Somos dos en un reloj

Análisis de Phogs!

Análisis de Phogs!

En los inicios de la tele por cable, uno de los canales de dibujos animados que veía asiduamente era Nickelodeon. Allí un día me encontré con una serie de dibujos un tanto bizarra llamada CatDog, cuyos protagonistas no eran ni más ni menos que un perro y un gato unidos por la cintura. Fue en ellos en quienes primero pensé cuando vi anunciado el juego Phogs!, con sus simpáticos perretes siameses.

Creado por la independiente Bit Loom Games, este título trata acerca de las peripecias de Rojo y Azul, a los que acompañaremos durante todo nuestro viaje. No tiene argumento narrativo como tal ni falta que le hace, ya que a fin de cuentas somos dos perritos con ganas de jugar. No hay voz en off, ni textos, sino ladridos y emotes. Además, podremos jugar tanto en solitario como en modo cooperativo con una amiga, aumentando la experiencia de juego y haciéndolo mucho más divertido.

Cyberphogs 2077

Las aventuras de Rojo y Azul nos llevarán por tres mundos temáticos, perfectamente diferenciados: Comida, Siesta y Juegos. A lo largo de los mismos, este título consta de varios subniveles, en los que nuestro objetivo será conseguir llegar a unas serpientes-túnel para pasar al siguiente. Además, contaremos con el desafío extra que supone conseguir huesos (los coleccionables principales de este juego) repartidos por cada nivel, y que nos servirán para comprar cosméticos. Hay también un pequeño robot en cada una de las fases, más difícil de encontrar que los huesos normalmente, que será otro de los objetos que podremos buscar opcionalmente.

La compatibilidad con el mando es completa en la versión para PC, y nos permitirá manejar a nuestros dos amigos sin ningún tipo de problema. No tendremos controles complicados, pero sí nos requerirá cierta habilidad el saber cuándo manejar a Rojo y cuándo a Azul, y qué acciones serán las idóneas. Las funciones son saltar, morder, ladrar y estirarnos; y será combinando estos cuatro comandos sencillos como vivamos nuestra particular aventura. Sin embargo, no debemos creer que será fácil. La interacción adecuada con el entorno es fundamental, y mezcla elementos de plataformas en 3D con puzles en los que la física nos dará más de un quebradero de cabeza. El ejemplo perfecto de esta situación es el nivel de la montaña rusa, en el que el puzle del cohete me hizo tener que descansar del juego un buen rato, porque ya me dolía la cabeza de pensar posibilidades. Al final encontré la solución, que era MUCHO más fácil de lo que yo creía, pero eso es otra historia.

Podremos además elegir a qué mundo queremos enfrentarnos en cada momento. En el mundo de la Siesta, por ejemplo, todos los escenarios están diseñados con elementos que nos darán ganas de echar una cabezada: ositos de peluche, camitas cómodas, búhos lectores… La música en este mundo es muy relajante, con la excepción de los relojes de alarma, que deberemos utilizar en varias ocasiones para despertar a algunos de los personajes que nos ayudarán en nuestra aventura. Un ejemplo de uso inteligente del entorno es hacer que uno de estos muñecos sueñe con un objeto que nos permita pasar de una zona a otra.

Respecto de los gráficos, todo el juego mantiene un diseño en 3D sumamente simple, recordándonos por momentos a un crossover entre Hora de Aventuras y Fall Guys, y con una estructura de niveles bastante similar a este último en algunos momentos. Eso sí, en algunas partes, como el arcade dentro del mundo de los Juegos, aquellas que somos propensas a la enfermedad del simulador podremos vernos afectadas por la misma. Parte del motivo es que la cámara es fija, pero algunas veces se moverá con nuestros protagonistas. Esto hace que en un nivel con tanto vaivén y desniveles a veces la pantalla se mueva más rápido de lo que podemos procesar, dándonos este desagradable mareo. Afortunadamente, estas situaciones son con diferencia las menos frecuentes, y no tendremos problemas a lo largo de la casi totalidad del juego.

Phogs best doggos 2020

Por su diseño y por su tipo de niveles, Phogs! es un juego ideal para poder disfrutarlo tanto niños como adultos, estando clasificado como PEGI 3. Esto es de agradecer, puesto que con una comunidad gamer bastante adulta, no es tan sencillo encontrar juegos adecuados para todos los públicos fuera de los exclusivos que Nintendo ofrece en sus consolas, o las licencias de series o películas de dibujos animados infantiles. La novedad y la originalidad a la hora de crear personajes nuevos es un punto muy a favor de Phogs!. Además, incluso si utilizamos el modo online es un juego seguro, puesto que no podremos comunicarnos con la otra persona fuera de los cuatro emotes que nos ofrece el juego. Podemos disfrutarlo para PC y consola, estando disponible en Nintendo Switch, Playstation 4 y Xbox One.

Mi experiencia con Phogs! es que es un juego amable, de los que alegra jugar aunque solamente sea un rato, puesto que, sin ser nada innovador, la frescura y la despreocupación que nos transmite hace que valga mucho la pena el tiempo que le dediquemos. Y es que los juegos con perritos cuquis siempre nos ponen una sonrisa en los labios y una canción en el corazón.

Clave de prensa facilitada por Coatsink.

Cómprame un café en ko-fi.com

Alystrin
Alystrin @Alystrin

Un día me dieron un mando y así me ha ido

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: