Assassin’s Creed Origins: Ubisoft, mujeres y viceversa (parte II)

Assassin’s Creed Origins: Ubisoft, mujeres y viceversa (parte II)

Hace unos meses, antes de la salida de Assassin’s Creed Origins y tras las principales revelaciones del juego durante el E3, publiqué un artículo en el que criticaba la decisión de Ubisoft de elegir a un protagonista masculino cuando el contexto histórico y la importancia de este personaje pedía claramente que ese papel lo encarnara Amunet, una de las asesinas legendarias que veíamos en el santuario bajo la Villa Auditore en Assassin’s Creed II.
Bien. A raíz de dicho artículo he recibido muchos comentarios reprochándome el haber juzgado algo a lo que no había jugado y asegurándome que si lo hubiera hecho habría recibido un enorme “zasca” por parte de Ubisoft ya que, según estas personas, yo no podía estar más equivocada en mis razonamientos.
Pues bien, ya lo he jugado, y resulta que si antes tenía motivos para decir lo que decía, ahora tengo diez veces más, y aquí vengo a exponerlos con ejemplos incluidos.

Como ya expliqué en el artículo anterior, si nos basamos en el lore no hay por dónde coger a Bayek como protagonista, sobre todo cuando nos situamos en el período histórico donde surgió la figura de la asesina Amunet. Pero venga, olvidémonos incluso del lore, hagamos como que Assassin’s Creed Origins es el primer título de la franquicia y veamos cómo ni siquiera la historia del propio juego es capaz de justificar el protagonismo de Bayek.
Sobra decir que el artículo estará lleno de spoilers, así que si no habéis jugado y no os gusta que os desvelen nada importante, mejor no sigáis leyendo.

 

1.jpg

Empezaré situando un poco a Bayek y a Aya, un matrimonio atormentado por el asesinato del hijo que ambos tienen en común. La venganza es lo que mueve los actos de ambos y lo más importante para ellos durante el año que siguió a la desgracia. Cada uno tomó un camino distinto y, mientras Bayek buscó a los culpables por su cuenta, Aya apuntó más alto y logró granjearse la confianza de la mismísima Cleopatra, futura faraona de Egipto al comienzo del juego.
Aquí ya vemos la primera incoherencia en la historia, que toma como secundaria a un personaje (Aya) que está en el centro de todas las cosas importantes que están sucediendo en Egipto. Es más, Cleopatra le entrega a ella la mítica hoja del asesino (la primera que existió) para que mate con ella a la Serpiente, y de pronto vemos que Aya le da la hoja a Bayek sin justificación alguna, simplemente porque sí. Así que la futura reina le entrega a Aya, una asesina a su servicio que le es totalmente fiel, un objeto legendario para que cumpla una misión ¿y me tiene que parecer lógico que Aya se lo entregue a su marido y además deje que él sea quien haga dicha misión así, sin más? ¿Hola, Ubisoft, me dices dónde está el sentido de todo esto?

Pero ahí no queda todo, porque Cleopatra decide nombrar a Bayek el “protector de la faraona de Egipto”. Y algunos dirán: “claro, porque él es el último medjay”, que es la única justificación que se me ha ocurrido a mí para este despropósito, pero que está cogida con pinzas si pensamos que los medjay dejaron de existir muchos años antes del período en el que está ambientado el juego. Vale, acepto que Ubisoft se haya tomado esta licencia porque de alguna manera tenía que darle peso al pobre Bayek, pero es que ni así se consigue que su protagonismo se sostenga cuando lo ponemos junto a Aya, una mujer con las mismas habilidades, el triple de contactos y el doble de carisma.

2

No me malinterpretéis, no estoy diciendo que Bayek como personaje no tenga potencial. La verdad es que me ha gustado la relación que tiene con Aya y creo que como secundario me habría encantado ya que no deja de ser alguien muy importante para ella, incluso habría pasado por el aro del protagonismo compartido, como fue el caso de Syndicate (aunque aquí encaje menos), pero no, Ubisoft no sólo ha relegado a Aya a un segundo plano, sino que no deja de apartarla una y otra vez de la acción de las maneras más injustificadas y penosas posibles.

Un ejemplo de esto es la escena en la que están reunidos con Cleopatra y un tipo (que no recuerdo cómo se llama) le pide a Bayek que mate a unos sacerdotes de Anubis. La respuesta de Aya es: “Mi espada es igual de buena”, a lo que Bayek le responde: “No, Aya, déjame”. Y hala, ya está. Para qué esforzarse más, ¿no? ¿Quién va a cuestionarse el protagonismo de un señor en este juego cuando todo el mundo sabe que el 80% de los jugadores mundiales son señores?

Otro maravilloso ejemplo que tenemos es cuando Venator aparece para matar a Cleopatra, aunque primero haré mención a que anteriormente a esto Aya estuvo fuera un tiempo “defendiendo los mares”, cosa a la que tampoco veo mucho sentido. ¿Cleopatra mandaría a su defensora y asesina más capaz a luchar al mar donde no puede protegerla? Más bien parece que a Ubisoft no se le ocurría otra manera de quitarla de en medio y meter de paso algún que otro combate naval, pero volvamos a lo que decía: el ejemplo.
Cuando aparece Venator, Aya es la que salva a Cleopatra de la flecha que intenta matarla, la que se lleva toda la atención en la escena, cuando de pronto la cámara cambia a Bayek y lo manejamos a él (porque patata). Momentos después oímos el siguiente diálogo:

Apolodoro: ¡Aya, me han herido! ¡Protege tú a la reina!
Aya: ¡Ya voy!
Bayek: Déjamelo a mí, amor.

3.jpg

De nuevo tenemos al brillante caballero de armadura dorada apartando educadamente a su mujer para luchar. A Aya la vemos otra vez en un segundo plano, como una mera asistencia. Y duele ver esto. Mucho. Duele que un personaje con tanta fuerza sea apartado de manera tan antinatural porque ni la historia ni el juego saben cómo justificarlo. Aya es el personaje con más fuerza, la que está más capacitada y entregada a la causa, incluso el propio juego así lo expone una y otra vez, y una y otra vez ese protagonismo se le arrebata sin que se nos dé ninguna explicación.

Sinceramente, estoy convencida de que la compañía era plenamente consciente de lo que estaba haciendo, y ni siquiera así ha conseguido hacerlo bien. No me vale manejar a Aya en una misión cuando lo que tenemos que hacer es encender un jodido faro, oyendo antes los comentarios de César dudando de ella porque es mujer. No me vale que después de la traición de Cleopatra metan con calzador un discurso de Bayek sobre que “nos la han metido doblada, pero no pasa nada, el dolor nos ha unido y ahora lucharemos por el pueblo”  porque no saben ya cómo decirnos que él es importante. Sí, él, ¡él!, MIRAD, ¿VEIS COMO ES IMPORTANTE? ¿HABÉIS VISTO QUÉ COSAS MÁS SABIAS DICE?

Y por último viene lo que, imagino, es el famoso “zasca” del que tanto me advirtieron: el final. Un final que no se sostiene ni pegándolo con Loctite en el que tomamos brevemente el papel de Aya para matar a los dos grandes villanos de la historia: Septimus y César. Después, en una carta a Bayek, ella le revela que a partir de ahora se llamará Amunet, y claro, imagino que ahí es cuando uno tiene que morirse del infarto porque OH DIOS MÍO, AMUNET HA ESTADO EN EL JUEGO TODO ESTE TIEMPO. Sí que ha estado, sí, siendo ninguneada, apartada y desprestigiada como personaje, siendo una sombra de su marido cuando lo tenía TODO para ser mil veces lo que él era. Ella es el verdadero inicio de la orden, la verdadera fuerza del juego, y ese pobre final (con el que supongo que intentaron darle a Aya la importancia que merecía) sólo consigue poner de manifiesto una vez más lo que podría haber sido y no fue por culpa del miedo. Porque, dejad de engañaros, lo que ha llevado a Ubisoft a elegir a Bayek como protagonista no tiene nada que ver con la historia de la saga, sino con el miedo a perder ventas.

4.jpg

Algunos me diréis que es normal, que qué compañía se arriesgaría después de que la saga haya estado de capa caída los últimos años, pero no es excusa. ¿En serio creéis que, siendo un buen juego, las ventas caerían en picado por poner a una protagonista que de verdad encaja con la historia y el lore? ¿Algo que le da más calidad y coherencia al juego lo habría hecho menos vendible? Puede que para ese sector del público compuesto por señoros con la cabeza llena de serrín sí habría sido el caso, pero hay muchísimos más jugadores que habríamos agradecido enormemente tener a un personaje como Aya de protagonista. Así que si vais a venir a soltarme otra vez el rollo de que no querían perder dinero por poner a una protagonista mujer, hacedme un favor y ahorráoslo porque ese argumento me habría valido hace diez años, pero no ahora, cuando otras compañías triunfan con protagonistas femeninas y cuando se está sacrificando la propia lógica y el lore de la saga para contentar a los mismos neandertales de siempre. Ojalá se nos metiera en la cabeza de una vez que seguir intentando agradar a ese sector del público es ir hacia atrás, estancarse y, en definitiva, ignorar al resto de jugadores que pedimos un cambio de una vez por todas.

Lo siento, pero lo que ha hecho Assassin’s Creed Origins con Amunet no está bien, y mientras las compañías sigan haciendo estas cosas y yo tenga voz y un espacio para reivindicarlas voy a seguir haciéndolo, porque no, que sea “lo normal” no me vale. Ya está bien de agarrarse a esa excusa para todo y conformarse siempre con lo mismo. Puede que por ahora este tipo de comportamientos en la industria sigan siendo “lo normal”, pero todo es normal hasta que a lo diferente se le da la visibilidad necesaria, y aunque aún nos queda mucho en ese sentido, quiero creer que vamos por el camino correcto.

Cómprame un café en ko-fi.com

Laura Tejada
Laura Tejada @_LauraTejada

Escritora y creadora compulsiva de mundos imposibles. Vivo en un faro entre dos ciudades: una flota en las nubes, la otra está sumergida en el mar. Ad astra per aspera.

14 comentarios
Lyris
Lyris 11/03/2018 a las 1:44 pm

Vale, no me había comprado el juego aún porque me daba como perezaca ya. Pero acabas de darme el empujoncito para NO comprarlo. Paso de darles mi dinero en serio.

AARRGGHH, qué rabia!

Jorgecho II
Jorgecho II 11/03/2018 a las 2:35 pm

Gran artículo.

Desde luego lo de Ubisoft es vergonzoso. Hacer las cosas tan mal para satisfacer a un grupito de primitivos compradores potenciales no me cabe en la cabeza. Y aún habrá los típicos cavernícolas que te digan que el personaje de Amunet ha sido vilipendiada (perjudicando al lore de paso) porque «mimimi es rigor histórico porque estamos en el Antiguo Egipto y se trataba así a las mujeres» -_-

Gracias por vuestros artículos.

Elena
Elena 11/03/2018 a las 11:20 pm

Lo peor, como he comentado por twitter, conforme he ido leyendo el artículo, tengo la sensación de que en algún momento sí que se plantearían tenerla de protagonista y por el pánico (¿por lo que pasó con ME Andromeda y los comentarios con Horizon sin esperar a ver qué ventas tenían?) decidieron rehacer el juego o parte de él sobre la marcha y ponerlo a él de protagonista saliéndole esto como resultado. Porque creo que si lo hacen a posta así de mal y no les sale.

Thessy
Thessy 11/03/2018 a las 11:29 pm

Mi esperanza en el personaje de Aya era poder gozar de algo parecido a la jugabilidad del Syndicate, donde es evidente el protagonismo compartido entre hombre y mujer. Habían dado un paso adelante para darle a la saga ese toque igualitario que se reclamaba desde hace tiempo y esperaba que en el futuro se siguiera avanzando hacia ese camino. Pero mis esperanzas se desvanecieron desde el momento en el que se confirmara que sólo Bayek iba a ser el protagonista.
Acabé viendo el modo historia con el fin de sacar mis propias conclusiones, porque me habían hablado maravillas del juego y en especial de Aya como toque perfecto para satisfacer al público femenino. Y aún así, sin saber por qué, sentí que ni la historia ni el personaje me transmitían lo suficiente. El artículo ha explicado perfectamente el por qué de mis dudas.

Niko
Niko 07/07/2018 a las 2:56 pm

Pues lo siento Thessy .. pero en un juego que pretende tener tintes históricos, el concepto “Igualtario” por si mismo es una profunda estupidez. Aya para contentar al público femenino? Por favor … yo soy público masculino y me encanta jugar con personajes femeninos asi que …

Ahora bien .. eso no quita para que suscriba todo lo que dice el articulo. Aya Tendria que ser la prota simple y llanamente porque la historia lo exige. Y por …

.- Su origen griego, a caballo entre dos mundos, hace un personaje mucho mas conmplejo e interesante
.- Igual de competente que Bayek, pero parece, al menos, el doble de culta ( lo siento … a mi Bayek me parece un neanderthal con el “Unga” muy subido)
.- Por las razones históricas expuestas en el artículo
.- Porque su interés por la política mas que por la venganza la hace mas propia para fundar el Credo
.- .. Y en definitiva porque podia haber sido el MEJOR personaje femenino de toda la saga … y os lo dice un fan de Aveline.

Brais
Brais 12/03/2018 a las 1:53 am

Que genial lectura, tenéis tanta razón como paciencia.

Neryndie
Neryndie 13/03/2018 a las 2:41 pm

GRACIAS! Gracias por dar voz a mis pensamientos erráticos y llenos de rencor hacia ACOrigins y Ubisoft en general. Yo no he acabado el juego todavía, pero es que me hierve tanto la sangre que soy incapaz de jugar con Bayek. Me quedé en la parte en la que todo el mundo se vuelve loco y tenemos que arreglar el asunto, lo digo un poco encriptado para no hacer mucho spoiler, pero es que me ha jodido tanto el cómo despachan a Aya en la conversación frente a la tumba que es que no puedo…
En fin, lo he publicado en Twitter, por lo menos compartir que alguien entiende lo que siento…

Aonia Midnight
Aonia Midnight 14/03/2018 a las 1:43 pm

¡Me faltan manos para hacerte la ola que mereces! Vaya pedazo de artículo, joder.

AlejandroMP3
AlejandroMP3 15/03/2018 a las 6:53 am

Personalmente, pienso que deberiamos preocuparnos porque las compañias hagan mejores juegos, en vez de preocuparnos por el genero o raza del personaje.

Assassins Creed Origins es un señor juegazo, y reducirlo a un “es que tenian que poner a una chica de protagonista” es sexista y ridiculo.

Laura Tejada
Laura Tejada 15/03/2018 a las 8:58 am

Claro que deberíamos preocuparnos porque hagan mejores juegos, por eso he hecho dos artículos criticando algo que hace que este no lo sea 🙂

Fran
Fran 26/08/2018 a las 10:54 pm

A las me patinó que no fuera la prota desde el primer momento… Y no pude evitar la sensación de que estaba viendo la historia desde los ojos del personaje secundario… Pero es que ya cdo vi que era Amunet fue un WTF total. Pienso 100% como tú, el juego hubiera sido mejor.

Tengo bastantes esperanzas de que en Odissey lo arreglen un poco…

Laura Tejada
Laura Tejada 26/08/2018 a las 11:01 pm

De momento la cosa pinta bien con Odissey, a ver qué tal *_*

Málaga Nocturna
Málaga Nocturna 27/08/2018 a las 8:49 am

Yo no soy gran fan de la saga pero si que he jugado: el primero, el segundo y éste. Y ya sin conocer el lore tan bien, me rayaba tela los cortes y machorradas que le decían a Aya, cuando estaba claro que la puta ama era ella. Más siendo coetáneo de Cleopatro (OMG) faraona de Egipto que obró tan sumamente bien para colocarse en el poder a pesar de todos los impedimentos del patriarcado senil y misógeno de la época. Y si, ahí la tenemos, de mujer florero apoyo del hombre una vez más… yo no espero ya nada de la saga, sinceramente, viendo estas cosas.

Y Odissey me deja con una sensación amarga cuando veo que tienes la opción de usar mujer y hombre… la opción. No pueden ponerse serios y compensar este desdén poniendo a una chica de protagonista, no… Te dan la opción . Y cuando ya se ve, en la mayoría de merchandising se está viendo a quién le están dado el protagonismo.

Y la escusa de que la mujer no vende me viene ya muy usada, siempre ha habido mujeres protagonistas en sagas de videojuegos: Lara Croft, Resident Evil 3, Syndicate…

Mª del Mar Martínez Oña
Mª del Mar Martínez Oña 29/08/2018 a las 1:26 pm

Me encanta tu artículo 😉

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: