Los mejores compañeros de los videojuegos (animal edition)

Los mejores compañeros de los videojuegos (animal edition)

En no pocos títulos nos encontramos con que no solamente contamos la historia del protagonista, sino también de su mascota. A veces solamente sirven como recurso narrativo, pero en muchas ocasiones nos ayudarán en el transcurso de nuestra aventura. Es por eso que desde TodasGamers os vamos a hablar hoy de aquellos bichitos que, por un motivo u otro, han llegado a nuestros corazones para quedarse.  

Lin Carbajales

La mayor novedad jugable de Super Mario World respecto a las anteriores entregas de la franquicia era la posibilidad de montarse en un dinosaurio, como si fuera aquello el Golden Axe. Yoshi salía de un huevo y nos informaba de que Bowser lo había encerrado ahí, es decir, que ya era adulto, pero estaba encogido dentro del cascarón… Bueno, una movida. Seguro que hay algún fetiche con este tipo de cosas representado artísticamente por Internet. Podíamos hacer que se comiera a los enemigos y que escupiera de vuelta los caparazones de tortuga, que además le daban distintos poderes. Si comía unas cuantas bayas también ponía huevos de los que salían setas. Se ve que los huevos estos tienen funciones de lo más variopintas.

Yoshi se convirtió inmediatamente en un personaje recurrente de los juegos de Mario, y a veces incluso en protagonista. Sin embargo, no se trata de un único ser, sino de muchos de la misma especie y con el mismo nombre. Se entiende que cada vez que nos reencontrábamos con él en Super Mario World, era en realidad un dino distinto, e incluso había Yoshis de otros colores. Podemos imaginar que cuando el que llevábamos se nos escapaba corriendo y se caía por un barranco, la población de Yoshis disminuía. A veces convenía soltarlo en el aire para saltar desde su lomo y llegar así más lejos, dejándolo caer a las fauces de la muerte, hecho ya de sobra conocido y parodiado.

A pesar del cruel uso que les daba Mario, el maltratador de animales (never forget Donkey Kong Jr.), los Yoshis eran guays, nos acompañaban durante un montón de tiempo, y es fácil recordarlos con cariño. Además se quedaban fuera de las casas encantadas y los castillos porque les daban miedo, estaban chikitos.

Yoshi y Mario aparecen en la portada de Super Mario World por primera vez

Akusokozan

“¿A quién no le va a gustar un perrete en un videojuego? ¿A quién no le va a gustar?” Es lo que pensé cuando Alystrin propuso este artículo conjunto. Como soy una enferma de los perros, de los JRPG, y muy concretamente de Final Fantasy, el primer animal de compañía que se me vino a la cabeza es Saint Angelo di Roma, o Angelo para los amigos. 
Angelo es la perra (sí, perra, que no os engañe el nombre) que acompaña a Rinoa desde que la conocemos por primera vez, y además de ser cuquísima y tener un nombre digno de la realeza, Angelo aparece de forma aleatoria en los combates y en los límites de Rinoa. Literalmente, se tirará encima de los enemigos y no para lamerles la cara precisamente. 
Además, nuestra queridísima Angelo no solo aparece en combate, sino que también se la ve en el resto del gameplay y en algunas que otras escenas, lo cual hace que la relación entre Rinoa y su mascota se vea más auténtica, en lugar de que percibamos a Angelo como una simple herramienta más de combate
Y aunque no sea la única compañera de cuatro patas que hayamos visto en la saga de Final Fantasy (un abrazo desde aquí a Interceptor, best boi de FFVI), podemos afirmar con toda seguridad que Angelo es la mejor opción para lanzar a los enemigos.

Rinoa lanza a Angelo contra todo el que le tosa

RocketDea

Vine a escribir esto pensando en Coco de Nexomon: Extinction por su humor y las risas que me ha arrancado los últimos meses, pero tenía un runrún que me decía que repasara la lista de juegos completados este año. Y, efectivamente, ahí estaba el bichicompañero por excelencia, el que merece todo el amor del mundo y al que habré acariciado centenares de veces a lo largo del viaje. Estoy hablando de Trico, por supuesto, la criatura alada que nos acompaña durante toda la aventura de The Last Guardian. La forma en que el juego nos invita a calmarla con caricias cuando se altera, las veces que nos ayuda a salvar situaciones peligrosas… Vamos forjando una relación con Trico y, aunque se supone que es para que poco a poco vaya respondiendo a nuestras órdenes, el vínculo termina siendo mucho mayor de lo esperado. Siempre estaré dispuesta a volver al Nido para rascarle detrás de la oreja y que vuelva a romperme el corazón.

Trico descansa tumbado

Azka

No sé si se ajustan correctamente a esta categoría pero no puedo evitar acordarme de mis pequeños compañeros de Ooblets, denominados de esta misma forma. Son similares a los Pokémon pero sin dejar nunca de ser supercuquis porque no evolucionan, sus peleas son de baile, y te siguen como pollitos a mamá gallina, en fila, a todas partes. Son muchos y muy variados, tanto en forma como en color, y algunos incluso en tamaño. Los hay que parecen animalitos, otros plantas y también otros que son como robots. Tienen cara de bobos y te ayudan a hacerte con semillas de nuevos compañeros (porque los ooblets nacen de semillas) o a cuidar del huerto y regar a sus futuros camaradas. Los hay más serios o más alegres, pero siempre están dispuestos a ayudarte y a seguirte. Y su desfile intentando mantener el ritmo de carrera de tu personaje, o los bailoteos que se echan en los combates, todo esto te arranca una sonrisa y te pone el corazón calentito. Por eso quería mencionarlos aquí, en este artículo sobre mejores compañeros de videojuegos, porque creo que lo son y se lo merecen.

Ooblets - Retando a una batalla de baile

Alystrin

Me resulta imposible no hablar de uno de los perros más majetes que conozco: el sabueso mabari de Dragon Age Origins. Bien sea porque ya es nuestro chucho (si elegimos inicio humano noble) o porque le salvamos de una muerte segura, el mabari estará a nuestro lado sin importar la adversidad que nos rodee. Tiene su propia personalidad (dentro de la psique canina, se sobreentiende) y aporta no solamente un luchador más a nuestra partida, sino también objetos útiles y momentos bastante cómicos, conversación con Alistair incluida. Tanto gustó a las jugadoras que en uno de los DLC de Dragon Age II decidieron que era buena idea poder invocarle y que así nos acompañe en nuestras aventuras, y además en su cameo en Dragon Age Inquisition: Trespasser actúa de casamentero inesperado. Y es que con todo esto que nos aporta, ¿a quién no le va a gustar un sabueso mabari en su equipo? ¿A quién no le va a gustar?

El sabueso mabari en Dragon Age Origins

Fuente: Youtube

 

Cómprame un café en ko-fi.com

akusokozan
akusokozan @crisiscrisis_

Reina de la procastinación. Juego a cosas, escribo de cosas y leo sobre cosas. The Witcher 3 me absorbió el alma y desde entonces no he sido la misma.

Alystrin
Alystrin @Alystrin

Cosplayer, otorrinolaringóloga, streamer y, sobre todo, mamarracha profesional. Cuqui del almendruqui que no dudaría en sacarte las muelas por tus "incorrecciones políticas"

Azka
Azka @AzkaLaura

Estudiando para hada madrina.

Lin Carbajales
Lin Carbajales @Intranquile

Flipade del cine de terror que también escribe ficción y dibuja. Otros gustos: las patatas con chili, retuitear a Jennifer Tilly, los esqueletos (no rima pero molan).

RocketDea
RocketDea @RocketDea7

Creadora de mundos en proceso. Siempre con la nariz metida en alguna historia, ya sea entre las páginas de un libro o los píxeles de un videojuego.

1 comentario
Lyris
Lyris 14/11/2021 a las 3:35 pm

Nadie se acuerda de Hewie de Haunting Ground?Yo no sé cómo, pero desarrollé un vínculo brutal con ese perrete de píxeles. Era incapaz de azuzarlo contra los enemigos porque sabía que cuando se lo quitaran de encima, le harían daño. Me partía el alma escuchar sus gañidos de dolor o sus aullidos a lo lejos cuando nos separábamos accidentalmente. Si las pasé putas en ese juego fue por él y no por la pobre Fiona XDDD

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: