Primeras impresiones de The Waylanders

Primeras impresiones de The Waylanders

Es posible que hayáis oído hablar ya de The Waylanders, el nuevo juego del estudio gallego Gato Salvaje, porque hace un par de años las noticias de su desarrollo comenzaron a correr como la pólvora tanto en medios nacionales como internacionales. ¿El motivo? Se trata de un RPG basado en la cultura celta y, concretamente, na nosa terra. Eso, y que todos los titulares se pusieron de acuerdo en una cosa: es Dragon Age Galicia. Por supuesto, y como buena gallega obsesionada con Dragon Age, en cuanto pude meterme en el juego me tiré con doble tirabuzón y en plancha, y a pesar de estar todavía en la fase Alpha de su acceso anticipado, me encontré con una maravilla de pozo del que no pienso salir en meses porque aquellos titulares tenían razón. The Waylanders nos lleva de la manita a la caja de arena en la que también está jugando el Dragon Age: Origins, nos deja ahí en medio de un lío gordísimo y nos dice que venga, a descubrir el lore y a librarnos del mal maligno que acecha en cada esquina. Así que ya puede ir todo el mundo a meterse en el pozo de este juego, que no sé qué hacéis aquí leyendo todavía, que ya os habíamos hecho la boca agua hace algún tiempo. 

Ah, ¿que necesitáis más motivos? Pues nada, para eso estamos. E que non se diga.

20200617193744_1

Como era de esperar en un título que toma como referentes a los juegos de Bioware y Obsidian Entertainment, el atractivo principal es la meticulosidad con la que está tratada tanto la trama como la construcción del mundo y su lore. Si bien no puedo hablar (todavía) sobre el guión completo, sí que os puedo decir que desde el inicio se siente todo de la misma manera que en su momento viví el DA:O: con mucha información repentina que es casi imposible de asimilar y recordar por completo, pero que de alguna forma algo te dice que estás en casa. Por supuesto, todo comienza con el selector de personajes, en el que encontrarás la posibilidad de personalizar tu avatar de mil maneras. Podrás escoger entre un cuerpo masculino y uno femenino, tu tono de piel, peinado y color de pelo, así como el tipo de voz que quieres tener y los pronombres con los que quieres que te traten, dando inclusividad de forma sencilla pero efectiva. Todo esto estará un poco condicionado por la raza que escojas, porque hay cuatro diferentes y con variedad de origen. Por un lado tendrás a los humanos, que nos permitirán elegir como trasfondo el de un soldado o druida celta, o un egipcio. También podrás ser un licántropo, mitad humanos y mitad lobos, con todos sus pelos (incluso las señoras, por supuesto) y todos sus dientes, porque permanecen siempre con su aspecto semi-lupino, y con un origen de mercenario sabueso de Ares o de lobo alfa. Otra de las razas es la de los moure, unos seres oscuros e inmortales con ojos dorados que pueden ver el futuro, y que podemos escoger ser tanto un diplomático como un protector. La última raza es el semi-formore, de origen esclavo, son los hijos mortales de la unión de los humanos y los formore, unos monstruos gigantes inmortales que gobernaron Irlanda durante un tiempo. ¿Varía la historia o alguna subtrama dependiendo de lo que escojas en el inicio? Pues probablemente, pero eso es algo que nos desvelarán más adelante cuando el juego esté completo.

20200615211715_1

Escojas lo que escojas en el momento en el que comienza la cinemática inicial todo pasa a un segundo plano. No eres nadie. Tú estás ahí por casualidad. En algún momento de tu vida decidiste meterte a guardia y ahí estás, comenzando tu historia entre los otros guerreros que también viajan en el barco del Rey Ith, en dirección al encuentro con la Tuatha de Danaan. Resumiendo de forma sencilla y sin entrar en spoiler (o al menos no muy importantes): terminas con magia hasta las orejas, aparecen los dioses y… bueno, sale todo mal y acabas teniendo que matar a uno nada más empezar y en mitad de lo que vendría a considerarse un tutorial, porque si hubiese salido todo bien no tendríamos juego. No es un combate complicado, pero hay que reconocer que impone un poco ver a un dios lobo gigante al que no le llegas ni al tamaño de su dedo plantarse ante ti y que te digan que acabes con él. 

Poco después de esto la historia avanza, te conviertes en El Elegido y se empiezan a desbloquear los mapas de las zonas en las que irás cumpliendo tus misiones principales y secundarias. Estos mapas no son un mundo abierto, sino pequeñas zonas independientes que se adecúan a los diferentes rincones de Galicia Kaltia y en los que se añaden un montón de detalles que no pasarán desapercibidos para una persona gallega o que haya estado por aquí, como las verduras y el chorizo del mercado, el perrete pastor gallego o los objetos de curación que consisten en una tapa de pulpo o una cunca de caldo.

20200615211809_1

Otra parte de la trama que no se puede dejar atrás es la existencia del romanceo. Por supuesto que con esas referencias iba a tener romance, ¿qué esperabais? Y encima son para todos los gustos y orientaciones, además de la posibilidad de acabar en una relación poliamorosa. La representación LGBT+ es acorde tanto a los tiempos actuales como en los tiempos en los que está situada la historia, y de una forma en la que no encuentro ningún aspecto negativo, cosa que al jugar siendo parte del colectivo se agradece muchísimo y te deja el corazón calentito. No os voy a hacer spoiler sobre qué personajes podéis romancear o no, porque considero que es más divertido ir descubriéndolo a medida que juegas (aunque desde el propio estudio ya hayan desvelado a Khaldun y Heraklios). Pero, sinceramente, lo que más espero es que cuando saquen la versión en gallego, que de momento el juego solo está disponible con los textos en inglés, pueda ligar con alguien diciendo “Moza, ¿ghastas pista?”.

Yéndonos hacia el tema del gameplay, tanto los controles como los menús y el sistema de reparto de puntos típico de los RPG son más que reconocibles para la gente que lleva ya algún tiempo jugando a este género. Los combates son sencillos, con lucha automática con un solo clic y la posibilidad de añadir diferentes ataques más potentes a la cola utilizando los números de tu teclado. Pero también tienes la posibilidad de hacer combates aún más tácticos, porque con pulsar la tecla de espacio se detiene el combate y puedes ir escogiendo qué quieres que haga cada uno de tus compañeros, a quién quieres que le peguen, y en qué orden. Como os decía, todo muy DA:O. Esto quizá eche un poco para atrás a la gente que prefiere una lucha más directa, porque puede parecer muy complicado, aunque se le coge el truco muy fácil y acabas disfrutando esas pausas para organizar ataques. Además, The Waylanders tiene un as bajo la manga, y es que aparte de todo lo que ya os he contado, también tiene un nuevo método ofensivo, la formación. Aquí nos dan la oportunidad de que toda la party se una en un solo bloque, golpeando de forma mucho más potente y con nuevos movimientos. En general los controles son lo suficientemente sencillos y, dejando de lado la abrumadora cantidad de información de ataques nuevos, todo se hace muy intuitivo. Pero no se puede saltar y eso me pone triste.

20200617205424_1

En cuanto a los menús, ahí podréis controlar todo lo que os rodea, tanto a vuestro personaje como a vuestros compañeros de viaje. Se pueden subir los niveles, elegir si prefieres tener más inteligencia o percepción (entre otros), aprender nuevos movimientos o mejorar los que ya tienes. Aparte, también tienes acceso a tu inventario, en el que llevas tanto las típicas pociones, como la comida da casa, las armas y armaduras que vas recogiendo de cofres o tus enemigos y demás objetos que en un principio ni siquiera sepas para qué sirven, pero ya te enterarás. Y una cosa importante, en cuanto tienes acceso a tu barco podrás utilizar un cofre gigantesco para guardar ahí las cosas que te sobran y no sabes muy bien si debes vender o no. Por si acaso. Por último, y descontando las pantallas de opciones y de guardado, que también son muy útiles, tenemos acceso a todos los mapas que necesitemos en el momento. Por un lado, el mapa local que nos mostrará tanto las tiendas como los objetivos de la zona en la que estemos, y por otro lado tendremos otros dos mapas donde podremos movernos a mayor escala, pudiendo hacer viajes rápidos de una punta de Kaltia a otra sin perder más que unos segundos. Y en una época de tanto mundo abierto, eso es de agradecer.

En definitiva, si sois de esas personas que prefieren esperar y encontrarse un juego 100% pulido os puedo asegurar que esa espera merecerá la pena, os va a gustar mucho esta aventura y toda la historia que concentra. Por el contrario, si no os podéis aguantar las ganas, os puedo contar que en lo que llevo jugado lo peor que me encontré fueron bugs estéticos que no estropean para nada la inmersión o pequeños fallos que se solucionan con el viejo método de salir y volver a entrar. Esto no quiere decir que no pueda pasar algo peor, y desde el propio estudio avisan de que hay que tener en cuenta que pueden ocurrir fallos bastante más gordos (incluso la posibilidad de perder la partida), al fin y al cabo seguimos ante un juego en acceso anticipado. Personalmente, para mí ha merecido la pena haber empezado a descubrir este mundo que ya conocía, aunque de otra forma menos digital y fantástica, porque puedo ver que va a llegar a ser uno de mis favoritos. Es una fase alpha, sí, pero ya brilla a pesar de sus detalles que todavía están en proceso, y viendo el cuidado que están teniendo sólo puedo terminar diciendo: maloserá.

Copia de prensa proporcionada por Gato Salvaje.

Cómprame un café en ko-fi.com

Nix

I run on coffee, sarcasm and lipstick. Hace años le vendí mi alma a Bioware y me convirtieron en la Shadow Broker. Tengo un papelito que dice que soy N7, pero no quieren darme mi propia nave. Me gusta llevarle la contraria a la gente y por eso soy una Inquisidora enana y pelirroja.

No hay comentarios
Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: