Ni Dragon Age es el paraíso, ni The Witcher es la encarnación del mal

Ni Dragon Age es el paraíso, ni The Witcher es la encarnación del mal

Antes de centrarme en el tema que trato en el artículo que nos ocupa, quiero que tengáis muy presente que adoro la saga de Dragon Age con toda mi alma jugona, y que la The Witcher 3 y los libros de la saga de Geralt de Rivia se están ganando en mi corazón un puesto similar. Asimismo, debo advertir que dicho artículo contiene detalles relevantes de ambas sagas o, como se dice, en la actualidad, SPOILERS.

1712960-picture_2

Cuando comparan las armaduras femeninas de The Witcher y Dragon Age pocos recuerdan el traje de Isabela (un gran personaje al que debo dedicar un artículo)

Una vez señalado esto, quiero exponer una tendencia que veo últimamente en bastantes artículos de crítica feminista a videojuegos y es que, mientras ponen a The Witcher como la encarnación de todos los crímenes del machismo en videojuegos, ensalzan a Dragon Age (y, por consiguiente) a Bioware como el ejemplo a seguir.

Sin embargo, ¿es Dragon Age la panacea que creemos? ¿Es realmente The Witcher el peor videojuego que puede encontrarse en cuestiones de género?

La crítica de videojuegos desde el punto de vista de la igualdad de género es muy necesaria y puede estimular la creatividad de los desarrolladores para crear nuevas tramas y personajes que se alejen de los estereotipos de siempre, pero esta crítica debe ser rigurosa. Por ello, me duele ver cómo se juzga a The Witcher 3 como si fuera el 1, y cómo se le crucifica a éste por elementos que también se encuentran en los Dragon Age, pero a los cuales se les perdona, sencillamente, por estar mucho más maquillados.

En primer lugar, se suele criticar que en The Witcher 3 los personajes femeninos suelen tener un físico espectacular y canónico, mientras que en DA hay una mayor diversidad de cuerpos. Esto último no es del todo cierto y, sinceramente, algo en mí se rompe cuando me dicen que los Dragon Age promueven la diversidad. En tres juegos de la saga aún no he visto una sola fea. Tal vez el rostro de Sera sea el único que se ha alejado de los cánones normativos, de los cuales no se aleja ni Cassandra, para la cual parece que un par de cicatrices y el cabello corto son suficientes atrevimientos contra el estándar de belleza. Sí celebro con entusiasmo detalles como que no oculten las arrugas bajo los ojos de Morrigan o las pieles imperfectas de las nobles orlesianas. Sin embargo, las mujeres humanas siguen teniendo proporciones muy normativas: cuerpos altos, esbeltos y con curvas voluptuosas, sean de la edad que sea. Recuerdo la incredulidad con la que veía a Leandra Hawke en Dragon Age II, una mujer de cierta edad, ama de casa y madre de tres hijos, con un rostro acorde y, sin embargo, un cuerpo de veinteañera, con unas curvas voluminosas y firmes como en cualquier otro PNJ femenino, se trate de una guerrera, maga o tabernera.

maxresdefault1

Leandra Amell, madre de tres hijos y con una lozanía que ni toda la magia de Thedas puede conseguir

Por supuesto que hay mujeres musculosas, bajitas y regordetas, pero esos cuerpos están reservados para las qunaris (que siguen siendo esbeltas, pese a sus músculos) y enanas, respectivamente. Lo siento, no voy a encumbrar como paladines de la belleza plural a una compañía que sólo contempla los cuerpos no normativos para razas no humanas y, como persona bajita, estoy harta de que en los mundos de fantasía sólo existan los humanos altos, mientras que las personas de poca estatura quedan reducidas (y, en ocasiones, ridiculizadas) a las razas no humanas. Tengo ganas de ver a Bioware creando humanos regordetes, envejecidos de cuerpo y cara, altos y bajos, mujeres musculosas y sin curvas sobresalientes. Una diversidad auténtica, un abanico de cuerpo más amplio que el de las modelos de pasarelas metidas en armaduras y túnicas de maga. Y el día que podamos personalizar el cuerpo de nuestro personaje, además de su rostro, será fantástico.

146-1-1420356325

Morrigan, por muy bruja que sea, tiene arrugas bajo los ojos, como todos los mortales

Asimismo, a la hora de hablar de misiones en las que se maltratan mujeres, se suele poner a The Witcher como el pionero en este tema, cuando las damiselas en apuros y violentadas han existido y existen en todo juego o videojuego de rol. Parece que hemos olvidado la historia del elfo de ciudad de Dragon Age, en la que nos encaramos contra un noble que reclama el derecho de pernada y contra el secuestro masivo de las hembras elfas para explotación sexual. ¿Y qué hay del humano poseído en Dragon Age II que se dedica a maltratar elfas, de los templarios que chantajean a magas para lograr favores sexuales, o Quentin, el mago de sangre que se dedica a asesinar chicas para construirse una novia al estilo criatura de Frankestein? Esta última misión, además, me dejó muy mal cuerpo; no solamente convierten a la madre de Hawke en una mujer en la nevera cuya muerte es inevitable, sino porque se trata de una misión que está claramente hecha para forzar un posicionamiento en el conflicto de magos y templarios, ya que Quentin es el primer mago que vemos usar la magia de sangre para fines egoístas y no para la autodefensa.

Por último, está el tema del sexo. Estoy harta de que se compare el sexo en The Witcher con el de Dragon Age. Sí, las escenas en la saga del brujo están hechas para el disfrute masculino heterosexual, y es algo de lo que peca el 99% de los videojuegos que contienen algo de erotismo, pero en la saga Dragon Age el sexo queda muy lejos de ser tratado con naturalidad; BioWare sigue presentándolo como un premio. Si queremos llevar a un compañero a la cama, debemos escoger la opción de diálogo que desea oír, adoptar en su presencia la postura política afín a él/ella y resolver sus misiones a su favor. Entonces conseguimos su amor, consolidado con una mal llamada escena de sexo (tratada desde la elegancia y el recato, eso sí) y por la que nos otorgan un trofeo o logro. ¿A quién le suena ese cuento de portarse bien con alguien a cambio de llevártelo a la cama?

Tampoco olvido momentos incómodos en las sub-tramas sentimentales de Dragon Age y en los que nos cargamos el consentimiento de otros personajes. Por ejemplo, durante la misión de “El lamento de Cammen” en Origins, podemos ayudar al propio Cammen a perder la virginidad, pese a que él se muestra incómodo en todo momento. Recordemos también que en Dragon Age II, si vivimos un romance con Fenris, éste sufre una crisis tras nuestra primera noche de pasión juntos, y entre todas las respuestas que podemos ofrecerle, no hay ninguna que busque la comprensión; más bien todas consisten en presionar o reprochar.

Y sí, la saga de Bioware ha evolucionado durante todas sus entregas, aunque le queda mucho camino por recorrer. Y es justo valorar esta evolución, pero, ¿por qué se sigue extendiendo el bulo de que en The Witcher 3 se desbloquean ilustraciones eróticas de cada mujer con la que te acuestas? En la tercera entrega no veo ese incentivo de coleccionar amantes y, además, se castiga la falta de honestidad hacia Triss y Yennefer, las cuales se vengan de Geralt si éste ha estado jugando a dos bandas, haciendo creer a éste (y al jugador) que habrá un trío explosivo para dejarle abandonado y esposado en la cama. En los Dragon Age también se castiga la infidelidad, pero con un toque de hipocresía; se nos presentan posibles parejas afines al poliamor o a las relaciones abiertas, como Zevran o Toro de Hierro, pero al final te exigen monogamia.

Tampoco olvidemos que en ambos juegos existen los burdeles y los personajes no jugables con los que tener un encuentro casual tras haber cumplido unas misiones, y no es justo criticarlo en un juego para perdonarlo en el otro.

No me parece correcto comparar la saga del brujo con los Dragon Age, porque no están concebidas de una manera ni remotamente similar. En la saga del brujo el protagonista es Geralt, un personaje definido, y todo gira entorno a él; la resolución de conflictos, el transcurso de la trama, las relaciones amorosas. Su historia se da en un universo amargo, en el que se reproducen todas las mecánicas de poder imaginables (y en el que se maltratan a mujeres, sí, y también a hombres y niños) y en el que se nos demuestra, una y otra vez, que no hay solución buena. Las mujeres quedan reducidas a roles secundarios y sin embargo algunas de ellas son tan memorables como Yennefer o Ciri, que darían para hablar en otro artículo. Y, aunque hay cierta evolución a lo largo de las tres entregas de CD Projekt Red, sigue teniendo esos detalles que hacen que ciertos públicos no nos sintamos bienvenidos.

yenn-02-1433296475174_1280w

Yennefer MOLA. Y se habla muy poco de ello.

En la saga Dragon Age, el protagonista lo diseña el propio jugador, hasta cierto límite. Escoge su género, carácter, orientación sexual y actitud política, y esto hace que más personas puedan sentirse identificadas y vivir su propio sueño de ser un héroe. Y aunque, al igual que la saga de Geralt, se engloba en un universo de fantasía oscura (en el que también se maltratan mujeres, hombres y niños, aunque el tono con el que se trata dicho maltrato está algo más suavizado), muestra un panorama ligeramente más luminoso y hay decisiones en las que todo sale como es previsto.

¿Hay machismo en The Witcher? Sin excusarlo, no menos que en la mayor parte de la historia y actualidad de los videojuego de rol; sólo que queda más acentuado por el tono oscuro y crudo en el que se dan las aventuras de Geralt. ¿Es Dragon Age el paraíso de la diversidad? Ni de lejos. Y es muy sano y necesario hacer una crítica de videojuegos desde la óptica de quienes deseamos ver una representación digna en uno de nuestros medios preferidos, pero no perdamos de vista el rigor en este tipo de crítica, ni para demonizar a un juego ni para endiosar a otro y aun así poder disfrutar de ambos.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Cómprame un café en ko-fi.com

LauraLuna
LauraLuna

Modelo pin-up, aprendiz de actriz y jugona adorable. El mando de mi Play sabe a pan que habla.

17 comentarios
NeithVanCat
NeithVanCat 05/02/2017 a las 11:09 am

Con eso de los personajes altos, el otro día que empecé DAI, me hice una elfa y en la descripción ponía “suelen ser bajos” y yo estaba en plan: genial! Personajes bajitos! Pero me llevé una sorpresa enorme al ver que realmente mi personaje tenía más o menos la misma altura que los demás, no sé, fue un detalle que me decepcionó un poco.

dalish-ious 🌟 (@mon2mars)
dalish-ious 🌟 (@mon2mars) 05/02/2017 a las 11:30 am

Para empezar, debo decir que me ha gustado MUCHÍSIMO tu artículo. No he tenido la ocasión de jugar The Witcher 3 (mi gráfica es una caca y las novelas las tengo abandonadas), pero sí que he visto gameplays y aunque ahora mismo estoy obsesionada con Dragon Age, no paso por alto ciertas cuestiones como las que has mencionado.
De hecho, no sería la primera vez que cuando estoy modificando la apariencia FACIAL de mi personaje, pienso lo guay que sería que, al igual que en Los Sims, fuera posible modificar también el cuerpo, ponerle más pecho o menos, más o menos musculatura, más o menos volumen, etc., es decir, ajustarlo a una imagen con la que yo me pueda sentir realmente identificada.
Tienes razón al decir que Dragon Age no es ni de lejos la panacea de la diversidad (aunque pongan a un personaje trans, si no se interactúa con él al ser secundario, pasa totalmente despercibido). Tal y como dices, el tema de las armaduras es aún el centro de gran parte de mi recelo, o sea, que una armadura cuanto menos cubra, ¿más protege? ¿En qué cabeza entra eso?

En fin, está claro que aún queda mucho, mucho camino por recorrer y sigue estando en nuestra mano el pedir que se hagan esos cambios.

Un saludo 😀

BoKeRoN
BoKeRoN 05/02/2017 a las 11:32 am

Me faltan morros para besarle los pies por este artículo, señora.

Y ya si hablásemos de lo jugable, es que no están ni en la misma liga los dos títulos.

Av of Thrones (@All4Av)
Av of Thrones (@All4Av) 05/02/2017 a las 12:19 pm

aplausos Me cansó mucho del “No te puede gustar The Witcher si eres feminista”.

Soy muy fan de ambos juegos. Desde el primero de cada uno. Y sí, The Witcher tiene unos fallos que está bien criticar y poner en evidencia. También tiene sus méritos.

Desde luego en el apartado gráfico, gana The Witcher. Pelo animado, un ciclo de día/noche, clima randomizado, y un mapa completamente abierto, NPCs q se mueven y tienen un camino definido…

Para comparar: hay un momento en Crestwood (Bosque Cimera) casi al principio que te encuentras con unos Grey Wardens. Te ayudan (o tú a ellos), y si luego les sigues, se dirigen camino abajo hasta que PUF, desaparecen. En The Witcher, hay varios mercaderes enjaulados por bandidos. Si los rescatas te dan las gracias y te dicen “Estaré en X sitio si quieres venir a comprar, que te doy un descuento”. Si les sigues, harán TODO el camino (lo cual a mí me viene genial, por que me pierdo en una caja de cartón).

Aún así, son detalles. La diferencia más notable para mí es que en DA:I la guerra en cierto sentido la has provocado tú. Mandas desde tu castillito en lo alto de la montaña. Todo lo que sabes de los soldados bajo tus órdenes es porque les cotilleas su correspondencia o conversaciones. Y todo el mundo te apoya. En ningún momento viene nadie a reclamarte que por tu culpa se ha quemado un pueblo o a muerto un ser querido. En The Witcher 3, hay una guerra a tu alrededor. No estás viendo a los que mandan sobre ella, pero sí que ves los efectos que tiene sobre la gente de a pie. Hay niños viviendo solos (en DA:I NO HAY NI UN SOLO NIÑO que yo recuerde), hay pueblos quemados y gente llorando. Hay gente que incluso te culpa a ti de lo que les ha pasado, a pesar de que tú no tienes nada que ver, solo por el hecho de ser un Witcher.

PD: Laura habla de Leandra, pero a mí la que más me llamó la atención en DA:2 fue Flemeth.

Kitttsune
Kitttsune 05/02/2017 a las 1:12 pm

Tienes muchísima razón. Sin embargo, lo pasé realmente mal jugando a the Witcher 3, si no hubiera sido por Ciri y Yen, probablemente no habría acabado el juego.
Por cierto, me encantaría leer algo tuyo hablando de Yennefer.

Dryadeh
Dryadeh 05/02/2017 a las 1:24 pm

Creo que a menudo pecamos de glorificar de más a BioWare y en concreto el universo de Dragon Age (yo la primera) porque en general es verdaderamente muy diverso en muchos aspectos, en comparación con otros juegos ambientados en un mundo de fantasía medievalista. Pero no es perfecto, y como bien dices, el diseño de los cuerpos de los personajes es uno de los mejores ejemplos (cosa que también pasa en Mass effect. Hay un sólo modelo de cuerpo para todas las mujeres y todos los hombres NPCs y a menudo los protas también). Sin embargo, sí que es diverso racialmente y en temas de orientación sexual, donde si lo comparamos con The Witcher 3 este sale perdiendo por goleada.

Pero como bien dices, ni uno es tan bueno ni otro es tan malo en ese sentido. Creo que en ambas sagas se puede apreciar la evolución (aunque en el caso de The Witcher, sólo he jugado al 3. Logré jugar el prólogo del primero, pero a los 5 minutos de salir de Kaer Morhen lo dejé convencida de haber pillado alguna ETS sólo por jugarlo).

Pero la principal diferencia que veo entre ambas, no es ya tanto el tema de personaje predefinido o moldeable por ti, sino que aunque ambas sean sagas fantásticas de inspiración medieval, en realidad no tienen nada que ver en absoluto. The Witcher 3 sigue el modelo del medievo (uuuh) centroeuropeo y trata de ser un mundo hiperrealista (en algunas cosas, porque vamos, no hay una mujer fea, ni gorda, ni sin dientes, ni aparentemente sucia. En los hombres ya hay algo más de diversidad), pero el universo de Dragon Age es un mundo medieval mucho más “blando” e igualitario, y creo que por eso se le perdonan detalles como los que comentas, porque el marco general de ese mundo es mucho más diverso y con mejores valores (vamos, el papel de la mujer en ambos universos es diametralmente opuesto, se habla de la homosexualidad con naturalidad, incluso de la transexualidad…). En cuanto a alejarse de la belleza normativa en DA, yo creo que Cassandra sí se aleja del prototipo y de ahí que haya tantos machitos que se sienten personalmente ofendidos e incluso teorizan sobre que su diseño es masculino. No se trata del pelo y las cicatrices, sino de unos rasgos fieros, agresivos, con aspectos “masculinos” según el patrón actual como las mandíbulas cuadradas o las cejas tan gruesas y afiladas. A mí me parece preciosa, pero no tiene la belleza normativa que sí puede tener Leliana.

Incluso Josie, que también es preciosa, tampoco parece ser del gusto del típico hombre cishetero y blanco que cree que el mundo gira alrededor de su pene. En resumen, que estoy divagando, que estoy de acuerdo con lo que aquí comentas. Aunque también te digo que las críticas de TW3 en ese aspecto me parecen más que justa, quizás tenemos un rasero mucho más laxo con Dragon Age.

Branchala
Branchala 05/02/2017 a las 1:28 pm

Son juegos que, como bien dices, no juegan en la misma liga. Se les compara por la ambientación, pero son cosas muy distintas. DA:I intentó ser más un mundo abierto como lo había sido The Witcher en su anterioridad y en la nueva entrega, pero las similitudes empiezan a acabar aquí.

Lo malo de todo esto es, precisamente, enarbolar uno u otro como “el bueno” y “el malo” :/ es una cuestión muy personal de gusto y lo que uno quiere ver y dejar de ver. Temas como Isabela, por ejemplo, se abandonan muy cómodamente para criticar, por ejemplo, a la propia Yennefer aquí mentada. Y eso no es bien. Como el bellísimo argumento de “Bioware hace tias feas, por que no aprenden de CD Projekt Red” y es como… En serio. Y viceversa seguro que también pasa, pero hacen menos ruido.
Personalmente las mecánicas del The Witcher me aburrieron, y como sistema de juego pues… Amén que no presento amor alguno por los personajes salvo Triss y quizá Ciri, pero eso me viene de los libros.

Dejando eso de lado, el verdadero problema de la comparación es cuando se usa para decir PUES X LO HACE BIEN PORQUE AQUI MAL y viceversa. A virtudes y defectos los veo bien equiparados, cada uno con lo suyo, pero es que no ofrecen la misma experiencia a pesar de los “settings” similares y el proposito del juego.

Box3r
Box3r 05/02/2017 a las 1:34 pm

Bravo, bravo y bravo. Ya hablamos de esto en Twitter, y tenías y tienes toda la razón. Que conste que me encantan los juegos de Bioware, y que la saga de libros de Geralt ha sido siempre mi favorita. Y efectivamente, The Witcher tiene elementos bastante incómodos, que ha ido perfeccionando con el paso del tiempo: pasamos de coleccionar amantes a quedarnos solos por haber mentido a Triss y a Yen. Pero como bien dices, NO tiene más elementos que cualquier otro videojuego de rol que se precie, porque obviamente todos ellos comparten el problema principale a la hora de hablar de género: se sitúan en realidades o mundos en los que se maltrata a las personas y se las humilla, haciendo hincapié en las mujeres, al igual que sucedía en época medieval por desgracia.

Yo estoy un poco cansado de partirme la cara de defender The Witcher porque siempre se critica como la encarnación de todos los males en cuestión de género, y escuchar cómo se ensalzan Dragon Age y Mass Effect de forma sistemática. ¿Qué comportamiento es peor: mostrar elementos machistas porque el mundo que representas en tu obra es así, o fingir una diversidad visual de plástico diseñada bajo el pretexto de “es que hay razas de no humanos”? A mí me parece igual de grave. Como cuando se dijo que los libros son machistas porque las mujeres de la Logia son malas ( y yo pensé, “¿malas por qué? si hacen lo que quieren con el poder que se les ha dado… son jodidamente inteligentes y las que cortan el balacao”). No sé. El doble rasero y esas cosas. Que se nos olvida que en Mass Effect tenemos que hacer una quest en un club de striptease y hablar de forma incómoda con una de las bailarinas del local mientras te pone su culo en la cara.

En fin, que con The Witcher no sé callarme. Mil gracias por tu artículo, cada vez que saquen el mismo tema pienso estampárselo en la cara al próximo. ¡Gracias!

truefaiterman
truefaiterman 05/02/2017 a las 2:21 pm

Dios, por fin un artículo que busca el otro punto de vista, llevo una temporada larga viendo lluvias de mierda caer sobre el brujo mientras los inquisidores brillan en pedestal xD

La verdad, mi experiencia con DA es casi nula, sólo jugué a la demo de Dragon Age 2 (salí un poquito espantado de la experiencia), pero ya de base en dicha demo me encontré a todos los personajes siendo amazonas altas, esbeltas, con curvas perfectas… y por supuesto trajes que marcaban cada detalle de la figura y escotazos gigantes.

Cuando me sacan una anciana con el pelo blanco y arrugas que tiene más cuerpazo que la hermana del prota y que podría ser la modelo de un disco heavy metal ochentero ya tenía la ceja tan arqueada que daría envidia a Carlos Sobera.

(Aunque siendo justos, tengo entendido que al DA2 se le va mucho más la pinza con estas cosas que al resto de la saga).

Y me atrevo a decir que, de hecho, en temas así habría que ser más crítico con DA que con TW por los orígenes del mismo. Seguro que lo he comentado alguna otra vez: el brujo no es un personaje moderno, ni sigue mentalidad actual. La fantasía de la que proviene el brujo tiene décadas, y sigue convenciones de la época (además de venir de Polonia, que por lo que tengo entendido -y si me equivoco corregid sin miedo, que no soy ninguna autoridad xD- no es precisamente un paraíso multicultural ni diverso con tantas referencias que anotar).

Siendo Dragon Age un mundo nuevo, Bioware no tiene límites. No tiene que atarse a un universo ya creado, ni a un autor, ni nada. No hay excusas, vaya.

PD: Que se siga hablando maravillas de los romances de Bioware cuando siguen prácticamente la misma estructura que la típica novela visual hentai da que pensar (y eso lo digo desde lo visto en los Mass Effect, o Jade Empire).

Eternal Ángel (@SirEphion)
Eternal Ángel (@SirEphion) 05/02/2017 a las 2:41 pm

Me gusta el concepto del artículo, pues como fan de ambas sagas siempre he dicho que The Witcher carga con mucho peso encima por los errores del primer juego. También creo y siempre defiendo que The Witcher ha evolucionado muchísimo desde el primer juego; aún le falta, pero al menos han mejorado y espero que CDPR siga en ese camino.

Sin embargo, el artículo lo sentí muy de un lado. Responde por qué Dragon Age no es el paraíso, y todo desde una crítica muy buena hacia lo que le queda a BioWare por mejorar, pero creo que le faltó hablar más sobre lo que The Witcher 3 hizo bien. O quizá puede ser que este tema me gusta tanto y quiero intentar colarle a la autora que quiero una segunda parte jajajajaja

Chuck Draug
Chuck Draug 05/02/2017 a las 3:20 pm

No sé si ha sido casualidad leer este artículo y casi al mismo tiempo los tuits de nuestra comandante sobre las trabas de diseños de personaje y modelados y exigencias a desarrolladoras, o si el hilo de tuits ha sido reacción a lo que se comenta aquí sobre la variedad de modelos… Pero me gusta verlos como un todo porque a mí, por experiencia en la saga Mass Effect, me chirrían los pocos modelos de cuerpo entre especies (y en personajes femeninos sí, es más evidente… ¿Chakwas tiene la misma constitución que Shepard?) y no sé hasta qué punto hay exigencias en la parte de Bioware tanto en ME como en DA a la hora de dar esos modelados especialmente a PNJs y cuanto menos importantes, menos detalles. Es algo, por lo menos, curioso.

El tema de las comparaciones, siendo sincero, también puede chirriar. Dragon Age, por lo que he visto (en fotos, streamings y demás) es como una versión más ¿colorida? de un tipo de fantasía pseudo-medieval, mientras The Witcher es una versión más oscura. Y leyendo el artículo veo, además, que ambas sagas tienen sus momentos realmente incómodos. Y aun tras leerlo, sigo viendo que queda un tanto raro comparar las sagas.

¿Por qué entonces tanto insistir en la parte negativa de The Witcher y no en la de Dragon Age? Ahí no sé yo qué puede ser. ¿Es porque CDProjekt se lo ha currado sin más limitaciones que ellos mismos y la ambientación de las novelas? ¿Es porque hay quien le molesta el éxito de la saga del ‘brujero’? Porque son dos sagas, ya digo, que para mí son muy diferentes entre sí. Tocarán puntos comunes, e incómodos, y lo harán de mejor o peor forma.

¿Al final todo se reduce a una lucha entre fandoms? Porque he visto artículos criticando las partes problemáticas (especialmente de representación femenina y de personas no caucásicas) sin dejar a un lado todo lo positivo que tiene el juego; de Dragon Age, sin embargo, no he visto tanto. Y solo puedo pensar en fandoms.

Así que se agradece que haya artículos de gente que disfrute de ambas sagas, porque dan otro punto de vista. Hay que seguir leyendo más opiniones, y jugar a los juegos, para formarse la propia, pero me parece bien que haya artículos de alguien que no quiera meterse en los prejuicios de los fans… aunque sea fan de ambas sagas.

Glitched Ghoul
Glitched Ghoul 05/02/2017 a las 3:28 pm

@ChuckDraug Igual meo fuera del tiesto pero me vas a permitir que responda:
Sí, hay más gente criticando The Witcher que DAI, pero creo que la razón es otra: Hay más fanpesaos de the Witcher. Te vas a encontrar con gente a puñados que te dice “si no te gusta es que no sabes de videojuegos”; si no te gusta DAI los fans van a encogerse hombros y seguir a otra cosa. Creo que el problema es un poco el encumbramiento que se ha hecho de uno.
Repito, creo.
Al menos es lo que he visto.

Chuck Draug
Chuck Draug 05/02/2017 a las 3:55 pm

El encumbramiento de The Witcher también lo he visto, supongo que también porque CDProjekt empezó de forma ¿humilde? y en buena parte se le ha ido, con los años, dando un aura de perfección, o de bondad, o de lo que sea. Al final sigue teniendo su parte de los fans. En otro enfoque, claro.

Aun así, ya ves que mi comentario tiene preguntas a mansalva porque, bueno, digámoslo así: nado en la ignorancia y solo puedo especula y ver distintos puntos de vista. Son dos sagas que me gustaría jguar algún día, pero de momento esto es lo que tengo.

Sam GGV
Sam GGV 06/02/2017 a las 1:32 pm

No entiendo la comparación continua entre Dragon Age y The Witcher, para mi son dos juegos totalmente distintos, y ninguno es ni la panacea ni el mayor cagarro del mundo.

Yo solo puedo hablar de lo que he jugado, Dragonage Original y 2 y el Brujo 1, y en ambos me sentía que estaba jugando de forma distinta: en uno me creaba yo el personaje y le daba yo el trasfondo que quería según iba jugando (en el 2 menos), y en el otro ya contaba con un bagaje brujeril, aunque quisieran darle este toque de empezar de cero porque pierdes la memoria. Con los dos me lo pasé de fábula, pero el que me dejó ganas de jugarlo otra vez fue el Dragonaje, de hecho si tuviera más tiempo libre le daría mucha caña; y obviamente al Brujo 2 también, pero entonces me faltarían horas en la semana. Pero si comparo los dos juegos primeros de ambas trilogías, me quedo con el Dragonaje de calle.

Al final parece que siempre va a haber una fauna de hombres que se pasan todo el día discutiendo sobre si X es mejor que Y, ya sea con videojuegos, consolas, series, pelis, etc. pero siempre con un debate demencial y para nada sano. Me da qué pensar que es lo que ha ocurrido en la vida de estas personas par acabar así.

PD: No iba a leerme el artículo por miedo a los spoilers, pero al final no fue para tanto.

Reader
Reader 14/09/2017 a las 10:35 pm

Buenas. Me confundió un poco el hecho de que se comparara solo the witcher 3 con todos los dragon age, o esa fue la impresión que me dio. ¿No es esa una comparativa un tanto injusta? Sobre todo teniendo en cuenta que el primer dragon age ya es algo viejunos y creo que han ido mejorando con el tiempo.

No voy a discutir sobre el tema del sexo como premio, estoy de acuerdo. Pero respecto el hecho de tener que adaptarte a un personaje para “llevártelo a la cama”. ¿Realmente es algo tan malo? Es lógico que un persona con visión política totalmente distinta a las tuya no quiera tener una relación contigo. Así como también es normal querer agradar a la persona que te gusta, ojo, agradar que no engañar. Es verdad que esto puede llevar a incoherencias en el juego pero eso ya depende de como interprete el jugador a su personaje.

En general estoy de acuerdo con el razonamiento del artículo, ni uno es la panacea ni otro es lo peor que ha salido del género. Pero eso no quita que los dragon age aunque no sean la panacea sean bastante más inclusivos que la mayoría de rpgs del mercado diría yo. Por supuesto que los DA tienen cosas machistas, y cosas como el tema de los cuerpos y las mujeres guapas. Pero ya por el hecho de que te permita SER una mujer protagonista y elegir tu sexualidad… y personajes como Krem, una pasada, para mi gana por mucho si hablamos de feminismo e inclusividad. Aún así, es evidente que aún queda camino por recorrer en ese sentido.

Un saludo, buen artículo. Gracias por hablar de estos temas.

LauraLuna
LauraLuna 20/09/2017 a las 8:10 pm

¡Hola! En cuanto a Krem, a mí no me parece buen personaje y se llevó bastantes críticas por el colectivo trans y, sinceramente, con razón. En el juego sólo participa en las misiones de los Batalladores y la otra interacción que tienes gira alrededor de su condición trans en una conversación en la que le preguntas cosas demasiado invasivas. Una buena inclusión no es sólo incluir a alguien de un colectivo no favorecido, sino que su identidad vaya más allá de la de ser “trans”, “mujer” o “bi”; de igual modo que un personaje masculino no se limita sólo a “ser hombre”.

En cuanto a lo de adaptarse a los gustos y pensamientos políticos de un personaje lo veo mal implementado, porque precisamente facilita que no construyas un posicionamiento genuino, sino que lo amoldes a tu posible objetivo, con lo que esperes dicho “premio”. Hay muchas maneras de crear relaciones dentro de un videojuego y afinidad entre personajes sin hacer que el jugador perciba esa relación como una recompensa.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: