos que el cierre del local no fue realmente por “la mordida del 87” que nos mencionan por teléfono, sino por la desaparición de cinco niños. Desaparición tras la cual los clientes de la pizzería informan de que de los animatrónicos se desprende un fuerte olor a sangre…

Durante la penúltima noche de Mike, la llamada que recibimos es, cuanto menos, escabrosa. Nuestro interlocutor comienza con su sketch nocturno pero de pronto le atacan mientras graba su mensaje y la llamada se corta. La última noche lo que escucharemos a través de la grabación telefónica será una especie de chirrido y al día siguiente seremos despedidos.

Fazbear’s Fright: The Horror Attraction, la mejor idea

La historia en orden cronológico terminaría con Five Nights at Freddy’s 3. La pizzería Freddy Fazbear’s Pizza lleva cerrada 30 años. Pero con todo lo que ha pasado, la genial idea de negocio surge en montar una atracción de terror basada en los macabros hechos que han sucedido en la pizzería. La semana previa a su inauguración, seremos contratados de nuevo como guardia de seguridad nocturno. 

En este título la jugabilidad se complica, teniendo en cuenta que, además de vigilar las cámaras, debemos atender también a los conductos de ventilación y reiniciar distintos sistemas operativos cuando comiencen a fallar. En esta ocasión solo tendremos que temer a un único animatrónico: Springtrap, un animatrónico muy deteriorado con aspecto de conejo dorado. El resto de animatrónicos que veremos serán alucinaciones que no podrán dañarnos. Si conseguimos llegar al final de Five Nights at Freddy’s 3 podremos ver uno de sus dos finales. El final “bueno” si hemos conseguido desbloquear todos los minijuegos y el “malo” si no hemos podido. ¿Pero qué explicación hay en estos finales? Aquí es cuando toca poner nombres y exponer teorías.

Atando cabos

Ahora que ya conoces la historia de cada uno de los títulos, toca, como he mencionado, atar cabos. A través de todos los minijuegos y pistas que puedes encontrar en toda la saga, surgen dos grandes incógnitas: qué sucedió con los niños desaparecidos y quién es el hombre de morado que aparece una y otra vez en varios de los minijuegos de la franquicia.

Antes de comenzar con esto, quiero aclarar que la exposición de estos hechos es, en gran medida, una deducción personal, con lo cual estaré encantada de que dejes tus propias teorías, comentarios o que rebatas mis argumentos en la caja de comentarios que puedes encontrar al final de la página.

Como he hecho hasta ahora, tratando de seguir la historia en orden cronológico: empezaré por las figuras fundamentales, los animatrónicos. Como he mencionado, los originales son Freddy, Chica, Bonnie y Foxy. Pero a ellos en múltiples ocasiones se les suma un quinto, que muchas veces sale como una aparición inesperada. Su nombre es Golden Freddy, y como su propio nombre indica su apariencia es similar a la de Freddy pero con un color dorado. En uno de los minijuegos de FNAF 4, descubres que el niño que ha sufrido el accidente al ser mordido por la boca de Freddy habla con Golden Freddy y este le dice que estarán juntos para siempre. ¿Podría ser que Golden Freddy quedase poseído por el alma de este niño?

Si las matemáticas no nos fallan, eran 5 los niños desaparecidos que salían en los recortes de los periódicos en FNAF 1. Y efectivamente, 5 son los animatrónicos originales junto a Golden Freddy. ¿Pero y los otros cuatro niños? ¿Qué les pasó y cómo llegaron sus almas a poseer a los animatrónicos?

Siguiendo la línea de ordenación de minijuegos. Hay otro personaje que ya he mencionado en FNAF 2, que quizá te haya pasado inadvertido: Puppet. Pues bien, Puppet encierra también un pasado que podemos intuir en este segundo título. Antes de la apertura de Freddy Fazbear’s Pizza, Puppet habría sido un animatrónico programado en otro local con funciones principales de seguridad de los clientes. Durante una celebración en el local, un grupo de niños bloquea la salida de Puppet y podemos ver en los minijuegos de 8 bits cómo los niños disfrutan comiendo tarta mientras en la puerta se ve a una niña llorando, hasta que llega un coche del cual baja un hombre completamente de color morado y asesina a la niña

Un elemento clave al que apuntan las teorías de la saga es que el espíritu de esta niña poseyó a Puppet tras morir con el objetivo de vengarse de su asesino: el hombre morado. Y es ese mismo hombre morado el que podemos ver involucrado en el resto de asesinatos de los niños desaparecidos. 

En otro de los minijuegos podemos ver cómo Puppet coloca máscaras a los posibles niños asesinados por el hombre morado. ¿Quizá fuese Puppet el que metió las almas de los niños asesinados en los cuatro animatrónicos para que también se vengasen de su asesino?

Llegados a este punto sabemos que las almas de los 4 niños asesinados por el hombre morado están en Chica, Bonnie, Freddy y Foxy. El niño que sufrió el primer accidente en la boca de Freddy está en Golden Freddy y la niña que fue asesinada por el hombre morado fuera del local está en Puppet.

Pero ¿quién es el hombre morado? 

Nuestro personaje durante la mayoría de los títulos de Five Nights at Freddy’s, salvo en el 4, es un guardia de seguridad. Y nuestro objetivo es sobrevivir a los animatrónicos, pero ¿y el suyo? Todos los animatrónicos atacan al guardia de seguridad. Lo que nos lleva a pensar que el asesino haya sido un guardia del propio local. Si nos fijamos en el sprite del hombre morado podemos ver una especie de ¿placa?

Lleva una placa y lo que tiene en la mano… ¿podría ser un teléfono?

Algunas teorías apuntan a que Jeremy, el protagonista de FNAF 2, pudo haber sido la víctima de la mencionada “mordida del 87”, y que si esta mordida afectó a su lóbulo frontal pudo haber cambiado su comportamiento y ser él el asesino de los niños. Esta teoría se desmonta en cuanto a que los animatrónicos ya atacan al guardia, con lo cual ya habrían sido asesinados con anterioridad.

La realidad es mucho más macabra. Y sería William Afton el responsable de los asesinatos. El nombre no lo había mencionado todavía, pero el señor Afton es el padre del niño que fallece en FNAF 4 y que trabajaba en el turno diurno de la pizzería. Es el mismo que durante los hechos que suceden en FNAF 1 llama por teléfono a Mike para darle instrucciones sobre su trabajo. Y el mismo que es atacado esa penúltima noche por los animatrónicos. ¿Pudo el accidente de su hijo convertirle en un asesino?

Durante los minijuegos y finales de FNAF 3 podemos ver cómo las almas de los niños acorralan a su asesino y este, asustado, se mete dentro de uno de los trajes. Un conejo dorado, sí, Springtrap. En cuanto William se mete dentro, los resortes viejos saltan y William muere de forma horripilante dentro del traje. Los niños han obtenido su venganza.

Con toda esta información, ahora comprendemos mejor los dos finales de FNAF 3. El final “bueno”, en el que vemos cómo Puppet se acerca a 5 niños con la máscara de los animatrónicos, y salen globos flotando que representan la liberación de sus almas. O “el malo”, en el que evidentemente no consigues liberar sus almas.

Como te comentaba al principio de este artículo, Five Nights at Freddy’s escondía mucho más que un montón de jumpscares. No es de extrañar que con todo este entramado la franquicia se haya visto inundada de spin-offs, fanmades y todo un mundo creciente a su alrededor. Por lo que es seguro que a esta franquicia todavía le queda mucho con lo que sorprendernos y quizá en un futuro veamos una vuelta de tuerca que nos sorprenda. Porque… aunque las almas de los niños fuesen liberadas, ¿qué pasó con la de Springtrap?

 

Cómprame un café en ko-fi.com

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: