Análisis de Running on Magic

Análisis de Running on Magic

Puse en mi radar a Meteorbyte como publisher con el lanzamiento de World Soccer Strikers ‘91, un arcade de fútbol con multijugador local. Aunque no fuera una propuesta que me atrajera, sí me resultaba lo suficientemente llamativa como para echarle un ojo a todo lo que viniera de este estudio y publisher afincado en Asturias. A la espera de que salga un desarrollo propio con Deck RX, un arcade de coches de construcción de mazos, decidí probar Running on Magic, el primer juego de Gusarapo Games.

Estamos ante un pequeño estudio que está compuesto por dos personas, Inma M. Lobo, programadora y artista, y David G. Vaquero, lead artist. Por otro lado, la música del juego es una colaboración con Nikorem. Y nada más, porque ante todo Running on Magic es pequeño, sencillo, pero muy potente. Nos ponemos en la piel de un mago que debe huir de la Muerte. Una Muerte con bañador, sudadera y pinta de simpática. Quizá esto último sea porque siendo un esqueleto andante, lo tiene fácil para sonreír alegre.

En cualquier caso, el diseño en pixel art y la paleta de colores transmite “buenas vibras”. Además, en sus intentos de entablar conversación, casi hace que nos olvidemos del detalle de que es, bueno, la Muerte, y su aparición suele tener que ver con una cosa. Así que lo mejor es salir corriendo y poner toda la distancia que podamos entre nuestro mago y ella. Lo que pasa es que no va a ser nada fácil, porque la estética cuca esconde un verdadero reto.

Mago de Running on Magic flotando sobre burbujas de aire en un nivel acuático

Estamos ante un plataformas con acciones muy básicas: saltar, flotar y protegernos de nuestros enemigos. Para poder usar las dos últimas acciones contamos con la ayuda de magia que deberemos conseguir primero, y además, se irá gastando. La recuperaremos a medida que avancemos por el nivel recogiendo bolitas de magia. También podremos recuperar vida, que será muy importante de cara a llegar al final de cada nivel. Y en esto de morirnos no tendrá nada que ver nuestra nueva amiga, sino nuestra falta de habilidad.

A diferencia de otros plataformas, lo interesante de Running on Magic es que los niveles se generan de forma procedimental y no tendremos uno igual a otro. Adiós al truco de memorizar el escenario para superarlo. Dependeremos al completo de nuestra habilidad para adelantarnos tanto a los enemigos como a los obstáculos que se presenten en nuestro camino. Anticipación con la que tendremos que tener cuidado, ya que el juego cuenta con scroll lateral, así que nada de remolonear en la pantalla.

Los enemigos irán variando según el nivel, aunque no tardaremos en conocerlos y saber cómo esquivarlos, o si merece la pena gastar la magia en ellos. Esto es importante ya que esta es la misma que nos permitirá flotar y salvar los obstáculos más complicados del terreno. Así que cuidado con gastarla toda de golpe. Como ya he dicho, la recuperaremos, igual que las vidas, representadas como un reloj de arena. Tres toques y a empezar de nuevo. Lo mismo si fallamos un salto. Y conviene tener cuidado, pues deberemos completar cada nivel del tirón, ya que no hay checkpoints de ningún tipo. Por suerte, son breves, de unos pocos minutos de duración.

Una vez terminemos los cinco niveles y nuestra aventura, desbloquearemos el modo infinito, que nos permitirá huir sin parar. O también podremos volver a pasarnos el juego, subiendo un poco más la dificultad. El cambio determina sólo la longitud de los saltos que nos encontraremos, además de la cantidad de ítems de recuperación. Debo destacar, como bonus, que, antes de iniciar una nueva partida, se nos dará la opción de saltarnos el tutorial, para no andar repitiendo todo el rato el mismo salto.

Mago de Running on Magic aterrizando en el desierto

Otro punto donde destaca el juego es en la localización. No sólo está en castellano y el resto de idiomas habituales, sino que está en català, asturianu, galego, euskera y andalûh. Una apuesta muy interesante para reivindicar los distintos idiomas y dialectos de España. Otro aspecto técnico es la recomendación del propio juego de que utilices el mando, que conviene obedecer. Lo cual es casi indiscutible siendo un plataformas.

Tanto el apartado artístico como el musical son de apariencia simple y muy efectivos. Ambos funcionan muy bien, sobre todo el visual, que será al que prestemos más atención durante nuestra aventura. Se usa una paleta de colores muy vibrante y de colores muy definidos que te hace disfrutar mucho de la experiencia, y nos anima a jugar y seguir intentando llegar al final de cada nivel. Porque lo vas a tener que intentar muchas veces, ya que el juego es un reto por la creación procedimental de niveles.

Esta primera incursión de Gusarapo Games se traduce en un juego muy interesante que sabe darle una vuelta al concepto clásico de plataformas y se convierte en un reto en el que casi no te importará morir. Aunque eso quiere decir que dejaremos de encontrarnos a nuestra nueva amiga mientras huimos de ella. Parece que tenemos una relación complicada.

Clave de prensa proporcionada por Meteorbyte.

Cómprame un café en ko-fi.com

Darkor_LF
Darkor_LF @darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Choconiños o barbarie. Hipster por necesidad. Tengo una pipa falsa. +50 en pedantería.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: